agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Anomalías del cordón umbilical

Puntos claves

  • La mayoría de las anomalías del cordón umbilical no perjudican a su bebé. Pero algunas pueden causar graves problemas, incluyendo defectos de nacimiento, aborto espontáneo y nacimiento sin vida.
  • Tal vez se entere que tiene un trastorno del cordón umbilical durante el embarazo o que su profesional de la salud no lo descubra hasta después del nacimiento de su bebé. 
  • Si se entera durante el embarazo que tiene una anomalía del cordón umbilical, es posible que le hagan una cesárea para que su bebé no corra peligro.

¿Qué es el cordón umbilical? 

El cordón umbilical es el tubo que la conecta a su bebé durante el embarazo. Tiene tres vasos sanguíneos: una vena que transporta alimentos y oxígeno desde la placenta a su bebé, y dos arterias que transportan desechos de su bebé hacia la placenta. Una sustancia llamada gelatina de Wharton recubre y protege estos vasos sanguíneos. El cordón umbilical comienza a formarse a alrededor de las 4 semanas de embarazo y por lo general llega a tener una longitud de 22 pulgadas.

Las anomalías del cordón umbilical incluyen un cordón demasiado largo o demasiado corto, un cordón que no se conecta bien con la placenta o un cordón que tiene nudos o está aplastado. Estas anomalías pueden causar problemas durante el embarazo, el parto y el nacimiento.

Si tiene una de esas anomalías, su profesional de la salud puede descubrirla durante el embarazo con un ultrasonido. El ultrasonido es una prueba prenatal que utiliza ondas sonoras y una pantalla de computadora para mostrar una imagen de su bebé en la matriz.

¿Qué es el prolapso del cordón umbilical?

El prolapso del cordón umbilical se produce cuando el cordón se desliza dentro de la vagina (canal de parto) antes de que nazca su bebé durante el parto y el nacimiento. El cordón puede quedar aplastado y es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno. Esto sucede en alrededor de 1 de cada 300 nacimientos (menos del 1 por ciento de los nacimientos).

Quizás corra el riesgo de prolapso del cordón umbilical si: 

  • Su bebé es prematuro. Eso significa que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen tan temprano pueden tener más problemas de salud al nacer y más tarde en la vida que los bebés que nacen a tiempo. 
  • Su bebé tiene bajo peso al nacer. Eso significa que pesa menos de 5 libras y 8 onzas al nacer.
  • Su bebé tiene presentación de nalgas. Eso significa que no está cabeza abajo para el parto y el nacimiento. 
  • El cordón umbilical es demasiado largo. 
  • Su profesional le rompe las membranas para provocar o acelerar el parto. Las membranas son el tejido que conecta el saco amniótico con el útero (matriz). 
  • Usted tiene demasiado líquido amniótico. Esa condición se llama polihidramnios
  • Va a tener mellizos o más bebés.

A la mayoría de los bebés, el prolapso del cordón umbilical no les causa problemas. Pero si su bebé no recibe suficiente oxígeno porque el cordón está aplastado, puede causar el nacimiento sin vida a menos que su bebé nazca de inmediato. El nacimiento sin vida (o ser natimuerto) sucede cuando el bebé muere en el útero después de las 20 semanas de embarazo.

Si se le rompe la fuente y siente algo en la vagina, vaya al hospital de inmediato. Su profesional de la salud puede ver si hay prolapso del cordón umbilical chequeando la frecuencia cardíaca de su bebé y haciéndole un examen pélvico a usted. Es posible que el profesional pueda aliviar la presión sobre el cordón umbilical moviendo al bebé. Si el cordón está aplastado, es posible que necesite una cesárea en vez de un parto vaginal. La cesárea es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero. El parto vaginal o normal es la manera en que nacen la mayoría de los bebés —cuando su útero se contrae para empujar al bebé por la vagina.

¿Qué es la arteria umbilical única?

La arteria umbilical única sucede cuando falta una arteria en el cordón umbilical. Sucede en alrededor de 1 de cada 100 embarazos únicos (1 por ciento) y en alrededor de 5 de cada 100 embarazos múltiples (5 por ciento). El embarazo único es cuando usted está embarazada de un solo bebé. El embarazo múltiple significa que usted está embarazada de más de un bebé (gemelos, trillizos o más). No se sabe qué causa la arteria umbilical única.

Alrededor de 2 de cada 10 bebés (20 por ciento) con una arteria umbilical única tienen problemas de salud, incluyendo problemas de corazón, riñones o digestión y condiciones genéticas. La digestión es el proceso del cuerpo para descomponer alimentos después de comerlos. Una condición genética es causado por un gen que ha cambiado de su forma normal. El gen puede cambiar por sí solo o el gen cambiado puede transmitirse de padres a hijos.

Si el ultrasonido muestra que usted tiene una arteria umbilical única, es posible que su profesional recomiende chequear la salud de su bebé durante el embarazo con estas pruebas:

  • Un ultrasonido detallado de su bebé
  • Amniocentesis. En esta prueba, su profesional extrae un poco de líquido amniótico de alrededor de su bebé en el útero (matriz). Con esta prueba se detectan defectos de nacimiento y condiciones genéticas en su bebé. Se le puede hacer esta prueba entre las semanas 15 y 20 de embarazo. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o la función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.
  • Ecocardiograma. Es un ultrasonido especial que chequea el corazón de su bebé.

¿Qué es la vasa previa?

La vasa previa sucede cuando uno o más vasos sanguíneos del cordón umbilical o de la placenta cruzan al cuello uterino. El cuello uterino es la abertura hacia el útero (matriz) que está en la parte superior de la vagina. Esos vasos sanguíneos no están protegidos por el cordón umbilical o por la placenta, y pueden desgarrarse durante el parto. El desgarro puede causar una hemorragia que pone en peligro la vida de su bebé. Los vasos sanguíneos desgarrados pueden provocar la muerte en al menos la mitad de los bebés con vasa previa. Aunque los vasos sanguíneos no se desgarren, la presión sobre ellos durante el parto puede causarle problemas a su bebé.

Su profesional de la salud puede descubrir la vasa previa en un ultrasonido o al hacerle un examen pélvico durante su embarazo. En ese caso, posiblemente necesite una cesárea para ayudar a que su bebé nazca sin peligro.

La vasa previa no es común; sucede en solo 1 de cada 2,000 a 3,000 nacimientos (mucho menos que el 1 por ciento de los nacimientos). No se sabe la causa, pero usted puede correr riesgo de tenerla si: 

  • Tiene una inserción velamentosa del cordón umbilical. Eso sucede cuando el cordón umbilical no se conecta correctamente a la placenta. 
  • Tiene problemas de placenta como la placenta previa. Ocurre cuando la placenta está muy baja en el útero y cubre todo o parte del cuello uterino. 
  • Está embarazada de más de un bebé.

¿Qué es un cordón nucal?

El cordón nucal es un cordón umbilical que está enrollado alrededor del cuello del bebé. Los bebés con cordón nucal suelen nacer sanos, pero a veces les afecta la frecuencia cardíaca. Su profesional de la salud puede ver el cordón nucal en un ultrasonido y por lo general se lo puede desenrollar del cuello durante el parto y el nacimiento.

¿Qué son los nudos del cordón umbilical?

Los nudos en el cordón umbilical pueden formarse a principios del embarazo cuando su bebé se mueve en la matriz. Suceden con más frecuencia cuando el cordón umbilical es demasiado largo y en embarazos con gemelos idénticos. Los gemelos idénticos comparten el mismo saco amniótico y por eso es fácil que se les enreden los cordones umbilicales. El saco amniótico (también llamado fuente o bolsa de agua) está adentro del útero (matriz) y está lleno de líquido amniótico. Alrededor de 1 de cada 100 embarazos (1 por ciento) tiene un nudo en el cordón umbilical.

Si el nudo es apretado y tenso, puede cortarle el oxígeno a su bebé. Eso puede causar el aborto espontáneo o el nacimiento sin vida. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. Su profesional de la salud busca los nudos en el cordón umbilical cuando le hace un ultrasonido. Si tiene un nudo, tal vez le tengan que hacer una cesárea para que su bebé no corra peligro.

¿Qué es un quiste del cordón umbilical?

Los quistes son sacos de líquido en el cordón umbilical. No son comunes: menos de 1 de cada 100 embarazos (menos del 1 por ciento) tiene un quiste en el cordón umbilical. Su profesional de la salud puede descubrirlo cuando le hace un ultrasonido. Es más probable que se descubran en el primer trimestre que en el segundo o tercer trimestre. La mayoría de los quistes encontrados en el primer trimestre no perjudican al bebé.

Hay dos tipos de quistes:

1. Los quistes verdaderos contienen líquido del embrión original que se convirtió en su bebé. Esos quistes suelen desaparecer solos y están ubicados cerca de donde el cordón umbilical se conecta al bebé.

2. Los seudoquistes (también llamados quistes falsos) son más comunes que los quistes verdaderos. Se los encuentra en cualquier parte del cordón umbilical. El líquido de los quistes proviene de la gelatina de Wharton. Esos quistes pueden estar vinculados a trastornos genéticos de su bebé.

Si su profesional encuentra un quiste en el cordón durante un ultrasonido, puede recomendarle otras pruebas como la amniocentesis, que es un ultrasonido detallado, y pruebas genéticas para ver si hay defectos de nacimiento. Si sus quistes son grandes, es posible que se le tenga que hacer una cesárea para impedir que se rompan y causen problemas para su bebé durante el parto y el nacimiento.

Revisado en junio de 2016

Puntos claves

  • La mayoría de las anomalías del cordón umbilical no perjudican a su bebé. Pero algunas pueden causar graves problemas, incluyendo defectos de nacimiento, aborto espontáneo y nacimiento sin vida.
  • Tal vez se entere que tiene un trastorno del cordón umbilical durante el embarazo o que su profesional de la salud no lo descubra hasta después del nacimiento de su bebé. 
  • Si se entera durante el embarazo que tiene una anomalía del cordón umbilical, es posible que le hagan una cesárea para que su bebé no corra peligro.

¿Qué es el cordón umbilical? 

El cordón umbilical es el tubo que la conecta a su bebé durante el embarazo. Tiene tres vasos sanguíneos: una vena que transporta alimentos y oxígeno desde la placenta a su bebé, y dos arterias que transportan desechos de su bebé hacia la placenta. Una sustancia llamada gelatina de Wharton recubre y protege estos vasos sanguíneos. El cordón umbilical comienza a formarse a alrededor de las 4 semanas de embarazo y por lo general llega a tener una longitud de 22 pulgadas.

Las anomalías del cordón umbilical incluyen un cordón demasiado largo o demasiado corto, un cordón que no se conecta bien con la placenta o un cordón que tiene nudos o está aplastado. Estas anomalías pueden causar problemas durante el embarazo, el parto y el nacimiento.

Si tiene una de esas anomalías, su profesional de la salud puede descubrirla durante el embarazo con un ultrasonido. El ultrasonido es una prueba prenatal que utiliza ondas sonoras y una pantalla de computadora para mostrar una imagen de su bebé en la matriz.

¿Qué es el prolapso del cordón umbilical?

El prolapso del cordón umbilical se produce cuando el cordón se desliza dentro de la vagina (canal de parto) antes de que nazca su bebé durante el parto y el nacimiento. El cordón puede quedar aplastado y es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno. Esto sucede en alrededor de 1 de cada 300 nacimientos (menos del 1 por ciento de los nacimientos).

Quizás corra el riesgo de prolapso del cordón umbilical si: 

  • Su bebé es prematuro. Eso significa que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen tan temprano pueden tener más problemas de salud al nacer y más tarde en la vida que los bebés que nacen a tiempo. 
  • Su bebé tiene bajo peso al nacer. Eso significa que pesa menos de 5 libras y 8 onzas al nacer.
  • Su bebé tiene presentación de nalgas. Eso significa que no está cabeza abajo para el parto y el nacimiento. 
  • El cordón umbilical es demasiado largo. 
  • Su profesional le rompe las membranas para provocar o acelerar el parto. Las membranas son el tejido que conecta el saco amniótico con el útero (matriz). 
  • Usted tiene demasiado líquido amniótico. Esa condición se llama polihidramnios
  • Va a tener mellizos o más bebés.

A la mayoría de los bebés, el prolapso del cordón umbilical no les causa problemas. Pero si su bebé no recibe suficiente oxígeno porque el cordón está aplastado, puede causar el nacimiento sin vida a menos que su bebé nazca de inmediato. El nacimiento sin vida (o ser natimuerto) sucede cuando el bebé muere en el útero después de las 20 semanas de embarazo.

Si se le rompe la fuente y siente algo en la vagina, vaya al hospital de inmediato. Su profesional de la salud puede ver si hay prolapso del cordón umbilical chequeando la frecuencia cardíaca de su bebé y haciéndole un examen pélvico a usted. Es posible que el profesional pueda aliviar la presión sobre el cordón umbilical moviendo al bebé. Si el cordón está aplastado, es posible que necesite una cesárea en vez de un parto vaginal. La cesárea es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero. El parto vaginal o normal es la manera en que nacen la mayoría de los bebés —cuando su útero se contrae para empujar al bebé por la vagina.

¿Qué es la arteria umbilical única?

La arteria umbilical única sucede cuando falta una arteria en el cordón umbilical. Sucede en alrededor de 1 de cada 100 embarazos únicos (1 por ciento) y en alrededor de 5 de cada 100 embarazos múltiples (5 por ciento). El embarazo único es cuando usted está embarazada de un solo bebé. El embarazo múltiple significa que usted está embarazada de más de un bebé (gemelos, trillizos o más). No se sabe qué causa la arteria umbilical única.

Alrededor de 2 de cada 10 bebés (20 por ciento) con una arteria umbilical única tienen problemas de salud, incluyendo problemas de corazón, riñones o digestión y condiciones genéticas. La digestión es el proceso del cuerpo para descomponer alimentos después de comerlos. Una condición genética es causado por un gen que ha cambiado de su forma normal. El gen puede cambiar por sí solo o el gen cambiado puede transmitirse de padres a hijos.

Si el ultrasonido muestra que usted tiene una arteria umbilical única, es posible que su profesional recomiende chequear la salud de su bebé durante el embarazo con estas pruebas:

  • Un ultrasonido detallado de su bebé
  • Amniocentesis. En esta prueba, su profesional extrae un poco de líquido amniótico de alrededor de su bebé en el útero (matriz). Con esta prueba se detectan defectos de nacimiento y condiciones genéticas en su bebé. Se le puede hacer esta prueba entre las semanas 15 y 20 de embarazo. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o la función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.
  • Ecocardiograma. Es un ultrasonido especial que chequea el corazón de su bebé.

¿Qué es la vasa previa?

La vasa previa sucede cuando uno o más vasos sanguíneos del cordón umbilical o de la placenta cruzan al cuello uterino. El cuello uterino es la abertura hacia el útero (matriz) que está en la parte superior de la vagina. Esos vasos sanguíneos no están protegidos por el cordón umbilical o por la placenta, y pueden desgarrarse durante el parto. El desgarro puede causar una hemorragia que pone en peligro la vida de su bebé. Los vasos sanguíneos desgarrados pueden provocar la muerte en al menos la mitad de los bebés con vasa previa. Aunque los vasos sanguíneos no se desgarren, la presión sobre ellos durante el parto puede causarle problemas a su bebé.

Su profesional de la salud puede descubrir la vasa previa en un ultrasonido o al hacerle un examen pélvico durante su embarazo. En ese caso, posiblemente necesite una cesárea para ayudar a que su bebé nazca sin peligro.

La vasa previa no es común; sucede en solo 1 de cada 2,000 a 3,000 nacimientos (mucho menos que el 1 por ciento de los nacimientos). No se sabe la causa, pero usted puede correr riesgo de tenerla si: 

  • Tiene una inserción velamentosa del cordón umbilical. Eso sucede cuando el cordón umbilical no se conecta correctamente a la placenta. 
  • Tiene problemas de placenta como la placenta previa. Ocurre cuando la placenta está muy baja en el útero y cubre todo o parte del cuello uterino. 
  • Está embarazada de más de un bebé.

¿Qué es un cordón nucal?

El cordón nucal es un cordón umbilical que está enrollado alrededor del cuello del bebé. Los bebés con cordón nucal suelen nacer sanos, pero a veces les afecta la frecuencia cardíaca. Su profesional de la salud puede ver el cordón nucal en un ultrasonido y por lo general se lo puede desenrollar del cuello durante el parto y el nacimiento.

¿Qué son los nudos del cordón umbilical?

Los nudos en el cordón umbilical pueden formarse a principios del embarazo cuando su bebé se mueve en la matriz. Suceden con más frecuencia cuando el cordón umbilical es demasiado largo y en embarazos con gemelos idénticos. Los gemelos idénticos comparten el mismo saco amniótico y por eso es fácil que se les enreden los cordones umbilicales. El saco amniótico (también llamado fuente o bolsa de agua) está adentro del útero (matriz) y está lleno de líquido amniótico. Alrededor de 1 de cada 100 embarazos (1 por ciento) tiene un nudo en el cordón umbilical.

Si el nudo es apretado y tenso, puede cortarle el oxígeno a su bebé. Eso puede causar el aborto espontáneo o el nacimiento sin vida. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. Su profesional de la salud busca los nudos en el cordón umbilical cuando le hace un ultrasonido. Si tiene un nudo, tal vez le tengan que hacer una cesárea para que su bebé no corra peligro.

¿Qué es un quiste del cordón umbilical?

Los quistes son sacos de líquido en el cordón umbilical. No son comunes: menos de 1 de cada 100 embarazos (menos del 1 por ciento) tiene un quiste en el cordón umbilical. Su profesional de la salud puede descubrirlo cuando le hace un ultrasonido. Es más probable que se descubran en el primer trimestre que en el segundo o tercer trimestre. La mayoría de los quistes encontrados en el primer trimestre no perjudican al bebé.

Hay dos tipos de quistes:

1. Los quistes verdaderos contienen líquido del embrión original que se convirtió en su bebé. Esos quistes suelen desaparecer solos y están ubicados cerca de donde el cordón umbilical se conecta al bebé.

2. Los seudoquistes (también llamados quistes falsos) son más comunes que los quistes verdaderos. Se los encuentra en cualquier parte del cordón umbilical. El líquido de los quistes proviene de la gelatina de Wharton. Esos quistes pueden estar vinculados a trastornos genéticos de su bebé.

Si su profesional encuentra un quiste en el cordón durante un ultrasonido, puede recomendarle otras pruebas como la amniocentesis, que es un ultrasonido detallado, y pruebas genéticas para ver si hay defectos de nacimiento. Si sus quistes son grandes, es posible que se le tenga que hacer una cesárea para impedir que se rompan y causen problemas para su bebé durante el parto y el nacimiento.

Revisado en junio de 2016