agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Complicaciones del embarazo

Colestasis intrahepática del embarazo 

Puntos Claves
  • La colestasis intrahepática (ICP) es una condición del hígado que aumenta su riesgo de problemas, incluido el nacimiento prematuro, muerte fetal y sangrado intenso después del parto. 
  • Si tiene señales o síntomas de la ICP, como comezón en las palmas de las manos o las plantas de los pies, avise a su profesional de la salud. 
  • Su profesional trata la ICP con medicamentos para ayudar al hígado a funcionar mejor y aliviar la comezón. El tratamiento también puede ayudar a reducir su riesgo de muerte fetal. 
  • Por lo general la ICP desaparece unos días después del parto.
  • Si tiene ICP una vez, es posible que la tenga otra vez en un futuro embarazo.

¿Qué es la colestasis intrahepática del embarazo? 

La colestasis intrahepática del embarazo (ICP o colestasis del embarazo) es la condición más común del hígado que sucede durante el embarazo. El hígado es el órgano más grande del cuerpo. Ayuda al cuerpo a digerir (descomponer y usar) los alimentos, almacenar energía y eliminar toxinas. El hígado produce un jugo llamado bilis que ayuda al cuerpo a descomponer grasas y a eliminar toxinas (sustancias venenosas) y desechos. La ICP enlentece el flujo normal de la bilis y hace que se acumule en el hígado. Esa acumulación puede causar que las sustancias químicas llamadas ácidos biliares se derramen en la sangre y tejidos, lo cual da lugar a comezón intensa. 

La ICP es más común en el tercer trimestre, pero algunas mujeres tienen comezón intensa más temprano en el embarazo. La ICP afecta alrededor de 1 a 2 de cada 1000 embarazadas (menos del 1 por ciento) en los Estados Unidos, pero es más común en las mujeres latinas. Aproximadamente 5 de cada 100 latinas (5 por ciento) en este país tienen ICP. 

¿Qué problemas puede causar la colestasis intrahepática durante el embarazo y después del parto? 

Si tiene ICP, usted y su bebé corren mayor riesgo de tener complicaciones, que incluyen:

  • Parto prematuro. Es el nacimiento que sucede demasiado pronto, antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés que nacen tan temprano pueden tener más problemas de salud o necesitar una hospitalización más larga que los bebés que nacen más tarde. 
  • Sufrimiento fetal. Sucede cuando un bebé no recibe suficiente oxígeno en la matriz. Las señales de sufrimiento fetal incluyen menos movimientos fetales (cuando su bebé se mueve menos de lo normal), cambios en la frecuencia cardíaca de su bebé y cuando evacúa meconio. El meconio es el primer movimiento de vientre de su bebé. Por lo general, el bebé evacúa el meconio después de nacer, pero si está en sufrimiento fetal puede evacuarlo al líquido amniótico que lo rodea en la matriz antes o durante el trabajo de parto y nacimiento. 
  • Nacimiento sin vida. Sucede cuando el bebé muere en el matriz después de las 20 semanas de embarazo.
  • Aspiración de meconio. Sucede cuando el bebé tiene problemas para respirar después de que inhala el líquido amniótico con meconio. Si su bebé inhala meconio durante el parto, se le pueden bloquear las vías respiratorias. 
  • Síndrome de dificultad respiratoria (RDS). El RDS es un problema de respiración que sucede en los recién nacidos cuyos pulmones no están desarrollados por completo todavía. Los bebés con RDS no tienen suficiente surfactante, una sustancia resbaladiza que ayuda a los pulmones a llenarse de aire y evita que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se compriman o aplasten. El RDS es común en los bebés prematuros. 
  • Hemorragia posparto. Es el sangrado intenso después de dar a luz. Es un trastorno grave, pero no es común. 

¿Qué causa la colestasis intrahepática? 

No se sabe con certeza qué causa la colestasis intrahepática, pero es posible que los genes y las hormonas del embarazo sean factores. Los genes son parte de las células del cuerpo que guardan instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece, se ve y funciona. Los genes se transmiten de padres a hijos. Durante el tercer trimestre del embarazo, su cuerpo produce más de las hormonas del embarazo: estrógeno y progesterona. El aumento de estas hormonas puede desacelerar el flujo de bilis que sale del hígado. 

En el invierno se diagnostican más mujeres con colestasis intrahepática que en otros momentos del año, pero los expertos no saben bien por qué. Necesitamos más investigaciones sobre la ICP para averiguar más y descubrir por qué afecta a las mujeres.   

Usted puede correr un mayor riesgo de colestasis intrahepática si:

  • Tuvo ICP antes. Más de la mitad de las mujeres que tienen ICP la vuelven a tener en otro embarazo. 
  • Tiene un historial familiar de ICP. La ICP es más común en algunas familias, por lo que debe avisar a su profesional de la salud si su madre o hermana tuvieron ICP. Llene el formulario de historial médico familiar de March of Dimes para registrar la información de salud de su familia y compártalo con su profesional de la salud.
  • Tiene un historial de enfermedad hepática, como la hepatitis C. La hepatitis C es una enfermedad causada por el virus de la hepatitis C que produce hinchazón del hígado. La hepatitis C suele contagiarse por la sangre infectada. También puede contagiarse al tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada o transmitirse de la mamá al bebé durante el parto. 
  • Tiene cambios (mutaciones) en el gen ABCB11 o el ABCB4. Estos genes ayudan al cuerpo a producir y utilizar la bilis. Un cambio en el gen es un cambio a las instrucciones guardadas en un gen. El gen de una persona puede cambiar por sí solo o el gen cambiado puede transmitirse de padres a hijos. 
  • Está embarazada de bebés múltiples (gemelos, trillizos o más). Si está embarazada de múltiples, sus niveles de estrógenos pueden ser más altos que si estuviera embarazada de un solo bebé. 

¿Cuáles son las señales y los síntomas de la colestasis intrahepática? 

Las señales de una condición de salud son las cosas que alguien puede ver o saber acerca de usted, como por ejemplo si usted tiene un sarpullido o si está tosiendo. Los síntomas son las cosas que usted siente y que otros no pueden ver, como por ejemplo tener dolor de garganta o sentirse mareada.

Las señales y los síntomas de la ICP pueden ser de leves a graves, y tal vez aparezcan en su segundo o tercer trimestre. Llame a su profesional de la salud si tiene señales o síntomas de ICP incluyendo: 

  • Comezón intensa. La piel con comezón es el síntoma más común de la ICP. Usted puede tener comezón en todo el cuerpo, pero se presenta con más gravedad en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. La comezón puede empeorar a la noche y puede despertarla o hacerle más difícil conciliar el sueño. 
  • Orina oscura o movimientos intestinales de color claro
  • Ictericia. Es una condición en la que sus ojos y su piel tienen un color amarillento. Sucede cuando el hígado no está funcionando bien y en la sangre hay demasiada cantidad de una sustancia llamada bilirrubina. 
  • Pérdida del apetito (no tener hambre)
  • Náuseas (sentir malestar de estómago) o dolor en la parte superior derecha del abdomen

Para chequear si tiene ICP, su profesional de la salud puede hacerle un examen físico y un análisis de sangre. El análisis de sangre comprueba la cantidad de ácidos biliares y otras sustancias químicas en la sangre que indican cómo está funcionando el hígado. 

¿Cómo se trata la colestasis intrahepática? 

Si tiene ICP, su profesional puede recetarle un medicamento llamado ursodiol (nombres de marca: Actigall® y Urso®). La receta es una orden para una medicina escrita por un profesional de la salud. El ursodiol ayuda a reducir la cantidad de ácidos biliares en la sangre, alivia la comezón de la piel y puede ayudar a reducir el riesgo de su bebé de tener complicaciones por la ICP. 

No tome un antihistamínico ni use cremas o lociones corticosteroides para aliviar la comezón. Los antihistamínicos son medicamentos que tratan los síntomas de la alergia, como sarpullido de la piel o picazón de ojos. En general no surten efecto y pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo. Las cremas y lociones corticosteroides no alivian la picazón causada por la ICP, y pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo. Remojarse en un baño de inmersión con agua tibia puede ayudarle a sentirse mejor.

Si tiene ICP, su profesional puede monitorear a su bebé con pruebas como: 

  • Amniocentesis. Es una prueba en la que se saca un poco del líquido amniótico que rodea a su bebé en el útero (o matriz). Con esta prueba se detectan defectos y condiciones genéticas en su bebé. Su profesional puede usar ultrasonido para chequear si el líquido amniótico de su bebé tiene meconio o para averiguar si tiene los pulmones desarrollados para el parto. El ultrasonido usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para mostrar una imagen de su bebé adentro de la matriz.
  • Monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal (también llamada cardiotocografía en reposo o prueba de ausencia de estrés). Esta prueba chequea la frecuencia cardíaca de su bebé en la matriz y ve cómo cambia esa frecuencia cuando el bebé se mueve. Su profesional de la salud usa esa prueba para asegurarse de que su bebé está recibiendo suficiente oxígeno.
  • Perfil biofísico fetal. Esta prueba combina una prueba de ausencia de estrés con un ultrasonido. Su profesional puede usar el perfil biofísico fetal para averiguar cuánto líquido amniótico tiene en la matriz y verificar la tonicidad muscular y los movimientos de su bebé. 

Si usted tiene ICP, su profesional puede recomendar inducir el parto para prevenir complicaciones como la muerte fetal. Inducir el parto es cuando su profesional le da un medicamento o le rompe la fuente (saco amniótico o bolsa de agua) para provocarle el trabajo de parto. 

¿Causa problemas la colestasis intrahepática después del parto?

La picazón debería desaparecer unos días después del parto. Su profesional puede recomendarle análisis de sangre después del parto para comprobar los niveles de ácidos biliares y asegurarse de que el hígado está funcionando bien. 

Última actualización en abril de 2018