18 de enero de 2019
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Complicaciones


Hepatitis B
La hepatitis B es una enfermedad de transmisión sexual (también llamada ETS). La ETS es una infección que se puede contagiar al tener relaciones sexuales con alguien que está infectado. Usted se puede contagiar la ETS si tiene relaciones sexuales vaginales, anales u orales.

La hepatitis B es causada por el virus de la hepatitis B. Usted se puede contagiar el virus al tener relaciones sexuales con alguien que lo tiene. También se lo puede contagiar si comparte agujas con alguien que tiene el virus. Todos los años, alrededor de 43,000 personas se contagian la hepatitis B en los Estados Unidos.

La hepatitis B puede conducir a la infección crónica (de larga duración) de hepatitis B. Esto sucede cuando su cuerpo no puede combatir la infección ni eliminarla. La infección crónica de hepatitis B aumenta su riesgo de tener enfermedad grave del hígado o cáncer de hígado. Si la hepatitis B causa daño grave del hígado, posiblemente necesite un trasplante de hígado.

Si no se trata, usted puede contagiarle la hepatitis B a su bebé durante el parto. Alrededor de 9 de cada 10 bebés infectados al nacer desarrollan un trastorno de salud a largo plazo llamado infección crónica de hepatitis B.

¿Cómo sabe si tiene hepatitis B?
Las señales y los síntomas de la hepatitis B pueden ser de leves a graves. Algunas personas con hepatitis B no tienen síntomas en absoluto. Es posible que tenga hepatitis B si tiene:

  • Orina oscura
  • Fatiga (sentirse muy cansada)
  • Ictericia (amarilleamiento de la piel y de los ojos)
  • Fiebre baja
  • Pérdida del apetito
  • Náusea y vómitos
  • Dolor abdominal en la parte superior del abdomen

Si cree que tiene hepatitis B, avise a su profesional de la salud. Si está embarazada, su profesional de la salud controlará si usted tiene hepatitis B con un análisis de sangre en su primera visita prenatal.

¿Cómo se trata la hepatitis B?
La mayoría de las personas con hepatitis B se mejoran y posiblemente no necesiten tratamiento. Pero si usted tiene la infección crónica de hepatitis B, posiblemente necesite tratarse con antivíricos. Los antivíricos son medicamentos que matan las infecciones causadas por virus. Es mucho más probable que los bebés y niños contraigan una infección crónica de hepatitis B que los adultos.

Si tiene hepatitis B durante el embarazo, se la puede contagiar a su bebé durante el parto. El tratamiento de su bebé puede incluir:

  • La vacuna contra la hepatitis B dentro de las 12 horas de nacer, y dos dosis más en los primeros 6 meses de vida.
  • Inyección de inmunoglobulina de la hepatitis B (HBIG) dentro de las 12 horas de nacer. Esta inyección puede ayudar a combatir la hepatitis B.

¿Cómo puede protegerse contra la hepatitis B?
Usted puede correr más riesgo que otras personas de contraer la hepatitis B si:

  • Trabaja en un establecimiento de salud
  • Trabaja en seguridad pública
  • Vive con una pareja infectada

Puede protegerse de esta forma contra la hepatitis B:

  • Vacúnese. La vacunación es la mejor manera de protegerse contra la hepatitis B. No es riesgoso darse la vacuna durante el embarazo. Se la puede dar antes o durante el embarazo si corre un alto riesgo de contraer la hepatitis B.
  • Hágase una prueba y sométase a tratamiento. Si descubre que tiene hepatitis B, hágase tratar de inmediato.
  • No tenga relaciones sexuales. Esta es la mejor manera de evitar contagiarse una enfermedad de transmisión sexual como la hepatitis B.
  • Si tiene relaciones sexuales, hágalo sólo con una persona que no tenga otras parejas sexuales. Use un preservativo si no está segura si su pareja tiene una ETS. Pida a su pareja que se haga una prueba para detectar ETS y se someta al tratamiento.
  • No comparta agujas, si usa drogas ilegales.
  • No comparta artículos de cuidado personal (como afeitadoras/navajas de rasurar y cepillos de dientes) que pueden tener la sangre o la saliva de otra persona.

Mayo de 2013


AddThis Bookmark
Complicaciones
Complicaciones/Enfermedades
Alta presión arterial o hipertensión
Anemia
Asma
Cuello uterino incompetente
Depresión posparto
Depresión durante el embarazo
Diabetes antes del embarazo
Diabetes gestacional
Enfermedad de células falciformes y el embarazo
Enfermedades de la tiroides
Fenilcetonuria materna
Fibrosis quística y el embarazo
Lupus
Muerte materna
Parto y nacimiento prematuros
Preeclampsia
Sangrado y manchado de la vagina
Síndrome HELLP
Sobrepeso y obesidad
Infecciones
Citomegalovirus
Estreptococo del grupo B
Influenza y embarazo
Listeriosis
Mononucleosis
Quinta enfermedad
Rubéola
Salmonelosis
Toxoplasmosis
Varicela
Enfermedades de Transmisión Sexual
Enfermedades de transmisión sexual
Clamidia
Gonorrea
Hepatitis B
Herpes genital
Sífilis
Tricomoniasis
Vaginosis bacteriana
Verrugas genitales
VIH
Complicaciones de la Placenta
Desprendimiento de la placenta
Placenta accreta, increta y percreta
Placenta previa
Qué es la placenta
Complicaciones del Líquido Amniótico
El líquido amniótico
Oligohidramnios
Polihidramnios
Pérdida del Bebé
Aborto espontáneo
Abortos espontáneos repetidos
Embarazo ectópico
Embarazo molar
Nacimiento sin vida
Tratamiento después de un aborto espontáneo

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces