agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Cambios emocionales después del parto

Depresión posparto

Puntos claves
  • La depresión posparto no es culpa suya. Es un problema médico que debe tratarse para que mejore.
  • Muchas mujeres padecen depresión posparto  después de tener un bebé. Es el problema más común para las nuevas mamás. Si cree que tiene depresión posparto, avise a su profesional médico.
  • Por la depresión posparto, puede resultarle difícil cuidar de sí misma y de su bebé.
  • Si tiene señales o síntomas de depresión posparto, hable con su profesional acerca del tratamiento.
  • Ciertos tipos de consejería o psicoterapia pueden ayudar a prevenir la depresión. Si corre riesgo de tener depresión, hable con su profesional para ver cómo buscar un consejero.

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto (PPD, por su sigla en inglés) es una condición médica que sufren muchas mujeres después de tener un bebé. Son sentimientos fuertes de tristeza, ansiedad (preocupación) y cansancio que duran mucho tiempo después del parto. Por tener esos sentimientos, puede resultarle difícil cuidar de sí misma y de su bebé. La depresión posparto  puede suceder en cualquier momento después del parto. Suele comenzar dentro de 1 a 3 semanas de haber tenido al bebé. Este problema debe tratarse para poder mejorar.

La depresión posparto  es un tipo de depresión perinatal. Se trata de la depresión que ocurre durante el embarazo o en el primer año después de dar a luz. La depresión posparto  es la complicación más común para las mujeres que acaban de tener un bebé. Afecta a hasta 1 de cada 7 mujeres (alrededor del 15 por ciento).

Para la mitad de las mujeres a quienes se les diagnostica la depresión posparto, es la primera vez que la padecen. Y es posible que hayan tenido señales y síntomas de depresión durante el embarazo. Si tiene depresión posparto  en un embarazo, es probable que la tenga otra vez en otro.

La depresión posparto no es su culpa. No significa que usted es una mala persona o una mala madre. Si cree que tiene depresión posparto, avise a su profesional médico.

¿Es la depresión posparto lo mismo que la tristeza de maternidad?

No. La depresión posparto  dura más tiempo y es más grave que la tristeza de maternidad. La tristeza o melancolía de maternidad se refiere a los sentimientos de tristeza que puede tener después del nacimiento de su bebé. La tristeza de maternidad puede ocurrir de 2 a 3 días después de dar a luz y puede durar hasta 2 semanas. Quizás tenga problemas para dormir, esté de mal humor o mal estado de ánimo y llore mucho. Si los sentimientos de tristeza le duran más de 2 semanas, avise a su profesional. El profesional podrá chequear si tiene depresión posparto.

¿Cuáles son las señales y los síntomas de la depresión posparto?

Usted puede tener depresión posparto si se le presentan cinco o más señales o síntomas que duran más de 2 semanas. Las señales de una condición de salud son las cosas que alguien puede ver o saber acerca de usted, como por ejemplo si usted tiene un sarpullido o si está tosiendo. Los síntomas son las cosas que usted siente y que otros no pueden ver, como por ejemplo tener dolor de garganta o sentirse mareada. Las señales y los síntomas de la depresión posparto  incluyen:

Cambios en sus sentimientos:

  • Se siente deprimida la mayor parte del día, todos los días
  • Se siente avergonzada, culpable o fracasada
  • Siente pánico o temor gran parte del tiempo
  • Tiene cambios serios de estado de ánimo

Cambios en su vida diaria:

  • Tiene poco interés en las cosas que normalmente le gusta hacer
  • Se siente cansada todo el tiempo
  • Come mucho más o mucho menos de lo que es normal para usted
  • Aumenta o pierde peso
  • Tiene dificultades para dormir o duerme demasiado
  • Tiene problemas para concentrarse o tomar decisiones

Cambios en la forma de pensar sobre sí misma o su bebé:

  • Tiene problemas para crear un vínculo afectivo con su bebé
  • Piensa en hacerse daño a sí misma o a su bebé
  • Piensa en suicidarse (matarse)

Si cree que tiene señales o síntomas de depresión posparto, llame de inmediato a su profesional médico. Hay cosas que usted y su profesional pueden hacer para ayudarle a sentirse mejor. Si teme que se va a lastimar a sí misma o a su bebé, llame a emergencias al 911.

¿Puede la depresión posparto afectar a su bebé?

