Alimentando al Bebé con Leche de Fórmula
El profesional médico de su bebé le indicará qué tipo y cantidad de leche de fórmula dar a su bebé. Algunos bebés pueden seguir tomando una fórmula infantil común mientras que otros necesitan una especial con más calorías o nutrientes específicos una vez que salen del hospital.

Antes de que el bebé llegue al hogar de la NICU, le conviene asegurarse de tener la suficiente cantidad de fórmula para dos semanas y suficientes biberones y tetinas para uno o dos días. De esa manera puede preparar suficiente leche de fórmula y biberones para uno o dos días.

También le convendrá comprar un calentador de biberón barato, que sirve para calentar la leche de fórmula a la temperatura adecuada. No caliente el biberón en el microondas porque el proceso de calentamiento es desparejo y los puntos calientes de la leche podrían quemarle la boca y garganta al bebé.

Normalmente se alimenta a los bebés “a pedido”, lo cual significa que debe darle de comer cuando esté despierto y hambriento.

Si el bebé duerme durante períodos largos, el profesional médico quizás le indique que lo despierte cada dos o tres horas para darle de comer. Pregunte al médico si no está segura si debe despertar al bebé o no.

Es posible que deba probar distintas combinaciones de biberón y tetinas hasta encontrar la que prefiere el bebé. Hay varias opciones. Limpie y conserve los biberones y las tetinas según las recomendaciones del fabricante. No es preciso esterilizarlos a menos que se lo recomiende el profesional médico.

Preparación de la fórmula
Prepare la fórmula exactamente como lo recomienda el fabricante o el profesional médico del bebé.

  • Algunas fórmulas líquidas vienen listas para usar. Eso significa que la puede verter simplemente en el biberón, calentarla si fuera necesario, y alimentar al bebé.
  • Otras fórmulas líquidas son concentradas. Deberá añadir agua a la fórmula antes de dársela al bebé.
  • La fórmula en polvo debe mezclarse con una cantidad precisa de agua. Por lo general es una medida de fórmula para 2 onzas de agua. Cada lata de fórmula en polvo contiene un cucharón con la medida adecuada. Coloque el agua primero, luego la fórmula y agite bien para que se mezclen. La fórmula en polvo es la opción menos costosa.
  • Si el bebé necesita una fórmula especial o de altas calorías, el nutricionista le enseñará cómo mezclarla correctamente.

Si no termina toda la leche de fórmula del biberón dentro del período de una hora, descártela. Prepare otro biberón con leche nueva la próxima vez que coma. Las bacterias pueden contaminar la leche no terminada y causarle enfermedades al bebé.

Septiembre de 2007