Moho
El moho (hongos) está en todas partes y ha estado presente en la Tierra durante millones de años. Puede entrar en su vivienda por las puertas, ventanas, rejillas de ventilación, sistemas de calefacción y acondicionadores de aire. El moho en el aire exterior puede adherirse a la ropa, zapatos y bolsas. Las mascotas pueden transportar moho.

El moho crece en todas partes donde haya humedad. Ejemplos: un armario húmedo debajo del fregadero o pileta, alrededor de una ventana que pierde, ropa mojada que se dejó en el lavarropas, las paredes de un baño que no está bien ventilado, un sótano que se inundó.

Cuando el moho crece, suele parecer como manchas. Puede tener distintos colores, como verde y gris, y puede oler a humedad. Si puede ver u oler el moho, es posible que haya un riesgo para su salud y la de sus hijos.

¿Cómo puede el moho afectar la salud del bebé?
A algunas personas les molesta más el moho que a otras. El bebé sensible al moho puede tener:

  • Nariz que le gotea
  • Garganta áspera
  • Estornudos
  • Tos
  • Ojos enrojecidos o con comezón
  • Sarpullido en la piel

A veces las reacciones pueden ser más graves. El moho puede causar ataques de asma. Los bebés con graves problemas de pulmones corren mayor riesgo que los otros bebés.

Qué puede hacer para proteger a su hijo contra el moho
En su hogar, asegúrese de:

  • Usar un acondicionar de aire o un deshumidificador en los meses húmedos o en espacios húmedos como los sótanos.
  • Arreglar las pérdidas o fugas del techo, paredes y tuberías. Si se reparan las fugas, el moho no tiene humedad en la que crecer.
  • Limpiar y reparar las canaletas del techo con frecuencia.
  • Fijarse que el terreno que rodea su casa tenga una pendiente que se aleje de los cimientos de la casa. El agua no debería entrar ni acumularse alrededor de los cimientos.
  • Limpiar los baños con productos diseñados para matar moho.
  • Fijarse que su casa esté bien ventilada, en especial los baños, duchas, lavadero y cocina. En la cocina y el baño, use ventiladores de escape o abra una ventana. Asegúrese de que la secadora de ropa tenga ventilación al exterior de la casa.
  • Si ve que se acumula humedad o condensación en las ventanas, paredes o tuberías, séquela rápidamente. Eso puede ser una señal de mucha humedad. Haga lo que pueda para reducir la humedad (por ejemplo, abra una ventana en la sala).
  • Antes de pintar o calafatear, limpiar y secar las áreas con moho. La pintura aplicada sobre superficies con moho puede pelarse.
  • Aislar las tuberías de agua fría.
  • Evitar tocar las áreas con moho con las manos descubiertas. Use guantes de plástico cuando limpie las áreas con moho.
  • No colocar alfombras en lugares que puedan tener mucha humedad. Ejemplos: baños, sótanos.
  • Añadir a las pinturas productos que reducen el crecimiento del moho.
  • Limpiar y secar su casa dentro de las 24 a 48 horas de inundarse.
  • Retirar y cambiar alfombras, telas y tapicería que se mojaron y no pueden secarse rápidamente.

Limpieza y control del moho
Si el área con moho es pequeña (menos de un cuadrado de 3 pies por 3 pies), probablemente pueda limpiarlo usted mismo. Asegúrese de arreglar también el problema del agua. Si no lo arregla, el moho probablemente vuelva a aparecer. Si el área con moho es más grande, quizás le convenga contratar a un contratista experto para que la limpie.

Para limpiar el moho de superficies duras (como paredes y marcos de ventanas), puede usar cualquiera de estos:

  • Agua y jabón.
  • Una solución con lejía o cloro. Para ello, añada no más de 1 taza de cloro por 1 galón de agua. No mezcle el cloro con el amoníaco ni con otros limpiadores domésticos.
  • Productos de limpieza que matan mohos. Puede comprarlos en las ferreterías y supermercados.

No es preciso saber el tipo de moho antes de limpiarlo. Si puede ver u oler el moho, límpielo.
 
¿Qué se aconseja sobre el ensayo o toma de muestras de moho?
Como el moho afecta en forma distinta a las personas, la toma de muestras y ensayos no pueden calcular el riesgo para la salud que corren usted y sus hijos. Además, los ensayos pueden ser costosos. Lo mejor que puede hacer es limpiar el moho y evitar el crecimiento futuro.

Si decide hacer un ensayo o tomar una muestra, cerciórese de contratar profesionales expertos que sepan interpretar los resultados.

Para más información 

Abril de 2008