agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Muerte del recién nacido

Muerte del neonato

La muerte neonatal sucede cuando el bebé muere en los primeros 28 días de vida. Si su bebé muere tan pronto después de nacer, posiblemente usted tenga muchas preguntas sobre cómo y por qué sucedió. El profesional de la salud de su bebé puede ayudarle a averiguar lo más posible sobre la muerte de su bebé.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la muerte neonatal: 

  • Las causas más comunes de la muerte neonatal son el nacimiento prematuro, el bajo peso al nacer y los defectos de nacimiento.
  • Una autopsia puede ayudarle a descubrir por qué murió su bebé. Usted decide si desea o no que se le haga una autopsia a su hijo.
  • Si habla con su profesional de la salud o con un asesor en genética, tal vez pueda averiguar por qué murió su bebé y si los mismos problemas se le pueden presentar en otro embarazo.
  • Recurrir a un consejero de psicoterapia y conseguir apoyo puede ayudarle a sobrellevar la muerte de su bebé.

La muerte neonatal ocurre en alrededor de 4 de cada 1,000 bebés todos los años en los Estados Unidos. Las mujeres de raza negra no hispanas corren más riesgo de que su bebé muera que las mujeres de otras razas o etnias.

Hablar de sus sentimientos puede ayudarla a afrontar el dolor que siente por la muerte de su bebé. El dolor, o duelo, es el conjunto de sentimientos que usted siente cuando un ser querido muere. Visite Compartasuhistoria.org, nuestra comunidad en línea donde las familias que perdieron a un bebé pueden comunicarse y ofrecerse consuelo. Dar a conocer la historia de su bebé puede aligerar su dolor y ayudarla a recuperarse. March of Dimes también ofrece folletos gratuitos con consejos que tal vez le resulten útiles a usted y a su familia para sobrellevar la pérdida de su bebé.

¿Cuáles son las causas comunes de la muerte neonatal?

Las causas más comunes de la muerte neonatal son: 

  • Nacimiento prematuro. Sucede cuando el bebé nace demasiado pronto, antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen demasiado temprano pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo.
  • Bajo peso al nacer. Sucede cuando un bebé nace pesando menos de 5 libras y 8 onzas. Los bebés que nacen demasiado pequeños pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen con un peso sano.
  • Defectos de nacimiento. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

El nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer causan alrededor de 1 de cada 4 muertes neonatales (25 por ciento). Los defectos de nacimiento causan alrededor de 1 de cada 5 muertes neonatales (20 por ciento).

Otras causas de muerte neonatal incluyen: 

  • Problemas en el embarazo, como preeclampsia. Se trata de un trastorno que puede ocurrir después de la semana 20 de embarazo o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente. Las señales de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la vista y dolor de cabeza grave.
  • Problemas con la placenta, el cordón umbilical y el saco amniótico (bolsa de agua). La placenta crece en su útero (matriz) y le provee nutrientes y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. El saco amniótico contiene el líquido que rodea al bebé en la matriz.
  • Infecciones como la septicemia. La septicemia es una infección grave de la sangre.
  • Asfixia. Sucede cuando un bebé no recibe suficiente oxígeno antes o durante el parto.

¿Por qué los bebés prematuros corren mayor riesgo de morir al poco tiempo de nacer que aquellos que nacen a tiempo? 

A algunos bebés prematuros les pueden aparecer graves complicaciones que a veces causan la muerte. Esas complicaciones incluyen las siguientes: 

  • Síndrome disneico o de dificultad respiratoria (RDS). Es un problema de la respiración que es más común en los bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo. Los bebés con RDS no tienen una proteína llamada “surfactante” que evita que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se compriman o aplasten. Este síndrome causa alrededor de 825 muertes neonatales todos los años.
  • Hemorragia intraventricular (IVH). Es el sangrado en el cerebro. La mayoría de los sangrados en el cerebro son leves y se resuelven solos con pocos o sin problemas duraderos. Los sangrados más graves pueden causar problemas serios para el bebé.
  • Enterocolitis necrótica (NEC). Es un problema con los intestinos del bebé. Puede causar problemas de alimentación, pancita inflamada y diarrea. A veces sucede de 2 a 3 semanas después del nacimiento prematuro. Se puede tratar con un medicamento y a veces con cirugía. Pero, en casos graves, puede causar la muerte.
  • Infecciones. Los bebés prematuros suelen tener problemas para combatir los gérmenes porque su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado. Las infecciones que pueden causarle la muerte a un bebé prematuro incluyen neumonía (una infección de los pulmones); septicemia (una infección de la sangre); y meningitis (una infección en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal).

