agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Alta presión arterial o hipertensión en el embarazo

La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias. Las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón hasta otras partes del cuerpo. Si la presión en las arterias es demasiado alta, usted tiene alta presión. La presión arterial alta también se llama hipertensión. La alta presión arterial puede afectar su corazón y riñones, lo cual puede resultar en enfermedad cardiaca, enfermedad renal y derrame cerebral.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la alta presión arterial y el embarazo:

  • La alta presión arterial puede causar problemas para usted y su bebé durante el embarazo, incluyendo preeclampsia y nacimiento prematuro.
  • La alta presión arterial por lo general no causa síntomas. Vaya a todas sus visitas prenatales para que su profesional de la salud pueda controlarla.
  • Si necesita tomar medicamento para mantener su presión arterial bajo control, tómesela todos los días.
  • Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.

Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.

¿Cómo sabe si tiene alta presión arterial?

La presión arterial se mide con dos números: el número superior (primero) es la presión cuando el corazón se contrae y el número inferior (segundo) es la presión cuando el corazón se relaja. La presión arterial sana es 119/79. La presión arterial alta sucede cuando el número superior es 140 o más o cuando el número inferior es 90 o más. Su presión arterial puede subir o bajar durante el día.

En cada visita prenatal, su profesional de la salud le mide su presión arterial. Para hacer esto, le coloca una manga o banda en la parte superior de su brazo. Se infla la manga para medir la presión en sus arterias cuando el corazón se contrae y luego se relaja. Si usted tiene una medición alta, su profesional de la salud puede medirle la presión de nuevo para cerciorarse si tiene o no alta presión arterial.

¿Qué complicaciones del embarazo puede causar la alta presión?

Tener alta presión arterial durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé durante el embarazo, incluyendo:

  • Preeclampsia. Sucede cuando la mujer embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. La preeclampsia puede ser una condición de salud grave. Aunque tenga preeclampsia leve, usted necesita tratamiento para que no empeore. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar daño renal, del hígado y del cerebro. En casos pocos comunes, puede resultar en una condición muy grave llamada eclampsia y síndrome HELLP. La eclampsia puede causar convulsiones y resultar en una coma. El síndrome HELLP sucede cuando tiene problemas graves de la sangre y del hígado.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento que sucede muy temprano, antes de las 37 semanas de embarazo. Incluso con tratamiento, la embarazada con hipertensión arterial grave o preeclampsia quizás deba tener al bebé temprano para evitar serios problemas de salud para ella y su bebé.
  • Bajo peso al nacer. Esto sucede cuando el bebé pesa menos de 5 libras y 8 onzas. La alta presión puede constreñir los vasos sanguíneos del útero (matriz). Es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes, lo cual hace que crezca más lentamente.
  • Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde la placenta se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en su útero y le provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.

Si usted tiene alta presión arterial durante el embarazo, tiene más probabilidades de tener un parto por cesárea. Esta es una cirugía por la cual su bebé nace a través de un corte que su doctor le hace en su abdomen y útero.

¿Qué tipos de alta presión pueden suceder durante el embarazo y cómo se tratan?

Existen dos tipos de alta presión arterial que puede suceder durante el embarazo: 

1.  Hipertensión crónica. Es la alta presión arterial que usted ya tiene antes de quedar embarazada o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo. No desaparece una vez que el bebé nazca. Alrededor de 1 de cada 4 mujeres con hipertensión crónica (25 por ciento) desarrolla preeclampsia durante el embarazo. Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.

Si usted tiene hipertensión crónica, su profesional de la salud le medirá su presión arterial y revisará su orina en cada visita prenatal. Quizás tenga que chequearse la presión en su casa también. Su profesional podrá realizar pruebas como el ultrasonido y el monitor cardíaco fetal para comprobar el crecimiento y la salud de su bebé. También verificará si hay señales de preeclampsia.

Si estaba tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, su profesional se asegurará de que el medicamento sea seguro tomarlo durante el embarazo. Si no lo es, le cambiará el medicamento a uno más seguro. Su presión arterial esté bajo control. Algunos medicamentos para la presión arterial, llamados inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de angiotensina, pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo.

Durante la primera mitad del embarazo, su presión arterial con frecuencia tiende a bajar. Si usted tiene hipertensión leve y tomó un medicamento antes del embarazo, su profesional de la salud puede que le reduzca la dosis del medicamento. O quizás pueda dejar de tomar su medicamento durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin hablar antes con su profesional de la salud.  Es posible que deba tener al bebé antes si su hipertensión empeora o si pasa a tener preeclampsia.

