21 de julio de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Complicaciones


Anemia
La anemia ocurre cuando la cantidad y/o tamaño de los glóbulos rojos es inferior a los valores normales. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno de sus pulmones a todas las partes de su organismo. Sin suficiente oxígeno, su organismo no puede trabajar como debe, y usted se puede sentir cansada y sin energía.

La anemia puede afectarnos a todos, pero las mujeres corren un riesgo más alto de sufrir esta condición. En las mujeres, gran cantidad de hierro y glóbulos rojos son perdidos durante el sangrado que ocurre en menstruaciones abundantes y largas.

La anemia es común durante el embarazo, porque la mujer necesita tener suficiente glóbulos rojos para transportar oxígeno de su organismo a su bebé. Por lo tanto, es importante prevenir la anemia antes, durante y después del embarazo. Es probable que se realicen pruebas para la anemia al menos dos veces durante el embarazo: durante su primera visita prenatal y de nuevo entre las semanas 24 y 28.

Causas de la anemia
Deficiencia de hierro
Por lo general, una mujer puede tener anemia porque su cuerpo no está recibiendo suficiente hierro. El hierro es un mineral que ayuda a producir glóbulos rojos. La deficiencia de hierro afecta a la mitad de todas las mujeres embarazadas. Durante el embarazo, la deficiencia de hierro se ha vinculado con un mayor riesgo de nacimiento prematuro y bajo peso al nacer.

Enfermedad
Algunas mujeres pueden tener una enfermedad que causa anemia. Las enfermedades como la anemia falciforme o talasemia afectan la calidad y el número de glóbulos rojos que el cuerpo produce. Si usted tiene una enfermedad que causa anemia, hable con su profesional de la salud acerca de cómo tratarla.

Señales de anemia
Puede tomar tiempo para que la anemia se desarrolle. Al comienzo, es posible que no tenga ninguna de las señales o pueden ser leves. Pero mientras empeora, usted puede tener estos síntomas:

  • Fatiga (muy común)
  • Debilidad (muy común)
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Entumecimiento o frialdad en sus manos y pies
  • Temperatura del cuerpo baja
  • Palidez
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Falta de aliento
  • Dolor en el pecho
  • Irritabilidad
  • Tener dificultad en el trabajo o en la escuela

Dado que su corazón tiene que trabajar más fuerte para impulsar sangre oxigenada a través de su cuerpo, todas estas señales y síntomas pueden ocurrir.

Obtener suficiente hierro
Antes de quedar embarazada la mujer debe obtener aproximadamente 18 miligramos (mg) de hierro a diario. Durante el embarazo, la cantidad de hierro debe aumentar a 27 mg por día.

  • La mayoría de las mujeres embarazadas ingiere esta cantidad mediante una combinación de alimentos ricos en hierro y vitaminas prenatales que contienen hierro.
  • Algunas mujeres necesitan suplementos de hierro adicionales para prevenir la anemia por deficiencia de hierro.

Alimentos ricos en hierro
Usted puede ayudar a reducir su riesgo de la anemia comiendo alimentos que contienen hierro a través de su embarazo. Estos incluyen:

  • Carnes rojas
  • Mariscos (aprenda acerca de los mariscos y pescados que usted puede comer durante el embarazo)
  • Aves (carne oscura)
  • Cereales para el desayuno, pastas y panes enriquecidos
  • Avena enriquecida con hierro
  • Granos integrales  
  • Espinacas, brócoli, col rizada y otras verduras de hojas verde
  • Papas horneadas con piel
  • Frijoles o habichuelas
  • Pasas, dátiles, ciruelas, higos, albaricoques
  • Nueces y semillas
Los alimentos que contienen vitamina C pueden aumentar la cantidad de hierro que su cuerpo absorbe. Por esta razón, es aconsejable que tome alimentos como jugo de naranja, tomates, fresas y toronja.

El café y el té, las yemas de los huevos, la leche, la fibra y la proteína de soja evitan la absorción de hierro. Trate de evitar estos alimentos al comer alimentos ricos en hierro.

Suplementos de hierro
Si usted tiene anemia, su profesional de la salud puede recetarle un suplemente de hierro. Algunos suplementos de hierro pueden producir acidez, estreñimiento o náuseas. Los siguientes consejos pueden ayudar a evitar o aliviar estos síntomas:
  • Tome las pastillas con comidas.
  • Empiece con dosis pequeñas y poco a poco llegue a la dosis completa. Por ejemplo, trate de tomar una pastilla por día por unos días, luego dos pastillas hasta que no sienta las molestias por esa cantidad. Aumente la cantidad de pastillas hasta que usted esté tomando la cantidad que su profesional de salud le recomendó.
  • Pruebe diferentes marcas para averiguar cuál le funciona mejor a usted. Asegúrese de hablar con su profesional de salud antes de realizar cualquier cambio.
  • Evite tomar las pastillas a la hora de dormir.
  • Combata el estreñimiento aumentando la cantidad de agua que bebe y comiendo más fibra. La fibra se encuentra en los alimentos de grano integral, cereales para el desayuno, frutas y verduras.

Abril del 2009


AddThis Bookmark
Complicaciones
Complicaciones/Enfermedades
Alta presión arterial o hipertensión
Anemia
Asma
Cuello uterino incompetente
Depresión posparto
Depresión durante el embarazo
Diabetes antes del embarazo
Diabetes gestacional
Enfermedad de células falciformes y el embarazo
Enfermedades de la tiroides
Fenilcetonuria materna
Fibrosis quística y el embarazo
Lupus
Muerte materna
Parto y nacimiento prematuros
Preeclampsia
Sangrado y manchado de la vagina
Síndrome HELLP
Sobrepeso y obesidad
Infecciones
Citomegalovirus
Estreptococo del grupo B
Influenza y embarazo
Listeriosis
Mononucleosis
Quinta enfermedad
Rubéola
Salmonelosis
Toxoplasmosis
Varicela
Enfermedades de Transmisión Sexual
Enfermedades de transmisión sexual
Clamidia
Gonorrea
Hepatitis B
Herpes genital
Sífilis
Tricomoniasis
Vaginosis bacteriana
Verrugas genitales
VIH
Complicaciones de la Placenta
Desprendimiento de la placenta
Placenta accreta, increta y percreta
Placenta previa
Qué es la placenta
Complicaciones del Líquido Amniótico
El líquido amniótico
Oligohidramnios
Polihidramnios
Pérdida del Bebé
Aborto espontáneo
Abortos espontáneos repetidos
Embarazo ectópico
Embarazo molar
Nacimiento sin vida
Tratamiento después de un aborto espontáneo

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces