agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Cambios emocionales

Asuntos laborales durante el embarazo

Muchas mujeres trabajan durante el embarazo, y algunas de ellas lo hacen hasta la fecha prevista de parto.

Estas son algunas cosas que puede hacer para que su embarazo en el trabajo no sea problemático.

¿Cuándo es el mejor momento para avisar a sus compañeros de trabajo y a su jefe que está embarazada?

Usted decide cuándo avisar a la gente del trabajo que está embarazada. Algunas mujeres esperan hasta después del primer trimestre cuando el riesgo de aborto espontáneo es menor. Otras están ansiosas por anunciar la noticia y lo hacen enseguida.

Sea lo que usted escoja, estas son algunas cosas que considerar cuando hable con su jefe acerca de su embarazo:

  • Asegúrese de que se entere por usted de su embarazo. No es conveniente que su jefe se entere por sus otros compañeros de trabajo. Su jefe debe ser la primera persona del trabajo en enterarse de que está embarazada.
  • Infórmele sobre el tiempo que quizás necesite ausentarse del trabajo para las visitas de cuidado prenatal. Es la atención médica que recibe durante el embarazo. Es importante acudir a todos sus chequeos de cuidado prenatal para asegurarse de que usted y su bebé estén sanos. Al principio, los chequeos son alrededor de una vez por mes. Al acercarse la fecha prevista de parto, deberá ir más seguido. Hable con su jefe sobre la forma de recuperar el tiempo que tal vez pierda del trabajo.
  • Si trabaja con sustancias químicas fuertes o levanta cargas pesadas, pida que le cambien las responsabilidades laborales durante el embarazo. Es importante mantenerse sana y segura en el trabajo, en especial durante el embarazo. Estar de pie todo el día o trabajar con elementos como los target="_blank">pesticidas o la target="_blank">radiación pueden ser perjudiciales para usted y su bebé. Hable con su jefe para hacer un trabajo distinto mientras está embarazada para ayudar a que usted y su bebé no corran riesgos.

¿Cómo puede planear la licencia por maternidad?

 

La licencia por maternidad es el tiempo libre que se toma del trabajo cuando tiene un bebé. Al pensar en la licencia por maternidad, hágase estas preguntas:

  1. ¿Cuándo planea comenzar la licencia? ¿Cree que trabajará hasta la fecha prevista de parto? ¿O dejará de trabajar unos días o semanas antes del nacimiento de su bebé?
  2. ¿Cuánto tiempo planea quedarse en casa con su bebé después del nacimiento? ¿Debe regresar al trabajo de inmediato? ¿Cuánto tiempo puede quedarse en su casa sin trabajar?

Tal vez tenga ideas de cómo desea que sea su licencia por maternidad, pero sus necesidades pueden cambiar durante el embarazo. El embarazo y el parto suelen ir bien para la mayoría de las mujeres. Pero tal vez necesite cambiar el momento de la licencia si tiene complicaciones del embarazo o las cosas no salen como las planeó.

Bajo la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés), los empleados pueden tomarse tiempo libre sin sueldo por asuntos de salud relacionados con la familia y el embarazo. Puede tomarse hasta 12 semanas de licencia sin sueldo por año. Durante la licencia puede mantener su target="_blank">seguro médico si:

  • Trabaja en un lugar en el que su empleador tiene 50 o más empleados dentro de un radio de 75 millas
  • Ha trabajado para su empleador un mínimo de 12 meses
  • Ha cumplido al menos 1,250 horas de trabajo en los últimos 12 meses

Además de la licencia FMLA, su empleador puede tener sus propias políticas de licencia por maternidad. Hable con su jefe o con alguien de Recursos Humanos. Es una gran idea hacerlo antes de quedar embarazada si puede. Haga estas preguntas:

  • ¿Ofrece su empleador una licencia por maternidad con sueldo? Algunos empleadores ofrecen tiempo libre con paga por el nacimiento de su bebé. Hable con alguna persona de Recursos Humanos para averiguar si tiene licencia por maternidad con sueldo.
  • ¿Continuará su seguro médico mientras esté de licencia por maternidad? El seguro médico le ayuda a pagar la atención médica. Si tiene seguro médico a través de su empleador, su contacto de Recursos Humanos podrá decirle qué cubre su plan de seguro médico. Tal vez deba cambiar su plan de salud después del nacimiento de su bebé para asegurarse de que también lo cubra a él.
  • ¿Ofrece su empleador horario flexible o trabajo desde su casa para cuando esté lista para regresar al trabajo? Por ejemplo, ¿puede trabajar menos horas por semana o trabajar desde su casa al principio? ¿Y luego aumentar las horas o el tiempo en la oficina gradualmente dentro de unas semanas?
  • ¿Hay otros programas o servicios que su empleador ofrece a las nuevas mamás? Si está amamantando, averigüe si su empleador tiene una sala de lactancia. Es un espacio privado (no un baño) que usted puede usar para sacarse leche materna. Los empleadores con más de 50 empleados deben proporcionar este espacio a las madres lactantes. Además, averigüe si su empleador tiene un programa de asistencia para empleados (EAP). El EAP puede ayudar a conectarla con profesionales como consejeros, servicio de cuidado de niños y consultoras en lactancia. La consultora en lactancia es la persona con capacitación especial para ayudar a las mujeres a dar pecho, incluso a aquellas con problemas especiales de lactancia.

Hable con su jefe sobre la licencia por maternidad mucho antes de su fecha prevista de parto. Analice las formas de manejar sus responsabilidades de trabajo mientras esté de licencia por maternidad. Si tiene proyectos que se avecinan, piense cuánto puede terminar antes del nacimiento de su bebé. Tal vez le convenga hacer una lista de tareas o de instrucciones para que su trabajo se haga correctamente durante su ausencia.

La Ley contra la Discriminación por Embarazo establece que los empleadores no pueden discriminar por motivo del embarazo, nacimiento de un hijo u otros problemas de salud afines. Si está embarazada o afectada por problemas relacionados con el embarazo, su empleador debe tratarla como a cualquier empleado con un problema similar.

Revisado en agosto de 2014

Muchas mujeres trabajan durante el embarazo, y algunas de ellas lo hacen hasta la fecha prevista de parto.

Estas son algunas cosas que puede hacer para que su embarazo en el trabajo no sea problemático.

¿Cuándo es el mejor momento para avisar a sus compañeros de trabajo y a su jefe que está embarazada?

Usted decide cuándo avisar a la gente del trabajo que está embarazada. Algunas mujeres esperan hasta después del primer trimestre cuando el riesgo de aborto espontáneo es menor. Otras están ansiosas por anunciar la noticia y lo hacen enseguida.

Sea lo que usted escoja, estas son algunas cosas que considerar cuando hable con su jefe acerca de su embarazo:

  • Asegúrese de que se entere por usted de su embarazo. No es conveniente que su jefe se entere por sus otros compañeros de trabajo. Su jefe debe ser la primera persona del trabajo en enterarse de que está embarazada.
  • Infórmele sobre el tiempo que quizás necesite ausentarse del trabajo para las visitas de cuidado prenatal. Es la atención médica que recibe durante el embarazo. Es importante acudir a todos sus chequeos de cuidado prenatal para asegurarse de que usted y su bebé estén sanos. Al principio, los chequeos son alrededor de una vez por mes. Al acercarse la fecha prevista de parto, deberá ir más seguido. Hable con su jefe sobre la forma de recuperar el tiempo que tal vez pierda del trabajo.
  • Si trabaja con sustancias químicas fuertes o levanta cargas pesadas, pida que le cambien las responsabilidades laborales durante el embarazo. Es importante mantenerse sana y segura en el trabajo, en especial durante el embarazo. Estar de pie todo el día o trabajar con elementos como los target="_blank">pesticidas o la target="_blank">radiación pueden ser perjudiciales para usted y su bebé. Hable con su jefe para hacer un trabajo distinto mientras está embarazada para ayudar a que usted y su bebé no corran riesgos.

¿Cómo puede planear la licencia por maternidad?

 

La licencia por maternidad es el tiempo libre que se toma del trabajo cuando tiene un bebé. Al pensar en la licencia por maternidad, hágase estas preguntas:

  1. ¿Cuándo planea comenzar la licencia? ¿Cree que trabajará hasta la fecha prevista de parto? ¿O dejará de trabajar unos días o semanas antes del nacimiento de su bebé?
  2. ¿Cuánto tiempo planea quedarse en casa con su bebé después del nacimiento? ¿Debe regresar al trabajo de inmediato? ¿Cuánto tiempo puede quedarse en su casa sin trabajar?

Tal vez tenga ideas de cómo desea que sea su licencia por maternidad, pero sus necesidades pueden cambiar durante el embarazo. El embarazo y el parto suelen ir bien para la mayoría de las mujeres. Pero tal vez necesite cambiar el momento de la licencia si tiene complicaciones del embarazo o las cosas no salen como las planeó.

Bajo la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés), los empleados pueden tomarse tiempo libre sin sueldo por asuntos de salud relacionados con la familia y el embarazo. Puede tomarse hasta 12 semanas de licencia sin sueldo por año. Durante la licencia puede mantener su target="_blank">seguro médico si:

  • Trabaja en un lugar en el que su empleador tiene 50 o más empleados dentro de un radio de 75 millas
  • Ha trabajado para su empleador un mínimo de 12 meses
  • Ha cumplido al menos 1,250 horas de trabajo en los últimos 12 meses

Además de la licencia FMLA, su empleador puede tener sus propias políticas de licencia por maternidad. Hable con su jefe o con alguien de Recursos Humanos. Es una gran idea hacerlo antes de quedar embarazada si puede. Haga estas preguntas:

  • ¿Ofrece su empleador una licencia por maternidad con sueldo? Algunos empleadores ofrecen tiempo libre con paga por el nacimiento de su bebé. Hable con alguna persona de Recursos Humanos para averiguar si tiene licencia por maternidad con sueldo.
  • ¿Continuará su seguro médico mientras esté de licencia por maternidad? El seguro médico le ayuda a pagar la atención médica. Si tiene seguro médico a través de su empleador, su contacto de Recursos Humanos podrá decirle qué cubre su plan de seguro médico. Tal vez deba cambiar su plan de salud después del nacimiento de su bebé para asegurarse de que también lo cubra a él.
  • ¿Ofrece su empleador horario flexible o trabajo desde su casa para cuando esté lista para regresar al trabajo? Por ejemplo, ¿puede trabajar menos horas por semana o trabajar desde su casa al principio? ¿Y luego aumentar las horas o el tiempo en la oficina gradualmente dentro de unas semanas?
  • ¿Hay otros programas o servicios que su empleador ofrece a las nuevas mamás? Si está amamantando, averigüe si su empleador tiene una sala de lactancia. Es un espacio privado (no un baño) que usted puede usar para sacarse leche materna. Los empleadores con más de 50 empleados deben proporcionar este espacio a las madres lactantes. Además, averigüe si su empleador tiene un programa de asistencia para empleados (EAP). El EAP puede ayudar a conectarla con profesionales como consejeros, servicio de cuidado de niños y consultoras en lactancia. La consultora en lactancia es la persona con capacitación especial para ayudar a las mujeres a dar pecho, incluso a aquellas con problemas especiales de lactancia.

Hable con su jefe sobre la licencia por maternidad mucho antes de su fecha prevista de parto. Analice las formas de manejar sus responsabilidades de trabajo mientras esté de licencia por maternidad. Si tiene proyectos que se avecinan, piense cuánto puede terminar antes del nacimiento de su bebé. Tal vez le convenga hacer una lista de tareas o de instrucciones para que su trabajo se haga correctamente durante su ausencia.

La Ley contra la Discriminación por Embarazo establece que los empleadores no pueden discriminar por motivo del embarazo, nacimiento de un hijo u otros problemas de salud afines. Si está embarazada o afectada por problemas relacionados con el embarazo, su empleador debe tratarla como a cualquier empleado con un problema similar.

Revisado en agosto de 2014