Sí. Por la depresión posparto, puede resultarle difícil cuidar de sí misma y de su bebé. Por eso es importante tratar la depresión posparto  lo antes posible. Si no se trata la depresión posparto:

  • Es probable que no vaya a los chequeos de cuidado postparto y que no siga las instrucciones de su profesional médico.
  • Puede ser que le cueste formar un vínculo afectivo con su bebé.
  • Es posible que su bebé no amamante demasiado tiempo. La depresión posparto  puede hacer difícil que usted y su bebé se acostumbren a la lactancia materna. La leche materna es el mejor alimento para su bebé durante el primer año de vida.   
  • Es posible que su bebé no reciba la atención médica que necesita. Cuando tiene depresión posparto, puede ser difícil cuidar de su bebé si está enfermo. Tal vez no vea problemas de salud en su bebé que necesitan atención y cuidado rápidos. Puede resultarle difícil a usted llevar a su bebé a los chequeos de rutina regulares, como llevarlo a las vacunaciones. Las vacunaciones ayudan a proteger a su bebé contra infecciones perjudiciales.
  • Su bebé puede tener problemas de aprendizaje, conducta y desarrollo y condiciones de salud mental más adelante en la vida.

Someterse al tratamiento de la depresión posparto puede ayudarle a sentirse mejor y a ser capaz de cuidar de su bebé. Si cree que tiene depresión posparto, avise a su profesional médico. 

¿Qué causa la depresión posparto?

No se sabe con certeza qué causa la depresión posparto. Puede sucederle a cualquier mujer después de tener un bebé. Entre las causas posibles se encuentran:

  • Genes. Los genes son parte de las células del cuerpo que guardan instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece y funciona. Los genes se transmiten de padres a hijos. La depresión es más común en personas cuyos familiares la tienen. A eso se lo llama historial familiar de depresión.
  • Niveles hormonales cambiantes después del embarazo. Las hormonas son sustancias químicas de su cuerpo. Algunas ayudan a controlar sus emociones y estado de ánimo. Durante el embarazo, su cuerpo tiene altos niveles de las hormonas estrógeno y progesterona. Pero en las primeras 24 horas después de dar a luz, esas hormonas regresan rápidamente a sus niveles normales. Esa caída rápida en los niveles hormonales puede conducir a la depresión posparto.
  • Niveles bajos de las hormonas tiroideas. La tiroides es una glándula en el cuello que ayuda al cuerpo a usar y almacenar la energía proveniente de los alimentos.

¿Corre usted riesgo de tener depresión posparto?

Algunos factores pueden hacerla más propensa que otras personas a tener depresión posparto. A esos se los llama factores de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que seguramente tendrá depresión. Pero ese factor puede aumentar sus probabilidades de riesgo. Hable con su profesional médico para ver si corre riesgo de tener depresión posparto. 

Su profesional médico detecta (chequea) si tiene depresión posparto  durante sus chequeos posparto. La detección significa que su profesional le hace preguntas sobre sus riesgos, sentimientos y estado de ánimo. Si la evaluación de detección demuestra que puede tener depresión posparto  o que corre riesgo de tener depresión posparto, su profesional puede ayudarle a conseguir tratamiento. 

Los factores de riesgo de la depresión posparto  incluyen: 

  • Usted tuvo depresión durante el embarazo o tuvo depresión mayor u otra condición de salud mental en el pasado. O tiene un historial familiar de depresión o condiciones de salud mental.
  • Fue víctima del abuso físico o sexual. O tiene problemas con su pareja, que incluyen la violencia doméstica (también llamada violencia de pareja íntima).
  • Tiene estrés en su vida, como estar separada de su pareja, sufrir la muerte de un ser querido o una enfermedad que le afecta a usted o a un ser querido. O está desempleada o tiene ingresos bajos, poca educación o poco apoyo de su familia o amistades. O su embarazo no fue planeado o no es deseado, o usted es menor de 19 años.
  • Tiene diabetes. La diabetes puede ser preexistente (también llamada diabetes gestacional). Es la diabetes que usted tiene antes del embarazo. O puede ser la diabetes del embarazo. Es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo.
  • Usted tiene complicaciones durante el embarazo, como nacimiento prematuro, estar embarazada de múltiples, defectos de nacimiento y pérdida del embarazo. El nacimiento prematuro es cuando su bebé nace demasiado temprano, antes de las 37 semanas de embarazo. Estar embarazada de múltiples significa estar embarazada de más de un bebé. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Los defectos de nacimiento pueden ocasionar problemas en la salud en general, y en el desarrollo o funcionamiento del cuerpo. La pérdida del embarazo es cuando su bebé muere antes de nacer.
  • Usted fumar, bebe alcohol o consumir drogas perjudiciales.
  • Usted tiene problemas para amamantar o cuidar a su bebé. O su bebé está enfermo o tiene problemas de salud. O tiene pensamientos negativos de ser madre y le está resultando difícil adaptarse a la vida como mamá.

Los pensamientos y sentimientos negativos sobre la maternidad pueden incluir:

  • Tener dudas de que puede ser una buena mamá
  • Presionarse a sí misma para ser una madre perfecta
  • Sentir que ya no es la persona que era antes de tener a su bebé
  • Sentir que es menos atractiva después de tener a su bebé
  • No tener tiempo libre para sí misma
  • Sentirse cansada y malhumorada porque no está durmiendo bien o no lo suficiente

No tema hablar con su profesional. Está para ayudar a que usted y su bebé sean sanos.

