agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

El medio ambiente

El monóxido de carbono y su bebé

El monóxido de carbono (CO, por sus siglas en inglés) es un gas venenoso que no tiene gusto, color ni olor. Los automóviles, camiones, estufas/cocinas y sistemas de calefacción despiden gases que contienen CO. El monóxido de carbono de esos gases puede acumularse en lugares sin buena circulación de aire.

Al respirar demasiado CO, se dificulta la función de la sangre de transportar oxígeno por todo su cuerpo. A eso se lo conoce como envenenamiento con monóxido de carbono. Es importante protegerse tanto a usted como a su bebé del envenenamiento con CO.

¿Cómo puede el envenenamiento con monóxido de carbono afectar la salud de su bebé?

El envenenamiento con CO puede causar problemas de salud e incluso la muerte. Cualquiera puede envenenarse con CO, pero es más peligroso para los bebés que para los adultos.

Las señales y los síntomas del envenenamiento con CO incluyen:

  • Confusión
  • Desmayos
  • Fatiga (sentir mucho cansancio)
  • Dolores de cabeza
  • Daño de los pulmones y el cerebro
  • Náuseas (sentirse mal del estómago)
  • Problemas para respirar

Si cree que su bebé tiene envenenamiento con CO, llame al 911 y consiga atención médica lo antes posible.

¿Cómo puede proteger a su bebé del envenenamiento con CO? 

Puede hacer lo siguiente:

  • Instale detectores de monóxido de carbono en su casa, en especial adentro o cerca de los dormitorios. Encontrará esos detectores en ferreterías y tiendas de artículos para el hogar. Controle con frecuencia las pilas para cerciorarse de que los detectores estén funcionando. Si el detector suena, salga de su casa de inmediato y llame al 911.
  • Contrate a un profesional todos los años para que controle su sistema de calefacción, calentador de agua y electrodomésticos que funcionan con gas, petróleo o carbón (como calderas, estufas/cocinas y chimeneas de leña).
  • No use el horno ni la estufa/cocina para calentar la casa.
  • Asegúrese de que la estufa/cocina y la chimenea tengan ventilación para que el CO no se acumule en su casa.
  • No use una parrilla de carbón, generador, cocina de campamento ni otro equipo de gasolina o carbón adentro de su casa ni en lugares encerrados.
  • No deje su automóvil o camioneta encendida en el garaje aunque la puerta esté abierta.

Revisado en diciembre de 2013

El monóxido de carbono (CO, por sus siglas en inglés) es un gas venenoso que no tiene gusto, color ni olor. Los automóviles, camiones, estufas/cocinas y sistemas de calefacción despiden gases que contienen CO. El monóxido de carbono de esos gases puede acumularse en lugares sin buena circulación de aire.

Al respirar demasiado CO, se dificulta la función de la sangre de transportar oxígeno por todo su cuerpo. A eso se lo conoce como envenenamiento con monóxido de carbono. Es importante protegerse tanto a usted como a su bebé del envenenamiento con CO.

¿Cómo puede el envenenamiento con monóxido de carbono afectar la salud de su bebé?

El envenenamiento con CO puede causar problemas de salud e incluso la muerte. Cualquiera puede envenenarse con CO, pero es más peligroso para los bebés que para los adultos.

Las señales y los síntomas del envenenamiento con CO incluyen:

  • Confusión
  • Desmayos
  • Fatiga (sentir mucho cansancio)
  • Dolores de cabeza
  • Daño de los pulmones y el cerebro
  • Náuseas (sentirse mal del estómago)
  • Problemas para respirar

Si cree que su bebé tiene envenenamiento con CO, llame al 911 y consiga atención médica lo antes posible.

¿Cómo puede proteger a su bebé del envenenamiento con CO? 

Puede hacer lo siguiente:

  • Instale detectores de monóxido de carbono en su casa, en especial adentro o cerca de los dormitorios. Encontrará esos detectores en ferreterías y tiendas de artículos para el hogar. Controle con frecuencia las pilas para cerciorarse de que los detectores estén funcionando. Si el detector suena, salga de su casa de inmediato y llame al 911.
  • Contrate a un profesional todos los años para que controle su sistema de calefacción, calentador de agua y electrodomésticos que funcionan con gas, petróleo o carbón (como calderas, estufas/cocinas y chimeneas de leña).
  • No use el horno ni la estufa/cocina para calentar la casa.
  • Asegúrese de que la estufa/cocina y la chimenea tengan ventilación para que el CO no se acumule en su casa.
  • No use una parrilla de carbón, generador, cocina de campamento ni otro equipo de gasolina o carbón adentro de su casa ni en lugares encerrados.
  • No deje su automóvil o camioneta encendida en el garaje aunque la puerta esté abierta.

Revisado en diciembre de 2013