24 de agosto de 2019
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Complicaciones


Mononucleosis
La mononucleosis (también llamada “mono”) es una infección causada generalmente por el virus Epstein-Barr (EBV). A veces es causada por otro virus llamado citomegalovirus (CMV). Los virus EBV y CMV son parte de la familia de los herpes. La mononucleosis es más común en adolescentes y adultos jóvenes, pero cualquier persona puede infectarse. Se la llama la “enfermedad del beso” porque normalmente se transmite de una persona a otra por la saliva. Además de transmitirse con el beso, también puede contagiarse al estornudar, toser o compartir almohadas, bebidas, pajitas (popotes) y cepillos de dientes.

Usted puede tener mononucleosis sin sufrir síntomas. Pero aunque no se enferme, se la puede contagiar a otras personas. Los síntomas pueden incluir:

  • Músculos doloridos
  • Dolor en el abdomen
  • Fatiga (sentirse cansada todo el tiempo)
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ganglios del cuello

Si los síntomas no desaparecen o si empeoran, avise a su profesional de la salud. Lo más probable es que le haga un examen físico y un análisis de sangre para averiguar con certeza si tiene mononucleosis.

No hay una vacuna para prevenir la mononucleosis. Tampoco hay un tratamiento específico. El mejor cuidado es evitar actividades y descansar lo más posible. Puede tomar unas semanas antes de que se recupere por completo.

Junio de 2012


AddThis Bookmark
Complicaciones
Complicaciones/Enfermedades
Alta presión arterial o hipertensión
Anemia
Asma
Cuello uterino incompetente
Depresión posparto
Depresión durante el embarazo
Diabetes antes del embarazo
Diabetes gestacional
Enfermedad de células falciformes y el embarazo
Enfermedades de la tiroides
Fenilcetonuria materna
Fibrosis quística y el embarazo
Lupus
Muerte materna
Parto y nacimiento prematuros
Preeclampsia
Sangrado y manchado de la vagina
Síndrome HELLP
Sobrepeso y obesidad
Infecciones
Citomegalovirus
Estreptococo del grupo B
Influenza y embarazo
Listeriosis
Mononucleosis
Quinta enfermedad
Rubéola
Salmonelosis
Toxoplasmosis
Varicela
Enfermedades de Transmisión Sexual
Enfermedades de transmisión sexual
Clamidia
Gonorrea
Hepatitis B
Herpes genital
Sífilis
Tricomoniasis
Vaginosis bacteriana
Verrugas genitales
VIH
Complicaciones de la Placenta
Desprendimiento de la placenta
Placenta accreta, increta y percreta
Placenta previa
Qué es la placenta
Complicaciones del Líquido Amniótico
El líquido amniótico
Oligohidramnios
Polihidramnios
Pérdida del Bebé
Aborto espontáneo
Abortos espontáneos repetidos
Embarazo ectópico
Embarazo molar
Nacimiento sin vida
Tratamiento después de un aborto espontáneo

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces