agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

La salud de su bebé

Cómo elegir a la persona o servicio que cuidará de su niño

Casi 7 de cada 10 padres recurre a servicios de cuidado de niños para sus hijos.  La elección de la persona encargada del cuidado del niño puede ser un proceso angustioso para muchos padres.  
En primer lugar, calcule la cantidad de horas que necesita que cuiden a su hijo. ¿Necesita a alguien que lo cuide algunas horas por día, un par de veces por semana o necesita un servicio de tiempo completo de entre 35 y 40 horas por semana?  Luego, analice los distintos tipos de servicios de cuidado de niños.  Existen muchas opciones entre las que elegir.

Cuidado en el hogar

La familia contrata a una au pair (niñera extranjera) o niñera para que le cuide al niño en su casa.

Au Pair
Una joven participa en un programa de intercambio extranjero para cuidar niños. A cambio, se le da alojamiento y comida gratis y la oportunidad de aprender sobre una nueva cultura o idioma.

Ventajas

  • Es práctico y flexible tener a alguien en la casa.
  • La au pair brinda atención personalizada al niño.
  • Las agencias identifican a la mejor candidata y se encargan de los trámites.
  • El niño aprende sobre una nueva cultura o idioma de la joven au pair.
  • El niño está en un ambiente familiar.

Desventajas

  • Tener una au pair puede ser costoso.
  • La au pair se queda por un tiempo determinado (1 ó 2 años).
  • La experiencia y capacitación en cuidado de niños varían entre las jóvenes au pair.
  • El niño se pierde de socializar con otros niños.

Niñera
La niñera cuida con regularidad al niño y puede vivir con la familia o ir a la casa sólo cuando tiene que cuidarlo.

Ventajas

  • Los padres tienen mayor control sobre el cuidado del niño.
  • Es práctico y flexible tener a alguien en la casa.
  • Las niñeras certificadas a menudo se consideran profesionales y toman su trabajo seriamente.
  • Algunas ayudan con tareas domésticas livianas (lavar ropa, ordenar y repasar, etc.).
  • El niño está en un ambiente familiar.

Desventajas

  • La niñera suele ser la opción más costosa.
  • No hay reemplazante si la niñera se enferma o no puede venir a cuidar al niño.
  • Es difícil encontrar niñeras muy calificadas.
  • La verificación de antecedentes policiales suele estar limitada a referencias de ex empleadores.
  • Los padres deben cumplir con los requisitos federales y estatales de declaración de impuestos y salarios.

Cuidado de niños en casas de familia

Es el cuidado de niños informal en la casa de una persona. Esa persona suele cuidar a varios niños en su casa.

Ventajas

  • El niño puede jugar y socializar con otros niños. 
  • El cuidado en casas de familia por lo general es la opción más económica.
  • La proporción entre adultos y niños suele ser buena.
  • La persona encargada a menudo es flexible y se adapta a las necesidades de la familia.

Desventajas

  • Pocos de esos centros tienen licencia formal. Las reglamentaciones varían según el estado.
  • No se inspeccionan periódicamente muchas de esas casas.
  • Es difícil controlar la calidad del cuidado que recibe el niño.
  • Si la persona encargada se enferma, no suele haber un reemplazante.

Guarderías infantiles

Un centro que por lo general tiene varios empleados y que se encarga de cuidar a varios grupos de niños fuera del hogar.

Ventajas

  • El estado concede licencias a estas guarderías.
  • El personal está capacitado y supervisado.
  • Hay más de una persona encargada de atender a los niños y casi siempre hay alguien disponible.
  • Es bastante fácil conseguir información sobre antecedentes policiales.
  • Estas guarderías tienen programas o planes de estudio estructurados para el aprendizaje y desarrollo de los niños.

Desventajas

  • Las guarderías posiblemente no puedan satisfacer las necesidades de la familia fuera del horario de atención normal.
  • En grupos grandes de niños, la atención es menos personalizada.
  • Si bien las guarderías tienen licencia, las reglamentaciones varían si cuentan con fondos públicos, privados o si son religiosas.
  • Las buenas guarderías suelen tener listas de espera.

