9 de diciembre de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Biblioteca de Salud


El Embarazo en las Adolescentes
Los índices de nacimientos entre madres adolescentes en EE.UU. aumentaron por primera vez en 15 años1 después de la baja continua registrada entre 1991 y 2005. Los índices siguen siendo altos en este país y superan a los de la mayoría de los países desarrollados.2 Los altos índices de nacimientos entre las madres adolescentes son motivo de gran preocupación dado que la salud de éstas y la de sus bebés corren serios riesgos y las oportunidades de construir un futuro disminuyen.

He aquí algunos datos importantes sobre el embarazo en las adolescentes:

  • En el año 2006, más del 10 por ciento de todos los nacimientos en EE.UU. correspondió a madres de menos de 20 años de edad.2 La mayoría de los nacimientos entre madres adolescentes (alrededor del 67 por ciento) corresponde a niñas de entre 18 y 19 años de edad.2
  • La tasa de embarazos en las adolescentes disminuyó en un 40 por ciento entre 1990 y 2005 (de 116.8 a 70.6 de cada 1,000).4 Sin embargo, en el 2005, alrededor de 725,000 adolescentes entre las edades de 15 a 19 quedó embarazada, y aproximadamente 415,000 dió a luz.4 
  • Alrededor de 3 de cada 10 adolescentes quedan embarazadas al menos una vez antes de los 20 años de edad.3
  • El índice de nacimientos entre madres adolescentes aumentó en 2006. Entre 2005 y 2006, el índice subió un 3 por ciento (de 41 a 42 de cada 1,000 mujeres).1 Este aumento se produjo después de una baja de 14 años seguidos entre 1991 y 2005, cuando el índice cayó en un tercio (de 62 a 41 de cada 1,000 mujeres).1 En 2006 (el último año del que se dispone de datos), alrededor de cuatro adolescentes de cada 100 tuvieron un bebé.
  • Aproximadamente una de cada cuatro madres adolescentes menores de 18 años tiene un segundo bebé dentro de los dos años del nacimiento del primero.2
  • Las madres adolescentes tienen más probabilidades que las madres mayores de 20 años de tener un bebé prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo). Entre 2003 y 2005, los índices de nacimientos prematuros promediaron un 14.5 por ciento entre las mujeres de menos de 20 años de edad en comparación con un 11.9 por ciento entre las mujeres de entre 20 y 29 años.5 Los bebés prematuros corren un mayor riesgo de sufrir problemas de salud, incapacidades permanentes e incluso la muerte.

¿Cómo afecta la salud de la madre adolescente a su bebé?
Algunas adolescentes deben cambiar su estilo de vida para mejorar sus probabilidades de tener un bebé sano. Una dieta poco sana, el hábito de fumar y el consumo de alcohol y drogas pueden aumentar el riesgo de que el bebé nazca con problemas de salud como, por ejemplo, bajo peso al nacer (menos de cinco libras y media).

Las adolescentes tienen más probabilidades de fumar durante el embarazo que las mujeres mayores de 25 años. En 2004, el 17 por ciento de las adolescentes de 15 a 19 años fumaron, en comparación con el 10 por ciento de las mujeres embarazadas de 25 a 34 años de edad.6 Los bebés de las mujeres que fuman durante el embarazo tienen un mayor riesgo de nacer prematuros y con bajo peso y de padecer el síndrome de muerte súbita del bebé (SIDS). Estas mujeres también tienen un mayor riesgo de tener complicaciones durante el embarazo, incluidos problemas en la placenta.6

Entre las madres de todas las edades, las adolescentes componen el grupo en el que hay menos probabilidades de que reciban atención médica prenatal a comienzos de la gestación y de manera regular. De 2000 a 2002, el 7.1 por ciento de las madres de menos de 20 años en promedio comenzó a recibir atención prenatal en una etapa avanzada o no tuvo supervisión médica alguna, en comparación con el 3.7 por ciento correspondiente a los grupos de todas las edades.5

Las madres adolescentes corren mayor riesgo que las mujeres de más de 20 años de tener complicaciones durante el embarazo, como parto prematuro, anemia y alta presión arterial.7 Estos riesgos son incluso mayores cuando tienen menos de 15 años.7

Sobre un total de 19 millones de casos nuevos de infecciones de transmisión sexual informados cada año, más de nueve millones afectan a jóvenes de 15 a 24 años.8 Estas enfermedades incluyen, entre otras:

  • Clamidia, que puede causar esterilidad en la persona afectada e infecciones en los ojos y neumonía en el bebé recién nacido.
  • Sífilis, que puede causar ceguera, la muerte de la madre y la muerte del bebé.
  • VIH, el virus que causa el SIDA. El tratamiento durante el embarazo reduce considerablemente el riesgo de que la madre infectada transmita la infección al bebé.

¿Cuáles son los riesgos para la salud de los bebés de madres adolescentes?
En comparación con los bebés de madres adultas, los bebés nacidos de madres adolescentes tienen más probabilidades de tener un nacimiento prematuro o bajo peso al nacer y de padecer otros problemas de salud serios e incluso la muerte.

Los bebés de madres adolescentes tienen más probabilidades de morir durante su primer año de vida que los bebés de madres de entre 20 y 40 años de edad. El riesgo es mayor para los bebés de madres de menos de 15 años de edad. En 2005, 16.4 de cada 1,000 bebés de mujeres menores de 15 años murieron, en comparación con 6.8 de cada 1,000 bebés de mujeres de todas las edades.9

Las madres adolescentes tienen más probabilidades de tener un bebé de bajo peso al nacer. La mayoría de los bebés de bajo peso nace antes de término. Cuanto más prematuro sea, menor suele ser su peso. En el año 2006, el 10 por ciento de las madres de entre 15 y 19 años dio a luz bebés de bajo peso, en comparación con el 8.3 por ciento correspondiente a madres de todas las edades.2 El riesgo es mayor para las adolescentes más jóvenes:

  • El 11.7 por ciento de las madres de 15 años tuvo bebés de bajo peso en 2006 (18,403 nacimientos, 2,153 de bajo peso).2
  • El 9.5 por ciento de las madres de 19 años tuvo bebés de bajo peso en 2006 (172,999 nacimientos, 16,362 de bajo peso).2

Los bebés prematuros y de bajo peso al nacer pueden tener órganos que no están totalmente desarrollados. Esto puede derivar en problemas respiratorios, como el síndrome de dificultad respiratoria, hemorragias cerebrales, pérdida de la vista y problemas intestinales graves. Los bebés de muy bajo peso al nacer (menos de 3 1/3 libras) tienen casi 100 veces más probabilidades de morir durante su primer año de vida que los bebés nacidos con peso normal; en los bebés de peso moderadamente bajo al nacer (entre 3 1/3 y 5 1/2 libras) las probabilidades son de más de cinco veces.2

¿Cuáles son otras de las consecuencias del embarazo en adolescentes?
La vida de la madre adolescente y su bebé puede ser difícil. Las madres adolescentes tienden más a abandonar la educación secundaria que las jóvenes que posponen la maternidad. Sólo el 40 por ciento de las adolescentes que tienen hijos antes de los 18 años de edad termina la escuela secundaria, en comparación con el 75 por ciento de las adolescentes de una extracción socioeconómica similar que no tienen hijos hasta cumplir los 20 ó 21 años de edad.3

Al carecer de la educación adecuada, es probable que la madre adolescente no posea las habilidades que necesita para conseguir un trabajo y conservarlo. Es común que dependa económicamente de su familia o del sistema de asistencia social. En comparación con las madres que tienen sus hijos en una etapa posterior de la vida, también es más probable que las madres adolescentes vivan en la pobreza. Más del 75 por ciento de todas las madres adolescentes solteras comienza a recibir asistencia social dentro de los cinco años posteriores al nacimiento de su primer hijo.3

Aproximadamente el 64 por ciento de los niños nacidos de adolescentes solteras que abandonaron la secundaria viven en la pobreza, en comparación con el siete por ciento de los niños nacidos de madres casadas de más de 20 años que terminaron la secundaria.3 Los hijos de madres adolescentes tienen un 50 por ciento de probabilidades de repetir de grado en la escuela y suelen tener un mal desempeño académico y abandonar la escuela secundaria antes de terminarla.3

¿Qué recomienda March of Dimes a las adolescentes?
Teniendo en cuenta los riesgos que supone el embarazo en una adolescente, tanto para ella como para su bebé, March of Dimes recomienda enfáticamente a las adolescentes que pospongan su maternidad. March of Dimes recomienda también a todas las mujeres en edad fértil llevar una dieta sana, controlar su peso y dejar de fumar, e incluso a las adolescentes, tomar diariamente un complejo vitamínico que contenga ácido fólico para su propio beneficio y también para reducir el riesgo de tener un bebé con defectos congénitos en el cerebro y la médula espinal si quedaran embarazadas.

