agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Tener sobrepeso durante el embarazo

Tener sobrepeso durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé. Cuanto más sobrepeso tenga, más probable es que sufra complicaciones con el embarazo.

Pero hay cosas que puede hacer antes y durante el embarazo para ayudar a tener un bebé sano.

Estos son los puntos principals que debe saber sobre el sobrepeso o la obesidad durante el embarazo:

  • Tener sobrepeso u obesidad durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé.
  • Logre un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional de la salud sobre la cantidad de peso que es adecuada para usted.
  • Hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo.
  • No trate de bajar de peso durante el embarazo.

¿Cómo sabe si tiene sobrepeso o es obesa?

El sobrepeso se basa en su índice de masa corporal (también llamado IMC o BMI, por sus siglas en inglés) pre-embarazo. Pre-embarazo significa su IMC antes de quedar embarazada. El IMC es un cálculo que se basa en su peso y su estatura: 

  • Si tiene sobrepeso, su IMC es de 25.0 a 29.9 antes del embarazo. Sobrepeso significa que tiene peso extra en el cuerpo que proviene de los músculos, huesos, grasa y agua. Alrededor de 3 de cada 4 mujeres (75 por ciento) en los Estados Unidos tiene sobrepeso.
  • Si usted es obesa, su IMC es 30.0 o más antes del embarazo. Obesa significa que tiene una cantidad de grasa corporal en exceso. Alrededor de 1 de cada 3 mujeres (36 por ciento) en los Estados Unidos es obesa.

Para averiguar su IMC, use esta calculadora de IMC o hable con su profesional de la salud.

¿Qué tipo de complicaciones en el embarazo puede causar el sobrepeso o la obesidad? 

Antes del embarazo, si tiene sobrepeso o es obesa, es más probable que tenga problemas para quedar embarazada (infertilidad) que las mujeres que tienen un peso normal. La obesidad puede afectar un cierto tipo de tratamiento de fertilidad llamado fertilización in vitro (IVF). Con la IVF, se combina un óvulo y esperma en un laboratorio para crear un embrión (óvulo fertilizado), que luego se le introduce a usted en el útero. Cuanto más alto sea su IMC, menos probable es que quede embarazada con la IVF.

Si tiene sobrepeso o es obesa durante el embarazo, es más probable que sufra estas complicaciones: 

  • Alta presión arterial, preeclampsia y problemas de coagulación de la sangre. La alta presión arterial es cuando la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos es demasiado grande. La preeclampsia es una condición que puede suceder después de la semana 20 de embarazo o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente. Los problemas de coagulación suceden cuando los coágulos de sangre bloquean parcial o totalmente la circulación de la sangre en un vaso sanguíneo.
  • Diabetes gestacional. Es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo. La diabetes sucede cuando su cuerpo tiene demasiada azúcar (llamada glucosa) en la sangre.
  • Estar embarazada después de la fecha prevista de parto y problemas durante el nacimiento, incluidos problemas con la anestesia (medicamento para el dolor). También es posible que deba quedarse en el hospital más tiempo después del parto que las mujeres que tienen un peso normal.
  • Cesárea. Esta es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero (matriz). Si usted es obesa, corre más riesgo de tener complicaciones de la cesárea, como una infección o perder demasiada sangre.
  • Aborto espontáneo o nacimiento sin vida. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo. El nacimiento sin vida (o muerte fetal) sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo. 
  • Dificultades para perder el peso del embarazo después del parto.

Si es obesa, corre más riesgo de tener otras complicaciones, como por ejemplo: 

  • Infecciones durante el embarazo, como infecciones de las vías urinarias.
  • Un trastorno del sueño llamado apnea obstructiva del sueño. Esto significa que se le detiene la respiración mientras duerme.
  • Un problema grave de coágulos de sangre llamado tromboembolismo venoso (VTE). Sucede cuando un coágulo de sangre se desprende y viaja por la corriente sanguínea hasta órganos como el cerebro, los pulmones o el corazón. Eso puede causar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco.
  • Tener que ir al hospital antes del parto; tener un parto más largo y necesitar inducir el parto. Eso significa que su profesional de la salud le da medicamentos o le rompe la fuente (saco amniótico o bolsa de agua) para provocarle el parto.
  • Problemas con la lactancia materna.

¿Puede el sobrepeso o la obesidad causarle problemas a su bebé?

