agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

Orinar frecuentemente

Durante el embarazo, usted puede sentir que tiene que orinar (micción) frecuentemente, aunque su vejiga esté casi vacía. Durante la última etapa del embarazo probablemente tendrá que orinar aún con más frecuencia. Muchas mujeres embarazadas pueden gotear orina al toser, reirse, estornudar o al hacer ejercicio. Durante el embarazo, es normal tener que ir al baño con frecuencia.

Cómo funciona la vejiga

La vejiga es un músculo en forma de globo que almacena la orina. Los músculos por debajo de la vejiga mantienen la uretra (estructura tubario por donde la orina es eliminada de su cuerpo) cerrada y evita que la orina se gotee.

La presión de una vejiga llena le manda una señal a su cerebro, así sientiendo el deseo de que tiene que orinar. Cuando usted orina, los músculos alrededor de la uretra se relajan y la vejiga se contrae para eliminar la orina.

Causas de la micción frecuente durante el embarazo

Su necesidad de ir al baño cambiará a través de las etapas del embarazo. A veces sentirá que tiene que orinar con frecuencia. Mientras que otras veces sentirá que ha regresado a la normalidad.  

  • Su cuerpo contiene más líquido durante el embarazo.
  • Sus riñones trabajan más fuerte durante el embarazo para eliminar los desperdicios del cuerpo.
  • Mientras que el útero crece y se eleve durante el segundo trimestre, algunas mujeres encuentran que no tienen que orinar tan frecuentemente como antes.
  • Hacia el final del embarazo, el bebé se mueve hacia abajo para prepararse para el nacimiento. La presión aumenta causando un aumento en la frecuencia de orinar.
  • La presión añadida puede despertarla varias veces en la noche para orinar.
  • También puede hacer que la orina gotee, particularmente si los músculos alrededor de la uretra no son muy fuertes.

Después del parto

En los primeros días después del parto, usted puede que tenga que orinar hasta más a la vez que su cuerpo elimina los líquidos adicionales del embarazo. Pero luego de unos días, su necesidad de tener que orinar se normalizará.

Qué puede hacer

A continuación le ofrecemos algunos consejos que la ayudarán a lidiar con la frecuencia que tenga que orinar o si tiene goteo durante el embarazo:

Evite las bebidas con cafeína.

  • La cafeína puede causar que orine con más frecuencia.
  • Evite las bebidas como el café, el té y las sodas que contienen cafeína.

Haga ejercicios Kegel.

  • Estos ejercicios simples pueden ayudar a evitar que la orina gotee al fortalecer los músculos que mantienen la uretra cerrada. Hasta pueden ayudar a preparar estos músculos para el parto y alumbramiento.
  • Usted puede hacer estos ejercicios al contraer los músculos que se usan para parar el flujo de orina y aguantando la contracción por 10 segundos.
  • Repita esto de 10 a 20 veces seguido y por lo menos tres veces al día.

No beba líquidos antes de acostarse.

  • Para reducir las visitas al baño en la noche, beba líquidos más temprano durante el día.
  • Reduzca la cantidad de lo que bebe al anochecer y antes de acostarse.
  • Asegúrese de tomar bastantes cantidades de agua durante el día para reponer los líquidos que se puedan perder.

Vacíe su vejiga completamente.

  • Para evitar los goteos, asegúrese de que su vejiga no esté muy llena.
  • Trate de no aguantar los deseos de orinar. Esto significa más viajes al baño.
  • Al orinar, inclínise hacia el frente para vaciar por completo la vejiga. Siempre trate de vaciar su vejiga antes de realizar ejercicios.

Use una toalla sanitaria o protector.

  • Una toalla sanitaria pequeña puede absorber gotas de orina inesperadas causadas cuando estornuda o tose.

Cuándo hablar con su profesional de la salud

Hable con su profesional de la salud de inmediato si tiene alguno de esto síntomas:

  • Dolor o ardor al orinar
  • El deseo de orinar inmediatamente después de haber vaciado la vejiga
  • Fiebre
  • Sangre en la orina

Estas señales pueden ser una indicación de una infección del tracto urinario, la infección más común durante el embarazo. Si no son tratadas, pueden causar otras infecciones graves y hasta el parto prematuro.

Actualizado en diciembre del 2013