agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Mantenerse segura

La radiación y el embarazo

La radiación es un tipo de energía. Se desplaza por el aire en forma de rayos o partículas. La radiación puede adherirse a materiales como el polvillo, las partículas de polvo o los líquidos. Esos materiales pueden tornarse radioactivos, lo cual significa que emiten radiación.

Usted está expuesta o entra en contacto con pequeñas cantidades de radiación casi todos los días. Esta radiación proviene de fuentes naturales (como los rayos de sol) y de fuentes artificiales (como hornos de microondas y rayos X médicos). Esos tipos de radiación no causan daños graves. Sin embargo, las emergencias de radiación, tales como un accidente de una planta de energía nuclear, pueden exponerla a cantidades más grandes y peligrosas de radiación. Eso puede causar daño para usted y para su bebé.

Si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación, avise de inmediato a su profesional de la salud.

¿Cómo puede protegerse a sí misma y a su bebé de la radiación durante el embarazo?

Avise a todos los profesionales de la salud que vea, incluido su dentista, que está embarazada antes de que le hagan rayos X u otras pruebas que usan radiación, tales como la tomografía computada (también llamada CT o CT scan) o un mamograma. La mayoría de las radiografías (rayos X) son seguras durante el embarazo. Pero si está embarazada y necesita una radiografía o una tomografía computada de su abdomen, es posible que el profesional espere hasta que nazca su bebé, le cambie la prueba para reducir la cantidad de radiación o indique otra prueba que no usa radiación, como el ultrasonido. Usted y su profesional pueden decidir qué prueba es mejor para usted.

Si trabaja con radiación en su empleo, hable con su jefe. Dígale que está embarazada. Es posible que pueda cambiar de responsabilidades de trabajo para mantenerse a sí misma y a su bebé seguros durante el embarazo.

Si ha estado en una emergencia de radiación con posible exposición a grandes cantidades de radiación, siga estas pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés): 

  1. Vaya adentro. Vaya al centro de un edificio o sótano, lejos de las puertas y ventanas. Entre a las mascotas.
  2. Quédese adentro. Cierre y trabe las ventanas y las puertas. Dúchese o límpiese las partes expuestas del cuerpo con un paño húmedo. Beba agua embotellada y coma alimentos en envases sellados.
  3. Manténgase en sintonía. Use radios, televisores, computadoras y dispositivos móviles para enterarse de las últimas noticias de las autoridades de su área.

Si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación, avise de inmediato a su profesional de la salud.

¿Cómo afecta la radiación a usted y a su bebé durante el embarazo?

Durante el embarazo, su cuerpo protege a su bebé de la mayoría de la radiación a la que usted está expuesta todos los días. La mayoría de los bebés nacidos de mamás que entran en contacto con pequeñas cantidades de radiación durante el embarazo no corren mayor riesgo de tener defectos de nacimiento. El defecto de nacimiento es un problema de salud que tiene el bebé al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

Si traga o respira materiales radioactivos durante el embarazo, pueden entrarle en la corriente sanguínea y pasar por el cordón umbilical a su bebé. También pueden acumularse en áreas del cuerpo que están cerca del útero (matriz), como por ejemplo la vejiga. El efecto en su bebé depende de la cantidad de radiación que su cuerpo asimila, del tipo de radiación y del tiempo durante el que estuvo en contacto con ella. Su bebé es más sensible a la radiación entre las 2 y las 18 semanas de embarazo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede:

  • Retrasar el crecimiento de su bebé
  • Causar defectos de nacimiento
  • Afectar el desarrollo del cerebro de su bebé
  • Causar cáncer en su bebé
  • Causar aborto espontáneo. El aborto espontáneo es la muerte del bebé en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo.

No es común la exposición a grandes cantidades de radiación, que es equivalente a tener más de 500 radiografías de pecho al mismo tiempo. Eso sucedió con las mujeres de Japón después de que se arrojaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki en el año 1945. Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación, quizás no se sienta mal, pero la radiación puede causar graves problemas para su bebé.

Tampoco es común la exposición a cantidades extremadamente grandes de radiación, que es equivalente a tener más de 5,000 radiografías de pecho al mismo tiempo. Eso sucedió con las mujeres en el accidente de la planta nuclear de Chernobyl en Ucrania en 1986. Si usted entra en contacto con cantidades extremadamente grandes de radiación, quizás muestre señales de enfermedad por radiación, incluyendo: 

  • Vómitos, diarrea y materia fecal con sangre
  • Fiebre
  • Fatiga (estar muy cansada)
  • Pérdida del cabello

Comuníquese de inmediato con su profesional de la salud si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación.

¿Puede la radiación del accidente nuclear de Japón en 2011 afectarle ahora en los Estados Unidos? 

Desde el accidente de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en Japón en el año 2011, se han encontrado cantidades muy pequeñas de radiación en los Estados Unidos. Los CDC dicen que no es suficiente radiación para causar problemas de salud en este país, así que no es necesario tratarse por exposición.

Revisado en enero de 2015

La radiación es un tipo de energía. Se desplaza por el aire en forma de rayos o partículas. La radiación puede adherirse a materiales como el polvillo, las partículas de polvo o los líquidos. Esos materiales pueden tornarse radioactivos, lo cual significa que emiten radiación.

Usted está expuesta o entra en contacto con pequeñas cantidades de radiación casi todos los días. Esta radiación proviene de fuentes naturales (como los rayos de sol) y de fuentes artificiales (como hornos de microondas y rayos X médicos). Esos tipos de radiación no causan daños graves. Sin embargo, las emergencias de radiación, tales como un accidente de una planta de energía nuclear, pueden exponerla a cantidades más grandes y peligrosas de radiación. Eso puede causar daño para usted y para su bebé.

Si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación, avise de inmediato a su profesional de la salud.

¿Cómo puede protegerse a sí misma y a su bebé de la radiación durante el embarazo?

Avise a todos los profesionales de la salud que vea, incluido su dentista, que está embarazada antes de que le hagan rayos X u otras pruebas que usan radiación, tales como la tomografía computada (también llamada CT o CT scan) o un mamograma. La mayoría de las radiografías (rayos X) son seguras durante el embarazo. Pero si está embarazada y necesita una radiografía o una tomografía computada de su abdomen, es posible que el profesional espere hasta que nazca su bebé, le cambie la prueba para reducir la cantidad de radiación o indique otra prueba que no usa radiación, como el ultrasonido. Usted y su profesional pueden decidir qué prueba es mejor para usted.

Si trabaja con radiación en su empleo, hable con su jefe. Dígale que está embarazada. Es posible que pueda cambiar de responsabilidades de trabajo para mantenerse a sí misma y a su bebé seguros durante el embarazo.

Si ha estado en una emergencia de radiación con posible exposición a grandes cantidades de radiación, siga estas pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés): 

  1. Vaya adentro. Vaya al centro de un edificio o sótano, lejos de las puertas y ventanas. Entre a las mascotas.
  2. Quédese adentro. Cierre y trabe las ventanas y las puertas. Dúchese o límpiese las partes expuestas del cuerpo con un paño húmedo. Beba agua embotellada y coma alimentos en envases sellados.
  3. Manténgase en sintonía. Use radios, televisores, computadoras y dispositivos móviles para enterarse de las últimas noticias de las autoridades de su área.

Si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación, avise de inmediato a su profesional de la salud.

¿Cómo afecta la radiación a usted y a su bebé durante el embarazo?

Durante el embarazo, su cuerpo protege a su bebé de la mayoría de la radiación a la que usted está expuesta todos los días. La mayoría de los bebés nacidos de mamás que entran en contacto con pequeñas cantidades de radiación durante el embarazo no corren mayor riesgo de tener defectos de nacimiento. El defecto de nacimiento es un problema de salud que tiene el bebé al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

Si traga o respira materiales radioactivos durante el embarazo, pueden entrarle en la corriente sanguínea y pasar por el cordón umbilical a su bebé. También pueden acumularse en áreas del cuerpo que están cerca del útero (matriz), como por ejemplo la vejiga. El efecto en su bebé depende de la cantidad de radiación que su cuerpo asimila, del tipo de radiación y del tiempo durante el que estuvo en contacto con ella. Su bebé es más sensible a la radiación entre las 2 y las 18 semanas de embarazo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede:

  • Retrasar el crecimiento de su bebé
  • Causar defectos de nacimiento
  • Afectar el desarrollo del cerebro de su bebé
  • Causar cáncer en su bebé
  • Causar aborto espontáneo. El aborto espontáneo es la muerte del bebé en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo.

No es común la exposición a grandes cantidades de radiación, que es equivalente a tener más de 500 radiografías de pecho al mismo tiempo. Eso sucedió con las mujeres de Japón después de que se arrojaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki en el año 1945. Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación, quizás no se sienta mal, pero la radiación puede causar graves problemas para su bebé.

Tampoco es común la exposición a cantidades extremadamente grandes de radiación, que es equivalente a tener más de 5,000 radiografías de pecho al mismo tiempo. Eso sucedió con las mujeres en el accidente de la planta nuclear de Chernobyl en Ucrania en 1986. Si usted entra en contacto con cantidades extremadamente grandes de radiación, quizás muestre señales de enfermedad por radiación, incluyendo: 

  • Vómitos, diarrea y materia fecal con sangre
  • Fiebre
  • Fatiga (estar muy cansada)
  • Pérdida del cabello

Comuníquese de inmediato con su profesional de la salud si cree que ha estado expuesta a niveles altos de radiación.

¿Puede la radiación del accidente nuclear de Japón en 2011 afectarle ahora en los Estados Unidos? 

Desde el accidente de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en Japón en el año 2011, se han encontrado cantidades muy pequeñas de radiación en los Estados Unidos. Los CDC dicen que no es suficiente radiación para causar problemas de salud en este país, así que no es necesario tratarse por exposición.

Revisado en enero de 2015