agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Esclerodermia y el embarazo

La esclerodermia es un grupo de enfermedades que afectan al tejido conectivo del cuerpo. El tejido conectivo es el tejido que soporta la piel y los órganos internos, como los riñones, los pulmones y el corazón.

Si tiene esclerodermia, su cuerpo produce demasiada cantidad de una proteína del tejido conectivo llamada colágeno. Cuando se acumula demasiado colágeno en el cuerpo, la piel y los tejidos conectivos se endurecen o se ponen gruesos. La esclerodermia puede dar lugar al dolor e hinchazón de los músculos y las articulaciones. Existen dos tipos principales de esclerodermia: localizada y sistémica. Ambas pueden ser de leves a graves, con períodos de remisión (bienestar) y de recrudecimiento (enfermedad).

La esclerodermia puede ser un problema crónico de salud. Un problema crónico de salud es una afección que dura mucho tiempo o que sucede una y otra vez a lo largo de un período prolongado.

La esclerodermia afecta a alrededor de 40,000 a 165,000 personas en los Estados Unidos. Suele manifestarse en las mujeres en edad de procrear (16 a 44 años). Con el cuidado prenatal adecuado, muchas mujeres con esclerodermia pueden tener embarazos y bebés sanos. El cuidado prenatal es la atención médica durante el embarazo.

¿Qué es la esclerodermia localizada?

La esclerodermia localizada sólo afecta a ciertas partes del cuerpo como la piel, los tejidos de la piel y a veces los músculos. La esclerodermia localizada no perjudica los órganos principales. Suele mejorarse o desaparecer con el tiempo sin tratamiento. Pero a veces puede ser grave y causar cambios en la piel duraderos. Hay dos tipos de esclerodermia localizada. Algunas personas tienen ambos tipos y otros sólo tienen uno.

  1. Esclerodermia morfea. Las manchas enrojecidas de la piel en el pecho, estómago, espalda, cara, brazos o piernas por lo general son las primeras señales de la esclerodermia morfea. Esas manchas se convierten en áreas firmes y ovaladas con el centro color blanco y bordes púrpura alrededor del centro. No sudan y tienen poco vello. Esa condición suele desaparecer en 3 a 5 años. Pero puede dejar manchas oscuras en la piel. En casos poco comunes, algunas personas tienen debilidad muscular incluso después de que la esclerodermia morfea se resuelve sola.
  2. Esclerodermia linear. La señal principal de este trastorno es una línea o veta de piel gruesa que está descolorada. Puede ser más clara u oscura que el resto de su piel o puede tener aspecto amarillento. La raya suele correr de arriba a bajo por una pierna o brazo en un lado del cuerpo. La esclerodermia linear suele durar de 2 a 5 años, aunque puede durar más tiempo o desaparecer y regresar. La esclerodermia linear no suele dejar cambios duraderos en los adultos.

¿Qué es la esclerodermia sistémica?

La esclerodermia sistémica puede afectar a todo el cuerpo, incluyendo la piel, tejidos, vasos sanguíneos y órganos principales, como su corazón, pulmones y riñones. Hay dos tipos de esclerodermia sistémica: esclerodermia cutánea limitada y esclerodermia cutánea difusa.

Esclerodermia cutánea limitada. Este trastorno se desarrolla lentamente con el tiempo. Las señales y los síntomas incluyen:

  • Piel que se torna gruesa en los dedos, manos, cara, parte inferior de los brazos y piernas. Esos cambios en la piel suceden muy lentamente.
  • Calcinosis. Sucede cuando el calcio se forma en los tejidos conectivos de los dedos, manos, cara y torso (sección media del cuerpo), así como en la piel encima de los codos y rodillas. Esos depósitos de calcio pueden causar llagas dolorosas cuando atraviesan la piel hacia afuera.
  • Fenómeno de Raynaud. Este trastorno hace que sus dedos cambien de color cuando tiene frío o está preocupada. Puede causar daño duradero en las yemas de los dedos.
  • Problemas de esófago. Puede suceder cuando los músculos del esófago (el tubo que conecta la garganta con el estómago) no funcionan bien. Puede resultar difícil tragar o usted puede tener ardor estomacal crónico o hinchazón del esófago.
  • Esclerodactilia. Esto sucede cuando el colágeno se acumula en la piel de los dedos. La piel se torna gruesa y tirante. Puede resultar difícil flexionar o estirar los dedos.
  • Telangiectasia. Es la hinchazón de pequeños vasos sanguíneos que causan la aparición de pequeñas manchas rojas en las manos y en la cara.

Esclerodermia cutánea difusa. Este trastorno suele aparecer de repente. Las señales y los síntomas incluyen:

  • Piel gruesa en las manos que se dispersa rápidamente sobre gran parte del cuerpo hasta la cara, las partes superiores de brazos y piernas, pecho y estómago
  • Daño a los órganos, como intestinos, pulmones, corazón y riñones
  • Sentirse cansada
  • No tener hambre
  • Pérdida de peso
  • Articulaciones endurecidas y dolorosas o hinchazón en las articulaciones
  • Piel hinchada, brillante o tirante y con comezón

¿Qué problemas puede causar la esclerodermia durante el embarazo?

Si tiene esclerodermia y está pensando en quedar embarazada, hable con su profesional de la salud. Su trastorno puede afectar el momento en que es seguro quedar embarazada.

Si tiene esclerodermia localizada, es posible que no afecte su embarazo en absoluto. Pero la esclerodermia sistémica puede causar serios problemas en su corazón, pulmones o riñones. Esos problemas suelen aparecer con más frecuencia durante los primeros 3 años de síntomas y causar complicaciones para usted y su bebé durante el embarazo. Por ese motivo, conviene no quedar embarazada durante los primeros 3 años en que tiene síntomas de esclerodermia.

Si tiene esclerodermia sistémica, correrá más riesgo que otras embarazadas de tener:

  • Preeclampsia y otros tipos de alta presión arterial. La preeclampsia es una afección que sucede sólo durante el embarazo (después de la semana 20) o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene proteína en la orina y presión arterial alta al mismo tiempo.
  • Crecimiento deficiente de su bebé
  • Nacimiento prematuro. El nacimiento que sucede antes de las 37 semanas de embarazo.
  • Cesárea. Es una operación en la que el bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero.

¿Cómo sabe si tiene esclerodermia?

Si tiene señales o síntomas de esclerodermia, hable con su profesional de la salud. Para diagnosticar este trastorno, el profesional chequea sus síntomas y su historial de salud y puede usar estas pruebas médicas:

  • Examen físico para chequear si tiene cambios en la piel y otras señales o síntomas
  • Análisis de sangre para detectar ciertos anticuerpos (células del cuerpo que combaten infecciones) que suelen encontrarse en la sangre de personas con esclerodermia
  • Biopsia de la piel para chequear si una muestra de su piel tiene un trastorno de salud
  • Radiografías o tomografía computada (CT). Las radiografías usan radiación para captar una imagen de su cuerpo en una película. La tomografía computada usa equipos de rayos X especiales y poderosas computadoras para tomar imágenes del interior de su cuerpo.

¿Cómo se trata la esclerodermia durante el embarazo?

En este momento, no hay un tratamiento que impida al cuerpo elaborar demasiado colágeno. Pero los profesionales de la salud utilizan varios medicamentos para tratar la esclerodermia. No todos son seguros de tomar durante el embarazo. Si está bajo tratamiento para la esclerodermia antes del embarazo, hable con su profesional de la salud sobre los medicamentos que toma antes de intentar quedar embarazada.

Algunos medicamentos utilizados para la esclerodermia pueden causar defectos de nacimiento si los toma durante el embarazo. Los defectos de nacimiento o congénitos son problemas de salud que están presentes al nacer y que cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Su profesional quizás le cambie los medicamentos antes o durante el embarazo.

Los medicamentos utilizados para tratar la esclerodermia (principalmente la esclerodermia sistémica) incluyen:

  • Bloqueadores de los canales de calcio. Los medicamentos como la Nifedipina (Procardia®) ayudan a la circulación de sangre en los dedos y a reducir la presión arterial. Pregunte a su profesional de la salud si es seguro usar estos medicamentos durante el embarazo.
  • Medicamentos para el ardor estomacal. Los medicamentos como el Omeprazol (Prilosec®) ayudan a aliviar el ardor estomacal. Pregunte a su profesional de la salud si es seguro usar estos medicamentos durante el embarazo.
  • Corticosteroides. Los medicamentos como la Prednisona (Sterapred®) pueden ayudar a reducir la irritación y a aliviar los síntomas. Sin embargo, si los toma durante mucho tiempo, pueden causar efectos secundarios como debilidad en los huesos y cataratas (nublado del lente del ojo que puede afectar la vista). Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos llamados labio leporino y fisura palatina. El labio leporino y la fisura palatina son defectos congénitos en los cuales el labio superior o el paladar (techo de la boca) del bebé no se forma por completo y tiene una abertura. Avise a su profesional de atención prenatal de inmediato si toma estos medicamentos para la esclerodermia.
  • Inmunosupresores. Estos medicamentos se emplean para reducir la fuerza del sistema inmunitario de una persona. Cuando eso sucede, su cuerpo posiblemente no pueda combatir ciertas infecciones. Esos medicamentos no son seguros para usar durante el embarazo. Ejemplos de inmunosupresores incluyen la ciclofosfamida (Cytoxan®), metotrexato (Folex®, Mexate®, Rheumatrex®), azatioprina (Imuran®) y micofenolato mofetil (CellCept®).
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE) Estos medicamentos se utilizan para tratar la presión arterial alta y ayudan a prevenir problemas de riñones. No son seguros para usar durante el embarazo. Ejemplos: Captopril (Capoten®) y enalapril (Vasotec®).
  • Medicamentos para reducir la presión arterial alta en los pulmones. Los medicamentos como el Bosentan (Tracleer®) no deben utilizarse durante el embarazo. Avise a su profesional de inmediato si toma estos tipos de medicamentos.

Si está embarazada y tiene esclerodermia, sus profesionales de la salud examinarán de cerca su embarazo para poder tratar rápidamente los recrudecimientos de la esclerodermia u otros problemas. Si tiene esclerodermia, la puede tratar:

  • Un obstetra de alto riesgo, un médico que atiende a mujeres con graves complicaciones del embarazo
  • Un reumatólogo, un médico especializado en trastornos relacionados con la inflamación (enrojecimiento e hinchazón) o dolor de músculos y articulaciones

Dependiendo del tipo de esclerodermia que tenga y de sus síntomas, es posible que también necesite la atención médica de un:

  • Dermatólogo, un médico que trata problemas de la piel
  • Nefrólogo, un médico que trata problemas de los riñones
  • Cardiólogo, un médico que trata problemas de corazón
  • Gastroenterólogo, un médico que trata problemas del aparato digestivo. El aparato digestivo está formado por órganos y tubos que digieren la comida que usted come.
  • Pulmonólogo, un médico que trata problemas de pulmón

¿Qué causa la esclerodermia?

No se sabe con certeza qué causa la esclerodermia. No se la puede contagiar de otra persona. Entre las causas posibles se encuentran:

  • Sistema inmunitario. La esclerodermia se considera un trastorno autoinmunitario porque el sistema inmunitario puede hacer que el cuerpo elabore demasiado colágeno. Los trastornos autoinmunitarios son problemas de salud que suceden cuando los anticuerpos atacan el tejido sano por error en casi todas partes del cuerpo.
  • Hormonas. Las hormonas son sustancias químicas producidas por el cuerpo. Las mujeres entre 30 y 55 años de edad tienen esclerodermia con una frecuencia de 7 a 12 veces más que los hombres. Por ese motivo, algunos científicos piensan que las hormonas pueden ser un factor en la esclerodermia. Se necesitan más investigaciones para averiguar con certeza.
  • Genes. La esclerodermia no se transmite de padres a hijos por los genes. Pero una persona puede tener ciertos genes que lo hacen más propenso que a otras de tener esclerodermia. Ciertos virus y cosas del medio ambiente pueden desencadenar el trastorno en personas con ciertos genes. Se necesitan más investigaciones para averiguar con certeza.

