agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Asma y embarazo

El asma es una enfermedad pulmonar que produce la constricción de las vías respiratorias y dificulta la respiración. No hay cura para el asma. Aunque tenga asma y se sienta sana, las exacerbaciones del asma (cuando los síntomas se agravan) pueden suceder en cualquier momento.

La mayoría de la gente con asma puede mantener la enfermedad bajo control y evitar graves problemas de salud. Si está embarazada, es realmente importante colaborar con su profesional de la salud para controlar su asma y recibir atención médica si fuera necesario.

¿Cómo afecta el asma al embarazo?

El asma afecta de 4 a 8 de cada 100 (4 a 8 por ciento) de embarazadas. Si mantiene el asma bajo control, probablemente no le cause problemas durante el embarazo.

Si no se controla el asma, puede correr el riesgo de tener un problema grave de salud llamado preeclampsia. La preeclampsia es un cierto tipo de presión arterial alta que sólo pueden tener las embarazadas.

Si no se controla el asma, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno. Su bebé puede correr mayor riesgo de sufrir problemas de salud como:

  • Nacimiento prematuro, que es el que comienza antes de las 37 semanas de embarazo
  • Crecimiento insuficiente
  • Bajo peso al nacer (menos de 5½ libras)

Los bebés que nacen demasiado pequeños y demasiado pronto tienen más probabilidades de sufrir problemas de salud neonatal. Pueden tener problemas para respirar y discapacidades duraderas, como discapacidad intelectual y parálisis cerebral.

¿Cuáles son los síntomas del asma?

Quizás tenga uno o más síntomas de asma, que incluyen:

  • Tirantez en el pecho
  • Tos persistente (especialmente durante la noche o temprano a la mañana)
  • Falta de aliento (disnea)
  • Respiración sibilante (ruido silbador al respirar)

¿Qué causa los síntomas del asma?

Uno o más factores pueden desencadenar el asma. Algunas de las cosas más comunes que pueden causar los síntomas del asma son:

  • Alérgenos. Alrededor de 7 de cada 10 (70 por ciento) de personas con asma sufren de alergias. La alergia es una reacción a algo que usted toca, come o respira que le hace estornudar, le produce urticaria o le dificulta la respiración. Los alérgenos son cosas que le causan síntomas de alergia. Muchos también causan síntomas de asma. Los alérgenos comunes son el polen, mohos, caspa animal (escamillas de piel muerta), ácaros del polvo y cucarachas. Limite el contacto con los alérgenos. Si todavía tiene síntomas de asma, hable con su profesional de la salud. Éste podrá recomendarle que tome medicamentos antialérgicos. Si ya se da inyecciones para la alergia, puede continuarlas durante el embarazo. Pero si no se está tratando con inyecciones para la alergia, no comience durante el embarazo porque podría tener una grave reacción alérgica llamada anafilaxis.
  • Irritantes. Los irritantes son cosas del medio ambiente que pueden perjudicarle los pulmones y desencadenar síntomas de asma, como la contaminación ambiental, el humo de cigarrillo y el humo de estufas u hogares de leños, el aire frío y los olores fuertes, como pinturas o perfumes.
  • Las infecciones, como los resfriados, la gripe o la neumonía vírica, pueden desencadenar síntomas de asma en algunas personas.
  • Ejercicio. El ejercicio puede causar síntomas de asma en algunas personas. Si tiene el asma controlada, probablemente pueda hacer ejercicios sin problemas. Pero si el ejercicio durante el embarazo le desencadena el asma, hable con su profesional de la salud.

¿Cómo se diagnostica el asma?

Puede ser difícil diagnosticar el asma. Para averiguar si tiene asma, su profesional de la salud le toma su historia de salud, le hace un examen físico y la escucha respirar.

Es posible también que se le haga una prueba de la función pulmonar llamada espirometría. Esta prueba chequea cuán bien funcionan sus pulmones. Durante la prueba, usted respira hondo y exhala (sopla) en una máquina llamada espirómetro. Esta máquina mide la cantidad de aire que usted respira y sopla. También mide cuán rápido puede respirar. Cuando está embarazada, los cambios normales de su cuerpo pueden causarle falta de aliento. Esta prueba puede ayudar al profesional de la salud a saber si esa falta de aliento es una complicación común del embarazo o si está causada por el asma.

¿Cómo se trata el asma durante el embarazo?

Su profesional de la salud debe controlarle los pulmones durante el embarazo para regular los medicamentos para el asma si fuera necesario. Avise a su profesional de la salud si los síntomas mejoran o empeoran. Al limitar su contacto con alérgenos y otros desencadenadores del asma, quizás deba tomar menos medicamentos para controlarse los síntomas.

¿Es seguro tomar medicamentos para el asma durante el embarazo?

Los síntomas del asma que no paran o que empeoran pueden ser riesgosos para usted y su bebé. Si tomaba medicamentos para el asma antes del embarazo, no deje de tomarlos sin hablar primero con el profesional de la salud. Si se la diagnostica con asma durante el embarazo, hable con su profesional de la salud sobre la mejor manera de tratarlo o controlarlo.

Si ya se da inyecciones para la alergia, puede continuarlas durante el embarazo. Pero si no se está tratando con inyecciones para la alergia, no comience durante el embarazo porque podría tener una grave reacción alérgica llamada anafilaxis.

¿Pueden cambiar los síntomas del asma durante el embarazo?

Sí, los síntomas del asma con frecuencia cambian durante el embarazo. Algunas veces mejoran y otras veces empeoran. No se sabe realmente qué provoca esos cambios.

Contraer la influenza puede desencadenar graves síntomas de asma. Asegúrese de recibir la vacuna contra la influenza en octubre o noviembre.

La acidez estomacal también puede empeorarle los síntomas. Esto es lo que puede hacer para controlar los síntomas de la acidez estomacal:

  • Duerma con la cabeza elevada en una almohada.
  • Coma comidas más pequeñas varias veces al día.
  • No coma dentro de las 2 horas antes de acostarse a la noche.
  • Pregunte a su profesional de la salud qué medicamentos puede tomar.

¿Necesita pruebas especiales si está embarazada y tiene asma?

Si tiene el asma controlada y es leve, quizás no necesite pruebas especiales. Si el asma no está bien controlada o si es de moderada a grave, su profesional de la salud puede recomendarle varios ultrasonidos para comprobar que su bebé esté creciendo normalmente. El ultrasonido usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para formar una imagen del bebé en el útero. Su profesional puede comenzar los ultrasonidos alrededor de las 32 semanas de embarazo.

También puede recomendarle controlar la frecuencia cardíaca del bebé con un monitor cardíaco fetal. De esa forma, puede chequear el bienestar de su bebé. Los resultados de las pruebas pueden alertar a su profesional de la salud si usted o su bebé necesita cuidados especiales.

¿Puede el parto desencadenar síntomas de asma?

Sólo alrededor de 1 de cada 10 embarazadas (10 por ciento) con asma tiene síntomas durante el parto. Tome sus medicamentos normales para el asma durante el parto. Si tiene síntomas de asma aun así, su profesional de la salud puede ayudarla a controlarlos.

¿Son seguros los medicamentos para el asma si está dando pecho?

Los medicamentos para el asma penetran la leche materna pero las cantidades son muy pequeñas y no son perjudiciales para el bebé. Si toma dosis altas de ciertos medicamentos para el asma, como la teofilina, es posible que su bebé se irrite o tenga problemas para dormir. Para ayudar a prevenir esto, tome los medicamentos para el asma 3 ó 4 horas antes de la próxima sesión de pecho. Su profesional de la salud y el de su bebé pueden ayudarla a regular sus medicamentos para que usted y su bebé puedan recibir los beneficios de salud de la lactancia materna.

Noviembre de 2011

El asma es una enfermedad pulmonar que produce la constricción de las vías respiratorias y dificulta la respiración. No hay cura para el asma. Aunque tenga asma y se sienta sana, las exacerbaciones del asma (cuando los síntomas se agravan) pueden suceder en cualquier momento.

La mayoría de la gente con asma puede mantener la enfermedad bajo control y evitar graves problemas de salud. Si está embarazada, es realmente importante colaborar con su profesional de la salud para controlar su asma y recibir atención médica si fuera necesario.

¿Cómo afecta el asma al embarazo?

El asma afecta de 4 a 8 de cada 100 (4 a 8 por ciento) de embarazadas. Si mantiene el asma bajo control, probablemente no le cause problemas durante el embarazo.

Si no se controla el asma, puede correr el riesgo de tener un problema grave de salud llamado preeclampsia. La preeclampsia es un cierto tipo de presión arterial alta que sólo pueden tener las embarazadas.

Si no se controla el asma, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno. Su bebé puede correr mayor riesgo de sufrir problemas de salud como:

  • Nacimiento prematuro, que es el que comienza antes de las 37 semanas de embarazo
  • Crecimiento insuficiente
  • Bajo peso al nacer (menos de 5½ libras)

Los bebés que nacen demasiado pequeños y demasiado pronto tienen más probabilidades de sufrir problemas de salud neonatal. Pueden tener problemas para respirar y discapacidades duraderas, como discapacidad intelectual y parálisis cerebral.

¿Cuáles son los síntomas del asma?

Quizás tenga uno o más síntomas de asma, que incluyen:

  • Tirantez en el pecho
  • Tos persistente (especialmente durante la noche o temprano a la mañana)
  • Falta de aliento (disnea)
  • Respiración sibilante (ruido silbador al respirar)

¿Qué causa los síntomas del asma?

Uno o más factores pueden desencadenar el asma. Algunas de las cosas más comunes que pueden causar los síntomas del asma son:

  • Alérgenos. Alrededor de 7 de cada 10 (70 por ciento) de personas con asma sufren de alergias. La alergia es una reacción a algo que usted toca, come o respira que le hace estornudar, le produce urticaria o le dificulta la respiración. Los alérgenos son cosas que le causan síntomas de alergia. Muchos también causan síntomas de asma. Los alérgenos comunes son el polen, mohos, caspa animal (escamillas de piel muerta), ácaros del polvo y cucarachas. Limite el contacto con los alérgenos. Si todavía tiene síntomas de asma, hable con su profesional de la salud. Éste podrá recomendarle que tome medicamentos antialérgicos. Si ya se da inyecciones para la alergia, puede continuarlas durante el embarazo. Pero si no se está tratando con inyecciones para la alergia, no comience durante el embarazo porque podría tener una grave reacción alérgica llamada anafilaxis.
  • Irritantes. Los irritantes son cosas del medio ambiente que pueden perjudicarle los pulmones y desencadenar síntomas de asma, como la contaminación ambiental, el humo de cigarrillo y el humo de estufas u hogares de leños, el aire frío y los olores fuertes, como pinturas o perfumes.
  • Las infecciones, como los resfriados, la gripe o la neumonía vírica, pueden desencadenar síntomas de asma en algunas personas.
  • Ejercicio. El ejercicio puede causar síntomas de asma en algunas personas. Si tiene el asma controlada, probablemente pueda hacer ejercicios sin problemas. Pero si el ejercicio durante el embarazo le desencadena el asma, hable con su profesional de la salud.

¿Cómo se diagnostica el asma?

Puede ser difícil diagnosticar el asma. Para averiguar si tiene asma, su profesional de la salud le toma su historia de salud, le hace un examen físico y la escucha respirar.

Es posible también que se le haga una prueba de la función pulmonar llamada espirometría. Esta prueba chequea cuán bien funcionan sus pulmones. Durante la prueba, usted respira hondo y exhala (sopla) en una máquina llamada espirómetro. Esta máquina mide la cantidad de aire que usted respira y sopla. También mide cuán rápido puede respirar. Cuando está embarazada, los cambios normales de su cuerpo pueden causarle falta de aliento. Esta prueba puede ayudar al profesional de la salud a saber si esa falta de aliento es una complicación común del embarazo o si está causada por el asma.

¿Cómo se trata el asma durante el embarazo?

Su profesional de la salud debe controlarle los pulmones durante el embarazo para regular los medicamentos para el asma si fuera necesario. Avise a su profesional de la salud si los síntomas mejoran o empeoran. Al limitar su contacto con alérgenos y otros desencadenadores del asma, quizás deba tomar menos medicamentos para controlarse los síntomas.

¿Es seguro tomar medicamentos para el asma durante el embarazo?

Los síntomas del asma que no paran o que empeoran pueden ser riesgosos para usted y su bebé. Si tomaba medicamentos para el asma antes del embarazo, no deje de tomarlos sin hablar primero con el profesional de la salud. Si se la diagnostica con asma durante el embarazo, hable con su profesional de la salud sobre la mejor manera de tratarlo o controlarlo.

Si ya se da inyecciones para la alergia, puede continuarlas durante el embarazo. Pero si no se está tratando con inyecciones para la alergia, no comience durante el embarazo porque podría tener una grave reacción alérgica llamada anafilaxis.

¿Pueden cambiar los síntomas del asma durante el embarazo?

Sí, los síntomas del asma con frecuencia cambian durante el embarazo. Algunas veces mejoran y otras veces empeoran. No se sabe realmente qué provoca esos cambios.

Contraer la influenza puede desencadenar graves síntomas de asma. Asegúrese de recibir la vacuna contra la influenza en octubre o noviembre.

La acidez estomacal también puede empeorarle los síntomas. Esto es lo que puede hacer para controlar los síntomas de la acidez estomacal:

  • Duerma con la cabeza elevada en una almohada.
  • Coma comidas más pequeñas varias veces al día.
  • No coma dentro de las 2 horas antes de acostarse a la noche.
  • Pregunte a su profesional de la salud qué medicamentos puede tomar.

¿Necesita pruebas especiales si está embarazada y tiene asma?

Si tiene el asma controlada y es leve, quizás no necesite pruebas especiales. Si el asma no está bien controlada o si es de moderada a grave, su profesional de la salud puede recomendarle varios ultrasonidos para comprobar que su bebé esté creciendo normalmente. El ultrasonido usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para formar una imagen del bebé en el útero. Su profesional puede comenzar los ultrasonidos alrededor de las 32 semanas de embarazo.

También puede recomendarle controlar la frecuencia cardíaca del bebé con un monitor cardíaco fetal. De esa forma, puede chequear el bienestar de su bebé. Los resultados de las pruebas pueden alertar a su profesional de la salud si usted o su bebé necesita cuidados especiales.

¿Puede el parto desencadenar síntomas de asma?

Sólo alrededor de 1 de cada 10 embarazadas (10 por ciento) con asma tiene síntomas durante el parto. Tome sus medicamentos normales para el asma durante el parto. Si tiene síntomas de asma aun así, su profesional de la salud puede ayudarla a controlarlos.

¿Son seguros los medicamentos para el asma si está dando pecho?

Los medicamentos para el asma penetran la leche materna pero las cantidades son muy pequeñas y no son perjudiciales para el bebé. Si toma dosis altas de ciertos medicamentos para el asma, como la teofilina, es posible que su bebé se irrite o tenga problemas para dormir. Para ayudar a prevenir esto, tome los medicamentos para el asma 3 ó 4 horas antes de la próxima sesión de pecho. Su profesional de la salud y el de su bebé pueden ayudarla a regular sus medicamentos para que usted y su bebé puedan recibir los beneficios de salud de la lactancia materna.

Noviembre de 2011