agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Prepárese para un embarazo

La diabetes antes del embarazo

Alrededor de 9 de cada 100 mujeres (9 por ciento) en los Estados Unidos tienen diabetes. La diabetes es una condición médica en la que su cuerpo tiene demasiada azúcar (llamada glucosa) en la sangre. La diabetes preexistente (llamada diabetes tipo 1 o tipo 2) significa que usted tiene diabetes antes de quedar embarazada. Esto es diferente de la diabetes gestacional, que es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la diabetes preexistente y el embarazo: 

  • Planee su embarazo. Controle su diabetes de 3 a 6 meses antes de quedar embarazada.
  • Si no se trata, la diabetes puede causar problemas durante el embarazo, como nacimiento prematuro, defectos de nacimiento y muerte del feto.
  • Si tiene diabetes preexistente, su profesional de la salud desea verla con más frecuencia para las visitas de cuidado prenatal y asegurarse de que usted y su bebé estén bien.
  • La manera en que usted controlaba la diabetes antes del embarazo tal vez no sea tan efectiva durante el embarazo, y es posible que deba hacer algunos cambios para mantener su salud y la de su bebé.

Cuando usted come, su cuerpo descompone los azúcares y almidones de los alimentos y los convierte en glucosa para usar como energía. El páncreas (órgano que está detrás del estómago) produce una hormona llamada insulina que ayuda al cuerpo a mantener la cantidad adecuada de glucosa en la sangre. Cuando usted tiene diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede usarla bien y usted acaba con demasiada azúcar en la sangre. Eso puede causar graves problemas de salud como enfermedad cardíaca, insuficiencia renal y ceguera. El nivel alto de azúcar en la sangre puede ser perjudicial para su bebé durante las primeras semanas de embarazo, cuando se empiezan a formar el cerebro, el corazón, los riñones y los pulmones. Es muy importante hacerse el tratamiento de la diabetes para prevenir esos problemas.

¿Puede la diabetes preexistente causar problemas durante el embarazo?

Sí. Si no se controla bien, la diabetes puede causar estos problemas durante el embarazo: 

  • Preeclampsia. Sucede cuando la embarazada tiene presión arterial alta y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la vista y dolor de cabeza grave.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés prematuros corren más riesgo que los bebés nacidos a término de tener problemas de salud al nacer y más tarde en la vida.
  • Defectos de nacimiento, como defectos cardíacos congénitos y defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural (NTD). Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.
  • Tener un bebé muy grande, con un peso de más de 9 libras. Con ese peso, es más probable que el bebé se lastime durante el parto. Quizás se le deba hacer una cesárea para que su bebé no corra riesgos. La cesárea es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero (matriz). Los bebés grandes corren más riesgo de ser obesos o de tener diabetes más adelante en la vida. 
  • Aborto espontáneo y muerte del feto. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. La muerte del feto es la muerte del bebé en la matriz después de las 20 semanas de embarazo.

Si es diabética, ¿qué puede hacer antes de quedar embarazada para ayudarla a tener un embarazo sano?

Planee con anticipación para estar lo más sana posible antes de quedar embarazada. Puede hacer lo siguiente: 

  • Contrólese la diabetes aunque no esté planeando quedar embarazada. Si está pensando en tener un bebé, controle su diabetes de 3 a 6 meses antes de empezar a intentar quedar embarazada. Hable con su profesional de la salud, con un educador en diabetes, una dietista y otros profesionales sobre cómo controlarse la diabetes.
  • Use anticonceptivo hasta que la diabetes esté bajo control y esté lista para quedar embarazada. La anticoncepción significa los métodos que puede usar para prevenir el embarazo. Los condones (preservativos) y las pastillas anticonceptivas son ejemplos de anticonceptivos.
  • Tome una multivitamina con 400 microgramos de ácido fólico todos los días. El ácido fólico es una vitamina que cada célula de su cuerpo necesita para el crecimiento y desarrollo normales. Si lo toma antes del embarazo y a principios del embarazo como parte de la alimentación sana, puede ayudar a proteger a su bebé de los defectos del tubo neural. Como tiene diabetes, su profesional de la salud puede indicarle que tome más de 400 microgramos de ácido fólico todos los días.
  • Avise a su profesional qué otros medicamentos toma para asegurarse de que no sean perjudiciales para el embarazo. Su profesional quizás le cambie algunos medicamentos antes de quedar embarazada si no son seguros para usted y su bebé.
  • Coma alimentos sanos y haga algo activo todos los días. Hable con una dietista o educadora en diabetes para que la ayude a crear un plan de comidas sanas para poder controlar el azúcar en la sangre.
  • Reúnase con especialistas médicos que puedan ayudarla a controlar la diabetes y otras complicaciones que pueden surgir durante el embarazo. Esos especialistas incluyen un perinatólogo, que trata a las mujeres con embarazos de alto riesgo, y un endocrinólogo, que trata a las mujeres con diabetes y otros problemas de salud.

¿Cómo se trata la diabetes preexistente durante el embarazo?

Si usted es diabética, su profesional de la salud desea verla con frecuencia durante el embarazo para controlar estrictamente su salud y la de su bebé para prevenir problemas o detectarlos antes de que sean graves.

El embarazo, lo que usted come y bebe, cuánta actividad física hace y su bebé en crecimiento afectan el azúcar en la sangre. Lo que antes del embarazo le servía para controlar el azúcar en la sangre tal vez no le haga el mismo efecto cuando está embarazada. Su profesional le dice con qué frecuencia chequearse el azúcar en la sangre, cuáles son los niveles adecuados y cómo controlarlos durante el embarazo. Tal vez deba cambiar lo que come o su actividad física. O quizás deba darse inyecciones de insulina. Si ya se está dando insulina, quizás deba darse más con el avance del embarazo.

Esto es lo que puede hacer para ayudar a controlar la diabetes durante el embarazo: 

  • Preséntese a todas las visitas de cuidado prenatal aunque se sienta bien.
  • Siga las instrucciones de su profesional sobre la frecuencia con la que debe chequearse el azúcar en la sangre. Llame a su profesional de la salud si tiene el azúcar en la sangre demasiado alta o demasiado baja.
  • Informe a su profesional sobre todos los medicamentos que toma, aunque no estén relacionados con la diabetes. Algunos medicamentos pueden ser perjudiciales durante el embarazo, y el profesional de la salud tendrá que cambiarlos por otros seguros para usted y su bebé.
  • Si no tiene una dietista, busque una. Su profesional podrá darle una recomendación. La dietista puede ayudarla a aprender qué debe comer, cuánta cantidad y con qué frecuencia para controlar mejor la diabetes. También puede ayudarla a hacer planes de comidas y a saber qué cantidad de peso aumentar durante el embarazo. Fíjese si su seguro médico cubre el tratamiento de una dietista.
  • Haga algo activo todos los días. Con la aprobación de su profesional, mantenerse activa todos los días puede ayudarla a controlar la diabetes.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

Algunas embarazadas con diabetes se tornan resistentes a la insulina. Eso significa que el cuerpo produce insulina pero no la usa bien. Durante el embarazo, la placenta crece en su útero (matriz) y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. La placenta también produce hormonas que ayudan a su bebé a desarrollarse. Pero esas hormonas pueden hacerla resistente a la insulina. A medida que avanza su embarazo puede necesitar más y más insulina, hasta 3 veces más de lo que necesitaba antes del embarazo. Será más resistente a la insulina en su tercer trimestre.

Si tiene diabetes preexistente, ¿puede dar pecho?