Preguntas importantes para hacer

¿Tiene la persona encargada del cuidado de niños capacitación o educación formal?
Es esencial que tenga experiencia en el cuidado de niños. También es una ventaja si tiene educación o capacitación formal, como un título o certificación en desarrollo infantil o primera infancia. Averigüe qué tipo de capacitación o educación tiene la persona que cuida niños.

¿A cuántos niños cuida la persona o el centro?
Si bien algunos niños se adaptan bien a un sistema con menos supervisión directa, otros niños, en especial los más pequeños, necesitan vigilancia constante. En la tabla siguiente de la Oficina de Servicios Infantiles y Familiares del Estado de Nueva York se indica la proporción más adecuada de adultos y niños.

Nacimiento – 6 semanas:    3 niños por adulto
6 semanas – 18 meses:      4 niños por adulto
18 meses – 36 meses:        5 niños por adulto
3 años:                              7 niños por adulto
4 años:                              8 niños por adulto
5 años:                              9 niños por adulto

¿Tiene la persona o centro certificación en salud?
Lo ideal es que la persona que cuide a su bebé esté capacitada para saber responder y actuar en una emergencia. Cerciórese de que tenga entrenamiento en primeros auxilios y CPR (reanimación cardiopulmonar).

¿Cuán seguro es el lugar?
La seguridad es lo más importante en el cuidado de niños. Asegúrese de que el lugar y sus cosas (juguetes, platos, colchonetas, catres, etc.) estén limpios y en buenas condiciones. Pregunte si tienen un extinguidor de incendios, un plan de salida de emergencia y una lista a mano con teléfonos de los servicios de emergencia.

¿Qué tipo de actividades, materiales y equipos se ofrecen para que los niños puedan crecer y aprender?
Los primeros años de la vida del niño son los más importantes para el desarrollo del cerebro. Las actividades regulares que estimulan el razonamiento y la resolución de problemas (como leer o jugar juegos) pueden preparar al niño para los años escolares y despertar el amor por el aprendizaje.

Abril de 2008

 
 

Casi 7 de cada 10 padres recurre a servicios de cuidado de niños para sus hijos.  La elección de la persona encargada del cuidado del niño puede ser un proceso angustioso para muchos padres.  
En primer lugar, calcule la cantidad de horas que necesita que cuiden a su hijo. ¿Necesita a alguien que lo cuide algunas horas por día, un par de veces por semana o necesita un servicio de tiempo completo de entre 35 y 40 horas por semana?  Luego, analice los distintos tipos de servicios de cuidado de niños.  Existen muchas opciones entre las que elegir.

Cuidado en el hogar

La familia contrata a una au pair (niñera extranjera) o niñera para que le cuide al niño en su casa.

Au Pair
Una joven participa en un programa de intercambio extranjero para cuidar niños. A cambio, se le da alojamiento y comida gratis y la oportunidad de aprender sobre una nueva cultura o idioma.

Ventajas

  • Es práctico y flexible tener a alguien en la casa.
  • La au pair brinda atención personalizada al niño.
  • Las agencias identifican a la mejor candidata y se encargan de los trámites.
  • El niño aprende sobre una nueva cultura o idioma de la joven au pair.
  • El niño está en un ambiente familiar.

Desventajas

  • Tener una au pair puede ser costoso.
  • La au pair se queda por un tiempo determinado (1 ó 2 años).
  • La experiencia y capacitación en cuidado de niños varían entre las jóvenes au pair.
  • El niño se pierde de socializar con otros niños.

Niñera
La niñera cuida con regularidad al niño y puede vivir con la familia o ir a la casa sólo cuando tiene que cuidarlo.

Ventajas

  • Los padres tienen mayor control sobre el cuidado del niño.
  • Es práctico y flexible tener a alguien en la casa.
  • Las niñeras certificadas a menudo se consideran profesionales y toman su trabajo seriamente.
  • Algunas ayudan con tareas domésticas livianas (lavar ropa, ordenar y repasar, etc.).
  • El niño está en un ambiente familiar.

