Prueba sanguínea fetal por cuero cabelludo
La prueba sanguínea fetal por cuero cabelludo es una prueba rápida que su profesional de la salud puede utilizar para chequear si su bebé está recibiendo suficiente oxígeno durante el parto.

Durante el trabajo de parto, el cuello uterino se dilate (se abre) para dejar pasar a su bebé. El cuello uterino es la abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina. Para poder realizar la prueba de sangre fetal por cuero cabelludo, su cuello uterino debe estar lo suficientemente dilatado como para que el profesional de la salud pueda llegar a la cabeza de su bebé.

Es posible que esta prueba le haga acordar al examen pélvico. Dura unos 5 minutos. Usted se recuesta boca arriba con los pies en los estribos. El profesional le coloca un cono plástico en la vagina que llega hasta la cabeza del bebé. El profesional punza el cuero cabelludo de su bebé y toma una pequeña muestra de sangre. Se analiza la sangre y los resultados están listos en unos minutos.

Quizás sienta cierta presión durante la prueba, pero no debería causarle dolor. Es posible que su bebé tenga magulladuras o sangrado en el lugar de la punción.

Si tiene una infección, como el SIDA o la hepatitis C, es probable que su profesional de la salud no recomiende esta prueba. Esto se debe a que usted puede contagiarle esas infecciones a su bebé a través del sitio donde se le toma la muestra de sangre al bebé.