9 de diciembre de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Biblioteca de Salud


El Fumar Durante el Embarazo
El fumar es un problema mayor de salud pública. Todas los fumadores corren un riesgo mayor para el cáncer del pulmón, otras enfermedades del pulmón, problemas cardiovasculares y otros problemas de salud. El fumar durante el embarazo puede poner en peligro la salud de la mujer y la de su bebé aún por nacer. Actualmente, al menos 10 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos fuma durante el embarazo1.

El 18 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos y en otros países industrializados fuma 2. En los países en desarrollo es de aproximadamente el 8 por ciento. Muchas de estas mujeres fuman mientras están embarazadas.

Las estadísticas de lo que sucede en Estados Unidos son contundentes. Si todas las mujeres embarazadas dejaran de fumar en los Estados Unidos, la cantidad de nacimientos sin vida se reduciría en un 11 por ciento y la cantidad de muertes de bebés recién nacidos en un 5por ciento, según estimaciones del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos1. Actualmente, en los Estados Unidos, al menos un 11 por ciento de las mujeres fuma durante el embarazo.2

El humo del cigarrillo contiene más de 2,500 productos químicos. No se sabe con certeza cuáles son nocivos para el desarrollo del bebé, pero se cree que tanto la nicotina como el monóxido de carbono pueden hacer que el embarazo no tenga el resultado deseado.

¿Qué daños provoca el fumar en el recién nacido?
El fumar prácticamente duplica el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso. En los Estados Unidos, en 2002, el 12.2 por ciento de los bebés de madres fumadoras nació con bajo peso (menos de 5.5 libras/2.5 kg) en comparación con un 7.5 por ciento de bebés de madres no fumadoras.2 El bajo peso al nacer puede ser resultado del desarrollo insuficiente del bebé en el útero, un parto prematuro o ambas cosas. Se sabe desde hace tiempo que el fumar retarda el crecimiento del feto y los estudios sugieren que además aumenta el riesgo de parto prematuro (antes de las 37 semanas de gestación). Los bebés prematuros y con bajo peso al nacer tienen mayores riesgos de sufrir problemas graves de salud durante los primeros meses de vida, incapacidades permanentes (como parálisis cerebral, retraso mental y problemas de aprendizaje) e incluso la muerte.

Cuanto más fume una mujer embarazada, mayor será el riesgo para su bebé de nacer con bajo peso. Además, si deja de fumar al final del primer trimestre del embarazo, tendrá prácticamente las mismas probabilidades de que su bebé nazca con bajo peso que una mujer que nunca fumó. Aun cuando la mujer no consiga dejar de fumar en el primer o segundo trimestre, si lo hace durante el tercero el desarrollo de su bebé puede mejorar.

Un estudio reciente sugiere que las mujeres que fuman en cualquier momento entre el mes antes del embarazo hacia el final del primer trimestre tienen más probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento, en particular defectos cardíacos congénitos6.  El riesgo de los defectos del corazón parece aumentar con el número de cigarrillos que la mujer fuma.

¿Puede el fumar provocar complicaciones durante el embarazo?
El fumar se ha asociado con una serie de complicaciones durante el embarazo. Al parecer, el cigarrillo duplica el riesgo de que la mujer desarrolle complicaciones en la placenta.1 Entre estas complicaciones se cuentan la placenta previa, una condición en la que la placenta se ubica en una posición muy baja en el útero y cubre la totalidad o parte del cuello del útero, y el desprendimiento de la placenta, en que la placenta se separa de la pared uterina antes del parto. En ambos casos, la vida de la madre y del niño corren peligro durante el parto debido a la hemorragia excesiva, aunque en la mayoría de los casos es posible evitar las muertes con un parto por cesárea. Los problemas en la placenta determinan un riesgo ligeramente mayor de que el bebé nazca muerto cuando la madre fuma durante el embarazo.

El fumar durante el embarazo también aumenta aparentemente el riesgo de rotura prematura de la bolsa (el saco que contiene al bebé dentro del útero se rompe antes de que comiencen el trabajo de parto).1 En estos casos, la mujer puede experimentar un goteo o la expulsión de abundante líquido de su vagina. Por lo general, comenzará con los dolores de parto después de algunas horas. Cuando la bolsa se rompe antes de las 37 semanas de embarazo se denomina rotura de bolsa prematura y, por lo general, da como resultado el nacimiento de un bebé prematuro. 

¿Afecta el fumar a la fertilidad?
El cigarrillo puede causar problemas de reproducción incluso antes de que la mujer quede embarazada. Los estudios demuestran que las mujeres que fuman pueden tener más problemas para concebir que las no fumadoras.1 Los estudios sugieren también que la fertilidad vuelve a la normalidad cuando la mujer deja de fumar.

¿El fumar durante el embarazo causa problemas a los bebés o niños pequeños?
Un estudio del 2003 sugiere que los bebés de madres que fuman durante el embarazo pueden experimentar un síndrome de abstinencia similar al observado en los bebés de madres que consumen ciertas drogas ilícitas.3 Los bebés de las madres fumadoras, por ejemplo, parecen ser más nerviosos y más difíciles de calmar que los bebés de las madres no fumadoras.

Los bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo tienen hasta tres veces más de probabilidades de morir a causa del síndrome de muerte infantil repentina que los hijos de madres no fumadoras.1

¿La exposición al humo del cigarrillo de otras personas durante el embarazo es nociva para el bebé?
Los estudios sugieren que la exposición habitual al humo de cigarrillo de otros fumadores puede reducir el desarrollo del feto y, por lo tanto, aumenta las probabilidades de que el bebé nazca con bajo peso. Las mujeres embarazadas que no fuman deben evitar exponerse al humo del cigarrillo de otras personas.

¿Qué puede hacer la mujer para dejar de fumar?
March of Dimes recomienda que las mujeres dejen de fumar antes de quedar embarazadas y que no fumen durante el embarazo y el período posterior al parto. El médico puede derivarla a un programa para dejar de fumar adecuado o sugerirle otras maneras de dejar de fumar. March of Dimes promueve un método de ayuda de cinco pasos que dura de cinco a 15 minutos llamado “Las cinco A” realizado por el profesional de la salud durante las visitas prenatales de rutina. Se ha comprobado que este método ayuda a dejar de fumar al menos en un 30 de las mujeres embarazadas.4 Incluso en una etapa posterior del embarazo, la mujer puede reducir los riesgos para el bebé dejando de fumar.

Los estudios sugieren que ciertos factores aumentan las probabilidades de que la mujer logre dejar de fumar durante el embarazo. Entre estas condiciones se encuentran haber intentado dejar de fumar en el pasado, tener una pareja que no fume, contar con el apoyo de la familia u otras personas importantes en su vida y conocer los efectos nocivos del tabaco.

¿Cómo afecta al bebé la exposición al humo después del nacimiento?
Es importante dejar de fumar incluso después de que haya nacido el bebé. Tanto el padre como la madre deben abstenerse de fumar en la casa y deben pedir a las visitas que hagan lo mismo. Los bebés expuestos al humo sufren más problemas en el aparato respiratorio inferior (como bronquitis y neumonía) e infecciones en los oídos que otros niños. Los bebés expuestos al humo generado por sus padres después del nacimiento también tiene un riesgo mayor de sufrir el síndrome de muerte infantil repentina. El niño expuesto al humo del cigarrillo en el hogar durante los primeros años de vida presenta mayor riesgo de desarrollar asma.

Naturalmente, fumar también es perjudicial para la salud de la mujer: las mujeres fumadoras tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón y de otros tipos, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y enfisema (una condición pulmonar que puede causar incapacidad y, en ciertas ocasiones, la muerte). Dejar de fumar mejora la salud de los padres y les permite dar un mejor ejemplo a sus hijos.

¿Financia March of Dimes la investigación sobre los riesgos de fumar durante el embarazo?
Hace mucho tiempo que March of Dimes respalda la investigación sobre los riesgos de fumar durante el embarazo. En la década de 1970, la investigación financiada por March of Dimes sugirió que la nicotina y el monóxido de carbono reducían la cantidad de oxígeno que recibe el bebé, lo que podría explicar la forma en que estos compuestos químicos del cigarrillo reducen el crecimiento fetal.

En el 2002, un becario de March of Dimes publicó un estudio que podría aclarar por qué algunas mujeres que fuman durante el embarazo tienen bebéz con bajo peso al nacer y otras no.5 El investigador informó que las mujeres embarazadas que fuman presentan mayores probabilidades de tener bebés prematuros o con bajo peso al nacer, si tienen uno de dos rasgos genéticos comunes que influyen sobre la capacidad del organismo de eliminar ciertas sustancias químicas. Estos descubrimientos podrían llevar al desarrollo de métodos más eficaces para identificar y tratar a las mujeres con alto riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer.

¿Qué recuros hay disponible para las mujeres embarazadas?

  • Su profesional de la salud
  • Su empleador o lugar de trabajo
  • smokefree.gov es un recurso en línea y para personas que desean dejar de fumar, patrocinado por el gobierno federal. También cuentan con una línea telefónica de ayuda por la cual podrán responder a sus preguntas en español. Llame al 1-800-784-8669.
  • 1-800-Quit-Now
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

¿Qué recursos hay disponible para los profesionales de las salud?

Referencias
1. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking: A Report of the Surgeon General – 2004. Centers for Disease Control and Prevention, Office on Smoking and Health, Atlanta Georgia, mayo de 2004.

2. Martin, J.A., et al. Births: Final Data for 2002. National Vital Statistics Reports, volumen 52, número 10, 17 de diciembre de 2003.

3. Law, K.L., et al. Smoking During Pregnancy and Newborn Neurobehavior. Pediatrics, volumen 111, número 6, junio de 2003, págs. 1318-1323.

4. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Preventing Smoking During Pregnancy. November 2005..

5. Wang, X., et al. Maternal Cigarette Smoking, Metabolic Gene Polymorphism, and Infant Birth Weight. Journal of the American Medical Association, volumen 287, número 2, 9 de enero de 2002, págs. 195-202.

6.  Malik, S., et al. Maternal Smoking and Congenital Heart Defects. Pediatrics, volume 21, number 4, April 2008, pages e810-e816.

Abril del 2008


AddThis Bookmark
Biblioteca de Salud
Embarazo
Tome ácido fólico antes de quedar embarazada
Alergias a los cacahuates (maníes) y el embarazo
Bajo Peso al Nacer
El cuidado de salud antes del embarazo
El Embarazo Después de los 35 Años
El Embarazo en las Adolescentes
La Cafeína y el Embarazo
La Sangre del Cordón Umbilical
Mellizos, Trillizos y Más Bebés
Nacimiento Prematuro
Riesgos Alimenticios
Infecciones/Enfermedades Durante el Embarazo
Artritis reumatoide y el embarazo
Anomalías del Cordón Umbilical
Anormalidades del Líquido Amniótico
Esclerodermia y el embarazo
Esclerosis múltiple y el embarazo
Hepatitis B
Infección de Citomegalovirus Durante el Embarazo
Las Trombofilias Durante el Embarazo
Miastenia grave y el embarazo
Trastornos Hepáticos durante el Embarazo
Pruebas Prenatales
Análisis de la Sangre Materna
Fibronectina Fetal
Alcohol, Drogas y Medicamentos Durante el Embarazo
Accutane y otros Retinoides
El Consumo de Alcohol Durante el Embarazo
El consumo de drogas ílicitas durante el embarazo
El Fumar Durante el Embarazo
Talidomida
Pérdida del Embarazo
Aborto Espontáneo
Muerte del Feto
Muerte del Neonato
Defectos de Nacimiento y Condiciones Genéticas
Autismo
Acondroplasia
Anemia falciforme
Anomalías Cromosómicas
Defectos Cardíacos
Defectos Congénitos o de Nacimiento
Defectos del Tracto Genitourinario
Defectos del Tubo Neural
Enfermedad de Tay-Sachs y de Sandhoff
Espina Bífida
Fenilcetonuria
Fibrosis Quística
Fisuras Orales y/o Faciales
Intolerancia de Rh
Neurofibromatosis
Parálisis Cerebral
Pérdida de la Audición
Pie Torcido (Talipes equinovarus)
Síndrome de Down
Síndrome de Marfan
Síndrome de X Frágil
Talasemia
Para Recién Nacidos
La Ictericia Neonatal
La Lactancia
Polio
Polio
Síndrome de Post-polio

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces