12 de noviembre de 2018
CENTRO DE ENSEÑANZA DEL EMBARZO NACIMIENTO PREMATURO ACIDO FÓLICO QUIENES SOMOS
Buscar


Antes de Quedar Embarazada

Durante su Embarazo

Complicaciones

El Parto

Después del Parto

Cómo Cuidar a su Bebé

Seguridad de su Bebé

El medio ambiente del bebé

Sólo para Papá

¿Qué es la Genética?

Consuelo para una Pérdida

Biblioteca de Salud

Herramientas

Recursos Útiles

Pregúntenos

Semana por Semana

Preguntas y Respuestas

Ácido Fólico

Las Familias en la NICU




Durante su Embarazo


Hemorroides
Muchas embarazadas, en especial durante el tercer trimestre, tienen hemorroides (también llamadas “almorranas”). Las hemorroides son más comunes si la mujer tiene estreñimiento.

Causas de las hemorroides durante el embarazo
Las hemorroides son venas varicosas (venas hinchadas) que aparecen en el recto. En ocasiones salen del orificio anal, suelen producir comezón o dolor y hasta pueden reventarse y sangrar.

Las hemorroides se producen cuando las venas del recto se hinchan y agrandan al hacer fuerza o ejercer presión. Las tres causas comunes de las hemorroides son las siguientes: 

  • Hacer fuerza al mover el vientre
  • La presión del exceso de peso
  • La presión al estar sentada o de pie durante mucho tiempo

Durante el embarazo:

  • El útero en crecimiento aumenta la presión sobre las venas en la parte inferior del cuerpo, lo cual puede producir hemorroides.
  • Las hormonas del embarazo también hacen que las paredes de las venas se aflojen y es por eso que se hinchan con más facilidad.
  • Si se hace fuerza al mover el vientre con dificultad, queda más sangre atrapada en las venas hinchadas y las hemorroides causan gran dolor.
  • Al hacer fuerza es posible que las hemorroides salgan del orificio anal.

Si tenía hemorroides antes del embarazo, tendrá más probabilidades de que le vuelvan a salir. También pueden salir o empeorarse con el esfuerzo del parto.

Qué puede hacer
Puede ayudar a evitar las hemorroides con simples cambios de hábitos para que no sufra estreñimiento: 

Beba líquidos en abundancia.

  • Beba por lo menos de 8 a 10 vasos de agua por día.
  • También ayuda tomar uno o dos vasos de jugos de fruta, como el de ciruela.

Coma alimentos ricos en fibra.

  • Coma frutas y verduras crudas, cereales de salvado y otros alimentos ricos en fibra.
  • Si siente un aumento de gas, incorpore gradualmente la fibra en su dieta.
  • El salvado de trigo es un buen suplemento de fibra porque produce menos gas que otros alimentos con gran contenido de fibra.

Haga ejercicio regularmente.

  • Con la aprobaión de su profesional de la salud, el caminar y realizar otras actividades inocuas durante por lo menos 30 minutos por día ayuda al sistema digestivo a funcionar adecuadamente.
  • Asegúrese siempre de averiguar con el profesional de la salud qué ejercicios puede hacer y cuánto tiempo puede mantener el programa de ejercicios.

No se demore.

  • Vaya siempre al baño en cuanto sienta ganas.
  • Si se demora, le costará más mover el vientre.

No aumente mucho de peso.

  • Aumente una cantidad adecuada de peso.
  • No se pase de los límites de aumento de peso que le indique el profesional de la salud.
  • El exceso de peso pone más presión sobre el abdomen y tendrá más probabilidades de que le salgan hemorroides.

Evite estar de pie o sentada durante períodos largos.

  • Si debe permanecer sentada durante mucho tiempo, levántese y camine unos minutos cada hora o poco más.
  • Cuando esté acostada, descanse sobre el lado izquierdo para aliviar la presión.