Para más información

Mayo de 2013

La esclerodermia es un grupo de enfermedades que afectan al tejido conectivo del cuerpo. El tejido conectivo es el tejido que soporta la piel y los órganos internos, como los riñones, los pulmones y el corazón.

Si tiene esclerodermia, su cuerpo produce demasiada cantidad de una proteína del tejido conectivo llamada colágeno. Cuando se acumula demasiado colágeno en el cuerpo, la piel y los tejidos conectivos se endurecen o se ponen gruesos. La esclerodermia puede dar lugar al dolor e hinchazón de los músculos y las articulaciones. Existen dos tipos principales de esclerodermia: localizada y sistémica. Ambas pueden ser de leves a graves, con períodos de remisión (bienestar) y de recrudecimiento (enfermedad).

La esclerodermia puede ser un problema crónico de salud. Un problema crónico de salud es una afección que dura mucho tiempo o que sucede una y otra vez a lo largo de un período prolongado.

La esclerodermia afecta a alrededor de 40,000 a 165,000 personas en los Estados Unidos. Suele manifestarse en las mujeres en edad de procrear (16 a 44 años). Con el cuidado prenatal adecuado, muchas mujeres con esclerodermia pueden tener embarazos y bebés sanos. El cuidado prenatal es la atención médica durante el embarazo.

¿Qué es la esclerodermia localizada?

La esclerodermia localizada sólo afecta a ciertas partes del cuerpo como la piel, los tejidos de la piel y a veces los músculos. La esclerodermia localizada no perjudica los órganos principales. Suele mejorarse o desaparecer con el tiempo sin tratamiento. Pero a veces puede ser grave y causar cambios en la piel duraderos. Hay dos tipos de esclerodermia localizada. Algunas personas tienen ambos tipos y otros sólo tienen uno.

  1. Esclerodermia morfea. Las manchas enrojecidas de la piel en el pecho, estómago, espalda, cara, brazos o piernas por lo general son las primeras señales de la esclerodermia morfea. Esas manchas se convierten en áreas firmes y ovaladas con el centro color blanco y bordes púrpura alrededor del centro. No sudan y tienen poco vello. Esa condición suele desaparecer en 3 a 5 años. Pero puede dejar manchas oscuras en la piel. En casos poco comunes, algunas personas tienen debilidad muscular incluso después de que la esclerodermia morfea se resuelve sola.
  2. Esclerodermia linear. La señal principal de este trastorno es una línea o veta de piel gruesa que está descolorada. Puede ser más clara u oscura que el resto de su piel o puede tener aspecto amarillento. La raya suele correr de arriba a bajo por una pierna o brazo en un lado del cuerpo. La esclerodermia linear suele durar de 2 a 5 años, aunque puede durar más tiempo o desaparecer y regresar. La esclerodermia linear no suele dejar cambios duraderos en los adultos.

¿Qué es la esclerodermia sistémica?

La esclerodermia sistémica puede afectar a todo el cuerpo, incluyendo la piel, tejidos, vasos sanguíneos y órganos principales, como su corazón, pulmones y riñones. Hay dos tipos de esclerodermia sistémica: esclerodermia cutánea limitada y esclerodermia cutánea difusa.

Esclerodermia cutánea limitada. Este trastorno se desarrolla lentamente con el tiempo. Las señales y los síntomas incluyen:

  • Piel que se torna gruesa en los dedos, manos, cara, parte inferior de los brazos y piernas. Esos cambios en la piel suceden muy lentamente.
  • Calcinosis. Sucede cuando el calcio se forma en los tejidos conectivos de los dedos, manos, cara y torso (sección media del cuerpo), así como en la piel encima de los codos y rodillas. Esos depósitos de calcio pueden causar llagas dolorosas cuando atraviesan la piel hacia afuera.
  • Fenómeno de Raynaud. Este trastorno hace que sus dedos cambien de color cuando tiene frío o está preocupada. Puede causar daño duradero en las yemas de los dedos.
  • Problemas de esófago. Puede suceder cuando los músculos del esófago (el tubo que conecta la garganta con el estómago) no funcionan bien. Puede resultar difícil tragar o usted puede tener ardor estomacal crónico o hinchazón del esófago.
  • Esclerodactilia. Esto sucede cuando el colágeno se acumula en la piel de los dedos. La piel se torna gruesa y tirante. Puede resultar difícil flexionar o estirar los dedos.
  • Telangiectasia. Es la hinchazón de pequeños vasos sanguíneos que causan la aparición de pequeñas manchas rojas en las manos y en la cara.

Esclerodermia cutánea difusa. Este trastorno suele aparecer de repente. Las señales y los síntomas incluyen:

  • Piel gruesa en las manos que se dispersa rápidamente sobre gran parte del cuerpo hasta la cara, las partes superiores de brazos y piernas, pecho y estómago
  • Daño a los órganos, como intestinos, pulmones, corazón y riñones
  • Sentirse cansada
  • No tener hambre
  • Pérdida de peso
  • Articulaciones endurecidas y dolorosas o hinchazón en las articulaciones
  • Piel hinchada, brillante o tirante y con comezón

¿Qué problemas puede causar la esclerodermia durante el embarazo?

Si tiene esclerodermia y está pensando en quedar embarazada, hable con su profesional de la salud. Su trastorno puede afectar el momento en que es seguro quedar embarazada.

Si tiene esclerodermia localizada, es posible que no afecte su embarazo en absoluto. Pero la esclerodermia sistémica puede causar serios problemas en su corazón, pulmones o riñones. Esos problemas suelen aparecer con más frecuencia durante los primeros 3 años de síntomas y causar complicaciones para usted y su bebé durante el embarazo. Por ese motivo, conviene no quedar embarazada durante los primeros 3 años en que tiene síntomas de esclerodermia.

Si tiene esclerodermia sistémica, correrá más riesgo que otras embarazadas de tener:

  • Preeclampsia y otros tipos de alta presión arterial. La preeclampsia es una afección que sucede sólo durante el embarazo (después de la semana 20) o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene proteína en la orina y presión arterial alta al mismo tiempo.
  • Crecimiento deficiente de su bebé
  • Nacimiento prematuro. El nacimiento que sucede antes de las 37 semanas de embarazo.
  • Cesárea. Es una operación en la que el bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero.

¿Cómo sabe si tiene esclerodermia?

Si tiene señales o síntomas de esclerodermia, hable con su profesional de la salud. Para diagnosticar este trastorno, el profesional chequea sus síntomas y su historial de salud y puede usar estas pruebas médicas:

  • Examen físico para chequear si tiene cambios en la piel y otras señales o síntomas
  • Análisis de sangre para detectar ciertos anticuerpos (células del cuerpo que combaten infecciones) que suelen encontrarse en la sangre de personas con esclerodermia
  • Biopsia de la piel para chequear si una muestra de su piel tiene un trastorno de salud
  • Radiografías o tomografía computada (CT). Las radiografías usan radiación para captar una imagen de su cuerpo en una película. La tomografía computada usa equipos de rayos X especiales y poderosas computadoras para tomar imágenes del interior de su cuerpo.

¿Cómo se trata la esclerodermia durante el embarazo?

En este momento, no hay un tratamiento que impida al cuerpo elaborar demasiado colágeno. Pero los profesionales de la salud utilizan varios medicamentos para tratar la esclerodermia. No todos son seguros de tomar durante el embarazo. Si está bajo tratamiento para la esclerodermia antes del embarazo, hable con su profesional de la salud sobre los medicamentos que toma antes de intentar quedar embarazada.

Algunos medicamentos utilizados para la esclerodermia pueden causar defectos de nacimiento si los toma durante el embarazo. Los defectos de nacimiento o congénitos son problemas de salud que están presentes al nacer y que cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Su profesional quizás le cambie los medicamentos antes o durante el embarazo.

Los medicamentos utilizados para tratar la esclerodermia (principalmente la esclerodermia sistémica) incluyen:

  • Bloqueadores de los canales de calcio. Los medicamentos como la Nifedipina (Procardia®) ayudan a la circulación de sangre en los dedos y a reducir la presión arterial. Pregunte a su profesional de la salud si es seguro usar estos medicamentos durante el embarazo.
  • Medicamentos para el ardor estomacal. Los medicamentos como el Omeprazol (Prilosec®) ayudan a aliviar el ardor estomacal. Pregunte a su profesional de la salud si es seguro usar estos medicamentos durante el embarazo.
  • Corticosteroides. Los medicamentos como la Prednisona (Sterapred®) pueden ayudar a reducir la irritación y a aliviar los síntomas. Sin embargo, si los toma durante mucho tiempo, pueden causar efectos secundarios como debilidad en los huesos y cataratas (nublado del lente del ojo que puede afectar la vista). Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos llamados labio leporino y fisura palatina. El labio leporino y la fisura palatina son defectos congénitos en los cuales el labio superior o el paladar (techo de la boca) del bebé no se forma por completo y tiene una abertura. Avise a su profesional de atención prenatal de inmediato si toma estos medicamentos para la esclerodermia.
  • Inmunosupresores. Estos medicamentos se emplean para reducir la fuerza del sistema inmunitario de una persona. Cuando eso sucede, su cuerpo posiblemente no pueda combatir ciertas infecciones. Esos medicamentos no son seguros para usar durante el embarazo. Ejemplos de inmunosupresores incluyen la ciclofosfamida (Cytoxan®), metotrexato (Folex®, Mexate®, Rheumatrex®), azatioprina (Imuran®) y micofenolato mofetil (CellCept®).
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE) Estos medicamentos se utilizan para tratar la presión arterial alta y ayudan a prevenir problemas de riñones. No son seguros para usar durante el embarazo. Ejemplos: Captopril (Capoten®) y enalapril (Vasotec®).
  • Medicamentos para reducir la presión arterial alta en los pulmones. Los medicamentos como el Bosentan (Tracleer®) no deben utilizarse durante el embarazo. Avise a su profesional de inmediato si toma estos tipos de medicamentos.

Si está embarazada y tiene esclerodermia, sus profesionales de la salud examinarán de cerca su embarazo para poder tratar rápidamente los recrudecimientos de la esclerodermia u otros problemas. Si tiene esclerodermia, la puede tratar:

  • Un obstetra de alto riesgo, un médico que atiende a mujeres con graves complicaciones del embarazo
  • Un reumatólogo, un médico especializado en trastornos relacionados con la inflamación (enrojecimiento e hinchazón) o dolor de músculos y articulaciones

Dependiendo del tipo de esclerodermia que tenga y de sus síntomas, es posible que también necesite la atención médica de un:

  • Dermatólogo, un médico que trata problemas de la piel
  • Nefrólogo, un médico que trata problemas de los riñones
  • Cardiólogo, un médico que trata problemas de corazón
  • Gastroenterólogo, un médico que trata problemas del aparato digestivo. El aparato digestivo está formado por órganos y tubos que digieren la comida que usted come.
  • Pulmonólogo, un médico que trata problemas de pulmón

¿Qué causa la esclerodermia?

No se sabe con certeza qué causa la esclerodermia. No se la puede contagiar de otra persona. Entre las causas posibles se encuentran:

  • Sistema inmunitario. La esclerodermia se considera un trastorno autoinmunitario porque el sistema inmunitario puede hacer que el cuerpo elabore demasiado colágeno. Los trastornos autoinmunitarios son problemas de salud que suceden cuando los anticuerpos atacan el tejido sano por error en casi todas partes del cuerpo.
  • Hormonas. Las hormonas son sustancias químicas producidas por el cuerpo. Las mujeres entre 30 y 55 años de edad tienen esclerodermia con una frecuencia de 7 a 12 veces más que los hombres. Por ese motivo, algunos científicos piensan que las hormonas pueden ser un factor en la esclerodermia. Se necesitan más investigaciones para averiguar con certeza.
  • Genes. La esclerodermia no se transmite de padres a hijos por los genes. Pero una persona puede tener ciertos genes que lo hacen más propenso que a otras de tener esclerodermia. Ciertos virus y cosas del medio ambiente pueden desencadenar el trastorno en personas con ciertos genes. Se necesitan más investigaciones para averiguar con certeza.

Para más información

Mayo de 2013