agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Mantenerse segura

Riesgos ambientales y el embarazo

Un embarazo sano no se limita tan sólo a una alimentación sana y a recibir buen cuidado prenatal. Es importante también mantener su medio ambiente (lugar donde usted vive y trabaja) libre de cosas que puedan perjudicar a usted y a su bebé como la radiación, los compuestos químicos y algunos metales.

Las sustancias perjudiciales pueden entrar en su cuerpo por la piel o cuando usted respira, come o bebe. Algunas pueden ser inmediatamente peligrosas para usted y su bebé. En el caso de otras sustancias, es necesario estar en contacto con grandes cantidades durante un tiempo largo para que sean perjudiciales.

Algunos trabajos, como la agricultura y los trabajos en tintorerías o fábricas, pueden forzarla a estar cerca o en contacto con sustancias perjudiciales. Si usted trabaja en este tipo de labores, hable con su profesional de la salud y con su empleador sobre cómo protegerse antes y durante el embarazo. Quizás necesite protección extra en el trabajo o un cambio de tareas laborales para no correr riesgo.

También puede tomar pasos para protegerse y proteger a su bebé contra sustancias perjudiciales en su casa.

¿Puede perjudicar su embarazo el mercurio?  

El mercurio es un metal. Si usted tiene contacto con niveles altos de mercurio durante el embarazo, podría causar problemas para usted y su bebé. El mercurio puede causar daños a varias partes del cuerpo, incluyendo los pulmones, riñones y el sistema nervioso (incluyendo el cerebro, médula espina y nervios). También podría causar problemas de audición y de la vista. La gravedad del daño depende de la cantidad de mercurio a la cual es expuesta. Los bebé expuestos al mercurio en el útero pueden sufrir de daño cerebral y problemas de la vista y audición. 

¿Puede perjudicar su embarazo la radiación?

La radiación es un tipo de energía. Viaja como rayos o partículas en el aire. La radiación puede adherirse a materiales como el polvillo, las partículas de polvo o los líquidos. Esos materiales pueden tornarse radioactivos, lo cual significa que emiten radiación.

Casi todos los días, uno entra en contacto con pequeñas cantidades de radiación. Esa radiación proviene de fuentes naturales (como los rayos de sol) y de fuentes artificiales (como microondas y rayos X médicos) que no son perjudiciales. Sin embargo, un accidente de una planta de energía nuclear o emergencia similar podría causar el contacto con cantidades más grandes y más peligrosas de radiación.

Crisis nuclear en Japón del 2011
Desde el accidente de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en Japón en el año 2011, se han encontrado cantidades muy pequeñas de radiación en los Estados Unidos. Según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), no es suficiente radiación como para causar problemas de salud. Por lo tanto, no es preciso tomar medicamentos para tratar la enfermedad por radiación. Esos medicamentos sólo se recetan para personas que tienen contacto estrecho con grandes cantidades de radiación. De hecho, esos medicamentos pueden causar problemas de salud en las personas que no los necesitan.

Radiación durante el embarazo
Durante el embarazo, su cuerpo trabaja arduamente para proteger a su bebé de la radiación con la que usted tiene contacto todos los días. La mayoría de los bebés nacidos de mamás que entraron en contacto con pequeñas cantidades de radiación durante el embarazo no corren mayor riesgo de tener defectos de nacimiento. Sin embargo, cierto tipo de radiación puede causar problemas de salud para usted y su bebé. Depende de la cantidad de radiación que su cuerpo asimila, del tipo de radiación y del tiempo durante el que estuvo en contacto con aquella.

Si usted está en contacto con grandes cantidades de material radioactivo, y ese material entra en su cuerpo (usted lo traga o lo respira), puede causarle perjuicios a su bebé durante el embarazo. Cuando el material radioactivo entra en su corriente sanguínea, puede pasar por el cordón umbilical a su bebé. También puede ser peligroso si el material radioactivo se acumula en partes de su cuerpo que están cerca del útero (matriz), como por ejemplo la vejiga.

Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación al principio de su embarazo, su bebé puede correr el riesgo de tener defectos de nacimiento. No es común la exposición a grandes cantidades de radiación, que es equivalente a tener más de 500 radiografías de pecho al mismo tiempo. Pero algunas embarazadas en Japón entraron en contacto con esa gran cantidad de radiación después de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki en el año 1945. Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación, quizás no se sienta mal, pero la radiación puede ser suficiente como para causar graves problemas para su bebé. La radiación puede retrasar su crecimiento, causar defectos de nacimiento, afectar el desarrollo del cerebro o producir cáncer.

Las cantidades extremadamente grandes de radiación en etapas avanzadas del embarazo pueden causar riesgos de salud graves para su bebé. No es común la exposición a cantidades extremadamente grandes de radiación, que es equivalente a tener más de 5,000 radiografías de pecho al mismo tiempo. Pero algunas mujeres entraron en contacto con esas cantidades extremas de radiación cuando sucedió el accidente de la planta de energía nuclear Chernobyl en Ucrania en el año 1986. Si usted entra en contacto con cantidades extremadamente grandes de radiación, quizás muestre señales de enfermedad por radiación. Los síntomas iniciales incluyen vómitos, diarrea y fiebre. Las señales posteriores de enfermedad por radiación varían de fatiga a pérdida del cabello o materia fecal con sangre.

Si está embarazada, comuníquese de inmediato con su profesional de la salud si cree que ha estado expuesta a grandes cantidades de radiación. CDC ofrece sugerencias para prepararse para las emergencias en caso de radiación y los pasos que debe tomar para no correr riesgo después de haber estado expuesta a la radiación.

¿Puede perjudicar su embarazo el plomo?

El plomo es un metal. Se solía usar en la gasolina y en las pinturas para casas, pero ya no se utiliza en ningún producto. No es posible ver, oler ni sentir el sabor de la mayoría del plomo usado en los productos. Hoy en día las fuentes más comunes de plomo son las pinturas para casas (usadas antes de 1978) y agua que proviene de pozos o por tuberías de plomo.

El plomo puede ser perjudicial para todos, pero es especialmente peligroso para niños pequeños y mujeres embarazadas. El contacto con el plomo durante el embarazo puede crearle el riesgo de aborto espontáneo, y su bebé puede correr el riesgo de nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y retrasos del desarrollo. La mayoría de las mujeres de este país no tienen contacto con altos niveles de plomo. Pero si cree que lo tiene, su profesional de la salud puede comprobar su nivel de plomo en sangre mediante un análisis de sangre.

Pintura a base de plomo
Si vive en una casa que se construyó antes del año 1978, podría tener contacto con el plomo. Las casas más antiguas se pintaban con pintura que contenía plomo.
Si vive en una casa antigua y la pintura no se está pelando ni descascarando, hay poco riesgo para su salud. Sin embargo, la pintura descascarada puede producir polvo con sustancias de plomo, que es perjudicial para la salud.

Si necesita remover pintura a base de plomo de su casa, contrate expertos. No se quede en su casa hasta que el trabajo esté terminado. Averigüe más información sobre la pintura a base de plomo y cómo removerla en el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

El plomo en el agua
Si tiene tuberías de plomo en su casa o si tiene un pozo de agua, es posible que el plomo se filtre en su agua potable. Hervir el agua no elimina el plomo. Si cree que tiene tuberías de plomo:

  • Use sólo agua fría para beber y cocinar. El agua de la tubería de agua fría tiene menos plomo que el de la tubería de agua caliente.
  • Deje correr el agua durante 15-30 segundos antes de tomarla, de usarla para cocinar o de preparar la leche de fórmula para su bebé, en especial si no ha usado el agua durante unas horas. Si usa un filtro de agua, fíjese que sea certificado por NSF International para quitar el plomo.
  • Comuníquese con su departamento de salud local o proveedor de agua para averiguar cómo hacer la prueba de detección de plomo en las tuberías.

Si usa agua de pozo, comuníquese con la línea de asistencia de agua potable de la EPA (EPA Safe Drinking Water Hotline) al (800) 426-4791 para averiguar cómo hacer una prueba en su pozo de agua para detectar plomo y otras sustancias perjudiciales para su salud.

Otras fuentes de plomo en el hogar
El plomo puede encontrarse en otras partes de una casa, incluyendo:

  • Copas de cristal con plomo y algunos platos de cerámica. No los use. Los artículos de cerámica que compra en las tiendas suelen ser más seguros que los elaborados por artesanos porque las tiendas deben seguir ciertas normas de seguridad.
  • Algunos artículos para artesanías y manualidades, como pinturas al óleo, barnices para cerámicas y materiales para vidrios de colores. Durante el embarazo y la lactancia materna, use artículos para artesanías y manualidades sin plomo.
  • Minipersianas de vinilo provenientes de otros países.
  • Antiguos juguetes pintados y algunos juguetes nuevos y alhajas. El sitio web de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos tiene información sobre productos retirados del mercado.
  • Maquillaje, como lápices de labio, que tiene surma o kohl. Lea la lista de ingredientes en la etiqueta del maquillaje.
  • Comida enlatada de otros países.
  • Dulce de México llamado “Chaca Chaca”. El plomo de este dulce puede provenir de ingredientes como polvo de chili y tamarindo o de la tinta en la envoltura de plástico o papel.

El plomo en el trabajo
Si su trabajo la pone en contacto con grandes cantidades de plomo, quizás corra riesgo su salud. Esos trabajos incluyen pinturas, plomería, reparación de automóviles, fabricación de baterías y ciertos tipos de construcción.

Para ayudarla a no correr riesgos:

  • Cámbiese la ropa (y el calzado) antes de marcharse a su casa.
  • Dúchese en el trabajo para evitar traer el plomo a su casa. 
  • Lave su ropa de trabajo en el empleo o lávela en su casa separadamente del resto de la ropa.

¿Puede perjudicar su embarazo el arsénico?

El arsénico es un metal. Se incorpora al medio ambiente mediante fuentes naturales (erosión de las rocas e incendios forestales) y fuentes artificiales (explotación minera y fabricación de productos electrónicos).

No es probable que las pequeñas cantidades de arsénico que normalmente se encuentran en el medio ambiente perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero si entra en contacto con niveles más altos de arsénico, pueden ser perjudiciales para su embarazo y causar problemas como aborto espontáneo y defectos de nacimiento.

El arsénico también puede ser perjudicial para los niños. Si los niños tienen contacto con el arsénico durante largo tiempo, puede dar como resultado una disminución del cociente intelectual (IQ).

Usted puede estar en contacto con niveles perjudiciales de arsénico si:

  • Trabaja o vive cerca de una fundición de metal (donde se fabrican metales)
  • Vive cerca de sitios donde se depositan desechos peligrosos o de incineradores (quemadores de basura)
  • Bebe agua de pozo que contiene altos niveles de arsénico. Puede ser agua de pozo cerca de fundiciones, sitios de desechos o incineradores. Puede ser agua de pozo en regiones del país que se caracterizan por tener niveles naturalmente altos de arsénico en la roca, como ciertas partes de Nueva Inglaterra y la región centro oeste.

Si vive en áreas que pueden tener niveles altos de arsénico, siga estos pasos para protegerse:

  • Limite el contacto con el suelo.
  • Haga analizar el agua de pozo para determinar el contenido de arsénico y verificar que sea segura para beber.
  • Selle las terrazas de madera (decks) y juegos para niños al aire libre fabricados antes del 2003. Se solía usar arsénico en esos productos. Puede usar un barniz o sellante especial para reducir las probabilidades de entrar en contacto con el arsénico.
  • Cámbiese la ropa y el calzado de trabajo que tuvieron contacto con arsénico antes de regresar a su casa.

¿Pueden perjudicar su embarazo los pesticidas?

Los pesticidas son compuestos químicos utilizados para matar o mantener alejados insectos y roedores. Puede usar algunos pesticidas en el hogar. Otros son sólo para usar afuera o para los cultivos. El contacto con grandes cantidades de pesticidas puede ser perjudicial durante el embarazo. Puede causar aborto espontáneo, nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, defectos de nacimiento y problemas de aprendizaje. Si vive o trabaja en un área con cultivos, puede estar expuesta a grandes cantidades de pesticidas. Durante el embarazo, manténgase alejada de los pesticidas cada vez que pueda.

Si necesita control de plagas o roedores en su hogar:

  • Trate de usar trampas, como trampas para ratones o las pegajosas, en vez de pesticidas. Tenga cuidado de no poner las trampas donde los niños puedan alcanzarlas.
  • Haga que otra persona aplique el pesticida en su casa. Pídale que siga las indicaciones de la etiqueta del producto.
  • Guarde los alimentos, platos y utensilios antes de usar el pesticida.
  • Pida que alguien abra las ventanas para airear la casa y lave las superficies donde se prepara la comida después de usar el pesticida

Si usa pesticidas afuera de su casa:

  • Cierre todas las ventanas y apague el acondicionador de aire. Eso ayuda a evitar que entren en la casa los pesticidas que están en el aire.
  • Use guantes de goma cuando trabaje en el jardín para evitar tocar los pesticidas.

Repelentes de insectos
Los repelentes de insectos son productos que se ponen en la piel o ropa para mantener alejados a los insectos como mosquitos y garrapatas. Eso ayuda a prevenir picaduras de insectos. Es importante evitar las picaduras de insectos durante el embarazo ya que las infecciones causadas por algunos insectos pueden ser perjudiciales para usted y su bebé. Los repelentes de insectos son seguros para usar durante el embarazo. Siga las indicaciones en la etiqueta del producto. También puede prevenir picaduras permaneciendo adentro en las primeras horas de la mañana o de la tarde cuando es más probable que los mosquitos piquen. También conviene usar pantalones y mangas largas si va a estar afuera.

¿Pueden perjudicar su embarazo los disolventes?

Los disolventes son productos químicos que eliminan otras sustancias. Incluyen los alcoholes, los desengrasantes, los diluyentes de pintura, los quitaesmaltes y los removedores de barnices. Las lacas, las tintas de serigrafía y las pinturas también contienen disolventes. Si inhala (respire) los disolventes en cualquier momento, corre el riesgo de que se produzcan daños en el hígado, riñones y cerebro, e incluso de morir. Durante el embarazo, puede ser perjudicial tener contacto con los disolventes, en especial si trabaja con ellos. Puede causar aborto espontáneo, retardar el crecimiento de su bebé o causar nacimiento prematuro y defectos de nacimiento.

Si trabaja con disolventes o si realiza manualidades y artesanías con disolventes, éstas son las maneras de no correr peligro:

  • Ventile bien su área de trabajo. Abra una ventana o use un ventilador.
  • Use ropa protectora, como guantes y una mascarilla.
  • No coma ni beba en el área de trabajo.

¿Puede perjudicar su embarazo la contaminación ambiental?

La contaminación ambiental es una mezcla de pequeñas sustancias y gases que están en el aire. La mayoría de las mujeres que viven en áreas con niveles altos de contaminación (como las grandes ciudades) tienen bebés sanos.

Sin embargo, las investigaciones muestran que si usted entra en contacto con niveles altos de ciertos contaminantes atmosféricos (como el escape de los vehículos), es ligeramente más probable que tenga un bebé prematuro o pequeño que otras mujeres. Algunas investigaciones muestran que esos contaminantes atmosféricos pueden reducir el cociente intelectual del niño.

Si vive en una gran ciudad con niveles altos de contaminación ambiental, limite las actividades al aire libre, en particular el ejercicio, los días en que la calidad del aire es insalubre en su área.

¿Pueden perjudicar su embarazo los productos de limpieza para el hogar?

Los productos de limpieza para el hogar son productos (como jabones y limpiadores) que usted usa para limpiar su casa. Lea cuidadosamente las etiquetas de los productos de limpieza que use. No use los que puedan ser tóxicos (perjudiciales). En la etiqueta se indica si los productos son tóxicos (como algunos limpiadores de horno y de alfombras). Si la etiqueta no tiene información de seguridad, no use el producto. O bien comuníquese con el fabricante del producto para verificar que sea seguro de usar durante el embarazo.

Los productos con amoníaco o cloro probablemente no perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero es posible que el olor le produzca náuseas. Al usar esos productos:

  • Abra las puertas y ventanas.
  • Use guantes de goma.
  • No mezcle productos. Mezclar amoníaco con cloro puede producir gases peligrosos.

En lugar de productos de limpieza, use productos más seguros y naturales. Por ejemplo, use bicarbonato de sodio para cepillar superficies grasosas, ollas y cacerolas, fregaderos, bañeras y hornos. Mezcle vinagre con agua para limpiar pisos y encimeras.

¿Pueden perjudicar su embarazo las sustancias químicas presentes en los plásticos?

Los plásticos están fabricados con ciertos productos químicos. Dos de ellos son los ftalatos y los bisfenoles A (BPA). Los ftalatos hacen que el plástico sea suave y flexible. Se encuentran en juguetes, equipos médicos (como tubos), champús, cosméticos y envases para alimentos. Los BPA hacen que los plásticos sean transparentes y resistentes. Se suelen utilizar en los biberones, latas de metal y botellas de agua.

Algunas investigaciones muestran que el contacto con los ftalatos y los BPA puede ser prejudicial durante el embarazo. A partir del año 2009 se dejaron de usar ftalatos en juguetes u otros productos infantiles. Si bien no hay una prohibición sobre los BPA, muchos productos se fabrican sin esta sustancia. Deben realizarse más investigaciones para saber a ciencia cierta si las sustancias químicas de los plásticos pueden perjudicar su embarazo o su bebé.

Éstas son formas de limitar su contacto con plásticos nocivos: 

  • No use recipientes de plástico con el número 7 o con las letras PC (significa policarbonato, un tipo de sustancia química) en el triángulo que se encuentra en la parte inferior.
  • Limite el uso de alimentos enlatados.
  • No cocine alimentos en el horno de microondas en recipientes de plástico ni los ponga en el lavavajillas.

Éstas son formas de limitar el contacto de su bebé con plásticos nocivos:

  • Amamante a su bebé para no usar biberones.
  • Use biberones de vidrio, polipropileno o polietileno.
  • Dé a su bebé sólo juguetes de plástico fabricados después de febrero del 2009 o que indiquen en la etiqueta que no tienen ftalato ni BPA.
  • No use lociones o polvos para bebé que contengan ftalatos. Verifique la etiqueta del producto para cerciorarse.

Para más información

Octubre del 2011

Un embarazo sano no se limita tan sólo a una alimentación sana y a recibir buen cuidado prenatal. Es importante también mantener su medio ambiente (lugar donde usted vive y trabaja) libre de cosas que puedan perjudicar a usted y a su bebé como la radiación, los compuestos químicos y algunos metales.

Las sustancias perjudiciales pueden entrar en su cuerpo por la piel o cuando usted respira, come o bebe. Algunas pueden ser inmediatamente peligrosas para usted y su bebé. En el caso de otras sustancias, es necesario estar en contacto con grandes cantidades durante un tiempo largo para que sean perjudiciales.

Algunos trabajos, como la agricultura y los trabajos en tintorerías o fábricas, pueden forzarla a estar cerca o en contacto con sustancias perjudiciales. Si usted trabaja en este tipo de labores, hable con su profesional de la salud y con su empleador sobre cómo protegerse antes y durante el embarazo. Quizás necesite protección extra en el trabajo o un cambio de tareas laborales para no correr riesgo.

También puede tomar pasos para protegerse y proteger a su bebé contra sustancias perjudiciales en su casa.

¿Puede perjudicar su embarazo el mercurio?  

El mercurio es un metal. Si usted tiene contacto con niveles altos de mercurio durante el embarazo, podría causar problemas para usted y su bebé. El mercurio puede causar daños a varias partes del cuerpo, incluyendo los pulmones, riñones y el sistema nervioso (incluyendo el cerebro, médula espina y nervios). También podría causar problemas de audición y de la vista. La gravedad del daño depende de la cantidad de mercurio a la cual es expuesta. Los bebé expuestos al mercurio en el útero pueden sufrir de daño cerebral y problemas de la vista y audición. 

¿Puede perjudicar su embarazo la radiación?

La radiación es un tipo de energía. Viaja como rayos o partículas en el aire. La radiación puede adherirse a materiales como el polvillo, las partículas de polvo o los líquidos. Esos materiales pueden tornarse radioactivos, lo cual significa que emiten radiación.

Casi todos los días, uno entra en contacto con pequeñas cantidades de radiación. Esa radiación proviene de fuentes naturales (como los rayos de sol) y de fuentes artificiales (como microondas y rayos X médicos) que no son perjudiciales. Sin embargo, un accidente de una planta de energía nuclear o emergencia similar podría causar el contacto con cantidades más grandes y más peligrosas de radiación.

Crisis nuclear en Japón del 2011
Desde el accidente de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en Japón en el año 2011, se han encontrado cantidades muy pequeñas de radiación en los Estados Unidos. Según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), no es suficiente radiación como para causar problemas de salud. Por lo tanto, no es preciso tomar medicamentos para tratar la enfermedad por radiación. Esos medicamentos sólo se recetan para personas que tienen contacto estrecho con grandes cantidades de radiación. De hecho, esos medicamentos pueden causar problemas de salud en las personas que no los necesitan.

Radiación durante el embarazo
Durante el embarazo, su cuerpo trabaja arduamente para proteger a su bebé de la radiación con la que usted tiene contacto todos los días. La mayoría de los bebés nacidos de mamás que entraron en contacto con pequeñas cantidades de radiación durante el embarazo no corren mayor riesgo de tener defectos de nacimiento. Sin embargo, cierto tipo de radiación puede causar problemas de salud para usted y su bebé. Depende de la cantidad de radiación que su cuerpo asimila, del tipo de radiación y del tiempo durante el que estuvo en contacto con aquella.

Si usted está en contacto con grandes cantidades de material radioactivo, y ese material entra en su cuerpo (usted lo traga o lo respira), puede causarle perjuicios a su bebé durante el embarazo. Cuando el material radioactivo entra en su corriente sanguínea, puede pasar por el cordón umbilical a su bebé. También puede ser peligroso si el material radioactivo se acumula en partes de su cuerpo que están cerca del útero (matriz), como por ejemplo la vejiga.

Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación al principio de su embarazo, su bebé puede correr el riesgo de tener defectos de nacimiento. No es común la exposición a grandes cantidades de radiación, que es equivalente a tener más de 500 radiografías de pecho al mismo tiempo. Pero algunas embarazadas en Japón entraron en contacto con esa gran cantidad de radiación después de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki en el año 1945. Si usted entra en contacto con grandes cantidades de radiación, quizás no se sienta mal, pero la radiación puede ser suficiente como para causar graves problemas para su bebé. La radiación puede retrasar su crecimiento, causar defectos de nacimiento, afectar el desarrollo del cerebro o producir cáncer.