Sí. Si es diabética, no hay riesgo de amamantar a su bebé. La leche materna es el mejor alimento para su bebé durante el primer año de vida. Le ayuda a crecer sano y fuerte. Si está pensando en dar pecho: 

  • Hable con su dietista. Ella puede ayudarla a crear un nuevo plan de comidas para asegurarse de que usted reciba todas las calorías necesarias para usted y su bebé.
  • Hable con su profesional sobre la cantidad de insulina que necesita. Tal vez necesite menos insulina de lo normal unos días después del parto, y dar pecho puede reducir la cantidad aún más. No es riesgoso usar insulina si da pecho.
  • Coma un refrigerio sano antes o después de dar pecho.
  • Contrólese estrictamente el azúcar en la sangre. Su profesional quizás desee chequearla con más frecuencia de lo normal.

¿Qué son la hipoglucemia y la hiperglucemia?

La hipoglucemia es un nivel bajo de azúcar en la sangre y la hiperglucemia es un nivel alto de azúcar en la sangre. Esas dos condiciones son comunes si tiene diabetes preexistente.

Por lo general, la hipoglucemia es moderada y puede tratarse fácilmente comiendo o bebiendo algo con azúcar. Si no se trata, le puede dar un desmayo. Las señales y los síntomas de la hipoglucemia incluyen:

  • Tener hambre
  • Tener dolor de cabeza
  • Sentirse débil, mareada, temblorosa, confundida, preocupada (ansiosa) o malhumorada
  • Palidez
  • Sudor
  • Tener ritmo cardíaco rápido

La hipoglucemia puede ser causada por: 

  • No comer lo suficiente. Eso significa que tal vez coma alimentos o refrigerios que son demasiado pequeños, que salte una comida o que la demore.
  • Usar demasiada insulina
  • Hacer demasiada actividad física

Si tiene hiperglucemia, tendrá que cambiar la cantidad de insulina que usa, su plan de comidas o la cantidad de actividad física que hace. Las señales y los síntomas de la hiperglucemia incluyen:

  • Tener sed
  • Tener dolor de cabeza
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Sentirse débil o cansada
  • Tener problemas para prestar atención
  • Vista nublada o borrosa
  • Tener una infección de hongos

Su profesional de la salud puede chequear esos problemas durante el embarazo para asegurarse de que usted y su bebé se mantengan sanos.

Revisado en agosto de 2015

Alrededor de 9 de cada 100 mujeres (9 por ciento) en los Estados Unidos tienen diabetes. La diabetes es una condición médica en la que su cuerpo tiene demasiada azúcar (llamada glucosa) en la sangre. La diabetes preexistente (llamada diabetes tipo 1 o tipo 2) significa que usted tiene diabetes antes de quedar embarazada. Esto es diferente de la diabetes gestacional, que es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo.

Estos son los puntos principales que debe saber sobre la diabetes preexistente y el embarazo: 

  • Planee su embarazo. Controle su diabetes de 3 a 6 meses antes de quedar embarazada.
  • Si no se trata, la diabetes puede causar problemas durante el embarazo, como nacimiento prematuro, defectos de nacimiento y muerte del feto.
  • Si tiene diabetes preexistente, su profesional de la salud desea verla con más frecuencia para las visitas de cuidado prenatal y asegurarse de que usted y su bebé estén bien.
  • La manera en que usted controlaba la diabetes antes del embarazo tal vez no sea tan efectiva durante el embarazo, y es posible que deba hacer algunos cambios para mantener su salud y la de su bebé.

Cuando usted come, su cuerpo descompone los azúcares y almidones de los alimentos y los convierte en glucosa para usar como energía. El páncreas (órgano que está detrás del estómago) produce una hormona llamada insulina que ayuda al cuerpo a mantener la cantidad adecuada de glucosa en la sangre. Cuando usted tiene diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede usarla bien y usted acaba con demasiada azúcar en la sangre. Eso puede causar graves problemas de salud como enfermedad cardíaca, insuficiencia renal y ceguera. El nivel alto de azúcar en la sangre puede ser perjudicial para su bebé durante las primeras semanas de embarazo, cuando se empiezan a formar el cerebro, el corazón, los riñones y los pulmones. Es muy importante hacerse el tratamiento de la diabetes para prevenir esos problemas.

¿Puede la diabetes preexistente causar problemas durante el embarazo?

Sí. Si no se controla bien, la diabetes puede causar estos problemas durante el embarazo: 

  • Preeclampsia. Sucede cuando la embarazada tiene presión arterial alta y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la vista y dolor de cabeza grave.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés prematuros corren más riesgo que los bebés nacidos a término de tener problemas de salud al nacer y más tarde en la vida.
  • Defectos de nacimiento, como defectos cardíacos congénitos y defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural (NTD). Los defectos de nacimiento son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.
  • Tener un bebé muy grande, con un peso de más de 9 libras. Con ese peso, es más probable que el bebé se lastime durante el parto. Quizás se le deba hacer una cesárea para que su bebé no corra riesgos. La cesárea es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el médico le hace a usted en el abdomen y en el útero (matriz). Los bebés grandes corren más riesgo de ser obesos o de tener diabetes más adelante en la vida. 
  • Aborto espontáneo y muerte del feto. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. La muerte del feto es la muerte del bebé en la matriz después de las 20 semanas de embarazo.

Si es diabética, ¿qué puede hacer antes de quedar embarazada para ayudarla a tener un embarazo sano?

Planee con anticipación para estar lo más sana posible antes de quedar embarazada. Puede hacer lo siguiente: 

  • Contrólese la diabetes aunque no esté planeando quedar embarazada. Si está pensando en tener un bebé, controle su diabetes de 3 a 6 meses antes de empezar a intentar quedar embarazada. Hable con su profesional de la salud, con un educador en diabetes, una dietista y otros profesionales sobre cómo controlarse la diabetes.
  • Use anticonceptivo hasta que la diabetes esté bajo control y esté lista para quedar embarazada. La anticoncepción significa los métodos que puede usar para prevenir el embarazo. Los condones (preservativos) y las pastillas anticonceptivas son ejemplos de anticonceptivos.
  • Tome una multivitamina con 400 microgramos de ácido fólico todos los días. El ácido fólico es una vitamina que cada célula de su cuerpo necesita para el crecimiento y desarrollo normales. Si lo toma antes del embarazo y a principios del embarazo como parte de la alimentación sana, puede ayudar a proteger a su bebé de los defectos del tubo neural. Como tiene diabetes, su profesional de la salud puede indicarle que tome más de 400 microgramos de ácido fólico todos los días.
  • Avise a su profesional qué otros medicamentos toma para asegurarse de que no sean perjudiciales para el embarazo. Su profesional quizás le cambie algunos medicamentos antes de quedar embarazada si no son seguros para usted y su bebé.
  • Coma alimentos sanos y haga algo activo todos los días. Hable con una dietista o educadora en diabetes para que la ayude a crear un plan de comidas sanas para poder controlar el azúcar en la sangre.
  • Reúnase con especialistas médicos que puedan ayudarla a controlar la diabetes y otras complicaciones que pueden surgir durante el embarazo. Esos especialistas incluyen un perinatólogo, que trata a las mujeres con embarazos de alto riesgo, y un endocrinólogo, que trata a las mujeres con diabetes y otros problemas de salud.

¿Cómo se trata la diabetes preexistente durante el embarazo?

Si usted es diabética, su profesional de la salud desea verla con frecuencia durante el embarazo para controlar estrictamente su salud y la de su bebé para prevenir problemas o detectarlos antes de que sean graves.

El embarazo, lo que usted come y bebe, cuánta actividad física hace y su bebé en crecimiento afectan el azúcar en la sangre. Lo que antes del embarazo le servía para controlar el azúcar en la sangre tal vez no le haga el mismo efecto cuando está embarazada. Su profesional le dice con qué frecuencia chequearse el azúcar en la sangre, cuáles son los niveles adecuados y cómo controlarlos durante el embarazo. Tal vez deba cambiar lo que come o su actividad física. O quizás deba darse inyecciones de insulina. Si ya se está dando insulina, quizás deba darse más con el avance del embarazo.