Desventajas

  • La niñera suele ser la opción más costosa.
  • No hay reemplazante si la niñera se enferma o no puede venir a cuidar al niño.
  • Es difícil encontrar niñeras muy calificadas.
  • La verificación de antecedentes policiales suele estar limitada a referencias de ex empleadores.
  • Los padres deben cumplir con los requisitos federales y estatales de declaración de impuestos y salarios.

Cuidado de niños en casas de familia

Es el cuidado de niños informal en la casa de una persona. Esa persona suele cuidar a varios niños en su casa.

Ventajas

  • El niño puede jugar y socializar con otros niños. 
  • El cuidado en casas de familia por lo general es la opción más económica.
  • La proporción entre adultos y niños suele ser buena.
  • La persona encargada a menudo es flexible y se adapta a las necesidades de la familia.

Desventajas

  • Pocos de esos centros tienen licencia formal. Las reglamentaciones varían según el estado.
  • No se inspeccionan periódicamente muchas de esas casas.
  • Es difícil controlar la calidad del cuidado que recibe el niño.
  • Si la persona encargada se enferma, no suele haber un reemplazante.

Guarderías infantiles

Un centro que por lo general tiene varios empleados y que se encarga de cuidar a varios grupos de niños fuera del hogar.

Ventajas

  • El estado concede licencias a estas guarderías.
  • El personal está capacitado y supervisado.
  • Hay más de una persona encargada de atender a los niños y casi siempre hay alguien disponible.
  • Es bastante fácil conseguir información sobre antecedentes policiales.
  • Estas guarderías tienen programas o planes de estudio estructurados para el aprendizaje y desarrollo de los niños.

Desventajas

  • Las guarderías posiblemente no puedan satisfacer las necesidades de la familia fuera del horario de atención normal.
  • En grupos grandes de niños, la atención es menos personalizada.
  • Si bien las guarderías tienen licencia, las reglamentaciones varían si cuentan con fondos públicos, privados o si son religiosas.
  • Las buenas guarderías suelen tener listas de espera.

Preguntas importantes para hacer

¿Tiene la persona encargada del cuidado de niños capacitación o educación formal?
Es esencial que tenga experiencia en el cuidado de niños. También es una ventaja si tiene educación o capacitación formal, como un título o certificación en desarrollo infantil o primera infancia. Averigüe qué tipo de capacitación o educación tiene la persona que cuida niños.

¿A cuántos niños cuida la persona o el centro?
Si bien algunos niños se adaptan bien a un sistema con menos supervisión directa, otros niños, en especial los más pequeños, necesitan vigilancia constante. En la tabla siguiente de la Oficina de Servicios Infantiles y Familiares del Estado de Nueva York se indica la proporción más adecuada de adultos y niños.

Nacimiento – 6 semanas:    3 niños por adulto
6 semanas – 18 meses:      4 niños por adulto
18 meses – 36 meses:        5 niños por adulto
3 años:                              7 niños por adulto
4 años:                              8 niños por adulto
5 años:                              9 niños por adulto

¿Tiene la persona o centro certificación en salud?
Lo ideal es que la persona que cuide a su bebé esté capacitada para saber responder y actuar en una emergencia. Cerciórese de que tenga entrenamiento en primeros auxilios y CPR (reanimación cardiopulmonar).

¿Cuán seguro es el lugar?
La seguridad es lo más importante en el cuidado de niños. Asegúrese de que el lugar y sus cosas (juguetes, platos, colchonetas, catres, etc.) estén limpios y en buenas condiciones. Pregunte si tienen un extinguidor de incendios, un plan de salida de emergencia y una lista a mano con teléfonos de los servicios de emergencia.

¿Qué tipo de actividades, materiales y equipos se ofrecen para que los niños puedan crecer y aprender?
Los primeros años de la vida del niño son los más importantes para el desarrollo del cerebro. Las actividades regulares que estimulan el razonamiento y la resolución de problemas (como leer o jugar juegos) pueden preparar al niño para los años escolares y despertar el amor por el aprendizaje.

Abril de 2008