20 de agosto de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Complicaciones


Sangrado y manchado de la vagina durante el embarazo
De cada 10 mujeres embarazadas, dos o tres tienen sangrado a principios del embarazo. El sangrado no significa siempre que haya un problema, pero puede ser una señal de aborto espontáneo o de otras complicaciones graves.

Es muy importante observar el tipo de sangrado para que el profesional médico pueda decirle si es peligroso para usted o su bebé. Fíjese si el sangrado está aumentando o disminuyendo y cuántas toallas higiénicas está usando. Cuando esté sangrando, no use tampones, no se aplique duchas vaginales ni tenga relaciones sexuales.

Si está en el primer trimestre
Es común que durante el primer trimestre tenga un sangrado leve. Existen distintos motivos por los que puede tener manchado de sangre vaginal, por ejemplo:

• Sangrado por implantación. Puede sangrar un poco cuando el embrión se adhiere al revestimiento del útero. Esto puede suceder entre los 10 y 14 días después de la fertilización. Aunque este manchado vaginal suele suceder antes de la fecha del período y ser más leve, algunas mujeres no notan la diferencia y ni siquiera se dan cuenta de que están embarazadas.

• Cambios en el cuello uterino. El cuello uterino cambia durante el embarazo en preparación para el parto. Cuando está embarazada, más sangre fluye al cuello uterino y el área es más sensible. También es posible que tenga un sangrado leve después de tener relaciones sexuales o después de un examen pélvico.

• Aborto espontáneo. El aborto espontáneo suele ocurrir durante las primeras 12 semanas de embarazo. El sangrado no siempre significa un aborto espontáneo. Al menos la mitad de las mujeres que tienen manchado o sangrado leve a comienzos del embarazo no pierden al bebé. Otras señales de aborto espontáneo son los dolores abdominales (más fuertes que durante el período) y tejido expedido por la vagina. Si cree que tuvo un aborto espontáneo, llame al profesional médico que la atiende.

• Embarazo molar. Se trata de una afección poco común en la que el tejido crece en el útero, pero el embrión no se forma en absoluto o se forma mal. En el caso del embarazo molar, el sangrado puede ser de color marrón oscuro. Otros síntomas incluyen náuseas y vómitos graves, y dolor abdominal. Si tiene alguno de esos síntomas, llame de inmediato a su profesional médico.

Etapas siguientes del embarazo
El sangrado que ocurre en las etapas siguientes del embarazo puede deberse a varias causas. Avise de inmediato a su profesional médico si tiene sangrado en la segunda mitad del embarazo.

Estas son algunas de las causas del sangrado que ocurre en las etapas siguientes del embarazo:

• Problemas en el cuello uterino: Una infección, inflamación o masas en el cuello uterino pueden causar el sangrado vaginal. En algunas mujeres, el sangrado leve es una señal de insuficiencia cervical, también conocido como cuello uterino incompetente, en cuyo caso el cuello se abre inesperadamente. Esto puede dar como resultado en un parto prematuro. La insuficiencia o incompetencia cervical es más común entre las 18 y 23 semanas de embarazo. Debe tratarse inmediatamente.

• Parto prematuro: El sangrado leve puede ser una señal de parto prematuro. Llame al profesional médico de inmediato si tiene cualquiera de las siguientes señales o síntomas:

  • Contracciones que hacen que su barriga se endurezca mucho cada 10 minutos o con más frecuencia
  • Cambio en el color de su flujo vaginal, o sangrado de la vagina
  • La sensación de que su bebé está empujando hacia abajo. A esto se le llama presión pélvica.
  • Dolor débil en la parte baja de la espalda
  • Cólicos como si tuviera la regla o el período
  • Dolor de barriga con o sin diarrea

• Aborto espontáneo: El aborto espontáneo suele suceder durante el primer trimestre, pero puede ocurrir en cualquier momento antes de las 20 semanas de embarazo.

• Placenta previa: El sangrado profuso a finales del embarazo puede ser una señal de placenta previa. Si sangra en grandes cantidades, acuda inmediatamente al hospital. La placenta previa significa que está adherida demasiado baja en el útero. Cubre parcial o totalmente la vía del parto. Es una afección grave. La señal principal es el sangrado vaginal indoloro, de color rojo brillante. Es posible que el sangrado pare sin tratamiento, pero volverá unos días o semanas más tarde.

 Desprendimiento de la placenta: Algunas embarazadas tienen desprendimiento de la placenta, caso en el que la placenta se desprende de la pared del útero antes del parto. Esto causa sangrado en el útero. También suele estar acompañado de dolor abdominal. La abrupción placentaria normalmente ocurre en las últimas 12 semanas de embarazo. Si sangra en grandes cantidades, acuda inmediatamente al hospital.

• Ruptura uterina: En las mujeres que tuvieron una cesárea, un desgarramiento en la cicatriz del útero puede causar sangrado. Esa abertura es muy peligrosa. La embarazada sentirá dolor intenso y molestias en el abdomen.

• Señal de parto normal: El “indicio de sangre” es normal al final mismo del embarazo. Si tiene un flujo espeso color rosa o con un poco de sangre 1 ó 2 semanas antes de la fecha prevista de parto, es probable que el cuerpo esté dando el primer paso en preparación para el parto.

Es posible que las otras causas del sangrado no estén relacionadas con el embarazo.

Acuda inmediatamente al profesional médico si usted tiene:

  • Dolores menstruales o retorcijones inusualmente fuertes
  • Dolor agudo en el abdomen
  • Pérdida profusa de sangre
  • Sangrado constante durante más de 24 horas sin interrupción
  • Fiebre o escalofríos
  • Contracciones aunque sean indoloras (la panza se le endurece como un puño)
  • Flujo con tejido

Mayo de 2007


AddThis Bookmark
Complicaciones
Complicaciones/Enfermedades
Alta presión arterial o hipertensión
Anemia
Asma
Cuello uterino incompetente
Depresión posparto
Depresión durante el embarazo
Diabetes antes del embarazo
Diabetes gestacional
Enfermedad de células falciformes y el embarazo
Enfermedades de la tiroides
Fenilcetonuria materna
Fibrosis quística y el embarazo
Lupus
Muerte materna
Parto y nacimiento prematuros
Preeclampsia
Sangrado y manchado de la vagina
Síndrome HELLP
Sobrepeso y obesidad
Infecciones
Citomegalovirus
Estreptococo del grupo B
Influenza y embarazo
Listeriosis
Mononucleosis
Quinta enfermedad
Rubéola
Salmonelosis
Toxoplasmosis
Varicela
Enfermedades de Transmisión Sexual
Enfermedades de transmisión sexual
Clamidia
Gonorrea
Hepatitis B
Herpes genital
Sífilis
Tricomoniasis
Vaginosis bacteriana
Verrugas genitales
VIH
Complicaciones de la Placenta
Desprendimiento de la placenta
Placenta accreta, increta y percreta
Placenta previa
Qué es la placenta
Complicaciones del Líquido Amniótico
El líquido amniótico
Oligohidramnios
Polihidramnios
Pérdida del Bebé
Aborto espontáneo
Abortos espontáneos repetidos
Embarazo ectópico
Embarazo molar
Nacimiento sin vida
Tratamiento después de un aborto espontáneo

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces