agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Cuidado prenatal

Las náuseas y los vómitos

Puntos claves
  • Las náuseas y los vómitos durante el embarazo también se conocen como náuseas o enfermedad matutina. Aunque se llaman náuseas matutinas, pueden ocurrir en cualquier momento del día.
  • Por lo general comienzan a alrededor de las 6 semanas de embarazo y desaparecen en el segundo trimestre.
  • Muchas embarazadas tienen náuseas y vómitos. Usualmente no son perjudiciales para usted ni para su bebé.
  • Si sus náuseas y vómitos son excesivos o continúan en el cuarto mes, avise a su profesional de la salud.

¿Qué son las náuseas y vómitos del embarazo?

Las náuseas y vómitos del embarazo (o náuseas matutinas) son las náuseas (sentirse mal del estómago) y los vómitos que suceden durante los primeros meses del embarazo. Aunque se llaman náuseas matutinas, pueden durar todo el día y suceder en cualquier momento del día.

Al menos 7 de cada 10 embarazadas (70 por ciento) tienen náuseas y vómitos el primer trimestre (primeros 3 meses o las primeras 12 semanas) de embarazo. Por lo general comienzan a alrededor de las 6 semanas de embarazo y empeoran cerca de las 9 semanas. La mayoría de las mujeres se siente mejor el segundo trimestre, pero algunas tienen náuseas y vómitos todo el embarazo. Si tiene náuseas y vómitos, avise a su profesional de la salud.

Las náuseas leves no son perjudiciales para usted o para su bebé. Pero si las náuseas y vómitos empeoran (llamado hiperémesis gravídica), usted puede perder peso y deshidratarse (cuando no tiene suficiente agua en el cuerpo). Estos problemas pueden ser riesgosos durante el embarazo. Si tiene náuseas y vómitos excesivos, tal vez deba permanecer en el hospital para tratamiento.

¿Qué son las náuseas y vómitos excesivos?

Alrededor de 3 de cada 100 mujeres (3 por ciento) puede tener un tipo de náuseas y vómitos excesivos llamado hiperémesis gravídica, que significa vómitos muy intensos durante el embarazo. Cuando sufre este problema, usted no puede aguantar alimentos ni líquidos en el estómago. Puede perder peso o deshidratarse (no tener suficiente agua en el cuerpo). Esta condición puede comenzar a principios del embarazo y durar todo el embarazo.

Usted puede correr riesgo de tener náuseas y vómitos excesivos si:

  • Está embarazada con bebés más de un bebé (mellizos, trillizos o más). Estar embarazada con más de un bebé puede aumentar su riesgo de tener náuseas y vómitos excesivos porque puede tener una placenta grande y más hormonas del embarazo, como estrógeno o gonadotropina coriónica humana (HCG). La placenta crece en su útero (matriz) y suministra alimentos y oxígeno a los bebés a través del cordón umbilical.
  • Tuvo náuseas y vómitos excesivos en un embarazo anterior o su madre o hermana las padecieron durante el embarazo. Anote su historial médico familiar para ayudarle a averiguar sobre las condiciones de salud que son hereditarias en su familia. Este es un registro de los problemas de salud y tratamientos que usted, su pareja y todos los parientes de ambas familias han tenido.
  • Está embarazada de una niña
  • Se marea con el movimiento
  • Tiene migrañas. La migraña es un dolor de cabeza muy fuerte que puede hacerla sensible a las luces brillantes y el sonido.
  • Tiene sobrepeso
  • Tiene enfermedad trofoblástica, un trastorno que produce el crecimiento anormal de células en el útero (matriz)

Ejemplos de señales de náuseas y vómitos excesivos:

  • Vomitar más de tres o cuatro veces por día
  • Vómitos que la dejan mareada, débil o deshidratada. Las señales de deshidratación incluyen sentir sed, tener la boca reseca, el ritmo cardíaco acelerado, o producir poca o nada de orina.
  • Perder más de 10 libras durante el embarazo

Si tiene náuseas y vómitos excesivos, puede necesitar tratamiento en el hospital con líquidos intravenosos. Estos son líquidos que se dan por medio de una aguja en una vena. También se le puede tratar con medicamentos para ayudar a aliviar las náuseas.

¿Qué causa las náuseas y vómitos del embarazo?

No se sabe con certeza qué causa las náuseas y vómitos durante el embarazo. El nivel bajo de azúcar en sangre o el aumento en las hormonas del embarazo, como la gonadotropina coriónica humana (HCG), pueden ser la causa de las náuseas y vómitos. Las náuseas y vómitos pueden empeorar si tiene estrés o está muy cansada, si come ciertos alimentos o si viaja (si suele marearse con el movimiento).

¿Puede prevenir o aliviar las náuseas y vómitos del embarazo?

Sí. Esto es lo que puede hacer para ayudarla a sentirse mejor e incluso prevenir las náuseas y vómitos:

  • Tome una vitamina prenatal antes de quedar embarazada. Hable con su profesional de la salud sobre cuál tomar. A veces las vitaminas pueden causarle malestar de estómago, por lo que se aconseja tomarlas con un refrigerio.
  • Tenga refrigerios cerca de la cama. Coma unas galletas antes de levantarse a la mañana para ayudar a asentar el estómago.
  • Coma de cinco a seis comidas pequeñas por día en lugar de tres comidas grandes.
  • Coma alimentos con poca grasa y fáciles de digerir, como cereal, arroz y bananas. No coma alimentos picantes o grasosos.
  • Coma refrigerios sanos entre las comidas. Eso puede ayudar a evitar que el estómago esté vacío y a prevenir las náuseas. Pruebe refrigerios con mucha proteína, como leche o yogur.
  • Beba líquidos en abundancia, en especial agua.
  • Evite olores que le den malestar de estómago.

Quizás haya escuchado sobre estas formas de prevenir o aliviar las náuseas y vómitos. Hable con su profesional de la salud antes de intentar lo siguiente:

  • Pulseras de acupresión y acuestimulación (estimulación eléctrica de los nervios). Estas ponen presión o estimulan ciertos puntos del cuerpo (llamados puntos de presión) para ayudar a prevenir las náuseas.
  • Acupuntura. Es un tipo de tratamiento por el que se insertan agujas delgadas en la piel. Si está pensando en hacerse acupuntura para aliviar las náuseas y vómitos, avise a su profesional y busque un acupunturista capacitado para trabajar con embarazadas.
  • Jengibre. El jengibre es una hierba (planta) utilizada para cocinar y con fines medicinales. La soda de jengibre (ginger ale), el té o los dulces de jengibre pueden ayudar a aliviar las náuseas y vómitos.

Aunque sea legal donde usted vive ya sea para uso personal o medicinal, no es seguro usar marihuana para tratar las náuseas y vómitos. No se ha demostrado que sea seguro usar la marihuana durante el embarazo por más pequeña que sea la cantidad. Si está pensando en usar marihuana para aliviar las náuseas y vómitos, hable con su profesional de la salud sobre otros tratamientos que sean seguros para su bebé.

¿Hay un tratamiento médico para las náuseas y vómitos?

Sí. Si no puede aliviar las náuseas y vómitos por sí sola o si tiene náuseas y vómitos excesivos, su profesional puede tratarla con estos medicamentos:

  • Vitamina B6 y doxilamina. Su profesional puede tratarla con estos medicamentos separadamente o juntos. Usted puede conseguir la vitamina B6 y la doxilamina de venta libre, que significa que no necesita una receta (orden) de su profesional. La doxilamina se encuentra en algunas ayudas para dormir sin receta (medicamentos que le ayudan a dormir). O bien su profesional puede recetarle un medicamento que combina ambas cosas.
  • Drogas antieméticas. Son drogas que ayudan a prevenir los vómitos. Si la vitamina B6 y la doxilamina no surten efecto, su profesional puede recetarle un medicamento antiemético. No todos pueden usarse sin riesgo durante el embarazo, por eso conviene hablar con su profesional para asegurarse de que el medicamento sea una buena opción para usted.

Hable con su profesional antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo aunque sea para tratar las náuseas y vómitos.

¿Cuándo debe llamar a su profesional de la salud sobre las náuseas y vómitos?

Para la mayoría de las mujeres, las náuseas y vómitos son leves y desaparecen con el tiempo. Pero llame a su profesional de la salud si:

  • Sigue teniendo náuseas y vómitos durante su 4to mes de embarazo.
  • Pierde más de 2 libras.
  • El vómito es de color marrón o tiene sangre. En ese caso, llame a su profesional de la salud de inmediato.
  • Vomita más de 3 veces por día y no aguanta alimentos ni bebidas en el estómago.
  • Su corazón late más rápido de lo normal.
  • Está cansada o confundida.
  • Está produciendo mucha menos orina de lo normal o nada de orina.

Revisado en febrero de 2017