Para mejorar sus probabilidades de tener un bebé sano se recomienda a las adolescentes que ya están embarazadas:

  • Recurrir a un profesional de la salud o una clínica para recibir atención prenatal a comienzos de la gestación y de forma regular durante todo el embarazo. 
  • Llevar una dieta nutritiva y equilibrada.
  • Dejar de fumar y evitar el humo proveniente de otros fumadores. Fumar aumenta el riesgo de bajo peso al nacer, nacimiento prematuro, complicaciones durante el embarazo y síndrome de muerte súbita del bebé.
  • Dejar de beber alcohol y de consumir todo tipo de drogas ilícitas. El consumo de alcohol y drogas limita el crecimiento del feto y puede causar defectos congénitos.
  • Evitar todo tipo de medicamentos de venta libre o bajo receta (incluyendo los medicamentos a base de hierbas), a menos que sean indicados por un profesional de la salud que esté al tanto del embarazo.

Referencias

  1. Hamilton, B.E., et al. Births: Preliminary Data for 2007. National Vital Statistics Report, volume 57, number 12, March 18, 2009.
  2. Martin, J.A., et al. Births: Final Data for 2006. National Vital Statistics Reports, volume 57, number 7, January 7, 2009. 
  3. National Campaign to Prevent Teen Pregnancy. Why It Matters. Accessed 1/12/09.
  4. Ventura, S.J., et al. Estimated Pregnancy Rates by Outcome for the United States, 1990-2005: An Update. National Vital Statistics Reports, volume 58, number 4, October 14, 2009.
  5. National Center for Health Statistics, final natality data.
  6. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Preventing Smoking and Exposure to Secondhand Smoke Before, During and After Pregnancy. October 3, 2007.
  7. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). Especially for Teens: Having a Baby. Patient Education Pamphlet, August 2007.
  8. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). STD Surveillance 2006. Updated 11/13/07.
  9. Mathews, M.S., and MacDorman, M.F. Mortality Statistics from the 2005 Period Linked Birth/Infant Death Data Set. National Vital Statistics Reports, volume 57, number 12, revised 8/18/08.

Noviembre del 2009


AddThis Bookmark
Biblioteca de Salud
Embarazo
Tome ácido fólico antes de quedar embarazada
Alergias a los cacahuates (maníes) y el embarazo
Bajo Peso al Nacer
El cuidado de salud antes del embarazo
El Embarazo Después de los 35 Años
El Embarazo en las Adolescentes
La Cafeína y el Embarazo
La Sangre del Cordón Umbilical
Mellizos, Trillizos y Más Bebés
Nacimiento Prematuro
Riesgos Alimenticios
Infecciones/Enfermedades Durante el Embarazo
Artritis reumatoide y el embarazo
Anomalías del Cordón Umbilical
Anormalidades del Líquido Amniótico
Esclerodermia y el embarazo
Esclerosis múltiple y el embarazo
Hepatitis B
Infección de Citomegalovirus Durante el Embarazo
Las Trombofilias Durante el Embarazo
Miastenia grave y el embarazo
Trastornos Hepáticos durante el Embarazo
Pruebas Prenatales
Análisis de la Sangre Materna
Fibronectina Fetal
Alcohol, Drogas y Medicamentos Durante el Embarazo
Accutane y otros Retinoides
El Consumo de Alcohol Durante el Embarazo
El consumo de drogas ílicitas durante el embarazo
El Fumar Durante el Embarazo
Talidomida
Pérdida del Embarazo
Aborto Espontáneo
Muerte del Feto
Muerte del Neonato
Defectos de Nacimiento y Condiciones Genéticas
Autismo
Acondroplasia
Anemia falciforme
Anomalías Cromosómicas
Defectos Cardíacos
Defectos Congénitos o de Nacimiento
Defectos del Tracto Genitourinario
Defectos del Tubo Neural
Enfermedad de Tay-Sachs y de Sandhoff
Espina Bífida
Fenilcetonuria
Fibrosis Quística
Fisuras Orales y/o Faciales
Intolerancia de Rh
Neurofibromatosis
Parálisis Cerebral
Pérdida de la Audición
Pie Torcido (Talipes equinovarus)
Síndrome de Down
Síndrome de Marfan
Síndrome de X Frágil
Talasemia
Para Recién Nacidos
La Ictericia Neonatal
La Lactancia
Polio
Polio
Síndrome de Post-polio

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces