agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Después de la NICU

El uso de equipo médico en el hogar

La mayoría de los bebés que dejan la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) no necesitan equipos médicos especiales, como monitores o sondas de alimentación, al abandonar el hospital. Sin embargo, algunos bebés son lo suficientemente fuertes como para irse a casa, pero todavía pueden necesitar este tipo de equipos para ayudarlos a comer y respirar.

Si su bebé los necesita, su equipo de alta del hospital puede ayudarle a pedirlos antes del alta. De ser posible, trate de "compartir la habitación" con su bebé antes de marcharse del hospital. Eso significa que usted pasa la noche en la habitación del bebé para aprender a usar los equipos y practicar los pasos necesarios para cuidarlo. Hable con el profesional de la salud de su bebé si tiene preguntas sobre el equipo que se lleve a casa con su bebé. Los siguientes son tres equipos que los bebés de la NICU pueden necesitar:

Monitor de apnea:

La apnea es la interrupción de la respiración del bebé durante un tiempo corto. Muchos bebés en la NICU o prematuros tienen episodios de apnea. Si su bebé no superó totalmente este problema antes del alta, posiblemente necesite un monitor de apnea en su casa.

El monitor se conecta a su bebé mediante un cinturón suave que va alrededor del pecho. Usted usa el monitor cuando su bebé está durmiendo o cuando no lo está vigilando. El monitor suena una alarma si su bebé deja de respirar o si el ritmo cardíaco es demasiado rápido o demasiado lento. Antes de marcharse del hospital, el profesional de la salud de su bebé le dirá qué hacer cuando suena la alarma y cuándo llamar para pedir ayuda.

No se atemorice demasiado si la alarma suena. Podría ser una alarma falsa. Esto puede suceder cuando el cinturón se coloca incorrectamente o si se afloja cuando el bebé se mueve. Algunas veces el bebé puede tener un período corto de apnea y necesita estimulación para despertarse. Usted puede aprender a reconocer esas alarmas falsas y qué hacer para evitarlas.

El profesional de la salud de su bebé puede avisarle cuando es seguro dejar de usar el monitor de apnea.

Sonda de alimentación y jeringa

Cuando se les da de alta, algunos bebés deben continuar la alimentación por sonda nasogástrica. La alimentación por sonda nasogástrica sucede cuando se alimenta al bebé leche materna o fórmula mediante un tubo que se le coloca por la nariz o boca hasta el estómago o los intestinos. La alimentación por sonda ayuda a los bebés a recibir suficiente alimento cuando no pueden comer lo suficiente por boca al tomar pecho o con un biberón.

Para la alimentación por sonda, necesitará sondas o tubos de alimentación y una jeringa. La jeringa es un implemento similar a una aguja que usa para colocar líquido (leche materna o fórmula) en la sonda de alimentación. Si su bebé tiene problemas de alimentación durante mucho tiempo, posiblemente sea necesario alimentarlo mediante una abertura, llamada gastrostomía, en el estómago. La abertura tiene adherido un pequeño tubo plástico de alimentación.

Oxígeno

Los bebés por lo general pueden respirar por sí solos antes de que se les dé de alta del hospital. Pero algunos necesitan oxígeno adicional en la casa durante un tiempo.

La razón más común por la que los bebés pueden necesitar oxígeno en la casa es un trastorno pulmonar llamado "displasia broncopulmonar (BPD)". La BPD puede causar daños y cicatrices en los pulmones. Los bebés con riesgo de BPD incluyen aquéllos que han tenido el síndrome disneico (dificultad respiratoria) (RDS) y necesitaron un tratamiento largo con equipos de respiración y oxígeno. Con frecuencia, los pulmones se curan en los 2 primeros años de vida. Algunas veces la BPD puede continuar y convertirse en un problema semejante al asma.

Si su bebé necesita oxígeno, deberá tener un tanque de oxígeno y una cánula nasal. La cánula nasal es un tubo de plástico suave que rodea la cabeza de su bebé y se le inserta en la nariz. El oxígeno del tanque pasa por la cánula a su bebé para ayudarlo a respirar. Es posible que una enfermera de atención domiciliaria la visite con frecuencia para chequear a su bebé y responder a sus preguntas.

El oxígeno puede ocasionar un incendio muy fácilmente. Tenga cuidado con los tanques y siga las instrucciones de uso. No deje el tanque en una habitación con un fuego a leños, chispas o estufas/cocinas de gas. Y no deje que nadie fume cerca del tanque.

Cuando el profesional de la salud de su bebé decida que el niño está respirando mejor, se reducirá lentamente la cantidad de oxígeno hasta suspenderla por completo. La mayoría de los bebés necesitan oxígeno en la casa durante menos de 6 meses.

Junio de 2011

La mayoría de los bebés que dejan la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) no necesitan equipos médicos especiales, como monitores o sondas de alimentación, al abandonar el hospital. Sin embargo, algunos bebés son lo suficientemente fuertes como para irse a casa, pero todavía pueden necesitar este tipo de equipos para ayudarlos a comer y respirar.

Si su bebé los necesita, su equipo de alta del hospital puede ayudarle a pedirlos antes del alta. De ser posible, trate de "compartir la habitación" con su bebé antes de marcharse del hospital. Eso significa que usted pasa la noche en la habitación del bebé para aprender a usar los equipos y practicar los pasos necesarios para cuidarlo. Hable con el profesional de la salud de su bebé si tiene preguntas sobre el equipo que se lleve a casa con su bebé. Los siguientes son tres equipos que los bebés de la NICU pueden necesitar:

Monitor de apnea:

La apnea es la interrupción de la respiración del bebé durante un tiempo corto. Muchos bebés en la NICU o prematuros tienen episodios de apnea. Si su bebé no superó totalmente este problema antes del alta, posiblemente necesite un monitor de apnea en su casa.

El monitor se conecta a su bebé mediante un cinturón suave que va alrededor del pecho. Usted usa el monitor cuando su bebé está durmiendo o cuando no lo está vigilando. El monitor suena una alarma si su bebé deja de respirar o si el ritmo cardíaco es demasiado rápido o demasiado lento. Antes de marcharse del hospital, el profesional de la salud de su bebé le dirá qué hacer cuando suena la alarma y cuándo llamar para pedir ayuda.

No se atemorice demasiado si la alarma suena. Podría ser una alarma falsa. Esto puede suceder cuando el cinturón se coloca incorrectamente o si se afloja cuando el bebé se mueve. Algunas veces el bebé puede tener un período corto de apnea y necesita estimulación para despertarse. Usted puede aprender a reconocer esas alarmas falsas y qué hacer para evitarlas.

El profesional de la salud de su bebé puede avisarle cuando es seguro dejar de usar el monitor de apnea.

Sonda de alimentación y jeringa

Cuando se les da de alta, algunos bebés deben continuar la alimentación por sonda nasogástrica. La alimentación por sonda nasogástrica sucede cuando se alimenta al bebé leche materna o fórmula mediante un tubo que se le coloca por la nariz o boca hasta el estómago o los intestinos. La alimentación por sonda ayuda a los bebés a recibir suficiente alimento cuando no pueden comer lo suficiente por boca al tomar pecho o con un biberón.

Para la alimentación por sonda, necesitará sondas o tubos de alimentación y una jeringa. La jeringa es un implemento similar a una aguja que usa para colocar líquido (leche materna o fórmula) en la sonda de alimentación. Si su bebé tiene problemas de alimentación durante mucho tiempo, posiblemente sea necesario alimentarlo mediante una abertura, llamada gastrostomía, en el estómago. La abertura tiene adherido un pequeño tubo plástico de alimentación.

Oxígeno

Los bebés por lo general pueden respirar por sí solos antes de que se les dé de alta del hospital. Pero algunos necesitan oxígeno adicional en la casa durante un tiempo.

La razón más común por la que los bebés pueden necesitar oxígeno en la casa es un trastorno pulmonar llamado "displasia broncopulmonar (BPD)". La BPD puede causar daños y cicatrices en los pulmones. Los bebés con riesgo de BPD incluyen aquéllos que han tenido el síndrome disneico (dificultad respiratoria) (RDS) y necesitaron un tratamiento largo con equipos de respiración y oxígeno. Con frecuencia, los pulmones se curan en los 2 primeros años de vida. Algunas veces la BPD puede continuar y convertirse en un problema semejante al asma.

Si su bebé necesita oxígeno, deberá tener un tanque de oxígeno y una cánula nasal. La cánula nasal es un tubo de plástico suave que rodea la cabeza de su bebé y se le inserta en la nariz. El oxígeno del tanque pasa por la cánula a su bebé para ayudarlo a respirar. Es posible que una enfermera de atención domiciliaria la visite con frecuencia para chequear a su bebé y responder a sus preguntas.

El oxígeno puede ocasionar un incendio muy fácilmente. Tenga cuidado con los tanques y siga las instrucciones de uso. No deje el tanque en una habitación con un fuego a leños, chispas o estufas/cocinas de gas. Y no deje que nadie fume cerca del tanque.

Cuando el profesional de la salud de su bebé decida que el niño está respirando mejor, se reducirá lentamente la cantidad de oxígeno hasta suspenderla por completo. La mayoría de los bebés necesitan oxígeno en la casa durante menos de 6 meses.

Junio de 2011