agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Cómo alimentar a su bebé

Usando un diario de lactancia

Si está amamantando, quizás se pregunte si su bebé está recibiendo suficiente leche materna para crecer y mantenerse sano.

Use este diario de lactancia (.PDF, 70KB) para anotar cuándo y cuánto lacta a su bebé. Es una buena forma de saber cómo se está alimentado el bebé.

Lleve su diario de lactancia a todas las visitas de rutina de su bebé. En cada visita, el profesional de la salud de su bebé controla su aumento de peso y estatura. Si su bebé está aumentando de peso lentamente, el diario de lactancia podría ayudarla a usted y al profesional de la salud a identificar y solucionar algún problema que exista.

¿Qué información se puede anotar en un diario de lactancia?

Usted puede usar el diario de lactancia para anotar:

  • El día y las horas de alimentación de su bebé
  • Cuánto dura su bebé en cada seno
  • En cuál seno comienza cada tomar de leche
  • Cuánta leche se extrae
  • El número de pañales que moja su bebé o movimientos de vientre
  • Problemas o preocupaciones con la lactancia

¿Puede usar un diario de lactancia si se extrae la leche?

Sí. Al igual que al amamantar, es bueno anotar las veces que se extrae la leche. Un sacaleches la ayuda a sacarse leche materna de sus senos. Usted puede usar la leche más tarde para alimentar a su bebé.

Si usted va a regresar al trabajo o a los estudios, o si en momentos no va a estar con su bebé, usted probablemente necesite extraerse la leche. Escriba en el diario la fecha, hora y cuánta leche se extrajo.

Si su bebé está en una unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés), usted puede usar el diario de lactancia para anotar la frecuencia y cuánta leche se extrae. Si su bebé nació prematuro o tiene un defecto de nacimiento, hacia el final de la primera semana usted debe estar produciendo al menos 16 onzas de leche cada 24 horas.

Muchas mamás tienen dificultad al producir leche materna si el bebé está enfermo. Puede tomar varios días de extracción antes de producir suficiente leche. Si está teniendo dificultad, ¡no se desanime! Pida ayuda a su profesional de la salud o consultora en lactancia. Una consultora en lactancia es una persona con conocimiento especial para ayudar a las mujeres a amamantar. Comparta su diario de lactancia con su consultora de lactancia. Ella puede usar la información en su diario para cerciorarse de que está usando el sacaleches con frecuencia y produciendo suficiente leche.

¿Hay señales de que su bebé no está tomando suficiente leche?

Sí. Usar un diario de lactancia podría ayudarla a identificar problemas temprano. Si su bebé no está recibiendo suficiente leche, esto puede afectar la salud de su bebé y su habilidad de continuar produciendo suficiente leche.

Llame al profesional de la salud de su bebé si su bebé:

  • Amamanta por periodos muy cortos o periodos muy largos. La mayoría de los bebés amamanta durante 15 a 30 minutos por vez en un seno. Está bien que su bebé tarde más o menos tiempo. Pero si lacta por menos de 10 minutos cada vez, es posible que no esté recibiendo suficiente leche. Si el bebé lacta por más de 50 minutos cada vez, puede que no esté chupando como debe o quizás usted no esté produciendo suficiente leche.
  • Aún tiene hambre luego de amamantar. Si su bebé parece tener hambre o está irritable luego de tomar leche, es posible no que esté recibiendo suficiente leche.
  • No come por varias horas. La mayoría de los recién nacidos tienen hambre cada 2 a 3 horas. Si su bebé duerme por más de 4horas en la noche, despiértelo y amamántelo.
  • No está aumentado de peso. Es normal que un bebé pierda peso luego de nacer. Sin embargo, el bebé debe aumentar el peso dentro de las primeras 2 semanas de vida. Si su bebé no está aumentando de peso de forma uniforme, es posible que no esté recibiendo suficiente leche.
  • No traga. Es difícil determinar cuándo traga el bebé. Mire y escuche con cuidado. El bebé debe tragar luego de chupar unas cuantas veces. Un breve reposo al respirar puede ser una indicación de que está tragando.
  • Suda o el color alrededor de los labio es azulado al amamantar. Estas pueden ser señales de otros problemas de salud. Hable con el profesional de la salud de inmediato.

Algunas mamás tienen problemas o malestares relacionados a la lactancia. Estos pueden afectar la cantidad de leche que produce para el bebé. Aprenda cómo aliviar algunos de los problemas y malestares comunes de la lactancia.

Revisado en mayo de 2014