Normalmente las hemorroides mejoran solas, pero puede seguir estos consejos para aliviar el dolor, hinchazón y picazón: 

  • Hágase baños de asiento con agua caliente durante 10 a 20 minutos varias veces por día.  Las farmacias venden tinas pequeñas que se colocan sobre el asiento del excusado para darse baños de asiento.
  • Consulte con el profesional de la salud qué pomadas antihemorroidales de venta libre puede usar.
  • Elija papel higiénico blanco y no perfumado. Algunas mujeres prefieren limpiarse el ano con toallitas húmedas desechables, papel higiénico mojado o toallitas medicadas en lugar de papel higiénico.
  • Mantenga limpia el área del ano. No es necesario limpiar con jabón ya que puede agravar el problema. Procure secarse suavemente después del baño porque la humedad causa irritación.
  • Aplique compresas de hielo o frías durante 10 minutos hasta cuatro veces al día.
  • Si la hemorroide sale por el orificio anal, empújela suavemente hacia adentro. 
     

Cuándo hablar con el profesional de la salud
Normalmente las hemorroides desaparecen solas, pero en ocasiones deben corregirse con un procedimiento médico. Hable con el profesional de la salud si: 

  • No siente alivio después de seguir las sugerencias indicadas anteriormente
  • Nota que le sangran las hemorroides

Agosto del 2009


AddThis Bookmark
Durante su Embarazo
Cómo Mantenerse Sana
¿Qué significa "término completo"?
Alimentos que debe evitar o limitar durante el embarazo
Antojos durante el embarazo
Aumento de peso durante el embarazo
Cafeína
Calcio
Cinturones de seguridad
Coma saludable
Cómo crece su bebé mes a mes - Videos
Cómo economizar las compras
Cómo elegir su profesional de la salud
Condiciones que hacen el ejercicio peligroso durante el embarazo
Cuidado prenatal - Su primera visita
Cuidado prenatal - Sus siguientes visitas
Ejercicio
El embarazo y la mujer con sobrepeso
El mercurio y el pescado
El sexo durante el embarazo
Hablando con su profesional de la salud
La salud dental durante el embarazo
Los ácidos grasos omega-3 durante el embarazo
Preparación de los alimentos sin riesgos
Prepárese para un desastre
Qué comer fuera de casa
Recetas con sabor latino
Recuperación después de un huracán
Riesgos ambientales y el embarazo
Riesgos alimenticios
Ser mamá después de los 35 años
Trabajar durante el embarazo: asuntos laborales
Trabajar durante el embarazo: cómo mantenerse sana
Las vacunas y el embarazo
Viajar durante el embarazo
Vitaminas y minerales
Yoga prenatal
CAMBIOS EN EL EMBARAZO
Acidez estomacal e indigestión
Calambres en las piernas
Cambios en el cabello y vello
Cambios en la piel
Cambios en las encías y los dientes
Cambios en los senos
Congestión y sangrado de la nariz
Contracciones
Dificultades al dormir
Dolor abdominal o cólicos
Dolor de espalda
Dolores de cabeza
Falta de aliento
Fatiga
Gas
Hemorroides
Hinchazón
Orinar frecuentemente
Náuseas y vómitos
Cosas que Debe Evitar
Abuso de medicamentos recetados
Alcohol
Drogas, hierbas y suplementos dietéticos
Ecstasy, metanfetamina y otras anfetaminas
El abuso durante el embarazo
Estrés
El fumar
Las mascotas y otros animales durante el embarazo
Marihuana
Mercurio
Sustancias peligrosas
Pruebas Prenatales
Amniocentesis
Análisis de la sangre materna
Muestra de la vellosidad coriónica o placentaria (CVS)
Prueba de estreptococo grupo B
Prueba de glucosa
Prueba de portador de fibrosis quística
Prueba prenatal en el primer trimestre
Pruebas prenatales
Pruebas prenatales de rutina
Ultrasonido

Escriba un email si tiene preguntas relacionadas al embarazo.
Contáctenos

Estoy ayudando a difundir el mensaje...
Más...



La evolución semanal del embarazo. Más...


Si está planeando un embarazo o desea aprender cómo mantenerse sana durante el embarazo, suscríbase gratuitamente a uno de nuestros boletines mensuales.



 
Póngase en Contacto | Mapa del Sitio | Cómo Donar | Marcha por los bebés | Política Editorial | Declaración de Confidencialidad | Norma de Enlaces