¿Qué defectos de nacimiento causan con más frecuencia la muerte neonatal?

Los defectos de nacimiento que causan con más frecuencia la muerte neonatal incluyen: 

  • Defectos del corazón. La mayoría de los bebés con defectos del corazón sobreviven y viven bien debido a los tratamientos médicos y cirugía. Pero los bebés con defectos graves del corazón quizás no sobrevivan lo suficiente para recibir tratamiento o tal vez no sobrevivan después del tratamiento.
  • Defectos de los pulmones. Un bebé puede nacer con problemas en uno o en los dos pulmones o bien con pulmones que no están desarrollados por completo. Los defectos de pulmón pueden suceder cuando los pulmones no se desarrollan correctamente debido a otros defectos de nacimiento o a problemas del embarazo (tal como no tener suficiente líquido amniótico). Los bebés prematuros pueden tener problemas de pulmón que causan la muerte neonatal.
  • Condiciones genéticas. Los genes son parte de las células del cuerpo. En ellos se guardan instrucciones sobre la manera en que su cuerpo crece, se ve y funciona. Las condiciones genéticas son causadas por un gen que ha cambiado de su forma normal. El gen puede cambiar por sí solo o el gen cambiado puede transmitirse de padres a hijos.
  • Problemas del cerebro. La muerte neonatal puede ser causada por problemas del cerebro, como anencefalia. Este es un trastorno llamado defecto del tubo neural (NTD), en el que al bebé le falta la mayor parte del cerebro y cráneo. Los bebés con anencefalia pueden sufrir la muerte fetal (cuando el bebé muere en la matriz antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo) o morir en los primeros días de vida. Si tuvo un bebé con anencefalia, hable con su profesional de la salud sobre el ácido fólico que puede tomar para ayudar a prevenir los defectos del tubo neural en su próximo embarazo.

Su profesional de la salud puede hacerle pruebas prenatales (pruebas médicas durante el embarazo) para chequear si su bebé tiene defectos antes de nacer. Esas pruebas incluyen: 

  • Amniocentesis (también llamada amnio). En esta prueba, su profesional extrae un poco de líquido amniótico de alrededor de su bebé en el útero. Con esta prueba se detectan defectos de nacimiento y condiciones genéticas en su bebé. Se le puede hacer esta prueba entre las semanas 15 y 20 de embarazo.
  • Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (también llamada CVS). Esta prueba examina el tejido de la placenta para ver si su bebé tiene una condición genética, como el síndrome de Down. Se le puede hacer la prueba CVS entre las semanas 10 y 12 de embarazo.
  • Ultrasonido. Esta prueba usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para mostrar una imagen del bebé en la matriz. Puede ayudar a descubrir defectos de nacimiento como espina bífida, anencefalia y defectos del corazón.

¿Es necesario hacerle una autopsia a su bebé?

Los profesionales de la salud de su bebé pueden decirle lo que saben sobre la causa de la muerte de su bebé. Si desea más información, tal vez le convenga pedir que se le haga una autopsia a su bebé. La autopsia es un examen quirúrgico del cuerpo del bebé después de morir para tratar de averiguar la causa de la muerte, enfermedades o lesiones. La autopsia le da información sobre la razón de la muerte del bebé en más de 1 de cada 3 casos. Esta información puede resultarle útil si usted piensa en tener otro bebé en el futuro. Es usted quien decide si hacerle o no una autopsia a su bebé. Por lo general, las familias deben pagar la autopsia, por lo que conviene preguntarle a su profesional de la salud. Algunos hospitales o estados pueden pagar la autopsia del bebé, pero la mayoría de las compañías de seguros no la cubren.

Si no desea que se le haga una autopsia, el profesional puede usar otras pruebas para averiguar más información sobre la causa de la muerte de su bebé. Esas pruebas incluyen pruebas genéticas, radiografías y análisis de la placenta y el cordón umbilical.

Si la causa de la muerte de su bebé fue un defecto de nacimiento, usted puede consultar a un asesor en genética para averiguar más información. También le puede decir qué probabilidades tiene de que su próximo bebé tenga el mismo defecto de nacimiento. El asesor en genética es un profesional capacitado para ayudarla a entender los genes, los defectos de nacimiento y otros problemas médicos que se transmiten en las familias, y cómo pueden afectar su salud y la de su bebé.

Para más información

Comparta su historia

First Candle (Embarazo sin riesgos y bebés sanos)

Los Amigos Compasivos

Star Legacy Foundation (Educación e investigación sobre la muerte fetal) (sitio en inglés)

Revisado en noviembre de 2015

La muerte neonatal sucede cuando el bebé muere en los primeros 28 días de vida. Si su bebé muere tan pronto después de nacer, posiblemente usted tenga muchas preguntas sobre cómo y por qué sucedió. El profesional de la salud de su bebé puede ayudarle a averiguar lo más posible sobre la muerte de su bebé.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la muerte neonatal: 

  • Las causas más comunes de la muerte neonatal son el nacimiento prematuro, el bajo peso al nacer y los defectos de nacimiento.
  • Una autopsia puede ayudarle a descubrir por qué murió su bebé. Usted decide si desea o no que se le haga una autopsia a su hijo.
  • Si habla con su profesional de la salud o con un asesor en genética, tal vez pueda averiguar por qué murió su bebé y si los mismos problemas se le pueden presentar en otro embarazo.
  • Recurrir a un consejero de psicoterapia y conseguir apoyo puede ayudarle a sobrellevar la muerte de su bebé.

La muerte neonatal ocurre en alrededor de 4 de cada 1,000 bebés todos los años en los Estados Unidos. Las mujeres de raza negra no hispanas corren más riesgo de que su bebé muera que las mujeres de otras razas o etnias.

Hablar de sus sentimientos puede ayudarla a afrontar el dolor que siente por la muerte de su bebé. El dolor, o duelo, es el conjunto de sentimientos que usted siente cuando un ser querido muere. Visite Compartasuhistoria.org, nuestra comunidad en línea donde las familias que perdieron a un bebé pueden comunicarse y ofrecerse consuelo. Dar a conocer la historia de su bebé puede aligerar su dolor y ayudarla a recuperarse. March of Dimes también ofrece folletos gratuitos con consejos que tal vez le resulten útiles a usted y a su familia para sobrellevar la pérdida de su bebé.

¿Cuáles son las causas comunes de la muerte neonatal?

Las causas más comunes de la muerte neonatal son: 

  • Nacimiento prematuro. Sucede cuando el bebé nace demasiado pronto, antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen demasiado temprano pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo.
  • Bajo peso al nacer. Sucede cuando un bebé nace pesando menos de 5 libras y 8 onzas. Los bebés que nacen demasiado pequeños pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen con un peso sano.
  • Defectos de nacimiento. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

El nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer causan alrededor de 1 de cada 4 muertes neonatales (25 por ciento). Los defectos de nacimiento causan alrededor de 1 de cada 5 muertes neonatales (20 por ciento).

Otras causas de muerte neonatal incluyen: 

  • Problemas en el embarazo, como preeclampsia. Se trata de un trastorno que puede ocurrir después de la semana 20 de embarazo o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente. Las señales de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la vista y dolor de cabeza grave.
  • Problemas con la placenta, el cordón umbilical y el saco amniótico (bolsa de agua). La placenta crece en su útero (matriz) y le provee nutrientes y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. El saco amniótico contiene el líquido que rodea al bebé en la matriz.
  • Infecciones como la septicemia. La septicemia es una infección grave de la sangre.
  • Asfixia. Sucede cuando un bebé no recibe suficiente oxígeno antes o durante el parto.

¿Por qué los bebés prematuros corren mayor riesgo de morir al poco tiempo de nacer que aquellos que nacen a tiempo? 

A algunos bebés prematuros les pueden aparecer graves complicaciones que a veces causan la muerte. Esas complicaciones incluyen las siguientes: 

  • Síndrome disneico o de dificultad respiratoria (RDS). Es un problema de la respiración que es más común en los bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo. Los bebés con RDS no tienen una proteína llamada “surfactante” que evita que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se compriman o aplasten. Este síndrome causa alrededor de 825 muertes neonatales todos los años.
  • Hemorragia intraventricular (IVH). Es el sangrado en el cerebro. La mayoría de los sangrados en el cerebro son leves y se resuelven solos con pocos o sin problemas duraderos. Los sangrados más graves pueden causar problemas serios para el bebé.
  • Enterocolitis necrótica (NEC). Es un problema con los intestinos del bebé. Puede causar problemas de alimentación, pancita inflamada y diarrea. A veces sucede de 2 a 3 semanas después del nacimiento prematuro. Se puede tratar con un medicamento y a veces con cirugía. Pero, en casos graves, puede causar la muerte.
  • Infecciones. Los bebés prematuros suelen tener problemas para combatir los gérmenes porque su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado. Las infecciones que pueden causarle la muerte a un bebé prematuro incluyen neumonía (una infección de los pulmones); septicemia (una infección de la sangre); y meningitis (una infección en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal).

¿Qué defectos de nacimiento causan con más frecuencia la muerte neonatal?

Los defectos de nacimiento que causan con más frecuencia la muerte neonatal incluyen: 

  • Defectos del corazón. La mayoría de los bebés con defectos del corazón sobreviven y viven bien debido a los tratamientos médicos y cirugía. Pero los bebés con defectos graves del corazón quizás no sobrevivan lo suficiente para recibir tratamiento o tal vez no sobrevivan después del tratamiento.
  • Defectos de los pulmones. Un bebé puede nacer con problemas en uno o en los dos pulmones o bien con pulmones que no están desarrollados por completo. Los defectos de pulmón pueden suceder cuando los pulmones no se desarrollan correctamente debido a otros defectos de nacimiento o a problemas del embarazo (tal como no tener suficiente líquido amniótico). Los bebés prematuros pueden tener problemas de pulmón que causan la muerte neonatal.
  • Condiciones genéticas. Los genes son parte de las células del cuerpo. En ellos se guardan instrucciones sobre la manera en que su cuerpo crece, se ve y funciona. Las condiciones genéticas son causadas por un gen que ha cambiado de su forma normal. El gen puede cambiar por sí solo o el gen cambiado puede transmitirse de padres a hijos.
  • Problemas del cerebro. La muerte neonatal puede ser causada por problemas del cerebro, como anencefalia. Este es un trastorno llamado defecto del tubo neural (NTD), en el que al bebé le falta la mayor parte del cerebro y cráneo. Los bebés con anencefalia pueden sufrir la muerte fetal (cuando el bebé muere en la matriz antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo) o morir en los primeros días de vida. Si tuvo un bebé con anencefalia, hable con su profesional de la salud sobre el ácido fólico que puede tomar para ayudar a prevenir los defectos del tubo neural en su próximo embarazo.

Su profesional de la salud puede hacerle pruebas prenatales (pruebas médicas durante el embarazo) para chequear si su bebé tiene defectos antes de nacer. Esas pruebas incluyen: 

  • Amniocentesis (también llamada amnio). En esta prueba, su profesional extrae un poco de líquido amniótico de alrededor de su bebé en el útero. Con esta prueba se detectan defectos de nacimiento y condiciones genéticas en su bebé. Se le puede hacer esta prueba entre las semanas 15 y 20 de embarazo.
  • Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (también llamada CVS). Esta prueba examina el tejido de la placenta para ver si su bebé tiene una condición genética, como el síndrome de Down. Se le puede hacer la prueba CVS entre las semanas 10 y 12 de embarazo.
  • Ultrasonido. Esta prueba usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para mostrar una imagen del bebé en la matriz. Puede ayudar a descubrir defectos de nacimiento como espina bífida, anencefalia y defectos del corazón.

¿Es necesario hacerle una autopsia a su bebé?

Los profesionales de la salud de su bebé pueden decirle lo que saben sobre la causa de la muerte de su bebé. Si desea más información, tal vez le convenga pedir que se le haga una autopsia a su bebé. La autopsia es un examen quirúrgico del cuerpo del bebé después de morir para tratar de averiguar la causa de la muerte, enfermedades o lesiones. La autopsia le da información sobre la razón de la muerte del bebé en más de 1 de cada 3 casos. Esta información puede resultarle útil si usted piensa en tener otro bebé en el futuro. Es usted quien decide si hacerle o no una autopsia a su bebé. Por lo general, las familias deben pagar la autopsia, por lo que conviene preguntarle a su profesional de la salud. Algunos hospitales o estados pueden pagar la autopsia del bebé, pero la mayoría de las compañías de seguros no la cubren.

Si no desea que se le haga una autopsia, el profesional puede usar otras pruebas para averiguar más información sobre la causa de la muerte de su bebé. Esas pruebas incluyen pruebas genéticas, radiografías y análisis de la placenta y el cordón umbilical.

Si la causa de la muerte de su bebé fue un defecto de nacimiento, usted puede consultar a un asesor en genética para averiguar más información. También le puede decir qué probabilidades tiene de que su próximo bebé tenga el mismo defecto de nacimiento. El asesor en genética es un profesional capacitado para ayudarla a entender los genes, los defectos de nacimiento y otros problemas médicos que se transmiten en las familias, y cómo pueden afectar su salud y la de su bebé.

Para más información

Comparta su historia

First Candle (Embarazo sin riesgos y bebés sanos)

Los Amigos Compasivos

Star Legacy Foundation (Educación e investigación sobre la muerte fetal) (sitio en inglés)

Revisado en noviembre de 2015