agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

Congestión y sangrado de la nariz

Durante el embarazo, usted puede sentir congestión, goteo de la nariz y hasta sangrado de la nariz ocasionalmente. Estos síntomas con frecuencia comienzan hacia el final del primer trimestre y pueden continuar hasta después del parto.

Causas de la congestión y sangrado de la nariz

Durante el embarazo su cuerpo atraviesa por cambios hormonales, y su producción de sangre aumenta. Estos cambios pueden causar que las membranas de la nariz se hinchen, se sequen o sangren con facilidad. Estos cambios pueden hacer que usted tenga congestión o goteo constante de la nariz aunque no tenga síntomas de resfriado. Es posible que le sangre la nariz ocasionalmente, en especial durante los meses de invierno.

Qué puede hacer

Los siguientes consejos le ayudarán a aliviar la congestión y sequedad:

  • Use un humidificador. Esto ayudará a humedecer el aire de su casa. Tenga uno en su cuarto para aliviar la congestión que no le permite descansar bien de noche. Asegúrese de limpiar el humidificador con frecuencia.
  • Beba líquidos en abundancia. Así mantendrá los conductos nasales humedecidos.
  • Aspire vapor caliente. Tome una ducha caliente antes de irse a la cama. Esto le aliviará la congestión que la despierta de noche.
  • Aplíquese gotas de solución salina. Ayudarán a humedecer los conductos nasales. Puede comprar esta solución salina en la farmacia. No use gotas, atomizadores ni descongestionantes medicados sin consultar primero con el profesional de la salud.
  • Sóplese la nariz suavemente. Si se sopla la nariz con fuerza o con frecuencia, se irritan más las membranas y se produce más goteo o sangrado.
  • Use una toallita mojada con agua tibia. Aplíquesela a sus mejilla, ojos y nariz para reducir la congestión.
  • Eleve su cabeza. Use una almohada más al dormir para evitar que la mucosidad tape su garganta.

Para parar el sangrado de la nariz:

  • Permanezca sentada y con la cabeza en alto. Si se acuesta o inclina la cabeza, tragará sangre y sentirá náuseas.
  • Aplique presión. Mantenga la fosa nasal apretada y haga presión durante cuatro minutos por lo menos.
  • Aplíquese hielo o una compresa fría. El frío ayudará a que los vasos sanguíneos se estrechen y pare el sangrado.

Cuándo hablar con el profesional de la salud

El sangrado de la nariz y la congestión rara vez son signos de problemas graves. Por lo general, la congestión, goteo y sangrado que se producen durante el embarazo desaparecen poco después del parto.

Hable con el profesional de la salud si tiene sangrado de la nariz con mucha frecuencia o si el sangrado no se detiene después de aplicar presión y hielo. Si la congestión no mejora con las sugerencias anteriores o si no le permite descansar bien de noche, consulte con el profesional de la salud si puede tomar un descongestionante sin receta.

Si tiene congestión o goteo nasal y otros síntomas de resfriado o gripe, hable con el profesional de la salud antes de tomar cualquier tipo de remedio antigripal sin receta. Las señales de resfrío o influenza son estornudo, tos, dolor de garganta, fiebre, o dolores y malestares menores.

Junio del 2009

Durante el embarazo, usted puede sentir congestión, goteo de la nariz y hasta sangrado de la nariz ocasionalmente. Estos síntomas con frecuencia comienzan hacia el final del primer trimestre y pueden continuar hasta después del parto.

Causas de la congestión y sangrado de la nariz

Durante el embarazo su cuerpo atraviesa por cambios hormonales, y su producción de sangre aumenta. Estos cambios pueden causar que las membranas de la nariz se hinchen, se sequen o sangren con facilidad. Estos cambios pueden hacer que usted tenga congestión o goteo constante de la nariz aunque no tenga síntomas de resfriado. Es posible que le sangre la nariz ocasionalmente, en especial durante los meses de invierno.

Qué puede hacer

Los siguientes consejos le ayudarán a aliviar la congestión y sequedad:

  • Use un humidificador. Esto ayudará a humedecer el aire de su casa. Tenga uno en su cuarto para aliviar la congestión que no le permite descansar bien de noche. Asegúrese de limpiar el humidificador con frecuencia.
  • Beba líquidos en abundancia. Así mantendrá los conductos nasales humedecidos.
  • Aspire vapor caliente. Tome una ducha caliente antes de irse a la cama. Esto le aliviará la congestión que la despierta de noche.
  • Aplíquese gotas de solución salina. Ayudarán a humedecer los conductos nasales. Puede comprar esta solución salina en la farmacia. No use gotas, atomizadores ni descongestionantes medicados sin consultar primero con el profesional de la salud.
  • Sóplese la nariz suavemente. Si se sopla la nariz con fuerza o con frecuencia, se irritan más las membranas y se produce más goteo o sangrado.
  • Use una toallita mojada con agua tibia. Aplíquesela a sus mejilla, ojos y nariz para reducir la congestión.
  • Eleve su cabeza. Use una almohada más al dormir para evitar que la mucosidad tape su garganta.

Para parar el sangrado de la nariz:

  • Permanezca sentada y con la cabeza en alto. Si se acuesta o inclina la cabeza, tragará sangre y sentirá náuseas.
  • Aplique presión. Mantenga la fosa nasal apretada y haga presión durante cuatro minutos por lo menos.
  • Aplíquese hielo o una compresa fría. El frío ayudará a que los vasos sanguíneos se estrechen y pare el sangrado.

Cuándo hablar con el profesional de la salud

El sangrado de la nariz y la congestión rara vez son signos de problemas graves. Por lo general, la congestión, goteo y sangrado que se producen durante el embarazo desaparecen poco después del parto.

Hable con el profesional de la salud si tiene sangrado de la nariz con mucha frecuencia o si el sangrado no se detiene después de aplicar presión y hielo. Si la congestión no mejora con las sugerencias anteriores o si no le permite descansar bien de noche, consulte con el profesional de la salud si puede tomar un descongestionante sin receta.

Si tiene congestión o goteo nasal y otros síntomas de resfriado o gripe, hable con el profesional de la salud antes de tomar cualquier tipo de remedio antigripal sin receta. Las señales de resfrío o influenza son estornudo, tos, dolor de garganta, fiebre, o dolores y malestares menores.

Junio del 2009