Sí. Si tiene sobrepeso o es obesa durante el embarazo, es más probable que su bebé tenga estos problemas:

  • Nacimiento prematuro. Es el que sucede antes de las 37 semanas de embarazo. Eso es demasiado pronto y puede causar serios problemas de salud para su bebé.
  • Defectos de nacimiento, incluidos los defectos del tubo neural. Estos son defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal. El defecto de nacimiento es un problema de salud que tiene el bebé al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Puede ser difícil para su profesional de la salud diagnosticar defectos de nacimiento durante el embarazo incluso con pruebas prenatales como el ultrasonido.
  • Macrosomía (grande para la edad gestacional o LGA). Eso significa que su bebé pesa más de 9 libras y 15 onzas (4,500 gramos) al nacer. Cuando el bebé es tan grande, pueden surgir complicaciones durante el parto, como por ejemplo que su bebé sufra lesiones. Además, aumenta las probabilidades de necesitar una cesárea.
  • Diabetes, enfermedad cardíaca y obesidad más adelante en la vida.

¿Qué puede hacer para mejorar las probabilidades de tener un embarazo sano y un bebé sano? 

Antes del embarazo, hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico que se le hace antes del embarazo. Su profesional de la salud puede aconsejarle maneras de comer sanamente y mantenerse activa físicamente para ayudarla a lograr un peso sano antes de quedar embarazada. Perder peso antes del embarazo es bueno para usted y para su bebé. Si está pensando en hacerse cirugía para perder peso, hable con su profesional de la salud sobre sus opciones y cuánto esperar después de la cirugía antes de quedar embarazada.

Durante el embarazo, haga estas cosas para que usted y su bebé se mantengan sanos: 

  • Obtenga cuidado prenatal con regularidad desde el inicio del embarazo. El cuidado prenatal es la atención médica durante el embarazo. Acuda a todos los chequeos de cuidado prenatal aunque se sienta bien. Su profesional le hace pruebas prenatales, como la prueba de glucosa para detectar diabetes y un ultrasonido para tomar una imagen de su bebé en la matriz.
  • Hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso aumentar durante el embarazo. Si tiene sobrepeso, le convendrá aumentar entre 15 y 25 libras durante el embarazo. Si es obesa, lo ideal es aumentar entre 11 y 20 libras.
  • Coma alimentos sanos. Hable con su profesional o consulte a un nutricionista para que le ayude a planear sus comidas. Consulte choosemyplate.gov del Departamento de Agricultura de EE.UU. Con este servicio, puede crear un plan de comidas sanas en función de su edad, peso, estatura y actividad física.
  • No haga dieta. Algunas dietas pueden reducir los nutrientes que su bebé necesita para crecer y desarrollarse. No trate de mantener el mismo peso ni de perder peso durante el embarazo.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que son aconsejables para usted.

Revisado en agosto de 2015

Tener sobrepeso durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé. Cuanto más sobrepeso tenga, más probable es que sufra complicaciones con el embarazo.

Pero hay cosas que puede hacer antes y durante el embarazo para ayudar a tener un bebé sano.

Estos son los puntos principals que debe saber sobre el sobrepeso o la obesidad durante el embarazo:

  • Tener sobrepeso u obesidad durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé.
  • Logre un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional de la salud sobre la cantidad de peso que es adecuada para usted.
  • Hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo.
  • No trate de bajar de peso durante el embarazo.

¿Cómo sabe si tiene sobrepeso o es obesa?

El sobrepeso se basa en su índice de masa corporal (también llamado IMC o BMI, por sus siglas en inglés) pre-embarazo. Pre-embarazo significa su IMC antes de quedar embarazada. El IMC es un cálculo que se basa en su peso y su estatura: 

  • Si tiene sobrepeso, su IMC es de 25.0 a 29.9 antes del embarazo. Sobrepeso significa que tiene peso extra en el cuerpo que proviene de los músculos, huesos, grasa y agua. Alrededor de 3 de cada 4 mujeres (75 por ciento) en los Estados Unidos tiene sobrepeso.
  • Si usted es obesa, su IMC es 30.0 o más antes del embarazo. Obesa significa que tiene una cantidad de grasa corporal en exceso. Alrededor de 1 de cada 3 mujeres (36 por ciento) en los Estados Unidos es obesa.

Para averiguar su IMC, use esta calculadora de IMC o hable con su profesional de la salud.

¿Qué tipo de complicaciones en el embarazo puede causar el sobrepeso o la obesidad? 

Antes del embarazo, si tiene sobrepeso o es obesa, es más probable que tenga problemas para quedar embarazada (infertilidad) que las mujeres que tienen un peso normal. La obesidad puede afectar un cierto tipo de tratamiento de fertilidad llamado fertilización in vitro (IVF). Con la IVF, se combina un óvulo y esperma en un laboratorio para crear un embrión (óvulo fertilizado), que luego se le introduce a usted en el útero. Cuanto más alto sea su IMC, menos probable es que quede embarazada con la IVF.

