agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Cuidado prenatal

Pruebas prenatales de rutina

Durante el embarazo, se le realizarán pruebas prenatales de rutina como parte de sus cuidados prenatales. Estas pruebas permiten a su profesional de la salud controlar su estado de salud y el de su bebé.

Su primera visita prenatal

Durante su primera visita prenatal, su profesional de la salud le pedirá que se realice un análisis de sangre y de orina para identificar lo siguiente:

  • Condiciones que podrían ser peligrosas para la salud de su bebé (por ejemplo, hepatitis B, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual). Su profesional le preguntará si desea realizarse una prueba de VIH, el virus que causa el SIDA.
  • Anticuerpos que muestran si es inmune o no a la rubéola (sarampión alemán) y a la varicela,
    enfermedades que pueden causar defectos de nacimiento si la madre las contrae por primera
    vez durante el embarazo.
  • Anemia (bajo recuento de glóbulos rojos), lo que podría hacer que se sienta particularmente cansada y, en algunos casos, aumentar su riesgo de parto prematuro.
  • Su grupo sanguíneo, incluido el factor Rh de sus glóbulos rojos. El factor Rh es una proteína que algunas personas tienen en los glóbulos de la sangre. Si no tiene esta proteína, usted tiene un factor rh negativo. Los bebés de las mujeres que tienen un factr Rh negativo pueden tener un problema de sangre llamado intolerancia de Rh. Si es Rh negativa, se le debe dar una inyección llamada inmunoglobulina a la semana 28 de embarazo.
  • Bacterias en la orina. La presencia de bacterias en la orina puede indicar una infección en las vías urinarias. La mayoría de las mujeres no presenta síntomas, pero incluso una infección sin síntomas puede propagarse y llegar a los riñones, donde puede representar un grave riesgo para la madre y el bebé. Las infecciones de las vías urinarias se tratan con antibióticos que son seguros tanto para la madre como para el bebé
  • Azúcar en la orina. Éste puede ser un signo de diabetes gestacional. Es posible que su profesional le pida que se realice pruebas adicionales si se le detecta azúcar en la orina.
  • Proteína en la orina. Esto puede indicar una infección de las vías urinarias o, en una etapa posterior del embarazo, una condición relacionada con el embarazo que incluye alta presión arterial. Es posible que su profesional le pida que se realice pruebas adicionales si detecta proteína en la orina.

Todas estas pruebas son rutinarias pero son importantes para proteger su salud y la salud de su bebé. Es probable que su profesional le indique un análisis de orina en cada visita prenatal y un análisis de sangre para la anemia al menos una vez más durante su embarazo

También es posible que su profesional le pida que se realice una prueba de portador de fibrosis quística, una enfermedad hereditaria que puede afectar de forma severa la respiración y la digestión. No existe cura para la fibrosis quística. Los niños que heredan un gen anormal de cada padre desarrollan la enfermedad. El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) recomienda a todas las parejas que tienen pensado tener un bebé y a las mujeres embarazadas realizarse una prueba de fibrosis quística. La decisión queda a su criterio.

Siguientes visitas prenatales

En cada visita prenatal, su profesional puede controlar el nivel de proteína en la orina y le medirá la presión arterial. La presencia de proteína en la orina y la alta presión arterial son síntomas de una condición relacionada con el embarazo llamada preeclampsia, que se caracteriza por la alta presión arterial.

La preeclampsia afecta a aproximadamente del 5 al 8 por ciento de las mujeres embarazadas y, si no se la trata, puede provocar serios problemas, incluido el crecimiento insuficiente del feto. En casos poco frecuentes puede progresar hasta convertirse en eclampsia, una condición capaz de poner en peligro su vida entre cuyos síntomas se incluyen las convulsiones y que, en algunos casos, lleva al estado de coma. Con un diagnóstico y tratamiento tempranos, es probable que la preeclampsia no represente un riesgo serio para su bebé, lo cual es otra razón por la que es importante asistir a todas sus citas prenatales.

Además, en cada visita su profesional escuchará los latidos del corazón de su bebé con un dispositivo de uso manual llamado Doppler. Al cabo de unas 20 semanas, también le medirá el abdomen para controlar el crecimiento de su bebé. Si los latidos del corazón y el índice de crecimiento del bebé son normales, es una señal importante de que se está desarrollando como corresponde.

Use sus visitas prenatales para hacerle preguntas a su profesional de la salud sobre su embarazo y la salud de su bebé.

Noviembre de 2010

Durante el embarazo, se le realizarán pruebas prenatales de rutina como parte de sus cuidados prenatales. Estas pruebas permiten a su profesional de la salud controlar su estado de salud y el de su bebé.

Su primera visita prenatal

Durante su primera visita prenatal, su profesional de la salud le pedirá que se realice un análisis de sangre y de orina para identificar lo siguiente:

  • Condiciones que podrían ser peligrosas para la salud de su bebé (por ejemplo, hepatitis B, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual). Su profesional le preguntará si desea realizarse una prueba de VIH, el virus que causa el SIDA.
  • Anticuerpos que muestran si es inmune o no a la rubéola (sarampión alemán) y a la varicela,
    enfermedades que pueden causar defectos de nacimiento si la madre las contrae por primera
    vez durante el embarazo.
  • Anemia (bajo recuento de glóbulos rojos), lo que podría hacer que se sienta particularmente cansada y, en algunos casos, aumentar su riesgo de parto prematuro.
  • Su grupo sanguíneo, incluido el factor Rh de sus glóbulos rojos. El factor Rh es una proteína que algunas personas tienen en los glóbulos de la sangre. Si no tiene esta proteína, usted tiene un factor rh negativo. Los bebés de las mujeres que tienen un factr Rh negativo pueden tener un problema de sangre llamado intolerancia de Rh. Si es Rh negativa, se le debe dar una inyección llamada inmunoglobulina a la semana 28 de embarazo.
  • Bacterias en la orina. La presencia de bacterias en la orina puede indicar una infección en las vías urinarias. La mayoría de las mujeres no presenta síntomas, pero incluso una infección sin síntomas puede propagarse y llegar a los riñones, donde puede representar un grave riesgo para la madre y el bebé. Las infecciones de las vías urinarias se tratan con antibióticos que son seguros tanto para la madre como para el bebé
  • Azúcar en la orina. Éste puede ser un signo de diabetes gestacional. Es posible que su profesional le pida que se realice pruebas adicionales si se le detecta azúcar en la orina.
  • Proteína en la orina. Esto puede indicar una infección de las vías urinarias o, en una etapa posterior del embarazo, una condición relacionada con el embarazo que incluye alta presión arterial. Es posible que su profesional le pida que se realice pruebas adicionales si detecta proteína en la orina.

Todas estas pruebas son rutinarias pero son importantes para proteger su salud y la salud de su bebé. Es probable que su profesional le indique un análisis de orina en cada visita prenatal y un análisis de sangre para la anemia al menos una vez más durante su embarazo

También es posible que su profesional le pida que se realice una prueba de portador de fibrosis quística, una enfermedad hereditaria que puede afectar de forma severa la respiración y la digestión. No existe cura para la fibrosis quística. Los niños que heredan un gen anormal de cada padre desarrollan la enfermedad. El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) recomienda a todas las parejas que tienen pensado tener un bebé y a las mujeres embarazadas realizarse una prueba de fibrosis quística. La decisión queda a su criterio.

Siguientes visitas prenatales

En cada visita prenatal, su profesional puede controlar el nivel de proteína en la orina y le medirá la presión arterial. La presencia de proteína en la orina y la alta presión arterial son síntomas de una condición relacionada con el embarazo llamada preeclampsia, que se caracteriza por la alta presión arterial.

La preeclampsia afecta a aproximadamente del 5 al 8 por ciento de las mujeres embarazadas y, si no se la trata, puede provocar serios problemas, incluido el crecimiento insuficiente del feto. En casos poco frecuentes puede progresar hasta convertirse en eclampsia, una condición capaz de poner en peligro su vida entre cuyos síntomas se incluyen las convulsiones y que, en algunos casos, lleva al estado de coma. Con un diagnóstico y tratamiento tempranos, es probable que la preeclampsia no represente un riesgo serio para su bebé, lo cual es otra razón por la que es importante asistir a todas sus citas prenatales.

Además, en cada visita su profesional escuchará los latidos del corazón de su bebé con un dispositivo de uso manual llamado Doppler. Al cabo de unas 20 semanas, también le medirá el abdomen para controlar el crecimiento de su bebé. Si los latidos del corazón y el índice de crecimiento del bebé son normales, es una señal importante de que se está desarrollando como corresponde.

Use sus visitas prenatales para hacerle preguntas a su profesional de la salud sobre su embarazo y la salud de su bebé.

Noviembre de 2010