agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

El medio ambiente

Agua potable para el bebé

Para la mayoría de las personas en los Estados Unidos, el agua potable del grifo es de las más seguras del mundo. El gobierno federal regula la mayor parte del agua potable en el país. Hay más probabilidades de que surjan problemas en pozos privados o en sistemas de agua pequeños creados para suministrársela menos de mil personas.

Si se considera el tamaño de los niños, ellos toman mucha más cantidad de agua que los adultos. Por esto es importante que el agua sea lo menos peligrosa posible.

Qué puede hacer para proteger la calidad del agua del grifo para su hijo

  • Para los niños menores de 1 año, se aconseja hacer ensayos del agua para ver si tiene nitratos. Éstos pueden causar anemia en los niños. Cuando ellos tienen anemia, la sangre no puede transportar suficiente oxígeno para que las células del cuerpo actúen y crezcan bien. El departamento de salud o la agencia ambiental local le dirá cómo buscar a un inspector.
  • Use agua fría para beber, cocinar y preparar leche de fórmula. El plomo y otras sustancias perjudiciales pueden acumularse en los calentadores de agua.
  • Si no se ha abierto el grifo durante seis horas o más, deje correr el agua un minuto o más antes de mezclar la fórmula u otro tipo de comida para el bebé. Así ayudará a evitar la exposición al plomo y a otros contaminantes que pueden estar en el agua o en las tuberías.
  • Al menos una vez al año, mándele hacer una prueba al agua potable que no está regulada por el gobierno, por ejemplo el agua del pozo privado.
  • Para aprender más sobre la calidad del agua potable, comuníquese con su departamento de salud o agencia ambiental local. O bien llame a la línea gratuita sobre el agua potable de la Agencia de Protección Ambiental al (800) 426-4791 (en español e inglés).

Agua embotellada

En los Estados Unidos, más gente que nunca toma agua embotellada. Sin embargo, muchas marcas simplemente toman el agua del grifo y la envasan como agua embotellada. El gobierno federal regula el agua embotellada.

A veces el agua embotellada tiene mejor gusto que el agua del grifo, pero normalmente cuesta más. A menos que sepa que su suministro de agua está contaminado, el agua embotellada normalmente no ofrece beneficios de salud con respecto al agua del grifo.

No se suele añadir flúor al agua embotellada. El flúor promueve la salud de los dientes y evita que aparezcan las caries. Por ese motivo, muchos sistemas públicos se lo añaden al agua. Si le da agua embotellada a sus hijos, déjeselo saber al médico y al dentista.

Sistemas de filtración de agua

Algunas familias tienen sistemas de filtración de agua en el hogar. Estos pueden mejorar el gusto y apariencia del agua. Algunos filtros se adhieren al grifo y purifican el agua que sale de éste. Otros filtros se colocan adentro de jarras especiales para el agua. El agua purificada por estos sistemas cuesta menos que el agua embotellada. Sin embargo, es preciso mantener cuidadosamente los filtros. Sin el cuidado adecuado, pueden acumularse bacterias u otros contaminantes.

Abril de 2008

Para la mayoría de las personas en los Estados Unidos, el agua potable del grifo es de las más seguras del mundo. El gobierno federal regula la mayor parte del agua potable en el país. Hay más probabilidades de que surjan problemas en pozos privados o en sistemas de agua pequeños creados para suministrársela menos de mil personas.

Si se considera el tamaño de los niños, ellos toman mucha más cantidad de agua que los adultos. Por esto es importante que el agua sea lo menos peligrosa posible.

Qué puede hacer para proteger la calidad del agua del grifo para su hijo

  • Para los niños menores de 1 año, se aconseja hacer ensayos del agua para ver si tiene nitratos. Éstos pueden causar anemia en los niños. Cuando ellos tienen anemia, la sangre no puede transportar suficiente oxígeno para que las células del cuerpo actúen y crezcan bien. El departamento de salud o la agencia ambiental local le dirá cómo buscar a un inspector.
  • Use agua fría para beber, cocinar y preparar leche de fórmula. El plomo y otras sustancias perjudiciales pueden acumularse en los calentadores de agua.
  • Si no se ha abierto el grifo durante seis horas o más, deje correr el agua un minuto o más antes de mezclar la fórmula u otro tipo de comida para el bebé. Así ayudará a evitar la exposición al plomo y a otros contaminantes que pueden estar en el agua o en las tuberías.
  • Al menos una vez al año, mándele hacer una prueba al agua potable que no está regulada por el gobierno, por ejemplo el agua del pozo privado.
  • Para aprender más sobre la calidad del agua potable, comuníquese con su departamento de salud o agencia ambiental local. O bien llame a la línea gratuita sobre el agua potable de la Agencia de Protección Ambiental al (800) 426-4791 (en español e inglés).

Agua embotellada

En los Estados Unidos, más gente que nunca toma agua embotellada. Sin embargo, muchas marcas simplemente toman el agua del grifo y la envasan como agua embotellada. El gobierno federal regula el agua embotellada.

A veces el agua embotellada tiene mejor gusto que el agua del grifo, pero normalmente cuesta más. A menos que sepa que su suministro de agua está contaminado, el agua embotellada normalmente no ofrece beneficios de salud con respecto al agua del grifo.

No se suele añadir flúor al agua embotellada. El flúor promueve la salud de los dientes y evita que aparezcan las caries. Por ese motivo, muchos sistemas públicos se lo añaden al agua. Si le da agua embotellada a sus hijos, déjeselo saber al médico y al dentista.

Sistemas de filtración de agua

Algunas familias tienen sistemas de filtración de agua en el hogar. Estos pueden mejorar el gusto y apariencia del agua. Algunos filtros se adhieren al grifo y purifican el agua que sale de éste. Otros filtros se colocan adentro de jarras especiales para el agua. El agua purificada por estos sistemas cuesta menos que el agua embotellada. Sin embargo, es preciso mantener cuidadosamente los filtros. Sin el cuidado adecuado, pueden acumularse bacterias u otros contaminantes.

Abril de 2008