Los narcóticos para el dolor de parto
Durante el parto, los narcóticos se pueden usar para aliviar el dolor y ayudarla a descansar. Estos fármacos actúan sobre el sistema nervioso central y alteran la manera en que siente el dolor. Ejemplos de estos medicamentos son el butorfanol (Stadol), meperidina (Demerol), fentanil (Sublimaze) y nalpufina (Nubain).

Los narcóticos se pueden inyectar en un músculo en su muslo o glúteos. También pueden administrarse por vía intravenosa. En algunos casos, usted puede controlar la dosis al oprimir un botón que inyecta el medicamento en el tubo intravenoso.

Usted puede comenzar a sentir alivio de 5 a 10 minutos después de recibir el fármaco. El efecto usualmente dura de 2 a 6 horas.

Ventajas
  • Los narcóticos disminuyen cómo es que usted siente el dolor.
  • Ayudan a que usted descanse.
  • No causan debilidad muscular.

Desventajas
Los posibles efectos secundarios son:

  • Somnolencia
  • Disminuye el recuerdo del parto
  • Dificultad respiratoria en la madre y el bebé

Estos fármacos se usan más a menudo al principio del trabajo de parto (a veces antes de una epidural) puesto que pueden causar dificultad respiratoria y reflejos lentos en el recién nacido cuando se usan poco antes del nacimiento.  A veces se administran otros fármacos a los bebés con problemas respiratorios causados por los efectos del narcótico.

Enero del 2007