agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Pérdida del embarazo

Embarazo molar

La mayoría de los embarazos terminan con el nacimiento de un bebé sano. Pero en ocasiones las cosas pueden ir mal, como en el embarazo molar.

El embarazo molar siempre termina con la pérdida del embarazo. Y sin tratamiento inmediato, puede ser mortal para la embarazada.

¿Qué es un embarazo molar?

El embarazo molar (también llamado mola hidatidiforme) sucede cuando el tejido del útero (matriz) se transforma en una masa anormal o tumor en lugar de la placenta. En el embarazo normal, la placenta crece en su útero y suministra alimentos y oxígeno a su bebé a través del cordón umbilical.

El embarazo molar es un tipo de enfermedad trofoblástica gestacional (GTD, por sus siglas en inglés). Este es un grupo de trastornos que hacen que crezcan tumores en el útero.

Existen dos tipos de embarazo molar:

  1. Embarazo molar parcial. Con este trastorno, hay una placenta anormal y un embrión anormal. El embrión es el óvulo fertilizado que resulta de la unión de un óvulo y un espermatozoide. En el embarazo molar parcial, el embrión puede empezar a crecer pero no puede sobrevivir.
  2. Embarazo molar completo. Con este trastorno, hay una placenta anormal pero no hay embrión.

Si no se trata, el embarazo molar puede ser peligroso para la mujer. A veces puede causar una forma de cáncer poco común. Alrededor de 1 de cada 1,000 embarazos en los Estados Unidos es un embarazo molar.

¿Cómo sabe si tiene un embarazo molar?

El embarazo molar puede parecer como un embarazo normal al principio. Pero si tiene algunos de estos síntomas y señales, llame de inmediato a su profesional de la salud:

  • Sangrado de la vagina en los primeros 3 meses de embarazo
  • Quistes que se asemejan a un racimo de uvas (sacos llenos de líquido) que salen de la vagina
  • Náuseas y vómitos intensos 
  • Presión o dolor en la pelvis. Esto rara vez sucede.

Al chequear su salud, es posible que el profesional de la salud encuentre los siguientes problemas:

  • Su útero crece demasiado o no lo suficiente
  • Presión arterial alta al comienzo del embarazo. La presión arterial alta también se llama hipertensión. Sucede cuando la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos es demasiado grande. Puede estresar su corazón y causar problemas durante el embarazo.
  • Quistes en los ovarios. Los ovarios son el órgano donde se guardan los óvulos en el cuerpo. Usted tiene dos ovarios: uno a cada lado del útero.   
  • Anemia. La anemia sucede cuando usted no tiene suficientes glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno al resto de su cuerpo.
  • Una tiroides demasiado activa (también llamado hipertiroidismo). La tiroides es una glándula en el cuello que produce hormonas, las cuales ayudan a que el cuerpo almacene y use la energía obtenida de los alimentos.

¿Cómo se diagnostica el embarazo molar?

Su profesional de la salud usa ultrasonido para diagnosticar un embarazo molar. También le hará un análisis de sangre para medir los niveles de una hormona del embarazo llamada gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés). El embarazo molar puede hacer que los niveles de hCG aumenten más lentamente que en el embarazo normal.

¿Cómo se trata el embarazo molar?

Si tiene un embarazo molar, su profesional le hace un procedimiento llamado dilatación y raspado o legrado (D&C, por sus siglas en inglés) para retirar el tejido del revestimiento del útero. Si hay mucho tejido molar y usted ya no desea quedar embarazada nunca más, puede optar por hacerse una histerectomía. Es la cirugía para que le saquen el útero. 

Después del procedimiento, su profesional mide frecuentemente sus niveles de hCG hasta que se normalicen. En ese momento, el tratamiento suele terminar. Quizás su profesional desee verificar los niveles de hCG durante 6 meses a 1 año para asegurarse de que no haya quedado tejido molar en el útero. Su profesional puede recomendarle que no se quede embarazada durante este período. El embarazo cambia los niveles de hCG y hace difícil detectar el tejido molar.

Si el tejido molar todavía está creciendo en el útero, puede causar un problema llamado GTD (enfermedad trofoblástica gestacional) persistente. Alrededor de 1 de cada 5 mujeres (20 por ciento) tiene este trastorno después del embarazo molar, por lo general después de un embarazo molar completo. La GTD persistente puede tratarse con una histerectomía o con quimioterapia. La quimioterapia es un medicamento utilizado para tratar el cáncer. En casos poco comunes, se le puede presentar una forma de GTD llamada coriocarcinoma, que causa cáncer. Este trastorno se trata con varios tipos de medicamentos para el cáncer.

¿Quién corre riesgo de tener un embarazo molar?

Es posible que usted sea más propensa que otras mujeres a tener un embarazo molar si:

  • Tiene menos de 20 o más de 35 años
  • Ha tenido un embarazo molar antes
  • Es de descendencia del sudeste asiático

¿Qué causa el embarazo molar?

El embarazo molar es causado por un óvulo fertilizado anormalmente. Las células humanas tienen 23 pares de cromosomas o un total de 46. Los cromosomas son las estructuras que contienen los genes. El gen es parte de las células de su cuerpo que guarda instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece y funciona. Los genes se transmiten de padres a hijos. Por cada par de cromosomas, usted recibe un cromosoma de su madre y un cromosoma de su padre.

En el embarazo molar, hay un conjunto extra de cromosomas del padre. Eso puede suceder de dos maneras:

  1. Embarazo molar parcial. Hay 23 cromosomas de la madre, pero dos conjuntos de cromosomas del padre. El embrión tiene 69 cromosomas en vez de 46. Eso puede suceder cuando se copian los cromosomas del padre o cuando dos espermatozoides fertilizan un óvulo.
  2. Embarazo molar completo. Los cromosomas del óvulo de la madre se pierden o no funcionan y los del padre se copian. Entonces todos los cromosomas provienen del padre.

Si ha tenido un embarazo molar antes, ¿puede tener después un embarazo sano?

Sí. Las mujeres que han tenido un embarazo molar suelen poder tener un embarazo sano más adelante. El riesgo de tener otro embarazo molar es de sólo 1 a 2 de cada 100 mujeres (1 al 2 por ciento).

Actualizado en mayo del 2014