agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Mantenerse segura

El mercurio

El mercurio es un metal. Si usted entra en contacto con niveles altos de mercurio durante el embarazo, puede causar problemas reales para usted y para su bebé.

El mercurio puede dañar muchas partes de su cuerpo, incluyendo los pulmones, los riñones y el sistema nervioso (que abarca el cerebro, la médula espinal y los nervios).

También puede causar problemas de la audición y de la vista. La gravedad del daño depende de la cantidad de mercurio a la que está expuesta. Los bebés expuestos al mercurio en la matriz pueden sufrir daño cerebral y problemas de la audición y de la vista.

¿Cómo puede exponerse al mercurio?

El mercurio tiene distintas formas:

  • Puede ser un vapor venenoso sin color ni olor en el aire. Se dispersa en el aire cuando se lo derrama o cuando se rompe el recipiente que lo contiene. También se libera al aire a través de procesos industriales, como la quema de desechos o de carbón en las plantas de energía.
  • Puede caer nuevamente del aire a la tierra y acumularse en océanos, lagos, ríos y arroyos. Los peces absorben el mercurio del agua donde habitan y al comer otros peces que contienen mercurio.
  • Es una sustancia brillante y plateada que se utiliza para los empastes dentales, los termómetros para medir la fiebre y otros productos.

Puede exponerse al mercurio a través de:

  • Su piel, al tocarlo
  • El aire, al respirarlo
  • Comer o beber alimentos o agua contaminados

¿Cómo puede protegerse contra el mercurio?

Puede hacer lo siguiente:

  • No coma pescados que contienen grandes cantidades de mercurio. Esos incluyen el tiburón, el pez espada, la caballa (macarela) y el blanquillo.
  • Si necesita arreglarse una carie, pregunte a su dentista qué opciones de empaste existen. Tal vez le puedan hacer un empaste sin mercurio. No se haga extraer los empastes de mercurio a menos que estén fraccionados o dañados. Asegúrese de que su dentista sepa que está embarazada antes de hacerse cualquier arreglo dental.
  • No use la aspiradora para limpiar el mercurio derramado.
  • Pida a un adulto (que no sea una embarazada) que arroje a la basura los termómetros o las bombillas fluorescentes que se hayan roto. Conserve esos artículos de manera de impedir que se rompan y no deje que los niños los usen.
  • Si puede estar expuesta al mercurio en el trabajo (como en un consultorio dental o si hace trabajos eléctricos, químicos o de minería), hable con su jefe sobre las precauciones de seguridad. Por ejemplo, usted puede trabajar en un consultorio dental, hacer trabajos eléctricos, químicos o de minería o usar el mercurio para fabricar productos. Pregunte si puede cambiar a otro puesto o tarea diferente durante su embarazo.

Hable con su profesional de la salud sobre la forma de protegerse del mercurio.

¿Qué es el metilmercurio?

El metilmercurio se forma cuando el mercurio del aire se deposita en el agua. El mercurio del aire proviene de fuentes naturales (como los volcanes) y de fuentes artificiales (como la combustión del carbón y otro tipo de contaminación).

Usted puede ingerir metilmercurio si come pescados que contienen mucho mercurio. Esos peces absorben mercurio del agua donde habitan y al comer otros peces que contienen mercurio. El mercurio se halla mayormente en peces grandes, como el pez espada, el tiburón, la caballa (macarela) y el blanquillo. Durante el embarazo, no coma esos tipos de pescados porque el mercurio en ellos puede perjudicar a su bebé.

Si está embarazada, coma de 8 a 12 onzas por semana de pescado con poco contenido de mercurio, como camarones, salmón, abadejo, bagre y atún de altura o bonito enlatado. Puede comer 6 onzas por semana de albacora o atún blanco.

¿Qué es el mercurio elemental?

El mercurio elemental (también llamado mercurio puro) es una sustancia brillante y plateada. Cuando se derrama o se rompe el recipiente que lo contiene, se convierte en una sustancia invisible, sin olor y venenosa en el aire. El mercurio elemental puede encontrarse en:

  • Empastes dentales elaborados a partir de una amalgama. La amalgama contiene mercurio elemental, plata y otros metales. Pequeñas cantidades de mercurio de esos empastes pueden entrar en el aire que usted respira. Los empastes de amalgama son seguros para los adultos y los niños mayores de 6 años, pero se desconocen los efectos para las embarazadas. Si le preocupa que le hagan un empaste de amalgama, hable con su dentista o profesional de la salud.
  • Termómetros para medir la fiebre. El mercurio de los termómetros está rodeado de vidrio. No es perjudicial a menos que se rompa el vidrio y usted toque el mercurio o se disperse en el aire que usted respira. Si se le rompe un termómetro, no use la aspiradora para remover el mercurio derramado. En cambio, use un pedazo de papel para hacer rodar las bolitas de mercurio hacia otro pedazo de papel. Selle el papel en una bolsa de plástico. Comuníquese con el departamento de salud local para preguntar cómo desechar el mercurio.
  • Algunas antigüedades, como relojes, barómetros y espejos.
  • Algunas pilas de botón, como las de los relojes pulsera. La mayoría de las pilas fabricadas en los Estados Unidos no contienen mercurio.
  • Algunas alhajas, en especial pendientes de cristal fabricados fuera de los Estados Unidos
  • Cremas para aclarar la piel elaboradas fuera de los Estados Unidos

Si le preocupa la exposición al mercurio elemental, hable con su profesional de la salud.

