9 de diciembre de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Durante su Embarazo


Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (CVS)
La muestra de la vellosidad coriónica (CVS) es una prueba prenatal. Se utiliza para diagnosticar ciertos defectos de nacimiento y anormalidades genéticas de su bebé. Las anormalidades genéticas son cambios en los genes que la mamá o el papá transmite al bebé. Esos cambios genéticos pueden causar problemas de salud para el bebé.

Durante la prueba de CVS, el profesional de la salud extrae un pedazo pequeño de tejido de la placenta. La muestra se utiliza para chequear la salud de su bebé.

La prueba de CVS se puede hacer temprano en el embarazo, entre las 10 y 12 semanas de embarazo. No se hace la CVS para todas las embarazadas porque hay un pequeño riesgo de aborto espontáneo después de la prueba.

La CVS es distinta de otra prueba prenatal llamada amniocentesis (y también “amnio”). La amnio se realiza un poco más tarde en el embarazo. Hable con su profesional de la salud para averiguar si debe hacerse la CVS, la amnio u otras pruebas prenatales.

¿Cuáles son algunas de las razones para hacerse la CVS?
Su profesional debe hablarle de las pruebas prenatales y quizás le ofrezca la CVS. También puede pedirle que le haga la CVS. Quizás desee hacerse una CVS si corre el riesgo de tener un bebé con una anormalidad congénita. Esos riesgos incluyen:

  • Ser mayor de 35 años: El riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento o anormalidades genéticas, como el síndrome de Down aumenta con la edad.
  • Haber tenido otro hijo o embarazo con un defecto de nacimiento: Si tuvo un hijo o embarazo con un defecto de nacimiento en el pasado, el profesional de la salud debe ofrecerle esta prueba.
  • Resultados anormales en la prueba prenatal en el primer trimestre: Si tuvo resultados anormales en su prueba prenatal en el primer trimestre, el profesional debe hablarle de la prueba de CVS. La CVS puede ofrecer información específica para confirmar si hay una anormalidad en el bebé. La mayoría de los bebés cuyos resultados de la prueba de diagnóstico son anormales no tienen problemas y nacen sanos.
  • Antecedentes familiares de un problema de salud genético: Si usted o su pareja tiene una cierta enfermedad genética (problema de salud que se transmite al bebé de la mamá o el papá) o tiene un familiar cercano con una enfermedad, como fibrosis quística o anemia falciforme o drepanocítica, quizás le convenga hacerse la CVS.

¿Cómo se realiza la prueba?
La prueba suele tomar de 30 a 45 minutos.

Un profesional de la salud con experiencia en realizar la prueba de CVS toma una muestra muy pequeña de tejido de la placenta, que tiene células de su bebé, para chequear si hay problemas. La placenta crece con el bebé en su útero (matriz). Le proporciona alimento y oxígeno a su bebé a través del cordón umbilical.

Existen dos tipos de prueba de CVS:

  1. Prueba a través de la panza (llamada CVS transabdominal) – El profesional inserta una aguja delgada por su panza hasta la matriz. Luego utiliza la aguja para extraer una muestra pequeña del tejido de la placenta.
  2. Prueba a través del cuello del útero (llamada CVS transcervical) – El profesional introduce un tubo delgado a través de la vagina y cuello del útero (la abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina). El tubo aspira suavemente una pequeña muestra del tejido de la placenta.

El profesional envía la muestra de tejido a un laboratorio donde se la examina y somete a prueba. Los resultados suelen estar listos en 7 días aproximadamente.

¿Hay efectos secundarios o riesgos?
Algunas mujeres consideran que la prueba de CVS es indolora. Otras sienten dolores similares a los menstruales cuando se extrae la muestra. Algunas mujeres que tienen la prueba a través del cuello del útero dicen que se siente como tener un Papanicolaou.

Después de la CVS, descanse el resto del día. Es posible que tenga un leve sangrado o dolores menstruales durante unas horas después de la prueba. Llame a su profesional de la salud de inmediato si tiene sangrado profuso, fiebre o contracciones.

Existe un pequeño riesgo de aborto espontáneo con la prueba de CVS. La Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) informa que 1 de 100 (1 por ciento) mujeres tiene aborto espontáneo después de la prueba.

¿Qué ocurre después de la prueba?
En la mayoría de los casos, los resultados de la prueba de CVS muestran que el bebé es sano y no tiene defectos de nacimiento. Si la prueba muestra que su bebé tiene un defecto de nacimiento, hable con su profesional de la salud acerca de todas sus opciones. Es posible que pueda tratarse a su bebé con medicamentos o incluso con cirugía antes del nacimiento. O quizás haya tratamientos o cirugía que pueden realizarse después del nacimiento.

