agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Pérdida del embarazo

Nacimiento sin vida

Un nacimiento sin vida es la muerte de un bebé en el útero después de la semana número 20 de embarazo. Los nacimientos sin vida se producen en aproximadamente 1 de cada 160 embarazos.

Un nacimiento sin vida es una experiencia trágica y desgarradora. En muchos casos la pérdida es totalmente inesperada, ya que de repente llega a su fin un embarazo que parecía estar desarrollándose sin problemas.

La mayoría de los nacimientos sin vida ocurren antes de que el parto comience. La mujer embarazada puede sospechar que algo no marcha bien cuando el bebé ha dejado de moverse y patear repentinamente. Un ultrasonido usualmente puede corroborar si el feto ha muerto.

El profesional de la salud discute con la mujer las opciones para el parto. Para algunas mujeres es necesario que el parto ocurra de inmediato por razones médicas. Pero muchas parejas pueden esperar un poco si así lo desean.

El parto por lo general comienza dentro de las 2 semanas de la muerte del feto. Si no ocurre, los profesionales usualmente recomiendan que se induzca el parto.

Después del parto se realizan pruebas para determinar la causa de la muerte. Sin embargo, es imposible determinar la causa en más de la mitad de los casos.

Qué puede hacer

Llame a su profesional de la salud de inmediato si siente que los movimientos del bebé se han reducido o han parado.

Si tiene alta presión arterial, diabetes o una enfermedad renal, asegúrese de que la examinen periódicamente. Haga todo lo posible para mantener su condición bajo control durante el embarazo. Siga las indicaciones de su profesional de la salud y tome los medicamentos que le receta siguiendo sus instrucciones.

Si su bebé nace sin vida, tómese el tiempo necesario para recuperarse físicamente del embarazo y del parto y para hacer el duelo por pérdida de su bebé.

Marzo del 2009

Un nacimiento sin vida es la muerte de un bebé en el útero después de la semana número 20 de embarazo. Los nacimientos sin vida se producen en aproximadamente 1 de cada 160 embarazos.

Un nacimiento sin vida es una experiencia trágica y desgarradora. En muchos casos la pérdida es totalmente inesperada, ya que de repente llega a su fin un embarazo que parecía estar desarrollándose sin problemas.

La mayoría de los nacimientos sin vida ocurren antes de que el parto comience. La mujer embarazada puede sospechar que algo no marcha bien cuando el bebé ha dejado de moverse y patear repentinamente. Un ultrasonido usualmente puede corroborar si el feto ha muerto.

El profesional de la salud discute con la mujer las opciones para el parto. Para algunas mujeres es necesario que el parto ocurra de inmediato por razones médicas. Pero muchas parejas pueden esperar un poco si así lo desean.

El parto por lo general comienza dentro de las 2 semanas de la muerte del feto. Si no ocurre, los profesionales usualmente recomiendan que se induzca el parto.

Después del parto se realizan pruebas para determinar la causa de la muerte. Sin embargo, es imposible determinar la causa en más de la mitad de los casos.

Qué puede hacer

Llame a su profesional de la salud de inmediato si siente que los movimientos del bebé se han reducido o han parado.

Si tiene alta presión arterial, diabetes o una enfermedad renal, asegúrese de que la examinen periódicamente. Haga todo lo posible para mantener su condición bajo control durante el embarazo. Siga las indicaciones de su profesional de la salud y tome los medicamentos que le receta siguiendo sus instrucciones.

Si su bebé nace sin vida, tómese el tiempo necesario para recuperarse físicamente del embarazo y del parto y para hacer el duelo por pérdida de su bebé.

Marzo del 2009