agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

Dificultades al dormir

Casi todas las mujeres embarazadas tienen problemas al dormir en algún momento en el embarazo. Algunos de los problemas incluye:
  • Dificultad al dormirse
  • Dormir sin descansar
  • Despertarse con frecuencia
  • Dificultad en volverse a dormir

Las causas de las dificultades al dormir durante el embarazo

Temprano en el embarazo
Existen varios problemas que pueden contribuir al insomnio durante el embarazo. Temprano en el embarazo:

  • La misma hormona que causa fatiga durante el día también puede interrumpir su ciclo nocturno.
  • Se le puede hacer díficil encontrar una posición cómoda para dormir.
  • Usted puede que tenga que levantarse varias veces durante la noche para orinar.

Más tarde en el embarazo:
A medida que progresa el embarazo, varios problemas pueden interrumpir su sueño.

  • El tamaño del abdomen aumenta, haciéndosele díficil encontrar una posición cómoda para dormir.
  • La ansiedad y el estrés también pueden contribuir al insomnio, particularmente hacia el final del embarazo.

Otros problemas que contribuyen a la incomodidad e insomnio:

Qué puede hacer

A continuación le ofrecemos algunos consejos para que pueda descansar:

Tome un baño o dúchese con agua tibia antes de acostarse.

  • Recuerde que puede perder el equilibrio durante el embarazo. Tenga cuidado de no resbalar o caerse en la tina o bañera mojada.
  • Nunca tome un baño si piensa que su bolsa o fuente se ha roto.

Reduzca el estrés.

  • Evite las situaciones que puedan producirle estrés.
  • Los ejercicios de relajamiento, la respiración profunda, o simplemente cerrar los ojos e imaginarse en un lugar sereno pueden ayudar.

Tome siestas.

  • Tome siestas durante el día, de ser posible.
  • Esto la ayudará a evitar que se canse demasiado, en especial si se le hace difícil dormir bien en la noche.

Evite dormir boca arriba.

  • Esto puede poner el peso del útero (matriz) sobre su espalda y en la vena mayor que transporta sangre entre la parte inferior de su cuerpo y el corazón.
  • Dormir en esta posición también puede aumentar sus posibilidades de sufrir de dolores de espalda y puede empeorar los problemas digestivos, la acidez y hemorroides.
  • Trate de acostumbrarse a dormir de lado, particularmente el lado izquierdo. Esta posición puede mejorar la circulación y ayuda a reducir la hinchazón en sus pies.

Use almohadas.

  • Ponga una almohada entre sus piernas.
  • Use más de una almohada para apoyar su espalda y abdomen.
  • Si sufre de falta de aliento o acidez, use almohadas para elevar la parte posterior de su cuerpo.

Haga que su cuarto o habitación esté cómodo.

  • No vea la televisión ni lea mientras está en la cama.
  • Use su cama sólo para dormir.
  • Asegúrese de que la temperatura en su cuarto esté cómoda.
  • Toque música o sonidos relajantes o

Acuéstese temprano.

  • Puede que necesite acostarse más temprano que lo usual, especialmente si se está levantando varias veces a la noche.
  • Acuéstese cuando se sienta cansada. Trate de no quedarse despierta hasta su hora usual de dormir.

Evite levantarse durante la noche.

  • Beba bastante líquidos más temprano en el día, para evitar beber de dos a tres horas antes de acostarse. Esto reducirá las veces que necesitará levantarse para orinar.
  • Si sufre de acidez, asegúrese de comer su última comida varias horas antes de acostarse o dormir.
  • Para evitar los calambres en las piernas, con cuidado estire los músculos de sus piernas antes de acostarse.

Haga ejercicio.

  • A menos que su profesional de la salud le haya dicho lo contrario, trate de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos a diario o casi todos los días.
  • El ejercicio moderado, como caminar, puede ayudarle a dormir mejor.
  • Asegúrese de hablar con su profesional de la salud sobre los ejercicios seguros para usted y por cuánto tiempo los puede hacer.

No tome medicamentos para dormir.

  • Siempre hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

Cuándo hablar con su profesional de la salud

Hable con su profesional de la salud si su insomnio dura bastante tiempo o aumenta. Si la ansiedad o el estrés están contribuyendo al insomnio, su profesional de la salud puede sugerirle grupos de apoyo u otros recursos que puedan ser de ayuda.

Agosto del 2009

Casi todas las mujeres embarazadas tienen problemas al dormir en algún momento en el embarazo. Algunos de los problemas incluye:
  • Dificultad al dormirse
  • Dormir sin descansar
  • Despertarse con frecuencia
  • Dificultad en volverse a dormir

Las causas de las dificultades al dormir durante el embarazo

Temprano en el embarazo
Existen varios problemas que pueden contribuir al insomnio durante el embarazo. Temprano en el embarazo:

  • La misma hormona que causa fatiga durante el día también puede interrumpir su ciclo nocturno.
  • Se le puede hacer díficil encontrar una posición cómoda para dormir.
  • Usted puede que tenga que levantarse varias veces durante la noche para orinar.

Más tarde en el embarazo:
A medida que progresa el embarazo, varios problemas pueden interrumpir su sueño.

  • El tamaño del abdomen aumenta, haciéndosele díficil encontrar una posición cómoda para dormir.
  • La ansiedad y el estrés también pueden contribuir al insomnio, particularmente hacia el final del embarazo.

Otros problemas que contribuyen a la incomodidad e insomnio:

Qué puede hacer

A continuación le ofrecemos algunos consejos para que pueda descansar:

Tome un baño o dúchese con agua tibia antes de acostarse.

  • Recuerde que puede perder el equilibrio durante el embarazo. Tenga cuidado de no resbalar o caerse en la tina o bañera mojada.
  • Nunca tome un baño si piensa que su bolsa o fuente se ha roto.

Reduzca el estrés.

  • Evite las situaciones que puedan producirle estrés.
  • Los ejercicios de relajamiento, la respiración profunda, o simplemente cerrar los ojos e imaginarse en un lugar sereno pueden ayudar.

Tome siestas.

  • Tome siestas durante el día, de ser posible.
  • Esto la ayudará a evitar que se canse demasiado, en especial si se le hace difícil dormir bien en la noche.

Evite dormir boca arriba.

  • Esto puede poner el peso del útero (matriz) sobre su espalda y en la vena mayor que transporta sangre entre la parte inferior de su cuerpo y el corazón.
  • Dormir en esta posición también puede aumentar sus posibilidades de sufrir de dolores de espalda y puede empeorar los problemas digestivos, la acidez y hemorroides.
  • Trate de acostumbrarse a dormir de lado, particularmente el lado izquierdo. Esta posición puede mejorar la circulación y ayuda a reducir la hinchazón en sus pies.

Use almohadas.

  • Ponga una almohada entre sus piernas.
  • Use más de una almohada para apoyar su espalda y abdomen.
  • Si sufre de falta de aliento o acidez, use almohadas para elevar la parte posterior de su cuerpo.

Haga que su cuarto o habitación esté cómodo.

  • No vea la televisión ni lea mientras está en la cama.
  • Use su cama sólo para dormir.
  • Asegúrese de que la temperatura en su cuarto esté cómoda.
  • Toque música o sonidos relajantes o

Acuéstese temprano.

  • Puede que necesite acostarse más temprano que lo usual, especialmente si se está levantando varias veces a la noche.
  • Acuéstese cuando se sienta cansada. Trate de no quedarse despierta hasta su hora usual de dormir.

Evite levantarse durante la noche.

  • Beba bastante líquidos más temprano en el día, para evitar beber de dos a tres horas antes de acostarse. Esto reducirá las veces que necesitará levantarse para orinar.
  • Si sufre de acidez, asegúrese de comer su última comida varias horas antes de acostarse o dormir.
  • Para evitar los calambres en las piernas, con cuidado estire los músculos de sus piernas antes de acostarse.

Haga ejercicio.

  • A menos que su profesional de la salud le haya dicho lo contrario, trate de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos a diario o casi todos los días.
  • El ejercicio moderado, como caminar, puede ayudarle a dormir mejor.
  • Asegúrese de hablar con su profesional de la salud sobre los ejercicios seguros para usted y por cuánto tiempo los puede hacer.

No tome medicamentos para dormir.

  • Siempre hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

Cuándo hablar con su profesional de la salud

Hable con su profesional de la salud si su insomnio dura bastante tiempo o aumenta. Si la ansiedad o el estrés están contribuyendo al insomnio, su profesional de la salud puede sugerirle grupos de apoyo u otros recursos que puedan ser de ayuda.

Agosto del 2009