Si tiene sobrepeso o es obesa durante el embarazo, es más probable que sufra estas complicaciones: 

  • Alta presión arterial, preeclampsia y problemas de coagulación de la sangre. La alta presión arterial es cuando la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos es demasiado grande. La preeclampsia es una condición que puede suceder después de la semana 20 de embarazo o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente. Los problemas de coagulación suceden cuando los coágulos de sangre bloquean parcial o totalmente la circulación de la sangre en un vaso sanguíneo.
  • Diabetes gestacional. Es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo. La diabetes sucede cuando su cuerpo tiene demasiada azúcar (llamada glucosa) en la sangre.
  • Estar embarazada después de la fecha prevista de parto y problemas durante el nacimiento, incluidos problemas con la anestesia (medicamento para el dolor). También es posible que deba quedarse en el hospital más tiempo después del parto que las mujeres que tienen un peso normal.
  • Cesárea. Esta es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero (matriz). Si usted es obesa, corre más riesgo de tener complicaciones de la cesárea, como una infección o perder demasiada sangre.
  • Aborto espontáneo o nacimiento sin vida. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo. El nacimiento sin vida (o muerte fetal) sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo. 
  • Dificultades para perder el peso del embarazo después del parto.

Si es obesa, corre más riesgo de tener otras complicaciones, como por ejemplo: 

  • Infecciones durante el embarazo, como infecciones de las vías urinarias.
  • Un trastorno del sueño llamado apnea obstructiva del sueño. Esto significa que se le detiene la respiración mientras duerme.
  • Un problema grave de coágulos de sangre llamado tromboembolismo venoso (VTE). Sucede cuando un coágulo de sangre se desprende y viaja por la corriente sanguínea hasta órganos como el cerebro, los pulmones o el corazón. Eso puede causar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco.
  • Tener que ir al hospital antes del parto; tener un parto más largo y necesitar inducir el parto. Eso significa que su profesional de la salud le da medicamentos o le rompe la fuente (saco amniótico o bolsa de agua) para provocarle el parto.
  • Problemas con la lactancia materna.

¿Puede el sobrepeso o la obesidad causarle problemas a su bebé?

Sí. Si tiene sobrepeso o es obesa durante el embarazo, es más probable que su bebé tenga estos problemas:

  • Nacimiento prematuro. Es el que sucede antes de las 37 semanas de embarazo. Eso es demasiado pronto y puede causar serios problemas de salud para su bebé.
  • Defectos de nacimiento, incluidos los defectos del tubo neural. Estos son defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal. El defecto de nacimiento es un problema de salud que tiene el bebé al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona. Puede ser difícil para su profesional de la salud diagnosticar defectos de nacimiento durante el embarazo incluso con pruebas prenatales como el ultrasonido.
  • Macrosomía (grande para la edad gestacional o LGA). Eso significa que su bebé pesa más de 9 libras y 15 onzas (4,500 gramos) al nacer. Cuando el bebé es tan grande, pueden surgir complicaciones durante el parto, como por ejemplo que su bebé sufra lesiones. Además, aumenta las probabilidades de necesitar una cesárea.
  • Diabetes, enfermedad cardíaca y obesidad más adelante en la vida.

¿Qué puede hacer para mejorar las probabilidades de tener un embarazo sano y un bebé sano? 

Antes del embarazo, hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico que se le hace antes del embarazo. Su profesional de la salud puede aconsejarle maneras de comer sanamente y mantenerse activa físicamente para ayudarla a lograr un peso sano antes de quedar embarazada. Perder peso antes del embarazo es bueno para usted y para su bebé. Si está pensando en hacerse cirugía para perder peso, hable con su profesional de la salud sobre sus opciones y cuánto esperar después de la cirugía antes de quedar embarazada.

Durante el embarazo, haga estas cosas para que usted y su bebé se mantengan sanos: 

  • Obtenga cuidado prenatal con regularidad desde el inicio del embarazo. El cuidado prenatal es la atención médica durante el embarazo. Acuda a todos los chequeos de cuidado prenatal aunque se sienta bien. Su profesional le hace pruebas prenatales, como la prueba de glucosa para detectar diabetes y un ultrasonido para tomar una imagen de su bebé en la matriz.
  • Hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso aumentar durante el embarazo. Si tiene sobrepeso, le convendrá aumentar entre 15 y 25 libras durante el embarazo. Si es obesa, lo ideal es aumentar entre 11 y 20 libras.
  • Coma alimentos sanos. Hable con su profesional o consulte a un nutricionista para que le ayude a planear sus comidas. Consulte choosemyplate.gov del Departamento de Agricultura de EE.UU. Con este servicio, puede crear un plan de comidas sanas en función de su edad, peso, estatura y actividad física.
  • No haga dieta. Algunas dietas pueden reducir los nutrientes que su bebé necesita para crecer y desarrollarse. No trate de mantener el mismo peso ni de perder peso durante el embarazo.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que son aconsejables para usted.

Revisado en agosto de 2015