agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

El medio ambiente

Humo de segunda mano

El humo de segunda mano es el humo que usted inhala del cigarrillo, cigarro o pipa de otra persona. Contiene más de 250 sustancias químicas perjudiciales y unas 50 de ellas pueden causar cáncer. Estar en contacto con el humo de segunda mano puede causar problemas graves de salud para su bebé.

Alrededor de 1 de cada 3 niños en los Estados Unidos vive en un hogar en el que alguien fuma regularmente. Cuanto más pequeño sea el niño, mayor riesgo corre de tener problemas de salud causados por el humo de segunda mano.

¿Qué problemas de salud puede causar el humo de segunda mano para su bebé?

Los niños expuestos al humo de segunda mano corren más riesgo que otros niños de sufrir estos trastornos:

¿Cómo puede ayudar a proteger a su bebé del humo de segunda mano?

  • Si usted o alguien en su casa fuma, deje de fumar. Si necesita ayuda para dejar el hábito, hable con su profesional de la salud. O visite smokefree.gov.
  • Pídale a la gente que no fume cerca de su bebé.
  • No deje que nadie fume en su casa ni en su automóvil, en especial cuando su bebé está presente. Deshágase de los ceniceros ya que pueden alentar a la gente a fumar.
  • No lleve a su bebé a sitios como restaurantes o casas de otras personas donde pueda haber gente fumando.
  • Al escoger una niñera, asegúrese de que no fume.

¿Qué es el humo de tercera mano?

El humo de tercera mano se refiere a los residuos de tabaco y el humo de tabaco. Pueden incluir plomoarsénico y monóxido de carbono. Es lo que se huele en la ropa, los muebles, las alfombras, las paredes y el cabello cuando han estado envueltos en humo o cerca del humo de tabaco. Es por eso que usted puede darse cuenta si alguien fuma por el olor de su ropa, casa o vehículo. El humo de tercera mano es el motivo por el que abrir una ventana o fumar en otra sala no es suficiente para proteger a su bebé.

El humo de tercera mano puede causar problemas de salud para su bebé, incluyendo asma y otros problemas de respiración, trastornos de aprendizaje y cáncer.

Revisado en abril de 2008