Semana 34 (edad del bebé = 32 semanas)
¿Leche materna o leche de fórmula? La lactancia materna le brinda muchos beneficios al bebé, entre ellos una nutrición saludable y protección contra enfermedades. Antes del parto, tenga a mano el teléfono de su pediatra. Tenga también a mano los nombres y teléfonos de las asesoras en lactancia (personas capacitadas que brindarán asistencia y orientación a las madres que dan pecho) y de amigas que hayan amamantado sin problemas. Recuerde que amamantar es una destreza adquirida. Usted y su bebé deben coordinarse para ver qué es lo que surte mejor efecto para ambos. Tenga paciencia los primeros días después del parto. Recuerde que, aunque usted haya amamantado antes, el bebé jamás lo ha hecho. Prepárese para los desafíos que se le presenten.

Su bebé: Todos los sistemas principales del cuerpo, salvo por los pulmones, están bastante bien desarrollados. El bebé sigue aumentando de peso y acumulando grasa para prepararse para la vida afuera del útero. A las 34 semanas, el bebé tiene alrededor de 18 pulgadas (46 cm) y pesa aproximadamente 5 libras (poco más de 2 kg).

Su cuerpo: Sentirá con más frecuencia que se le hinchan los pies y los tobillos por la presión del peso del bebé. Si nota una hinchazón repentina de las manos y la cara, llame inmediatamente al profesional de la salud.

Lo que puede hacer: Ponga los pies en alto y descanse cuando pueda. Si se acuesta sobre el lado izquierdo, verá que la hinchazón disminuye.

Marzo de 2011