9 de diciembre de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Biblioteca de Salud


Pie Torcido (Talipes equinovarus)
El pie torcido o pie zambo (también llamado talipes equinovarus) es un defecto congénito del pie. Los defectos congénitos son problemas de salud que están presentes cuando el bebé nace. Los defectos de nacimiento o congénitos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

Si su bebé tiene pie zambo, significa que un pie o ambos están en punta con la planta girada hacia adentro. Eso sucede porque los tejidos que conectan los músculos con el hueso (llamados tendones) en la pierna y pie del bebé son más cortos de lo normal. Esto tira el pie en una posición anormal. Los bebés con pie zambo también pueden tener anormalidades en los huesos del pie, articulaciones del tobillo y músculos.

El pie zambo es un defecto congénito común. Todos los años, alrededor de 1 de cada 1,000 bebés nace con pie zambo en los Estados Unidos.

¿Qué problemas causa el pie zambo?
Los casos de pie zambo pueden ser de leves a graves. No es doloroso ni le molestará a su bebé hasta que comience a pararse y a caminar. Si no se lo trata, el niño puede tener problemas para caminar correctamente. Por ejemplo, puede caminar sobre los costados del pie o incluso sobre la parte superior de los pies, en lugar de hacerlo con la planta. A veces la parte del pie sobre la que camina anormalmente puede infectarse, y la piel puede hacerse más gruesa y dura.

El pie zambo no tratado puede causar artritis. Este es un problema de salud que causa dolor, molestia, endurecimiento e hinchazón de las articulaciones.

¿Cómo sabe si su bebé tiene pie zambo?
El profesional de su bebé puede identificar el pie zambo y otros problemas de pie durante el examen físico que se le hace al bebé después de nacer. El profesional de la salud de su bebé también puede usar otras pruebas, como una radiografía de pie.

A veces puede ver que su bebé tiene pie zambo antes de nacer cuando se le hace un ultrasonido. El ultrasonido usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para formar una imagen de su bebé en el útero. Aunque no puede tratarse el pie zambo hasta que su bebé nazca, saber que tiene ese problema mientras usted está embarazada puede ayudarle a planear el tratamiento.

¿Cómo se trata el pie zambo?
Un médico con formación especial en problemas de huesos, llamado cirujano ortopédico, puede ayudarle a entender el mejor tratamiento para su bebé. Hasta hace poco, se operaba a muchos niños con pie zambo para corregir el problema. Hoy en día, se puede tratar a la mayoría de los niños con pie zambo sin cirugía.

El tratamiento surte mejor efecto cuando se empieza temprano, incluso cuando el bebé tiene apenas 1 semana de edad. Con el tratamiento temprano, la mayoría de los niños con pie zambo pueden llegar a usar zapatos normales y tener vidas activas y normales.

El tratamiento del pie zambo puede incluir:

  • Estiramiento y enyesado (también llamado el método de Ponseti). Es el tratamiento más común para el pie zambo. Suele iniciarse las primeras 2 semanas de vida de su bebé. Para ello, el profesional de la salud de su bebé le estira el pie hacia la posición correcta y luego lo enyesa. El yeso va desde los dedos hasta la parte superior del muslo del bebé. Cada 4 a 7 días, el profesional le quita el yeso, mueve el pie del bebé más cerca de la posición correcta y le coloca un yeso nuevo. Antes de que se tenga que poner el último yeso al bebé, el profesional puede cortar el tendón del talón (tendón de Aquiles). Este es el tendón que conecta el talón con los músculos de la pantorrilla del bebé. Eso permite que el tendón del talón crezca a una longitud normal para el momento en que se quite el último yeso.

    Este tipo de tratamiento suele arreglar el problema en 2 a 3 meses. Después de ello, se le pueden hacer ejercicios de estiramiento al bebé para ayudarle a mantener el pie en la posición correcta. También es posible que deba usar zapatos especiales o un aparato ortopédico a la noche durante unos años.
  • Estiramiento, vendado y uso de férula (también llamado el método francés). Con este tratamiento, el profesional de la salud de su bebé le estira el pie hacia la posición correcta y luego usa vendas y una férula para mantenerlo en su lugar. Este tratamiento suele comenzar al poco tiempo del nacimiento y se realiza todos los días durante 2 meses, y luego con menos frecuencia hasta que el bebé cumple los 6 meses. Después de esto, usted puede hacerle ejercicios de estiramiento y colocar férulas nocturnas para ayudar a mantener los pies del bebé en la posición correcta hasta que empiece a caminar. 
  • Cirugía. Si el pie zambo de su bebé es grave o si los tratamientos de estiramiento no surtieron efecto, debe tratarse con cirugía. Es mejor hacer la cirugía antes de que el bebé comience a caminar. La operación puede ayudar a alargar el talón de Aquiles y a solucionar otros problemas del pie. Después de la operación, su bebé posiblemente tenga un yeso durante 6 a 8 semanas.

¿Qué causa el pie zambo?
Se desconoce la causa del pie zambo, y no hay forma de prevenirlo. Pero es posible que algunos factores aumenten las probabilidades de que ciertos bebés más que otros tengan este problema, como por ejemplo:

  • Su bebé es varón. Es el doble de probable que los varones tengan pie zambo que las niñas.
  • Su bebé tiene otro defecto congénito, como parálisis cerebral o espina bífida.
  • Hay antecedentes de pie zambo en su historial médico familiar. Este es un registro de los problemas de salud y tratamientos que usted, su pareja y todos los parientes de ambas familias han tenido. Si usted, su pareja o uno de sus hijos tiene pie zambo, aumenta el riesgo de que su bebé lo tenga. Si usted ya tiene un bebé con pie zambo, las probabilidades de tener otro bebé con el mismo problema son aproximadamente 2 de cada 50 (alrededor del 4 por ciento). Puede consultar a un asesor en genética para que le ayude a entender las probabilidades de tener otro bebé con pie zambo. El asesor genético es una persona capacitada para saber de genética, defectos congénitos y otros problemas médicos que se transmiten en las familias.
  • Usted tiene oligohidramnios durante el embarazo. Esto significa que no tiene suficiente líquido amniótico. El líquido amniótico es el fluido que rodea a su bebé en la matriz. 
  • Usted tiene una infección, consume drogas ilegales o fuma durante el embarazo. No fume ni consuma drogas ilegales durante el embarazo.

Actualizado en enero de 2013


AddThis Bookmark
Biblioteca de Salud
Embarazo
Tome ácido fólico antes de quedar embarazada
Alergias a los cacahuates (maníes) y el embarazo
Bajo Peso al Nacer
El cuidado de salud antes del embarazo
El Embarazo Después de los 35 Años
El Embarazo en las Adolescentes
La Cafeína y el Embarazo
La Sangre del Cordón Umbilical
Mellizos, Trillizos y Más Bebés
Nacimiento Prematuro
Riesgos Alimenticios
Infecciones/Enfermedades Durante el Embarazo
Artritis reumatoide y el embarazo
Anomalías del Cordón Umbilical
Anormalidades del Líquido Amniótico
Esclerodermia y el embarazo
Esclerosis múltiple y el embarazo
Hepatitis B
Infección de Citomegalovirus Durante el Embarazo
Las Trombofilias Durante el Embarazo
Miastenia grave y el embarazo
Trastornos Hepáticos durante el Embarazo
Pruebas Prenatales
Análisis de la Sangre Materna
Fibronectina Fetal
Alcohol, Drogas y Medicamentos Durante el Embarazo
Accutane y otros Retinoides
El Consumo de Alcohol Durante el Embarazo
El consumo de drogas ílicitas durante el embarazo
El Fumar Durante el Embarazo
Talidomida
Pérdida del Embarazo
Aborto Espontáneo
Muerte del Feto
Muerte del Neonato
Defectos de Nacimiento y Condiciones Genéticas
Autismo
Acondroplasia
Anemia falciforme
Anomalías Cromosómicas
Defectos Cardíacos
Defectos Congénitos o de Nacimiento
Defectos del Tracto Genitourinario
Defectos del Tubo Neural
Enfermedad de Tay-Sachs y de Sandhoff
Espina Bífida
Fenilcetonuria
Fibrosis Quística
Fisuras Orales y/o Faciales
Intolerancia de Rh
Neurofibromatosis
Parálisis Cerebral
Pérdida de la Audición
Pie Torcido (Talipes equinovarus)
Síndrome de Down
Síndrome de Marfan
Síndrome de X Frágil
Talasemia
Para Recién Nacidos
La Ictericia Neonatal
La Lactancia
Polio
Polio
Síndrome de Post-polio

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces