agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Mantenerse segura

El arsénico y el embarazo

El arsénico es un metal. Proviene de fuentes naturales, como rocas despedazadas e incendios forestales. También se origina en la actividad del hombre, como la explotación minera y la fabricación de productos electrónicos.

No es probable que las pequeñas cantidades de arsénico que normalmente se encuentran en el medio ambiente (donde usted vive y trabaja) perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero si se expone o entra en contacto con niveles más altos de arsénico, puede ocasionar problemas como el aborto espontáneo y defectos de nacimiento. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que el bebé tiene cuando nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

El arsénico también puede ser perjudicial para los niños. Si los niños se exponen al arsénico durante largo tiempo, puede dar como resultado un cociente intelectual (IQ, por sus siglas en inglés) disminuido.

¿De qué forma se expone al arsénico?

Usted puede estar expuesta a niveles perjudiciales de arsénico si:

  • Trabaja o vive cerca de una fundición de metal (donde se fabrican metales)
  • Trabaja o vive cerca de sitios de desechos o incineradores (donde se quema la basura)
  • Bebe agua de pozo que contiene altos niveles de arsénico. Puede ser agua de pozo cerca de fundiciones, sitios de desechos o incineradores. O puede ser agua de pozo en regiones del país que se caracterizan por tener niveles naturalmente altos de arsénico en la roca, como ciertas partes de Nueva Inglaterra y la región centro oeste.

¿Cómo puede protegerse a sí misma y a su bebé del arsénico durante el embarazo?

Si cree que ha estado expuesta a niveles altos de arsénico, avise a su profesional de la salud. Estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a protegerse:

  • Limite el contacto con el suelo. Use guantes cuando trabaje en el jardín.
  • Haga analizar el agua de pozo para determinar el contenido de arsénico y verificar que sea segura para beber.
  • Barnice o selle las terrazas de madera (decks) y juegos para niños al aire libre fabricados antes del 2003. Se solía usar arsénico en esos productos. Puede usar un barniz o sellante especial para reducir las probabilidades de exponerse al arsénico.

Si es posible que esté expuesta al arsénico en su trabajo, hable con su jefe. Avísele que usted está embarazada. Es posible que pueda cambiar de responsabilidades de trabajo para mantenerse a sí misma y a su bebé seguros durante el embarazo. Para ayudar a protegerse a sí misma del arsénico en el trabajo:

  • Use ropa protectora. Báñese y cámbiese de ropa (incluidos los zapatos) antes de marcharse a su casa.
  • Lave su ropa de trabajo en el empleo o lávela en su casa separadamente del resto de la ropa.
  • Lávese las manos antes de comer.

Revisado en septiembre de 2014