Las cantidades extremadamente grandes de radiación en etapas avanzadas del embarazo pueden causar riesgos de salud graves para su bebé. No es común la exposición a cantidades extremadamente grandes de radiación, que es equivalente a tener más de 5,000 radiografías de pecho al mismo tiempo. Pero algunas mujeres entraron en contacto con esas cantidades extremas de radiación cuando sucedió el accidente de la planta de energía nuclear Chernobyl en Ucrania en el año 1986. Si usted entra en contacto con cantidades extremadamente grandes de radiación, quizás muestre señales de enfermedad por radiación. Los síntomas iniciales incluyen vómitos, diarrea y fiebre. Las señales posteriores de enfermedad por radiación varían de fatiga a pérdida del cabello o materia fecal con sangre.

Si está embarazada, comuníquese de inmediato con su profesional de la salud si cree que ha estado expuesta a grandes cantidades de radiación. CDC ofrece sugerencias para prepararse para las emergencias en caso de radiación y los pasos que debe tomar para no correr riesgo después de haber estado expuesta a la radiación.

¿Puede perjudicar su embarazo el plomo?

El plomo es un metal. Se solía usar en la gasolina y en las pinturas para casas, pero ya no se utiliza en ningún producto. No es posible ver, oler ni sentir el sabor de la mayoría del plomo usado en los productos. Hoy en día las fuentes más comunes de plomo son las pinturas para casas (usadas antes de 1978) y agua que proviene de pozos o por tuberías de plomo.

El plomo puede ser perjudicial para todos, pero es especialmente peligroso para niños pequeños y mujeres embarazadas. El contacto con el plomo durante el embarazo puede crearle el riesgo de aborto espontáneo, y su bebé puede correr el riesgo de nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y retrasos del desarrollo. La mayoría de las mujeres de este país no tienen contacto con altos niveles de plomo. Pero si cree que lo tiene, su profesional de la salud puede comprobar su nivel de plomo en sangre mediante un análisis de sangre.

Pintura a base de plomo
Si vive en una casa que se construyó antes del año 1978, podría tener contacto con el plomo. Las casas más antiguas se pintaban con pintura que contenía plomo.
Si vive en una casa antigua y la pintura no se está pelando ni descascarando, hay poco riesgo para su salud. Sin embargo, la pintura descascarada puede producir polvo con sustancias de plomo, que es perjudicial para la salud.

Si necesita remover pintura a base de plomo de su casa, contrate expertos. No se quede en su casa hasta que el trabajo esté terminado. Averigüe más información sobre la pintura a base de plomo y cómo removerla en el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

El plomo en el agua
Si tiene tuberías de plomo en su casa o si tiene un pozo de agua, es posible que el plomo se filtre en su agua potable. Hervir el agua no elimina el plomo. Si cree que tiene tuberías de plomo:

  • Use sólo agua fría para beber y cocinar. El agua de la tubería de agua fría tiene menos plomo que el de la tubería de agua caliente.
  • Deje correr el agua durante 15-30 segundos antes de tomarla, de usarla para cocinar o de preparar la leche de fórmula para su bebé, en especial si no ha usado el agua durante unas horas. Si usa un filtro de agua, fíjese que sea certificado por NSF International para quitar el plomo.
  • Comuníquese con su departamento de salud local o proveedor de agua para averiguar cómo hacer la prueba de detección de plomo en las tuberías.

Si usa agua de pozo, comuníquese con la línea de asistencia de agua potable de la EPA (EPA Safe Drinking Water Hotline) al (800) 426-4791 para averiguar cómo hacer una prueba en su pozo de agua para detectar plomo y otras sustancias perjudiciales para su salud.

Otras fuentes de plomo en el hogar
El plomo puede encontrarse en otras partes de una casa, incluyendo:

  • Copas de cristal con plomo y algunos platos de cerámica. No los use. Los artículos de cerámica que compra en las tiendas suelen ser más seguros que los elaborados por artesanos porque las tiendas deben seguir ciertas normas de seguridad.
  • Algunos artículos para artesanías y manualidades, como pinturas al óleo, barnices para cerámicas y materiales para vidrios de colores. Durante el embarazo y la lactancia materna, use artículos para artesanías y manualidades sin plomo.
  • Minipersianas de vinilo provenientes de otros países.
  • Antiguos juguetes pintados y algunos juguetes nuevos y alhajas. El sitio web de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos tiene información sobre productos retirados del mercado.
  • Maquillaje, como lápices de labio, que tiene surma o kohl. Lea la lista de ingredientes en la etiqueta del maquillaje.
  • Comida enlatada de otros países.
  • Dulce de México llamado “Chaca Chaca”. El plomo de este dulce puede provenir de ingredientes como polvo de chili y tamarindo o de la tinta en la envoltura de plástico o papel.

El plomo en el trabajo
Si su trabajo la pone en contacto con grandes cantidades de plomo, quizás corra riesgo su salud. Esos trabajos incluyen pinturas, plomería, reparación de automóviles, fabricación de baterías y ciertos tipos de construcción.

Para ayudarla a no correr riesgos:

  • Cámbiese la ropa (y el calzado) antes de marcharse a su casa.
  • Dúchese en el trabajo para evitar traer el plomo a su casa. 
  • Lave su ropa de trabajo en el empleo o lávela en su casa separadamente del resto de la ropa.

¿Puede perjudicar su embarazo el arsénico?

El arsénico es un metal. Se incorpora al medio ambiente mediante fuentes naturales (erosión de las rocas e incendios forestales) y fuentes artificiales (explotación minera y fabricación de productos electrónicos).

No es probable que las pequeñas cantidades de arsénico que normalmente se encuentran en el medio ambiente perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero si entra en contacto con niveles más altos de arsénico, pueden ser perjudiciales para su embarazo y causar problemas como aborto espontáneo y defectos de nacimiento.

El arsénico también puede ser perjudicial para los niños. Si los niños tienen contacto con el arsénico durante largo tiempo, puede dar como resultado una disminución del cociente intelectual (IQ).

Usted puede estar en contacto con niveles perjudiciales de arsénico si:

  • Trabaja o vive cerca de una fundición de metal (donde se fabrican metales)
  • Vive cerca de sitios donde se depositan desechos peligrosos o de incineradores (quemadores de basura)
  • Bebe agua de pozo que contiene altos niveles de arsénico. Puede ser agua de pozo cerca de fundiciones, sitios de desechos o incineradores. Puede ser agua de pozo en regiones del país que se caracterizan por tener niveles naturalmente altos de arsénico en la roca, como ciertas partes de Nueva Inglaterra y la región centro oeste.

Si vive en áreas que pueden tener niveles altos de arsénico, siga estos pasos para protegerse:

  • Limite el contacto con el suelo.
  • Haga analizar el agua de pozo para determinar el contenido de arsénico y verificar que sea segura para beber.
  • Selle las terrazas de madera (decks) y juegos para niños al aire libre fabricados antes del 2003. Se solía usar arsénico en esos productos. Puede usar un barniz o sellante especial para reducir las probabilidades de entrar en contacto con el arsénico.
  • Cámbiese la ropa y el calzado de trabajo que tuvieron contacto con arsénico antes de regresar a su casa.

¿Pueden perjudicar su embarazo los pesticidas?

Los pesticidas son compuestos químicos utilizados para matar o mantener alejados insectos y roedores. Puede usar algunos pesticidas en el hogar. Otros son sólo para usar afuera o para los cultivos. El contacto con grandes cantidades de pesticidas puede ser perjudicial durante el embarazo. Puede causar aborto espontáneo, nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, defectos de nacimiento y problemas de aprendizaje. Si vive o trabaja en un área con cultivos, puede estar expuesta a grandes cantidades de pesticidas. Durante el embarazo, manténgase alejada de los pesticidas cada vez que pueda.

Si necesita control de plagas o roedores en su hogar:

  • Trate de usar trampas, como trampas para ratones o las pegajosas, en vez de pesticidas. Tenga cuidado de no poner las trampas donde los niños puedan alcanzarlas.
  • Haga que otra persona aplique el pesticida en su casa. Pídale que siga las indicaciones de la etiqueta del producto.
  • Guarde los alimentos, platos y utensilios antes de usar el pesticida.
  • Pida que alguien abra las ventanas para airear la casa y lave las superficies donde se prepara la comida después de usar el pesticida

Si usa pesticidas afuera de su casa:

  • Cierre todas las ventanas y apague el acondicionador de aire. Eso ayuda a evitar que entren en la casa los pesticidas que están en el aire.
  • Use guantes de goma cuando trabaje en el jardín para evitar tocar los pesticidas.

Repelentes de insectos
Los repelentes de insectos son productos que se ponen en la piel o ropa para mantener alejados a los insectos como mosquitos y garrapatas. Eso ayuda a prevenir picaduras de insectos. Es importante evitar las picaduras de insectos durante el embarazo ya que las infecciones causadas por algunos insectos pueden ser perjudiciales para usted y su bebé. Los repelentes de insectos son seguros para usar durante el embarazo. Siga las indicaciones en la etiqueta del producto. También puede prevenir picaduras permaneciendo adentro en las primeras horas de la mañana o de la tarde cuando es más probable que los mosquitos piquen. También conviene usar pantalones y mangas largas si va a estar afuera.

¿Pueden perjudicar su embarazo los disolventes?

Los disolventes son productos químicos que eliminan otras sustancias. Incluyen los alcoholes, los desengrasantes, los diluyentes de pintura, los quitaesmaltes y los removedores de barnices. Las lacas, las tintas de serigrafía y las pinturas también contienen disolventes. Si inhala (respire) los disolventes en cualquier momento, corre el riesgo de que se produzcan daños en el hígado, riñones y cerebro, e incluso de morir. Durante el embarazo, puede ser perjudicial tener contacto con los disolventes, en especial si trabaja con ellos. Puede causar aborto espontáneo, retardar el crecimiento de su bebé o causar nacimiento prematuro y defectos de nacimiento.

Si trabaja con disolventes o si realiza manualidades y artesanías con disolventes, éstas son las maneras de no correr peligro:

  • Ventile bien su área de trabajo. Abra una ventana o use un ventilador.
  • Use ropa protectora, como guantes y una mascarilla.
  • No coma ni beba en el área de trabajo.

¿Puede perjudicar su embarazo la contaminación ambiental?

La contaminación ambiental es una mezcla de pequeñas sustancias y gases que están en el aire. La mayoría de las mujeres que viven en áreas con niveles altos de contaminación (como las grandes ciudades) tienen bebés sanos.

Sin embargo, las investigaciones muestran que si usted entra en contacto con niveles altos de ciertos contaminantes atmosféricos (como el escape de los vehículos), es ligeramente más probable que tenga un bebé prematuro o pequeño que otras mujeres. Algunas investigaciones muestran que esos contaminantes atmosféricos pueden reducir el cociente intelectual del niño.

Si vive en una gran ciudad con niveles altos de contaminación ambiental, limite las actividades al aire libre, en particular el ejercicio, los días en que la calidad del aire es insalubre en su área.

¿Pueden perjudicar su embarazo los productos de limpieza para el hogar?

Los productos de limpieza para el hogar son productos (como jabones y limpiadores) que usted usa para limpiar su casa. Lea cuidadosamente las etiquetas de los productos de limpieza que use. No use los que puedan ser tóxicos (perjudiciales). En la etiqueta se indica si los productos son tóxicos (como algunos limpiadores de horno y de alfombras). Si la etiqueta no tiene información de seguridad, no use el producto. O bien comuníquese con el fabricante del producto para verificar que sea seguro de usar durante el embarazo.

Los productos con amoníaco o cloro probablemente no perjudiquen a su bebé durante el embarazo. Pero es posible que el olor le produzca náuseas. Al usar esos productos:

  • Abra las puertas y ventanas.
  • Use guantes de goma.
  • No mezcle productos. Mezclar amoníaco con cloro puede producir gases peligrosos.

En lugar de productos de limpieza, use productos más seguros y naturales. Por ejemplo, use bicarbonato de sodio para cepillar superficies grasosas, ollas y cacerolas, fregaderos, bañeras y hornos. Mezcle vinagre con agua para limpiar pisos y encimeras.

¿Pueden perjudicar su embarazo las sustancias químicas presentes en los plásticos?

Los plásticos están fabricados con ciertos productos químicos. Dos de ellos son los ftalatos y los bisfenoles A (BPA). Los ftalatos hacen que el plástico sea suave y flexible. Se encuentran en juguetes, equipos médicos (como tubos), champús, cosméticos y envases para alimentos. Los BPA hacen que los plásticos sean transparentes y resistentes. Se suelen utilizar en los biberones, latas de metal y botellas de agua.

Algunas investigaciones muestran que el contacto con los ftalatos y los BPA puede ser prejudicial durante el embarazo. A partir del año 2009 se dejaron de usar ftalatos en juguetes u otros productos infantiles. Si bien no hay una prohibición sobre los BPA, muchos productos se fabrican sin esta sustancia. Deben realizarse más investigaciones para saber a ciencia cierta si las sustancias químicas de los plásticos pueden perjudicar su embarazo o su bebé.

Éstas son formas de limitar su contacto con plásticos nocivos: 

  • No use recipientes de plástico con el número 7 o con las letras PC (significa policarbonato, un tipo de sustancia química) en el triángulo que se encuentra en la parte inferior.
  • Limite el uso de alimentos enlatados.
  • No cocine alimentos en el horno de microondas en recipientes de plástico ni los ponga en el lavavajillas.

Éstas son formas de limitar el contacto de su bebé con plásticos nocivos:

  • Amamante a su bebé para no usar biberones.
  • Use biberones de vidrio, polipropileno o polietileno.
  • Dé a su bebé sólo juguetes de plástico fabricados después de febrero del 2009 o que indiquen en la etiqueta que no tienen ftalato ni BPA.
  • No use lociones o polvos para bebé que contengan ftalatos. Verifique la etiqueta del producto para cerciorarse.

Para más información

Octubre del 2011