agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Cuando su bebé se enferma

Roséola

La roséola, también llamada la sexta enfermedad, es una enfermedad infantil contagiosa causada por un virus. Es más común en los bebés y en los niños menores de 2 años. Por lo general, comienza con un ligero resfrío. Luego el niño desarrolla una fiebre elevada, de 101ºF a 105ºF (38.3ºC a 40.5ºC) que persiste de 3 a 7 días.

Aunque muy pocas veces es una enfermedad grave, existe un leve riesgo de convulsiones febriles (relacionadas con la fiebre). Este riesgo es mayor durante la fase inicial de la enfermedad, cuando la temperatura sube rápidamente. Algunos niños con roséola tienen una ligera tos, falta de apetito, inflamación de las glándulas del cuello y diarrea leve.

Una vez que la temperatura del niño vuelve a la normalidad, aparece una erupción en la piel. Generalmente comienza en la espalda o el estómago y luego se extiende a la parte superior de los brazos y cuello. En general, no dura más de un día. Una vez que desaparece la erupción, el niño puede reanudar sus actividades normales.

A pesar de que la roséola es una enfermedad contagiosa, lo más probable es que no pueda evitar que su niño se contagie, ya que se transmite en pequeña gotas de tracto respiratorio o saliva de un niño infectado que no presenta síntomas obvios.

Qué puede hacer:

Llame al profesional de la salud inmediatamente si el niño:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y tiene fiebre de más de 100.4ºF (38ºC); tiene entre 3 y 6 meses y la fiebre es de 101ºF (38.3ºC) o más; o es mayor de 6 meses y la fiebre es de 103ºF (39.4ºC).
  • Tiene una convulsión

Su niño debe comenzar a sentirse mejor en el término de una semana. Mientras tanto, usted puede ayudarle a que se sienta más cómodo:

  • Vístalo con ropa liviana.
  • Insista en que descanse más de lo acostumbrado y que beba muchos líquidos.
  • Pregúntele al profesional de la salud si puede darle acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para bebés o niños para reducir la fiebre. Nunca le administre aspirina a un niño o adolescente sin antes consultar al profesional de la salud. La aspirina puede causar una afección poco común, con frecuencia mortal, conocida con el nombre de síndrome de Reye.
  • Para bajar la temperatura, dele baños de esponja con agua fría.

Revisado en diciembre de 2013

La roséola, también llamada la sexta enfermedad, es una enfermedad infantil contagiosa causada por un virus. Es más común en los bebés y en los niños menores de 2 años. Por lo general, comienza con un ligero resfrío. Luego el niño desarrolla una fiebre elevada, de 101ºF a 105ºF (38.3ºC a 40.5ºC) que persiste de 3 a 7 días.

Aunque muy pocas veces es una enfermedad grave, existe un leve riesgo de convulsiones febriles (relacionadas con la fiebre). Este riesgo es mayor durante la fase inicial de la enfermedad, cuando la temperatura sube rápidamente. Algunos niños con roséola tienen una ligera tos, falta de apetito, inflamación de las glándulas del cuello y diarrea leve.

Una vez que la temperatura del niño vuelve a la normalidad, aparece una erupción en la piel. Generalmente comienza en la espalda o el estómago y luego se extiende a la parte superior de los brazos y cuello. En general, no dura más de un día. Una vez que desaparece la erupción, el niño puede reanudar sus actividades normales.

A pesar de que la roséola es una enfermedad contagiosa, lo más probable es que no pueda evitar que su niño se contagie, ya que se transmite en pequeña gotas de tracto respiratorio o saliva de un niño infectado que no presenta síntomas obvios.

Qué puede hacer:

Llame al profesional de la salud inmediatamente si el niño:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y tiene fiebre de más de 100.4ºF (38ºC); tiene entre 3 y 6 meses y la fiebre es de 101ºF (38.3ºC) o más; o es mayor de 6 meses y la fiebre es de 103ºF (39.4ºC).
  • Tiene una convulsión

Su niño debe comenzar a sentirse mejor en el término de una semana. Mientras tanto, usted puede ayudarle a que se sienta más cómodo:

  • Vístalo con ropa liviana.
  • Insista en que descanse más de lo acostumbrado y que beba muchos líquidos.
  • Pregúntele al profesional de la salud si puede darle acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para bebés o niños para reducir la fiebre. Nunca le administre aspirina a un niño o adolescente sin antes consultar al profesional de la salud. La aspirina puede causar una afección poco común, con frecuencia mortal, conocida con el nombre de síndrome de Reye.
  • Para bajar la temperatura, dele baños de esponja con agua fría.

Revisado en diciembre de 2013