Esto es lo que puede hacer para ayudar a controlar la diabetes durante el embarazo: 

  • Preséntese a todas las visitas de cuidado prenatal aunque se sienta bien.
  • Siga las instrucciones de su profesional sobre la frecuencia con la que debe chequearse el azúcar en la sangre. Llame a su profesional de la salud si tiene el azúcar en la sangre demasiado alta o demasiado baja.
  • Informe a su profesional sobre todos los medicamentos que toma, aunque no estén relacionados con la diabetes. Algunos medicamentos pueden ser perjudiciales durante el embarazo, y el profesional de la salud tendrá que cambiarlos por otros seguros para usted y su bebé.
  • Si no tiene una dietista, busque una. Su profesional podrá darle una recomendación. La dietista puede ayudarla a aprender qué debe comer, cuánta cantidad y con qué frecuencia para controlar mejor la diabetes. También puede ayudarla a hacer planes de comidas y a saber qué cantidad de peso aumentar durante el embarazo. Fíjese si su seguro médico cubre el tratamiento de una dietista.
  • Haga algo activo todos los días. Con la aprobación de su profesional, mantenerse activa todos los días puede ayudarla a controlar la diabetes.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

Algunas embarazadas con diabetes se tornan resistentes a la insulina. Eso significa que el cuerpo produce insulina pero no la usa bien. Durante el embarazo, la placenta crece en su útero (matriz) y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. La placenta también produce hormonas que ayudan a su bebé a desarrollarse. Pero esas hormonas pueden hacerla resistente a la insulina. A medida que avanza su embarazo puede necesitar más y más insulina, hasta 3 veces más de lo que necesitaba antes del embarazo. Será más resistente a la insulina en su tercer trimestre.

Si tiene diabetes preexistente, ¿puede dar pecho?

Sí. Si es diabética, no hay riesgo de amamantar a su bebé. La leche materna es el mejor alimento para su bebé durante el primer año de vida. Le ayuda a crecer sano y fuerte. Si está pensando en dar pecho: 

  • Hable con su dietista. Ella puede ayudarla a crear un nuevo plan de comidas para asegurarse de que usted reciba todas las calorías necesarias para usted y su bebé.
  • Hable con su profesional sobre la cantidad de insulina que necesita. Tal vez necesite menos insulina de lo normal unos días después del parto, y dar pecho puede reducir la cantidad aún más. No es riesgoso usar insulina si da pecho.
  • Coma un refrigerio sano antes o después de dar pecho.
  • Contrólese estrictamente el azúcar en la sangre. Su profesional quizás desee chequearla con más frecuencia de lo normal.

¿Qué son la hipoglucemia y la hiperglucemia?

La hipoglucemia es un nivel bajo de azúcar en la sangre y la hiperglucemia es un nivel alto de azúcar en la sangre. Esas dos condiciones son comunes si tiene diabetes preexistente.

Por lo general, la hipoglucemia es moderada y puede tratarse fácilmente comiendo o bebiendo algo con azúcar. Si no se trata, le puede dar un desmayo. Las señales y los síntomas de la hipoglucemia incluyen:

  • Tener hambre
  • Tener dolor de cabeza
  • Sentirse débil, mareada, temblorosa, confundida, preocupada (ansiosa) o malhumorada
  • Palidez
  • Sudor
  • Tener ritmo cardíaco rápido

La hipoglucemia puede ser causada por: 

  • No comer lo suficiente. Eso significa que tal vez coma alimentos o refrigerios que son demasiado pequeños, que salte una comida o que la demore.
  • Usar demasiada insulina
  • Hacer demasiada actividad física

Si tiene hiperglucemia, tendrá que cambiar la cantidad de insulina que usa, su plan de comidas o la cantidad de actividad física que hace. Las señales y los síntomas de la hiperglucemia incluyen:

  • Tener sed
  • Tener dolor de cabeza
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Sentirse débil o cansada
  • Tener problemas para prestar atención
  • Vista nublada o borrosa
  • Tener una infección de hongos

Su profesional de la salud puede chequear esos problemas durante el embarazo para asegurarse de que usted y su bebé se mantengan sanos.

Revisado en agosto de 2015