Revisado en junio de 2014

El mercurio es un metal. Si usted entra en contacto con niveles altos de mercurio durante el embarazo, puede causar problemas reales para usted y para su bebé.

El mercurio puede dañar muchas partes de su cuerpo, incluyendo los pulmones, los riñones y el sistema nervioso (que abarca el cerebro, la médula espinal y los nervios).

También puede causar problemas de la audición y de la vista. La gravedad del daño depende de la cantidad de mercurio a la que está expuesta. Los bebés expuestos al mercurio en la matriz pueden sufrir daño cerebral y problemas de la audición y de la vista.

¿Cómo puede exponerse al mercurio?

El mercurio tiene distintas formas:

  • Puede ser un vapor venenoso sin color ni olor en el aire. Se dispersa en el aire cuando se lo derrama o cuando se rompe el recipiente que lo contiene. También se libera al aire a través de procesos industriales, como la quema de desechos o de carbón en las plantas de energía.
  • Puede caer nuevamente del aire a la tierra y acumularse en océanos, lagos, ríos y arroyos. Los peces absorben el mercurio del agua donde habitan y al comer otros peces que contienen mercurio.
  • Es una sustancia brillante y plateada que se utiliza para los empastes dentales, los termómetros para medir la fiebre y otros productos.

Puede exponerse al mercurio a través de:

  • Su piel, al tocarlo
  • El aire, al respirarlo
  • Comer o beber alimentos o agua contaminados

¿Cómo puede protegerse contra el mercurio?

Puede hacer lo siguiente:

  • No coma pescados que contienen grandes cantidades de mercurio. Esos incluyen el tiburón, el pez espada, la caballa (macarela) y el blanquillo.
  • Si necesita arreglarse una carie, pregunte a su dentista qué opciones de empaste existen. Tal vez le puedan hacer un empaste sin mercurio. No se haga extraer los empastes de mercurio a menos que estén fraccionados o dañados. Asegúrese de que su dentista sepa que está embarazada antes de hacerse cualquier arreglo dental.
  • No use la aspiradora para limpiar el mercurio derramado.
  • Pida a un adulto (que no sea una embarazada) que arroje a la basura los termómetros o las bombillas fluorescentes que se hayan roto. Conserve esos artículos de manera de impedir que se rompan y no deje que los niños los usen.
  • Si puede estar expuesta al mercurio en el trabajo (como en un consultorio dental o si hace trabajos eléctricos, químicos o de minería), hable con su jefe sobre las precauciones de seguridad. Por ejemplo, usted puede trabajar en un consultorio dental, hacer trabajos eléctricos, químicos o de minería o usar el mercurio para fabricar productos. Pregunte si puede cambiar a otro puesto o tarea diferente durante su embarazo.

Hable con su profesional de la salud sobre la forma de protegerse del mercurio.

¿Qué es el metilmercurio?

El metilmercurio se forma cuando el mercurio del aire se deposita en el agua. El mercurio del aire proviene de fuentes naturales (como los volcanes) y de fuentes artificiales (como la combustión del carbón y otro tipo de contaminación).

Usted puede ingerir metilmercurio si come pescados que contienen mucho mercurio. Esos peces absorben mercurio del agua donde habitan y al comer otros peces que contienen mercurio. El mercurio se halla mayormente en peces grandes, como el pez espada, el tiburón, la caballa (macarela) y el blanquillo. Durante el embarazo, no coma esos tipos de pescados porque el mercurio en ellos puede perjudicar a su bebé.

Si está embarazada, coma de 8 a 12 onzas por semana de pescado con poco contenido de mercurio, como camarones, salmón, abadejo, bagre y atún de altura o bonito enlatado. Puede comer 6 onzas por semana de albacora o atún blanco.

¿Qué es el mercurio elemental?

El mercurio elemental (también llamado mercurio puro) es una sustancia brillante y plateada. Cuando se derrama o se rompe el recipiente que lo contiene, se convierte en una sustancia invisible, sin olor y venenosa en el aire. El mercurio elemental puede encontrarse en:

  • Empastes dentales elaborados a partir de una amalgama. La amalgama contiene mercurio elemental, plata y otros metales. Pequeñas cantidades de mercurio de esos empastes pueden entrar en el aire que usted respira. Los empastes de amalgama son seguros para los adultos y los niños mayores de 6 años, pero se desconocen los efectos para las embarazadas. Si le preocupa que le hagan un empaste de amalgama, hable con su dentista o profesional de la salud.
  • Termómetros para medir la fiebre. El mercurio de los termómetros está rodeado de vidrio. No es perjudicial a menos que se rompa el vidrio y usted toque el mercurio o se disperse en el aire que usted respira. Si se le rompe un termómetro, no use la aspiradora para remover el mercurio derramado. En cambio, use un pedazo de papel para hacer rodar las bolitas de mercurio hacia otro pedazo de papel. Selle el papel en una bolsa de plástico. Comuníquese con el departamento de salud local para preguntar cómo desechar el mercurio.
  • Algunas antigüedades, como relojes, barómetros y espejos.
  • Algunas pilas de botón, como las de los relojes pulsera. La mayoría de las pilas fabricadas en los Estados Unidos no contienen mercurio.
  • Algunas alhajas, en especial pendientes de cristal fabricados fuera de los Estados Unidos
  • Cremas para aclarar la piel elaboradas fuera de los Estados Unidos

Si le preocupa la exposición al mercurio elemental, hable con su profesional de la salud.

Revisado en junio de 2014