agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Defectos de nacimiento

Trastornos del espectro alcohólico fetal

Beber alcohol en cualquier momento durante el embarazo puede perjudicar a su bebé. Si usted bebe cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo, su bebé puede nacer con trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD, por sus siglas en inglés). Esos trastornos pueden causar problemas para su bebé al nacer y más adelante en la vida. Hasta 1 de cada 20 niños (alrededor del 5 por ciento) puede tener trastornos FASD en los Estados Unidos.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre los trastornos del espectro alcohólico fetal:

  • No beba alcohol durante el embarazo. Si no bebe, su hijo no puede nacer con trastornos del espectro alcohólico fetal. 
  • Los bebés con FASD pueden tener problemas de crecimiento y desarrollo, y problemas de aprendizaje, conducta y comunicación. 
  • El tratamiento de los trastornos FASD depende de la condición de su hijo.

¿Qué causa los trastornos del espectro alcohólico fetal?

Los trastornos del espectro alcohólico fetal siempre son la consecuencia de beber alcohol durante el embarazo. Beber alcohol durante el embarazo es la única causa de los trastornos del espectro alcohólico fetal. Para prevenirlos, no beba alcohol cuando esté embarazada.

El alcohol pasa de su corriente sanguínea a través de la placenta a su bebé. La placenta crece en su útero (matriz) y suministra nutrientes y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical.

No se ha demostrado que sea seguro beber una cierta cantidad de alcohol en algún momento del embarazo. Pero las borracheras o atracones de alcohol durante el embarazo aumentan su riesgo de tener un bebé con trastornos FASD. Se considera borrachera cuando bebe cuatro o más tragos en 2 a 3 horas.

Si necesita ayuda para dejar de beber alcohol durante el embarazo, hable con su profesional de la salud o contacte a:

¿Cómo pueden los FASD afectar a la salud de su bebé?

Los bebés con trastornos FASD corren más riesgos que otros bebés de tener discapacidades intelectuales y del desarrollo. Esos son problemas con el funcionamiento del cerebro que pueden hacer que su hijo tenga dificultades o retrasos en el desarrollo físico, aprendizaje, comunicación, cuidado personal o llevarse bien con otros. Usted no sabe si su bebé tiene esos tipos de problemas cuando nace, pero pueden afectarle más adelante en la vida.

Existen cuatro tipos principales de trastornos FASD. Todos pueden causarle discapacidades intelectuales y del desarrollo a su bebé:



1. Síndrome alcohólico fetal (FAS). Los bebés con FAS pueden tener: 

  • Rasgos faciales distintivos. Ello incluye ojos pequeños y labio superior delgado. También, en vez del pliegue o surco entre la nariz y el labio superior, la piel puede ser lisa. 
  • Problemas de crecimiento durante el embarazo, después del nacimiento o ambos. Su bebé puede ser de tamaño más pequeño y puede pesar menos que un bebé de la misma edad. Los bebés con FAS por lo general no logran alcanzar el nivel de crecimiento con los años. 
  • Problemas de la vista, problemas de la audición o problemas con el sistema nervioso central. El sistema nervioso central consiste en el cerebro, la médula espinal y los nervios. Ese sistema ayuda a su bebé a moverse, a pensar y a sentir. 
  • Más adelante en la vida, problemas en la escuela y para llevarse bien con otras personas. Los niños con el síndrome alcohólico fetal pueden tener discapacidades intelectuales y del desarrollo, incluidos problemas de aprendizaje, mala memoria, dificultades para prestar atención, comunicación y mala conducta.

2. Síndrome alcohólico fetal parcial (pFAS). El bebé con este síndrome tiene algunas pero no todas las características del síndrome alcohólico fetal.

3. Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND). Los bebés con este trastorno tienen problemas con el desarrollo y funcionamiento de su cerebro y sistema nervioso. Los niños con ARND pueden tener discapacidades intelectuales y del desarrollo, incluyendo:

  • Conducta hiperactiva. Los niños hiperactivos necesitan moverse mucho. Pueden tener dificultades para quedarse quietos en la escuela. 
  • Poco criterio. Eso significa que no toman buenas decisiones o elecciones. 
  • Problemas de memoria, para prestar atención o de aprendizaje (como problemas con las matemáticas)
  • Problemas del habla
  • Problemas de habilidades sociales (llevarse bien con otras personas)

4. Defectos de nacimiento relacionados con el alcohol (ARBD). Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Los bebés con ARBD pueden tener defectos de nacimiento que afectan sus:

  • Huesos
  • Oídos. Su bebé puede tener problemas de audición.
  • Ojos. Su bebé puede tener problemas de la vista.
  • Corazón. Su bebé puede nacer con un defecto cardíaco congénito, como un orificio en el corazón llamado defecto del tabique interauricular (ASD) o defecto del tabique interventricular (VSD), dependiendo de la ubicación del orificio. Congénito significa que su bebé nace con el defecto de corazón.
  • Riñones

¿Cómo sabe si su bebé tiene un trastorno del espectro alcohólico fetal?

No hay pruebas para detectar estos trastornos. Si el profesional de la salud de su bebé cree que el niño puede tener un trastorno FASD, es posible que: 

  • Le haga a su bebé un examen físico para ver si tiene los rasgos faciales causados por los FASD y chequear la longitud y peso de su bebé. Los bebés con FASD pueden tener problemas de crecimiento.
  • Utilice pruebas como las de imágenes por resonancia magnética (MRI) para chequear el cerebro de su bebé. El MRI es una prueba que toma imágenes detalladas del interior del cuerpo, como el cerebro de su bebé. Esta prueba es indolora y segura para su bebé.

¿Cómo se tratan los trastornos del espectro alcohólico fetal?

No hay cura para los trastornos FASD. Si su bebé tiene uno de estos trastornos, su profesional de la salud puede recomendarle que consulte a otros profesionales y especialistas, como por ejemplo: 

  • Un pediatra especialista en desarrollo. Es un médico con capacitación especial en el desarrollo infantil y en el cuidado de niños con necesidades especiales. 
  • Un psicólogo de niños. Es un profesional de salud mental que tienen capacitación especial para atender niños con problemas emocionales o de salud mental.
  • Geneticista clínico. Es un médico que ayuda a averiguar las causas de los defectos de nacimiento y otros trastornos genéticos.

Si su hijo tiene un trastorno FASD, hable con el profesional sobre los tipos de tratamientos que puede necesitar, incluyendo: 

  • Servicios de intervención temprana. Conseguir estos servicios lo antes posible puede ayudar a mejorar el desarrollo de su bebé. Esos servicios pueden ayudar a que los niños de hasta 3 años de edad aprendan habilidades importantes, como hablar, caminar e interactuar con otros. Para averiguar sobre los servicios de intervención temprana en su estado, visite el Centro de Asistencia Técnica para la Primera Infancia (en inglés). 
  • Medicamentos para ayudar a controlar los problemas de la conducta, problemas de cambios de estado de ánimo y ansiedad (sentirse preocupado o temeroso)
  • Terapia de la conducta y educación que puede ayudar a su hijo con las habilidades de razonamiento, incluso memoria, planificación y resolución de problemas. Es posible que algunos niños con los trastornos FASD necesiten asistencia especial con matemáticas. Este tipo de terapia también puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades sociales y de autocontrol para aprender a hacerse de amigos y llevarse bien con otros.
  • Entrenamiento para ayudar con la audición y el habla
  • Tratamientos alternativos que pueden ayudar a su hijo a relajarse y a reducir el estrés. Esos pueden incluir terapia de relajación, meditación, terapia de ejercicio y arte (como dibujar, pintar o tocar un instrumento). Esos tratamientos pueden ayudar a reducir el estrés de su hijo, a mejorar la concentración y a desarrollar habilidades sociales.

Los padres de los hijos con trastornos FASD pueden recibir entrenamiento especial para ayudarles a entender el trastorno de su hijo y para poder asistirle a que aprenda habilidades que necesitará para la vida diaria. Usted puede hacer estos cursos en grupo o solo con su familia. Hable con el profesional de la salud de su hijo para ver cómo encontrar un proveedor o clases para padres de niños con trastornos FASD.

Revisado en abril de 2016

Beber alcohol en cualquier momento durante el embarazo puede perjudicar a su bebé. Si usted bebe cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo, su bebé puede nacer con trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD, por sus siglas en inglés). Esos trastornos pueden causar problemas para su bebé al nacer y más adelante en la vida. Hasta 1 de cada 20 niños (alrededor del 5 por ciento) puede tener trastornos FASD en los Estados Unidos.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre los trastornos del espectro alcohólico fetal:

  • No beba alcohol durante el embarazo. Si no bebe, su hijo no puede nacer con trastornos del espectro alcohólico fetal. 
  • Los bebés con FASD pueden tener problemas de crecimiento y desarrollo, y problemas de aprendizaje, conducta y comunicación. 
  • El tratamiento de los trastornos FASD depende de la condición de su hijo.

¿Qué causa los trastornos del espectro alcohólico fetal?

Los trastornos del espectro alcohólico fetal siempre son la consecuencia de beber alcohol durante el embarazo. Beber alcohol durante el embarazo es la única causa de los trastornos del espectro alcohólico fetal. Para prevenirlos, no beba alcohol cuando esté embarazada.

El alcohol pasa de su corriente sanguínea a través de la placenta a su bebé. La placenta crece en su útero (matriz) y suministra nutrientes y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical.

No se ha demostrado que sea seguro beber una cierta cantidad de alcohol en algún momento del embarazo. Pero las borracheras o atracones de alcohol durante el embarazo aumentan su riesgo de tener un bebé con trastornos FASD. Se considera borrachera cuando bebe cuatro o más tragos en 2 a 3 horas.

Si necesita ayuda para dejar de beber alcohol durante el embarazo, hable con su profesional de la salud o contacte a:

¿Cómo pueden los FASD afectar a la salud de su bebé?

Los bebés con trastornos FASD corren más riesgos que otros bebés de tener discapacidades intelectuales y del desarrollo. Esos son problemas con el funcionamiento del cerebro que pueden hacer que su hijo tenga dificultades o retrasos en el desarrollo físico, aprendizaje, comunicación, cuidado personal o llevarse bien con otros. Usted no sabe si su bebé tiene esos tipos de problemas cuando nace, pero pueden afectarle más adelante en la vida.

Existen cuatro tipos principales de trastornos FASD. Todos pueden causarle discapacidades intelectuales y del desarrollo a su bebé:



1. Síndrome alcohólico fetal (FAS). Los bebés con FAS pueden tener: 

  • Rasgos faciales distintivos. Ello incluye ojos pequeños y labio superior delgado. También, en vez del pliegue o surco entre la nariz y el labio superior, la piel puede ser lisa. 
  • Problemas de crecimiento durante el embarazo, después del nacimiento o ambos. Su bebé puede ser de tamaño más pequeño y puede pesar menos que un bebé de la misma edad. Los bebés con FAS por lo general no logran alcanzar el nivel de crecimiento con los años. 
  • Problemas de la vista, problemas de la audición o problemas con el sistema nervioso central. El sistema nervioso central consiste en el cerebro, la médula espinal y los nervios. Ese sistema ayuda a su bebé a moverse, a pensar y a sentir. 
  • Más adelante en la vida, problemas en la escuela y para llevarse bien con otras personas. Los niños con el síndrome alcohólico fetal pueden tener discapacidades intelectuales y del desarrollo, incluidos problemas de aprendizaje, mala memoria, dificultades para prestar atención, comunicación y mala conducta.

2. Síndrome alcohólico fetal parcial (pFAS). El bebé con este síndrome tiene algunas pero no todas las características del síndrome alcohólico fetal.

3. Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND). Los bebés con este trastorno tienen problemas con el desarrollo y funcionamiento de su cerebro y sistema nervioso. Los niños con ARND pueden tener discapacidades intelectuales y del desarrollo, incluyendo:

  • Conducta hiperactiva. Los niños hiperactivos necesitan moverse mucho. Pueden tener dificultades para quedarse quietos en la escuela. 
  • Poco criterio. Eso significa que no toman buenas decisiones o elecciones. 
  • Problemas de memoria, para prestar atención o de aprendizaje (como problemas con las matemáticas)
  • Problemas del habla
  • Problemas de habilidades sociales (llevarse bien con otras personas)

4. Defectos de nacimiento relacionados con el alcohol (ARBD). Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Los bebés con ARBD pueden tener defectos de nacimiento que afectan sus:

  • Huesos
  • Oídos. Su bebé puede tener problemas de audición.
  • Ojos. Su bebé puede tener problemas de la vista.
  • Corazón. Su bebé puede nacer con un defecto cardíaco congénito, como un orificio en el corazón llamado defecto del tabique interauricular (ASD) o defecto del tabique interventricular (VSD), dependiendo de la ubicación del orificio. Congénito significa que su bebé nace con el defecto de corazón.
  • Riñones

¿Cómo sabe si su bebé tiene un trastorno del espectro alcohólico fetal?

No hay pruebas para detectar estos trastornos. Si el profesional de la salud de su bebé cree que el niño puede tener un trastorno FASD, es posible que: 

  • Le haga a su bebé un examen físico para ver si tiene los rasgos faciales causados por los FASD y chequear la longitud y peso de su bebé. Los bebés con FASD pueden tener problemas de crecimiento.
  • Utilice pruebas como las de imágenes por resonancia magnética (MRI) para chequear el cerebro de su bebé. El MRI es una prueba que toma imágenes detalladas del interior del cuerpo, como el cerebro de su bebé. Esta prueba es indolora y segura para su bebé.

¿Cómo se tratan los trastornos del espectro alcohólico fetal?

No hay cura para los trastornos FASD. Si su bebé tiene uno de estos trastornos, su profesional de la salud puede recomendarle que consulte a otros profesionales y especialistas, como por ejemplo: 

  • Un pediatra especialista en desarrollo. Es un médico con capacitación especial en el desarrollo infantil y en el cuidado de niños con necesidades especiales. 
  • Un psicólogo de niños. Es un profesional de salud mental que tienen capacitación especial para atender niños con problemas emocionales o de salud mental.
  • Geneticista clínico. Es un médico que ayuda a averiguar las causas de los defectos de nacimiento y otros trastornos genéticos.

Si su hijo tiene un trastorno FASD, hable con el profesional sobre los tipos de tratamientos que puede necesitar, incluyendo: 

  • Servicios de intervención temprana. Conseguir estos servicios lo antes posible puede ayudar a mejorar el desarrollo de su bebé. Esos servicios pueden ayudar a que los niños de hasta 3 años de edad aprendan habilidades importantes, como hablar, caminar e interactuar con otros. Para averiguar sobre los servicios de intervención temprana en su estado, visite el Centro de Asistencia Técnica para la Primera Infancia (en inglés). 
  • Medicamentos para ayudar a controlar los problemas de la conducta, problemas de cambios de estado de ánimo y ansiedad (sentirse preocupado o temeroso)
  • Terapia de la conducta y educación que puede ayudar a su hijo con las habilidades de razonamiento, incluso memoria, planificación y resolución de problemas. Es posible que algunos niños con los trastornos FASD necesiten asistencia especial con matemáticas. Este tipo de terapia también puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades sociales y de autocontrol para aprender a hacerse de amigos y llevarse bien con otros.
  • Entrenamiento para ayudar con la audición y el habla
  • Tratamientos alternativos que pueden ayudar a su hijo a relajarse y a reducir el estrés. Esos pueden incluir terapia de relajación, meditación, terapia de ejercicio y arte (como dibujar, pintar o tocar un instrumento). Esos tratamientos pueden ayudar a reducir el estrés de su hijo, a mejorar la concentración y a desarrollar habilidades sociales.

Los padres de los hijos con trastornos FASD pueden recibir entrenamiento especial para ayudarles a entender el trastorno de su hijo y para poder asistirle a que aprenda habilidades que necesitará para la vida diaria. Usted puede hacer estos cursos en grupo o solo con su familia. Hable con el profesional de la salud de su hijo para ver cómo encontrar un proveedor o clases para padres de niños con trastornos FASD.

Revisado en abril de 2016