¿Puede prevenirse la depresión posparto?

El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force, USPSTF) dice que ciertos tipos de consejería (o psicoterapia) pueden prevenir la depresión perinatal (incluida la depresión posparto) para las mujeres con mayor riesgo de depresión. En las sesiones de consejería o psicoterapia, usted habla de sus sentimientos e inquietudes con un consejero o terapeuta. Esa persona le ayuda a entender lo que siente, a resolver problemas y a sobrellevar su vida diaria.

El Grupo de Trabajo recomienda terapia para las mujeres con uno o más de estos factores de riesgo:

  • Señales y síntomas corrientes de depresión
  • Un historial de depresión u otra condición de salud mental
  • Ser adolescente embarazada o madre soltera
  • Tener circunstancias de vida estresantes, como bajos ingresos
  • Ser víctima de la violencia de pareja íntima

El Grupo de Trabajo recomienda dos tipos de terapia para prevenir la depresión posparto en las mujeres de mayor riesgo:

  1. Terapia cognitivo-conductual. La terapia cognitivo-conductual (CBT, por su sigla en inglés) le ayuda a controlar los pensamientos negativos cambiando la forma de pensar y actuar. Los tipos comunes de CBT incluyen trabajar con un terapeuta para ayudarle a fijar metas e identificar pensamientos y conductas negativas, para que pueda comenzar a pensar y actuar de manera diferente.
  2. Terapia interpersonal. La terapia interpersonal (IPT, por su sigla en inglés) le ayuda a identificar y abordar condiciones y problemas de su vida personal, como relaciones con su pareja y familia, situaciones del trabajo o en su vecindario, tener una condición médica o perder a un ser querido. Los tipos comunes de IPT incluyen trabajar con un terapeuta en juego de roles, responder preguntas abiertas (que no se contestan con "sí" o "no") y examinar detalladamente cómo toma usted decisiones y se comunica con otras personas.

Si corre más riesgo de depresión posparto, su profesional puede ayudarle a conseguir tratamiento con las terapias cognitivo-conductual e interpersonal. Sea sincera con su profesional cuando hable sobre su vida, su embarazo y sus sentimientos para que pueda ayudarle a encontrar terapeutas para el tratamiento.

¿Cómo se trata la depresión posparto?

Si cree que puede tener depresión posparto, vea de inmediato a su profesional médico. Su profesional médico puede ser:

  • Su profesional de cuidado prenatal. Es el proveedor que le dio atención médica durante el embarazo.
  • Su médico de cuidados primarios. Es el profesional de la salud principal que le brinda atención médica general.
  • Un profesional de salud mental. Este profesional puede ser un psiquiatra, psicólogo, trabajador social, consejero o terapeuta.
  • El profesional médico de su bebé

Para averiguar si tiene depresión posparto, su profesional le hace preguntas sobre cómo se siente. Deseará saber si lo que usted siente le causa problemas para cuidar de sí misma y de su bebé. Puede pedirle que llene un formulario llamado “cuestionario de detección de depresión”. Las respuestas que usted dé pueden ayudar a averiguar si tiene depresión posparto.

Su profesional puede hacerle pruebas para ver si tiene otros problemas de salud que pueden conducir a la depresión posparto. Por ejemplo, puede controlarle las hormonas tiroideas. Los bajos niveles de las hormonas tiroideas pueden dar lugar a la depresión posparto.        

Cuanto antes consulte a su profesional sobre la depresión posparto, mejor. Puede comenzar el tratamiento para sentirse mejor y poder cuidar bien de sí misma y de su bebé. El tratamiento puede incluir:

  • Psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual y la terapia interpersonal
  • Grupos de apoyo. Son grupos de personas que se reúnen personalmente o en línea para compartir sentimientos y experiencias sobre ciertos temas. Pida a su profesional o consejero/terapeuta que le ayude a encontrar un grupo de apoyo para la depresión posparto.
  • Medicamento. La depresión posparto  suele tratarse con medicamentos.

Los medicamentos para tratar la depresión posparto incluyen:

  • Antidepresivos. Son medicamentos utilizados para tratar muchos tipos de depresión, incluida la depresión posparto. Algunos tienen efectos secundarios, como sequedad en la boca o aumento de peso. Y algunos no son seguros de tomar si está amamantando. Hable con su profesional para averiguar sobre esos medicamentos a fin de decidir si hay uno adecuado para usted.
  • Estrógeno. Esta hormona tiene una función importante en su ciclo menstrual y embarazo. Durante el parto, la cantidad de estrógeno de su cuerpo cae rápidamente. Para ayudarle con la depresión posparto, su profesional puede sugerirle usar un parche de estrógeno en la piel para reemplazar el estrógeno que su cuerpo perdió. Si está amamantando, consulte con su profesional para ver si puede usar el parche sin peligro. Usted puede pasarle el estrógeno a su bebé por la leche materna.

Si está tomando medicamentos para la depresión posparto:

  • No empiece o deje de tomar los medicamentos para la depresión posparto  sin la aprobación de su profesional. Es importante tomar todo el medicamento durante el período que le haya recetado. Algunos medicamentos para tratar la depresión tienen efectos secundarios si deja de tomarlos demasiado pronto. Siga las instrucciones de su profesional para tomar el medicamento.
  • Si está amamantando, algunos medicamentos para tratar la depresión posparto  no son seguros para su bebé. Hable con su profesional para confirmar que lo que está tomando es lo mejor tanto para usted como para su bebé.
  • Algunas personas usan una hierba llamada hierba de San Juan (St. John's wort) para tratar la depresión. No se sabe cuán segura es para las mujeres con depresión posparto. Se necesitan más investigaciones. Hasta que se sepa más, no tome la hierba de San Juan para la depresión posparto.

Si tiene depresión posparto, ¿qué puede hacer para ayudarle a sentirse mejor?

Esto es lo que puede hacer para que el tratamiento que le dio su profesional surta mejor efecto:

  • Mantenga su salud y buen estado físico.
  • Haga algo activo todos los días. Salga a caminar o regrese al gimnasio.
  • Coma alimentos nutritivos. Estos incluyen frutas, verduras, panificados integrales y carnes magras. Trate de comer menos dulces y refrigerios salados.
  • Descanse lo más posible. Trate de dormir cuando su bebé duerma.
  • No beba alcohol. Eso incluye cerveza, vino, refrescos con contenido alcohólico (“wine coolers”) y bebidas alcohólicas fuertes. El alcohol es un depresivo, que significa que puede enlentecer el cuerpo y hacerle sentir más deprimida. También puede interactuar con el medicamento que está tomando para la depresión posparto. Nunca es una buena idea beber alcohol si está amamantando. Usted puede pasarle el alcohol a su bebé por la leche materna.
  • No consuma drogas ilegales. Estas afectan la forma en que su cuerpo funciona y pueden causar problemas con el medicamento que toma para la depresión posparto. También puede pasarle las drogas ilegales a su bebé por la leche materna.

Pida ayuda y acéptela.

  • Manténgase en contacto con la gente por la que siente afecto y quien siente afecto por usted. Dígales a su pareja, familiares y amigos cómo se siente.
  • Tómese tiempo para usted misma. Pida a alguien de confianza que cuide a su bebé para que usted pueda salir de la casa. Visite a una amiga, salga o haga algo que disfruta. Planee momentos para estar sola con su pareja.
  • Deje que otros la ayuden en la casa. Pida a familiares y amigos que cuiden a su bebé, la ayuden con las tareas domésticas o vayan al supermercado. No tema decirles lo que usted necesita.

Reduzca su estrés.

  • Haga lo que le gustaba hacer antes de tener a su bebé. Escuche música, lea un buen libro o tome una clase. Haga lo que le hacía sentir bien sobre sí misma antes de quedar embarazada.
  • Trate de no hacer cambios importantes en su vida enseguida de haber tenido a su bebé. Eso incluye mudarse o cambiar de trabajo. Los cambios importantes pueden añadir estrés a su vida que no necesita ahora.
  • Hable con su jefe sobre su reincorporación al trabajo. Quizás pueda trabajar en su casa o a tiempo parcial cuando recién regresa al trabajo.

¿Qué es la psicosis posparto?

La psicosis posparto es una forma de depresión grave y poco común. No es lo mismo que la depresión posparto. Alrededor de 1 o 2 de cada 1,000 mujeres tiene psicosis posparto después de dar a luz. Por lo general comienza en las primeras 2 semanas después de dar a luz. Las mujeres con ciertas condiciones de salud mental (como trastorno bipolar o trastorno esquizoafectivo) corren más riesgo de tener psicosis posparto que otras mujeres.

Si tiene psicosis posparto, necesita tratamiento para mejorar. Llame a su profesional médico de inmediato si tiene algunas de estas señales o síntomas:

  • Ve o escucha cosas que no existen
  • Se siente muy confundida
  • Se siente desesperanzada, alterada o inquieta
  • Se siente paranoica, como que no puede confiar en otras personas o piensa que otras personas quieren hacerle daño
  • Tiene cambios rápidos de estado de ánimo
  • Tiene dificultades para dormir aun cuando está muy cansada
  • Está pensando o tratando de hacerse daño a sí misma, a su bebé o a otras personas

Si está pensando hacerse daño a sí misma o a su bebé, llame de inmediato a emergencias (911).

Actualizado en marzo de 2019