Saber de antemano que su bebé tiene un defecto de nacimiento podrá ayudarle a prepararse emocionalmente para cuidar a su bebé. También podrá planear el nacimiento de su bebé con el profesional de la salud. De esa forma, su bebé puede recibir la atención especial que necesita inmediatamente después de nacer.

¿Qué pasa si no está segura que desea hacerse la prueba de CVS?
La decisión de hacerse una CVS es personal. Hablar con asesores genéticos, su profesional de la salud y líderes religiosos y espirituales puede ayudarle a tomar decisiones sobre las pruebas para detectar defectos de nacimiento durante el embarazo.

Pregunte a su profesional si existen otras opciones de pruebas prenatales y cómo buscar a un médico capacitado y con experiencia en pruebas particulares. Aprenda lo más posible sobre las pruebas prenatales que le recomiende su profesional para adoptar las decisiones más acertadas para usted y su bebé.

¿Cómo puede reducir el riesgo de los defectos de nacimiento?
La prueba de CVS puede diagnosticar ciertos defectos de nacimiento durante el embarazo. Usted puede hacer algunas cosas por su cuenta antes y durante el embarazo para ayudar a reducir el riesgo de defectos de nacimiento. Esto es lo que puede hacer para mejorar las probabilidades de tener un embarazo sano y un bebé sano:

  • Hágase un chequeo preconcepcional con un profesional de la salud. Es un chequeo médico que se le hace antes del embarazo.
  • Verifique que sus vacunas estén al día. La rubéola (sarampión alemán) y la varicela pueden producir defectos de nacimiento y otros problemas si se las contagia durante el embarazo.
  • Antes de quedar embarazada, tome una multivitamina con 400 microgramos de ácido fólico todos los días. Durante el embarazo, tome una vitamina prenatal con 600 microgramos de ácido fólico todos los días.
  • Comience el embarazo con un peso saludable.
  • Obtenga cuidado prenatal con regularidad desde el inicio del embarazo.
  • Hable con su profesional médico sobre los medicamentos que está tomando.
  • No fume, beba alcohol ni consuma drogas ilegales.
  • Coma alimentos sanos, especialmente aquéllos con ácido fólico y folato.
  • No coma pescados con alto contenido de mercurio (como tiburón, pez espada o caballa).
  • No coma carne poco cocida ni cambie la arena sanitaria del gato.
  • Manténgase alejada de roedores (como hámsters, ratones y cobayos mascotas).

Agosto de 2011

 


AddThis Bookmark
Durante su Embarazo
Cómo Mantenerse Sana
¿Qué significa "término completo"?
Alimentos que debe evitar o limitar durante el embarazo
Antojos durante el embarazo
Aumento de peso durante el embarazo
Cafeína
Calcio
Cinturones de seguridad
Coma saludable
Cómo crece su bebé mes a mes - Videos
Cómo economizar las compras
Cómo elegir su profesional de la salud
Condiciones que hacen el ejercicio peligroso durante el embarazo
Cuidado prenatal - Su primera visita
Cuidado prenatal - Sus siguientes visitas
Ejercicio
El embarazo y la mujer con sobrepeso
El mercurio y el pescado
El sexo durante el embarazo
Hablando con su profesional de la salud
La salud dental durante el embarazo
Los ácidos grasos omega-3 durante el embarazo
Preparación de los alimentos sin riesgos
Prepárese para un desastre
Qué comer fuera de casa
Recetas con sabor latino
Recuperación después de un huracán
Riesgos ambientales y el embarazo
Riesgos alimenticios
Ser mamá después de los 35 años
Trabajar durante el embarazo: asuntos laborales
Trabajar durante el embarazo: cómo mantenerse sana
Las vacunas y el embarazo
Viajar durante el embarazo
Vitaminas y minerales
Yoga prenatal
CAMBIOS EN EL EMBARAZO
Acidez estomacal e indigestión
Calambres en las piernas
Cambios en el cabello y vello
Cambios en la piel
Cambios en las encías y los dientes
Cambios en los senos
Congestión y sangrado de la nariz
Contracciones
Dificultades al dormir
Dolor abdominal o cólicos
Dolor de espalda
Dolores de cabeza
Falta de aliento
Fatiga
Gas
Hemorroides
Hinchazón
Orinar frecuentemente
Náuseas y vómitos
Cosas que Debe Evitar
Abuso de medicamentos recetados
Alcohol
Drogas, hierbas y suplementos dietéticos
Ecstasy, metanfetamina y otras anfetaminas
El abuso durante el embarazo
Estrés
El fumar
Las mascotas y otros animales durante el embarazo
Marihuana
Mercurio
Sustancias peligrosas
Pruebas Prenatales
Amniocentesis
Análisis de la sangre materna
Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (CVS)
Prueba de estreptococo grupo B
Prueba de glucosa
Prueba de portador de fibrosis quística
Prueba prenatal en el primer trimestre
Pruebas prenatales
Pruebas prenatales de rutina
Ultrasonido

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces