agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

El cuidado de su bebé

Sueño sin riesgos

Si tiene un bebé recién nacido, quizás usted sienta que no está durmiendo nada. ¡Pero su bebé sí que duerme mucho! El sueño es importante para el desarrollo de su bebé. Asegúrese de que su bebé duerma sin riesgos.

Estos son los puntos principales que debe saber para que su bebé duerma sin riesgos: 

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como en una cuna o moisés.
  • No comparta la cama. Ponga a su bebé a dormir en su propia cuna o moisés.
  • Al dormir sin riesgos, se puede proteger a su bebé del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus siglas en inglés) y de otros peligros.

¿Cuántas horas de sueño necesita su bebé? 

Los recién nacidos duermen alrededor de 16 horas por día, generalmente en períodos de 3 a 4 horas. Su bebé necesita comer con frecuencia, y esa es la razón por la que no duerme por períodos más largos. Es posible que su bebé se ponga irritable y se canse demasiado si no duerme lo suficiente.

No se sorprenda si sólo puede permanecer despierto durante una o dos horas. Con el tiempo, el cuerpo del bebé adquiere un ritmo de horas de sueño. Comienza a dormir períodos más largos incluso durante la noche.

Si le preocupan las horas de sueño de su bebé, hable con el profesional de la salud de su hijo.

¿Cuál es el lugar para dormir más seguro para su bebé?

El mejor lugar para que su bebé duerma es en su moisés o cuna. Si tiene bebés múltiples (gemelos, trillizos o más), ponga a cada bebé en su propio moisés o cuna. Puede hacer lo siguiente para asegurarse de que su bebé duerma en un lugar seguro: 

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como el colchón de una cuna, cubierto con una sábana de cajón bien ajustada. Use sólo el colchón fabricado para la cuna de su bebé. El colchón debe encajar ajustadamente en la cuna para que no haya espacios entre el colchón y el armazón de la cuna. El colchón debe mantener la firmeza incluso cuando se lo cubra con la sábana de cajón o el cobertor de colchón.
  • Ponga al bebé a dormir en su propia cuna o moisés. No comparta la cama. Eso significa que los bebés y los padres duermen juntos en la misma cama. Compartir la cama es la causa más común de mortalidad en los bebés de menos de 3 meses de edad. Mantenga la cuna de su bebé junto a su cama para que pueda estar cerca de él durante la noche. La Academia Americana de Pediatría (AAP) dice que conviene compartir la habitación con su bebé, pero no la cama.
  • Use un moisés, cuna o corralito que cumpla con las normas de seguridad actuales. No use cunas con rieles laterales plegables. No trate de arreglar una cuna con partes rotas o faltantes. Visite el sitio de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) para averiguar más información sobre las normas de seguridad de los productos o productos retirados del mercado.
  • No coloque en la cuna la almohadilla protectora (“bumper”), ropa de cama suelta, juguetes ni otros objetos blandos. Esas cosas ponen a su bebé en peligro de atrapamiento, estrangulamiento o asfixia. Es mejor si su bebé duerme en su propia cuna o moisés.
  • No deje que su bebé duerma en el portabebé, mochila “canguro”, asiento para el automóvil ni cochecito de niño (carriola). Los bebés que duermen en ellos pueden asfixiarse. Si su bebé se duerme en uno de ellos, sáquelo y póngalo en la cuna lo antes posible.
  • No lo ponga a dormir en una cama de agua, sofá, colchón blando ni otra superficie blanda. Los rieles de camas portátiles no siempre impiden que el bebé ruede y se caiga de la cama. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.
  • Retire los cordones colgantes de las ventanas o cables eléctricos que estén cerca de donde duerme su bebé. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.

¿Cómo debe poner a dormir a su bebé para que no corra riesgos?

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba todas las veces, hasta que tenga 1 año de edad. No es seguro para los bebés dormir de costado o boca abajo. Si su bebé puede rodar de la posición boca arriba a la posición de costado o boca abajo, y nuevamente a la posición boca arriba, no se preocupe si cambia de posición mientras duerme. Permita que su bebé pase tiempo boca abajo todos los días mientras usted lo supervisa. Pasar tiempo boca abajo ayuda a su bebé a desarrollar los músculos del cuello, hombros y brazos.
  • No abrigue al bebé demasiado para dormir. Retire los cordones o tiras del pijama y no le cubra la cabeza. Los pijamas mameluco gruesos pueden ayudar a mantener a su bebé abrigado sin tener que cubrirle la cabeza o la cara. Mantenga la habitación a una temperatura que le resulte cómoda a usted. Si su bebé está sudando o se le siente el pecho caliente, posiblemente esté sobrecalentado.
  • Dé a su bebé un chupón (chupete) cuando duerma siesta y a la noche. Los chupones podrían ayudar a proteger contra la muerte súbita. AAP recomienda que si usted está amamantando, espere hasta que su bebé cumpla 1 mes de nacido antes de usar un chupón. Si su bebé rechaza el chupón, no haga que lo tome. Si su bebé no se acostumbra al chupón, no lo fuerce. No hay problema si el chupón se le cae de la boca cuando duerme. No cuelgue el chupón alrededor del cuello del bebé ni lo adhiera a la ropa de su bebé ni a un animal de peluche.
  • No use productos, como colchones especiales o cuñas, que dicen reducir el riesgo de SIDS. No hay prueba alguna de que sean efectivos.
  • No use monitores cardiorrespiratorios domésticos como forma de reducir el riesgo de muerte súbita. Esos monitores llevan un control de la frecuencia cardíaca y respiración del bebé. Algunos bebés los necesitan por problemas médicos, pero no es algo común. No hay prueba de que los monitores ayuden a reducir el riesgo de SIDS en bebés sanos.

¿Puede la rutina de la noche ayudar a su bebé a dormir?

Sí. Las horas de sueño de su bebé cambian con el tiempo, pero si sigue una rutina, posiblemente sea más fácil para ambos a la hora de acostarlo.

Comience a establecer una rutina para acostarlo cuando tenga alrededor de 4 a 6 meses de edad. Estas sugerencias pueden ayudarle a preparar a su bebé para acostarse:

  • Ponga fin a las actividades de juego divertido.
  • Desconecte el teléfono, apague el televisor, etc.
  • Dé a su bebé un baño caliente.
  • Acaricie suavemente la espalda de su bebé.
  • Dé a su bebé un chupón.
  • Cántele a su bebé o ponga música suave. 
  • target="_blank">Léale un cuento antes de acostarlo.

Siga la rutina para acostarlo cada vez que sea posible. Planee con anticipación si la rutina de su bebé necesita un cambio temporal, como si sale de viaje o asiste a fiestas de la familia. Cambie la hora de acostarlo lo mejor que pueda, pero trate de retomar el horario y rutina habituales lo antes posible.

Revisado en mayo de 2015

Si tiene un bebé recién nacido, quizás usted sienta que no está durmiendo nada. ¡Pero su bebé sí que duerme mucho! El sueño es importante para el desarrollo de su bebé. Asegúrese de que su bebé duerma sin riesgos.

Estos son los puntos principales que debe saber para que su bebé duerma sin riesgos: 

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como en una cuna o moisés.
  • No comparta la cama. Ponga a su bebé a dormir en su propia cuna o moisés.
  • Al dormir sin riesgos, se puede proteger a su bebé del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus siglas en inglés) y de otros peligros.

¿Cuántas horas de sueño necesita su bebé? 

Los recién nacidos duermen alrededor de 16 horas por día, generalmente en períodos de 3 a 4 horas. Su bebé necesita comer con frecuencia, y esa es la razón por la que no duerme por períodos más largos. Es posible que su bebé se ponga irritable y se canse demasiado si no duerme lo suficiente.

No se sorprenda si sólo puede permanecer despierto durante una o dos horas. Con el tiempo, el cuerpo del bebé adquiere un ritmo de horas de sueño. Comienza a dormir períodos más largos incluso durante la noche.

Si le preocupan las horas de sueño de su bebé, hable con el profesional de la salud de su hijo.

¿Cuál es el lugar para dormir más seguro para su bebé?

El mejor lugar para que su bebé duerma es en su moisés o cuna. Si tiene bebés múltiples (gemelos, trillizos o más), ponga a cada bebé en su propio moisés o cuna. Puede hacer lo siguiente para asegurarse de que su bebé duerma en un lugar seguro: 

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como el colchón de una cuna, cubierto con una sábana de cajón bien ajustada. Use sólo el colchón fabricado para la cuna de su bebé. El colchón debe encajar ajustadamente en la cuna para que no haya espacios entre el colchón y el armazón de la cuna. El colchón debe mantener la firmeza incluso cuando se lo cubra con la sábana de cajón o el cobertor de colchón.
  • Ponga al bebé a dormir en su propia cuna o moisés. No comparta la cama. Eso significa que los bebés y los padres duermen juntos en la misma cama. Compartir la cama es la causa más común de mortalidad en los bebés de menos de 3 meses de edad. Mantenga la cuna de su bebé junto a su cama para que pueda estar cerca de él durante la noche. La Academia Americana de Pediatría (AAP) dice que conviene compartir la habitación con su bebé, pero no la cama.
  • Use un moisés, cuna o corralito que cumpla con las normas de seguridad actuales. No use cunas con rieles laterales plegables. No trate de arreglar una cuna con partes rotas o faltantes. Visite el sitio de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) para averiguar más información sobre las normas de seguridad de los productos o productos retirados del mercado.
  • No coloque en la cuna la almohadilla protectora (“bumper”), ropa de cama suelta, juguetes ni otros objetos blandos. Esas cosas ponen a su bebé en peligro de atrapamiento, estrangulamiento o asfixia. Es mejor si su bebé duerme en su propia cuna o moisés.
  • No deje que su bebé duerma en el portabebé, mochila “canguro”, asiento para el automóvil ni cochecito de niño (carriola). Los bebés que duermen en ellos pueden asfixiarse. Si su bebé se duerme en uno de ellos, sáquelo y póngalo en la cuna lo antes posible.
  • No lo ponga a dormir en una cama de agua, sofá, colchón blando ni otra superficie blanda. Los rieles de camas portátiles no siempre impiden que el bebé ruede y se caiga de la cama. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.
  • Retire los cordones colgantes de las ventanas o cables eléctricos que estén cerca de donde duerme su bebé. Los bebés pueden quedarse atascados y ahorcarse.

¿Cómo debe poner a dormir a su bebé para que no corra riesgos?

  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba todas las veces, hasta que tenga 1 año de edad. No es seguro para los bebés dormir de costado o boca abajo. Si su bebé puede rodar de la posición boca arriba a la posición de costado o boca abajo, y nuevamente a la posición boca arriba, no se preocupe si cambia de posición mientras duerme. Permita que su bebé pase tiempo boca abajo todos los días mientras usted lo supervisa. Pasar tiempo boca abajo ayuda a su bebé a desarrollar los músculos del cuello, hombros y brazos.
  • No abrigue al bebé demasiado para dormir. Retire los cordones o tiras del pijama y no le cubra la cabeza. Los pijamas mameluco gruesos pueden ayudar a mantener a su bebé abrigado sin tener que cubrirle la cabeza o la cara. Mantenga la habitación a una temperatura que le resulte cómoda a usted. Si su bebé está sudando o se le siente el pecho caliente, posiblemente esté sobrecalentado.
  • Dé a su bebé un chupón (chupete) cuando duerma siesta y a la noche. Los chupones podrían ayudar a proteger contra la muerte súbita. AAP recomienda que si usted está amamantando, espere hasta que su bebé cumpla 1 mes de nacido antes de usar un chupón. Si su bebé rechaza el chupón, no haga que lo tome. Si su bebé no se acostumbra al chupón, no lo fuerce. No hay problema si el chupón se le cae de la boca cuando duerme. No cuelgue el chupón alrededor del cuello del bebé ni lo adhiera a la ropa de su bebé ni a un animal de peluche.
  • No use productos, como colchones especiales o cuñas, que dicen reducir el riesgo de SIDS. No hay prueba alguna de que sean efectivos.
  • No use monitores cardiorrespiratorios domésticos como forma de reducir el riesgo de muerte súbita. Esos monitores llevan un control de la frecuencia cardíaca y respiración del bebé. Algunos bebés los necesitan por problemas médicos, pero no es algo común. No hay prueba de que los monitores ayuden a reducir el riesgo de SIDS en bebés sanos.

¿Puede la rutina de la noche ayudar a su bebé a dormir?

Sí. Las horas de sueño de su bebé cambian con el tiempo, pero si sigue una rutina, posiblemente sea más fácil para ambos a la hora de acostarlo.

Comience a establecer una rutina para acostarlo cuando tenga alrededor de 4 a 6 meses de edad. Estas sugerencias pueden ayudarle a preparar a su bebé para acostarse:

  • Ponga fin a las actividades de juego divertido.
  • Desconecte el teléfono, apague el televisor, etc.
  • Dé a su bebé un baño caliente.
  • Acaricie suavemente la espalda de su bebé.
  • Dé a su bebé un chupón.
  • Cántele a su bebé o ponga música suave. 
  • target="_blank">Léale un cuento antes de acostarlo.

Siga la rutina para acostarlo cada vez que sea posible. Planee con anticipación si la rutina de su bebé necesita un cambio temporal, como si sale de viaje o asiste a fiestas de la familia. Cambie la hora de acostarlo lo mejor que pueda, pero trate de retomar el horario y rutina habituales lo antes posible.

Revisado en mayo de 2015