2.  Hipertensión gestacional. Es un tipo de alta presión arterial que sólo tienen las embarazadas. Este problema comienza después de las 20 semanas de embarazo y desaparece después de que nace el bebé.

Por lo general causa un pequeño aumento en la presión arterial, pero algunas mujeres desarrollan hipertensión grave y podrían correr riesgo de sufrir complicaciones más serias más adelante en el embarazo, como la preeclampsia.

Durante el embarazo, su profesional de la salud le controla la presión arterial y la orina en cada visita prenatal para monitorear la hipertensión. Su profesional puede realizar pruebas como el ultrasonido y el monitor cardíaco fetal para comprobar el crecimiento y la salud de su bebé. 

No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.

¿Cómo puede manejar su alta presión arterial durante el embarazo?

Esto es lo que puede hacer:

  • Vaya a todas sus visitas prenatales, aunque se sienta bien.
  • Si necesita medicamento para controlar su presión arterial, tómesela todos los días. Su profesional de la salud la puede ayudar a escoger el medicamento más seguro para usted y su bebé.
  • Coma alimentos sanos. No coma alimentos con mucha sal, como sopas u otros alimentos enlatados. Estos pueden aumentar su presión arterial.
  • Manténgase activa. Hacer algo activo por 30 minutos cada día puede ayudarla a controlar su peso, reducir el estrés y prevenir problemas como la preeclampsia.
  • No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales ni abuso de medicamentos recetados.

¿Qué puede hacer con la alta presión antes del embarazo?

Esto es lo que puede hacer:

  • Acuda a una visita preconcepcional antes de tratar de quedar embarazada. Eso es un chequeo médico que usted recibe antes de quedar embarazada para controlar las condiciones de salud que pueden afectar su embarazo.
  • Use un anticonceptivo hasta que su presión arterial esté bajo control. Los anticonceptivos son métodos que usted usa para evitar quedar embarazada. Los condones (preservativos) y las pastillas anticonceptivas son ejemplos de anticonceptivos.
  • Logre un peso sano. Hable con su profesional de la salud acerca del peso adecuado para usted.
  • Coma alimentos sanos.
  • Haga algo activo cada día.
  • No fume. Fumar es peligroso para las personas con alta presión arterial, porque causa daños a las paredes de los vasos sanguíneos.

Revisado en julio de 2015

La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias. Las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón hasta otras partes del cuerpo. Si la presión en las arterias es demasiado alta, usted tiene alta presión. La presión arterial alta también se llama hipertensión. La alta presión arterial puede afectar su corazón y riñones, lo cual puede resultar en enfermedad cardiaca, enfermedad renal y derrame cerebral.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la alta presión arterial y el embarazo:

  • La alta presión arterial puede causar problemas para usted y su bebé durante el embarazo, incluyendo preeclampsia y nacimiento prematuro.
  • La alta presión arterial por lo general no causa síntomas. Vaya a todas sus visitas prenatales para que su profesional de la salud pueda controlarla.
  • Si necesita tomar medicamento para mantener su presión arterial bajo control, tómesela todos los días.
  • Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.

Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.

¿Cómo sabe si tiene alta presión arterial?

La presión arterial se mide con dos números: el número superior (primero) es la presión cuando el corazón se contrae y el número inferior (segundo) es la presión cuando el corazón se relaja. La presión arterial sana es 119/79. La presión arterial alta sucede cuando el número superior es 140 o más o cuando el número inferior es 90 o más. Su presión arterial puede subir o bajar durante el día.

En cada visita prenatal, su profesional de la salud le mide su presión arterial. Para hacer esto, le coloca una manga o banda en la parte superior de su brazo. Se infla la manga para medir la presión en sus arterias cuando el corazón se contrae y luego se relaja. Si usted tiene una medición alta, su profesional de la salud puede medirle la presión de nuevo para cerciorarse si tiene o no alta presión arterial.

¿Qué complicaciones del embarazo puede causar la alta presión?

Tener alta presión arterial durante el embarazo puede causar problemas para usted y su bebé durante el embarazo, incluyendo:

  • Preeclampsia. Sucede cuando la mujer embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. La preeclampsia puede ser una condición de salud grave. Aunque tenga preeclampsia leve, usted necesita tratamiento para que no empeore. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar daño renal, del hígado y del cerebro. En casos pocos comunes, puede resultar en una condición muy grave llamada eclampsia y síndrome HELLP. La eclampsia puede causar convulsiones y resultar en una coma. El síndrome HELLP sucede cuando tiene problemas graves de la sangre y del hígado.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento que sucede muy temprano, antes de las 37 semanas de embarazo. Incluso con tratamiento, la embarazada con hipertensión arterial grave o preeclampsia quizás deba tener al bebé temprano para evitar serios problemas de salud para ella y su bebé.
  • Bajo peso al nacer. Esto sucede cuando el bebé pesa menos de 5 libras y 8 onzas. La alta presión puede constreñir los vasos sanguíneos del útero (matriz). Es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes, lo cual hace que crezca más lentamente.
  • Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde la placenta se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en su útero y le provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.

Si usted tiene alta presión arterial durante el embarazo, tiene más probabilidades de tener un parto por cesárea. Esta es una cirugía por la cual su bebé nace a través de un corte que su doctor le hace en su abdomen y útero.

¿Qué tipos de alta presión pueden suceder durante el embarazo y cómo se tratan?

Existen dos tipos de alta presión arterial que puede suceder durante el embarazo: 

1.  Hipertensión crónica. Es la alta presión arterial que usted ya tiene antes de quedar embarazada o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo. No desaparece una vez que el bebé nazca. Alrededor de 1 de cada 4 mujeres con hipertensión crónica (25 por ciento) desarrolla preeclampsia durante el embarazo. Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.

Si usted tiene hipertensión crónica, su profesional de la salud le medirá su presión arterial y revisará su orina en cada visita prenatal. Quizás tenga que chequearse la presión en su casa también. Su profesional podrá realizar pruebas como el ultrasonido y el monitor cardíaco fetal para comprobar el crecimiento y la salud de su bebé. También verificará si hay señales de preeclampsia.

Si estaba tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, su profesional se asegurará de que el medicamento sea seguro tomarlo durante el embarazo. Si no lo es, le cambiará el medicamento a uno más seguro. Su presión arterial esté bajo control. Algunos medicamentos para la presión arterial, llamados inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de angiotensina, pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo.

Durante la primera mitad del embarazo, su presión arterial con frecuencia tiende a bajar. Si usted tiene hipertensión leve y tomó un medicamento antes del embarazo, su profesional de la salud puede que le reduzca la dosis del medicamento. O quizás pueda dejar de tomar su medicamento durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin hablar antes con su profesional de la salud.  Es posible que deba tener al bebé antes si su hipertensión empeora o si pasa a tener preeclampsia.

2.  Hipertensión gestacional. Es un tipo de alta presión arterial que sólo tienen las embarazadas. Este problema comienza después de las 20 semanas de embarazo y desaparece después de que nace el bebé.

Por lo general causa un pequeño aumento en la presión arterial, pero algunas mujeres desarrollan hipertensión grave y podrían correr riesgo de sufrir complicaciones más serias más adelante en el embarazo, como la preeclampsia.

Durante el embarazo, su profesional de la salud le controla la presión arterial y la orina en cada visita prenatal para monitorear la hipertensión. Su profesional puede realizar pruebas como el ultrasonido y el monitor cardíaco fetal para comprobar el crecimiento y la salud de su bebé. 

No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.

¿Cómo puede manejar su alta presión arterial durante el embarazo?

Esto es lo que puede hacer:

  • Vaya a todas sus visitas prenatales, aunque se sienta bien.
  • Si necesita medicamento para controlar su presión arterial, tómesela todos los días. Su profesional de la salud la puede ayudar a escoger el medicamento más seguro para usted y su bebé.
  • Coma alimentos sanos. No coma alimentos con mucha sal, como sopas u otros alimentos enlatados. Estos pueden aumentar su presión arterial.
  • Manténgase activa. Hacer algo activo por 30 minutos cada día puede ayudarla a controlar su peso, reducir el estrés y prevenir problemas como la preeclampsia.
  • No fume, no beba alcohol, no use drogas ilegales ni abuso de medicamentos recetados.

¿Qué puede hacer con la alta presión antes del embarazo?

Esto es lo que puede hacer:

  • Acuda a una visita preconcepcional antes de tratar de quedar embarazada. Eso es un chequeo médico que usted recibe antes de quedar embarazada para controlar las condiciones de salud que pueden afectar su embarazo.
  • Use un anticonceptivo hasta que su presión arterial esté bajo control. Los anticonceptivos son métodos que usted usa para evitar quedar embarazada. Los condones (preservativos) y las pastillas anticonceptivas son ejemplos de anticonceptivos.
  • Logre un peso sano. Hable con su profesional de la salud acerca del peso adecuado para usted.
  • Coma alimentos sanos.
  • Haga algo activo cada día.
  • No fume. Fumar es peligroso para las personas con alta presión arterial, porque causa daños a las paredes de los vasos sanguíneos.

Revisado en julio de 2015